jueves, 21 de mayo de 2015

Los jueces, los doctores, el porno y el perro o por dónde empezamos a arreglar las cosas si es que tienen arreglo

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
Todavía está caliente el asiento que dejó libre el ex ministro de Justicia cuyo sentido del ídem le llevó decir que no estaba bien que los hijos de los basureros llegaran a ser jueces. Él le veía ciertos problemillas a estas cosas del ascenso social.
Cuando nos quejamos y nos sentimos responsables de la pobreza y desgracia de muchos lugares del mundo —el psicoanálisis se inventó en el imperio austrohúngaro— se nos olvida que no a todo el mundo le parece que eso de acabar con la pobreza sea un asunto claro ni un buen negocio. A los nobles siempre les ha gustado pasearse junto a gente humilde, incluso deforme, porque así resplandecían más. Les recomiendo un magnífico libro de mi amigo y colega el historiador Fernando Bouza, "Locos, enanos y hombres de placer en la corte de los Austrias", para que se hagan una idea precisa.


La prensa egipcia nos trae ya el nuevo nombramiento de ministro de Justicia. El cambio ha sido notable: mientras el saliente negaba que los pobres pudieran llegar a jueces, el nuevo afirma que solo pueden llegar a jueces los hijos de los jueces. Como puede apreciarse, es una situación completamente egipcia: todo se cambia y no cambia nada. El agravante es que el nuevo ministro es el presidente del Club de los Jueces, que es como una especie de sindicato donde hay gente a la que solo le gusta mancharse sus delicadas manos con sangre.
Ahram Online nos hace un recorrido por el historial del ministro sustituto en un artículo titulado diplomáticamente "Mixed reactions on Egypt's new justice minister El-Zend". En él se recoge el largo listado de declaraciones del juez partidario de que la judicatura se lleve en la sangre y se quede en casa:

On Wednesday, the head of Egypt’s Judges Club, Ahmed El-Zend, was appointed to replace Mafhouz Saber, who resigned after making remarks deemed provocative about the social status of potential judges.
"A judge should come from a social class suited to the job, with all due respect to garbage collectors," he said during a television interview, as if to hint the son of a garbage collector shouldn't ever be appointed a judge.
A day later Saber submitted his resignation amid a wave of public outrage.
Minister of Transitional Justice Ibrahim El-Heneidy then took charge of the ministry until El-Zend's appointment Wednesday.
But hours after the news of the cabinet reshuffle, criticism of El-Zend's appointment had already surfaced.
El-Zend, who won two consecutive rounds of elections to head the unofficial but powerful Judges Club since 2009, has been associated with contentious stances and comments himself.
In March 2012, he was quoted as saying that "Whoever asks for cleansing the judiciary should go cleanse himself."
During an event at the Judges Club, El-Zend tackled an issue at the time when workers in courts held a strike to object to the employment of the sons of judges in place of other more qualified candidates, shutting down some courtrooms with chains.
"Those who criticise the sons of judges are haters whose appointment was rejected," El-Zend was quoted as saying. "The hiring of sons of judges will continue year after year and no power in Egypt will stop this holy crawl."
In January 2014, he said that judges "are masters on this land (Egypt) and everyone else are slaves," during a phone interview with the private television channel El-Faraeen.*


El problema de fichar a un tipo así de ministro, con todas estas declaraciones a sus espaldas, es que ya tiene poco que decir para que le cesen. Vienen con todo dicho. A menos —¿quién sabe?— que se le despida por decir algo inesperadamente sensato, aunque es poco probable.
Cuando el ministro de Asuntos Exteriores pide respeto al mundo para las decisiones de los jueces y los asuntos internos, deberían rogarles silencio para mantener las dudas. Las barbaridades de un ministro y las de su sucesor no son más que muestras escandalosas de la baja catadura moral de un régimen que consagra el clasismo más anquilosado y la injusticia como grandes principios. Ya lo decíamos hace unos días: la palabras clasistas del ministro no eran una "opinión personal", una salida a deshoras. Eran el reflejo de una casta judicial cuya elocuencia resulta molesta al nuevo régimen que se dice heredero de los principios "sociales" pero que solo encuentra a sus cabezas en ciertas parcelas de la sociedad. Pero en eso consiste la hipocresía: piensa como un rico, habla como un pobre. O te callas.
Si las palabras no fueran recogidas por un medio como Ahram Online, podríamos pensar que proceden de una campaña de desprestigio, un movimiento difamatorio que trata de hacernos ver que las cabezas al frente de la Justicia egipcia son tarados sin remedio. Pero el hecho de que sean esas palabras las que les llevan hasta los puestos más elevados del Estado hace ver que, efectivamente, una parte de la sociedad egipcia va a la contra del planeta, de la Historia. Nos muestra claramente qué poco queda del nasserismo socialista inicial de la revolución del 52 y cómo lo que llegó después no fue más una sociedad que sacraliza las diferencias sociales para resplandecer más y sentir que la mano de Dios les ha elegido de entre todos los apestosos mortales. ¡Pobre Egipto!


Pero su sentido de la moralidad no se agota ahí. Otro juez, cargado de razones patrióticas, morales y religiosas, aunque todo sea lo mismo cuando funcionan como deben, ha dictaminado que el Estado debe velar por la moral de los egipcios y debe tratar de cortar todo acceso a páginas porno en internet.
Nos los cuenta esta vez Mada Masr:

In a recurring call from the judiciary, the State Council Administrative Court has ruled that cabinet must block all access to pornographic websites through Egypt.
On Wednesday the chief justice of the Administrative Court, Judge Yehia Dakroury, issued a ruling obliging Prime Minister Ibrahim Mehleb and his government to take the necessary measures in order to block porn websites across the country.
“Finally… Administrative Court rules to block pornography sites,” reads a headline on the website of the state-owned Al-Ahram on Wednesday.
Citing the court’s finding, the state-owned Al-Akhbar news portal reported that this ruling was based on the principles of Islamic Sharia.
According to Al-Akhbar, the court had found that access to “porn websites does not fall within the realm of freedom of expression, as such sites detriment the higher interests of the state, as well as national security and societal security.”**


Muchos ciudadanos habían entendido que la expulsión de Morsi y los Hermanos Musulmanes mediante el "no-golpe-de-Estado" se había producido por una reivindicación de una mayor libertad que suponía, entre otras muchas cosas, que ni el estado ni los jueces ni los clérigos se les iban a meter en casa a fisgonearles qué comen, beben o ven en la tele y el ordenador. ¡Terrible error! Deseosos de probar que son más virtuosos que nadie, aunque sea a golpe de pelotón, ahora los jueces —los mismos que firma alegremente condenas de muerte, persiguen ateos y homosexuales, liberales y contestatarios de diverso pelaje— quieren realizar una moralización general acabando con la red. Lo mismito que Erdogan.
Nos añade la publicación:

In light of this court verdict and the rise of Islamists to power in November 2012, then-Prosecutor General Abdel Maguid Mahmoud ordered state authorities "to take necessary measures to block any corrupting pornographic imagery that is inconsistent with the values ​​and traditions of the Egyptian people and the higher interests of the state."**

Todo por tu bien. Ningún gobierno se preocupa tanto de sus ciudadanos, de que piensen bien, de forma correcta. Está bien que nos lo aclaren porque da igual quién tenga el poder, ya que todos hacen lo mismo. Esa preocupación por los "valores y tradiciones" conmueve y asegura estar en el camino correcto. Es la verdadera hoja de ruta; la otra da igual. ¡Para qué quieres "elecciones" si todo se transmite mejor por la sangre, de padres a hijos; hijos de jueces, hijos de Mubarak o de quien sea. ¡La familia es lo importante!
El drama egipcio es que esté quien esté  en el gobierno no se preocupa del bienestar de sus ciudadanos, de mejorar la educación, de que haya prosperidad para todos, de que se sientan más libres y responsables, que haya más igualdad... ¡Todo eso son figuraciones absurdas de los occidentales y sionistas! Los gobiernos egipcios parecen tener una única preocupación: la prohibición. El día que haya un gobierno que no les prohíba nada —no creo que llegue ese día— no sabrán qué hacer.
Y la sociedad se ha hecho a la imagen del poder o el poder a la imagen de la sociedad, que ya no sé dónde van los bueyes y dónde van los carros, especialmente si la sociedad no avanza sino que retrocede atraída por su propio absurdo.


Menos mal que a Egipto todavía le quedan algunos osados que les ponen delante el espejo del ridículo y de la incongruencia entre lo que dicen y lo que hacen que les recuerda sus palabras y sus hechos.
Eso hace en Egypt Independent Khaled Montasser, con un artículo titulado, en clara alusión a la cuestión de los basureros y sus hijos, "A Christian also has the right to become a gynecologist". Montasser comienza citando la polémica con el ministro y se queja de la hipocresía de una sociedad abismal, con unas separaciones inmensas entre pobres que no pueden dejar de serlo y ricos que no quieren dejar de serlos, un mundo de chabolas y de lujosos apartamento de mármol. Pero el autor quiere ir más allá de la cuestión que ha desatado el debate:

This is a society that does nothing but talk. We will not believe that you denounce class discrimination unless you renounce sectarianism.
You know that it is a customary collective decision of all professors of gynecology not to appoint a Christian doctor in that department so as to spite the internationally renowned Dr. Naguib Mahfouz Pasha, the founder of this branch in Egypt? He was a Christian doctor who sent students of medicine to study abroad and gain more experience, regardless of whether they were Christians or Muslims.
Christian doctors specializing in this field know they have no chance. Some of them had to change their specialization, while others left the country to work abroad. Even the grandson of Dr. Naguib Mahfouz Pasha himself was denied appointment on the basis that it is haram (prohibited by Islam) for a Muslim woman to be examined by a Christian doctor.
There are other similar cases that my generation knows of, such as the case of Dr. Karim, the wonderful doctor with whom I had worked in the Department of Ophthalmology. He was appointed only when Pope Shenouda intervened personally. But he was still forbidden to perform surgery and subsequently left the branch altogether.
And there was the genius Dr. Mikhail who had to change branches and specialize in parasitology when the head of the dermatology department said he would be appointed over his dead body. He was my professor. He always had this sad look in his eyes.
Be honest and admit that you are racist, sectarian and snobbish to the core. Do not believe that you have suddenly changed and started to like garbage collectors and take selfies with them. Take off the mask and look in the mirror.***


Palabras muy duras, pero probablemente ciertas. Me vienen a la mente otras cuestiones, como las declaraciones del presidente del colegio de médicos en la época de Mubarak, un islamista, que insistía en que no se podían realizar transfusiones de sangre entre musulmanes y cristianos, no fueran —me imagino— a hacerte algún análisis al llegar al paraíso y te dejaran fuera. Lo mismo para los trasplantes. No se admiten cuerpos ecuménicos, ¡prohibidos!
Podríamos pensar que no es cosa de Egipto, sino de los países musulmanes. Nos equivocamos de medio a medio. La cuestión es puramente egipcia y objeto de estudio desde distintos campos. En el artículo publicado en 201 por la revista internacional de Antropología, Droit & Cultures, la investigadora Sherine Hamdy publicó un artículo titulado "The Organ Transplant Debate in Egypt: a Social Anthropological Analysis. Le débat sur les greffes d’organe en Égypte: analyse anthropologique" en cuya presentación se señala:

In this paper, I take the heated debate about the ethics of organ transplantation in Egypt, to ask why Egypt is the only Muslim country in the world that has, for the past three decades, been unable to pass legislation for a national organ transplant program. Why is it that patients and even physicians articulate their antipathy to organ transplantation in terms of “Islam” when most Muslim scholars of Islamic law have argued that the donation of organs is permissible?****


Los casos que señala Khaled Montasser son parte del ambiente de la profesión médica y se dan por buenos socialmente. No es el mejor camino el que se sigue desde luego. Mucha preocupación por la "moral", pero esta moral hay que cogerla con pinzas. No es un problema de tradiciones, sino de falta de sentido de la convivencia y muestran un desprecio real por encima de las palabras oficiales. Sí, no siempre es agradable quitarse la máscara y mirarse al espejo, como señala Montasser.
Se entiende algo mejor ahora el rechazo al aire fresco que simbolizaba la revolución de 2011 y la profunda reversión de la del 30 de junio, una unión imposible en un movimiento pendular. Es una pena que Egipto no pudiera tener un candidato electoral que representara algunos valores nuevos, de generaciones que salieran de este ciclo de tradicionalismos clasistas y beatos que dicen oponerse, pero que no cambian nada, que recurren a los mismos usos y formas coercitivas. Una mentalidades que tiran de prohibiciones y celdas, de justicia clasista y violencia sobre todo aquello que se les opone. ¡Qué difícil es que cambie algo en Egipto si sus hijos más preclaros, esos destinados a ministerios, cátedras, capitanías y juzgados, representan lo más rancio de la sociedad!


Ahram Online tenía como noticia más leída de ayer la historia de una perra callejera de Alejandría, Cleo, a la que algún energúmeno virtuoso y cumplido, mató a golpes la camada de seis perritos recién paridos. Las fotos emocionaron a los egipcios que convirtieron la noticia en viral, con miles de mensajes. Nos contaba el periódico cómo Cleo había estado recibiendo visitas cariñosas en la casa en que la recogieron personas conmovidas por su destino cruel. Le habían regalado, incluso, un muñeco con la inscripción "la mejor madre del mundo" para que jugara y descargara su amor reprimido por la muerte de sus perritos. Ahram daba la noticia de que la perra había partido a su nuevo hogar de adopción en los Estados Unidos. Algún alma caritativa la había reclamado para darle una vida mejor.
Cada uno que lo entienda como quiera.


* "Mixed reactions on Egypt's new justice minister El-Zend" Ahram Online 20/05/2015 http://english.ahram.org.eg/NewsContent/1/64/130772/Egypt/Politics-/Mixed-reactions-on-Egypts-new-justice-minister-ElZ.aspx
** "Administrative Court rules to ban access to porn websites again" Mada Masr 20/05/2015 http://www.madamasr.com/news/administrative-court-rules-ban-access-porn-websites-again
*** "A Christian also has the right to become a gynecologist" Egypt Independent 18/05/2015 http://www.egyptindependent.com//opinion/christian-also-has-right-become-gynecologist
**** Sherine Hamdy, "The Organ Transplant Debate in Egypt: a Social Anthropological Analysis. Le débat sur les greffes d’organe en Égypte : analyse anthropologique" Droit & Cultures. Revue Internationale Interdsiciplinaire nº 59 2010 p. 357-365 http://droitcultures.revues.org/2184




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.