viernes, 18 de enero de 2013

Putin y la Ley "Herodes"

Joaquín Mª Aguirre Romero (UCM)
La Rusia amada por Gérard y por Brigitte —ese remanso de paz y libertad—, la Rusia de Putin, acaba de tener su primera manifestación del año, la denominada "Marcha contra los infames". Estaba organizada como protesta contra la aprobada "Ley Dima Yákolev", la que prohíbe las adopciones de niños rusos por estadounidenses. Las autoridades han calculado diez mil manifestantes, pero la prensa y observadores independientes estiman en unos cien mil.
La "Ley Dima Yákolev" no toma su nombre, como suele ser habitual, de ningún legislador que la promoviera, sino de un caso desgraciado. Dima Yákolev era el nombre de un niño adoptado que falleció en los Estados Unidos por negligencia de su padre estadounidense. Hoy su nombre sirve como tapadera emocional de otro manejo de Vladimir Putin. Antes de que se aprobara el proyecto —fue aprobado el 21 de diciembre—, ya Amnistía Internacional advertía de sus finalidades:

El denominado proyecto de ley “Dima Yakovlev” introduce, entre otras cosas, severas restricciones a las organizaciones no gubernamentales (ONG) y prohíbe la adopción de niños y niñas rusos por parte de ciudadanos estadounidenses.
Además, permite al Ministerio de Justicia hacer cesar arbitrariamente actividades y congelar los bienes de las ONG de las que considere que están implicadas en actividades políticas, que reciben financiación de ciudadanos u organizaciones estadounidenses o que realizan actividades que ponen en peligro los intereses de la Federación Rusa.
También prohíbe a las personas con doble nacionalidad estadounidense y rusa ser dirigentes o miembros de ONG rusas, internacionales o extranjeras que participen en “actividades políticas” en Rusia. Las organizaciones, o sus delegaciones, que violen esta norma podrán ser cerradas y sus bienes confiscados.
Si se aprueba, las restricciones contenidas en esta ley podrían hacerse extensivas a ciudadanos de cualquier país que prohíba la entrada de ciudadanos rusos o confisque sus bienes a causa de las violaciones de derechos humanos que esas personas hayan cometido en Rusia.*



Los niños son la tapadera. La "ley" no es más que una represalia por la aprobación por parte de los Estados Unidos de la denominada "Acta Magnitski", cuyo nombre proviene del caso del ruso Sergei Magnitski, un escándalo (más) de la corrupción de la Rusia de Putin. Desde United Explanations nos lo resumen así:

Sergei Magnitsky murió en noviembre de 2009 en una cárcel moscovita por falta de asistencia médica. Su cuerpo presentaba, además, signos de haber sido torturado. Un año antes, había cometido un error fatal: denunciar una trama de fraude fiscal que salpicaba a varios cargos del gobierno.
[...]
Sergei Magnitsky era un abogado de 37 años que trabajaba para Hermitage Fund Management, una empresa financiera especializada en mercados emergentes que operaba en Rusia. El presidente de esta empresa, el norteamericano William Browder, había apoyado a Vladímir Putin tras su llegada al poder en el año 2000, pero igualmente había denunciado públicamente casos de corrupción que involucraban al gobierno. En 2006, se le denegó la entrada en el país al volver de un viaje. Se le acusaba de ser una “amenaza para la seguridad nacional”. Tiempo después, la policía entró en las oficinas centrales de la empresa en Moscú, llevándose grandes cantidades de documentos.
Sergei comenzó una investigación para aclarar lo que había sucedido. Tras meses de investigación, descubrió que la empresa ya no estaba a nombre de William Browder sino que pertenecía a un asesino convicto. Poco después, Sergei destapó un gigantesco fraude al fisco ruso: el nuevo dueño de la empresa, en connivencia con altos funcionarios del Ministerio de Interior ruso, había utilizado el nombre de Hermitage para solicitar al Estado ruso la devolución de 230 millones de dólares que la empresa había pagado previamente en calidad de impuestos.**



El Acta aprobada prohíbe la entrada de las personas implicadas o beneficiadas por este crimen y de los funcionarios, etc. que actúan en contra de los derechos humanos. Ya hemos comentado en otras ocasiones casos escandalosos en las actuaciones de la judicatura rusa, que ofrece la cobertura a las presiones del gobierno. La respuesta de Putin es utilizar el caso del niño fallecido como una excusa que justifique las medidas cuyo objetivo es silenciar y reprimir la resistencia a su cada vez más dictatorial gobierno. Cada vez que Putin regresa (es una forma de hablar porque no se van nunca), aumenta el grado de represión. No es de extrañar que la marcha de protesta contra los "infames" haya tenido un gran éxito de participación pues ha quedado claro que el objetivo de la Ley Dima Yákolev era aislar todavía más a los defensores de los derechos humanos en Rusia. Los manifestantes han arrojado a un contenedor los retratos de los legisladores que aprobaron la Ley en el parlamento ruso. Quedarán para la Historia como "los infames". La ley, se lo han dicho hasta algunos colaboradores y ex ministros, no sirve para nada; solo para reprimir.


La cara simpática de la "democracia" rusa, Dimitri Medvédev, ha visitado como compensación un orfanato para prometerles a los niños mejoras. Se lo ha contado frente a una mesa repleta de bollos y con las cámaras delante. Al menos han tenido un día con atención.
En la Rusia de Putin y Gérard, en la que los ricos viven felices, los niños huérfanos con discapacidades o enfermedades no tienen apenas acceso a recursos sanitarios ni sociales y se quedan sin posibilidades de adopción. Es una condena. En los últimos veinte años, nos dice la BBC***, han sido adoptados más de 60.000 niños rusos por ciudadanos estadounidenses.


Nos cuenta también la BBC que a Putin le ha salido un nuevo enemigo: una joven ciega, Natasha Pisarenko, que publicó una "carta al presidente" en su blog personal señalando los desastres de esa ley para los niños. The Economist, que se refiere a la norma aprobada como la "Ley de Herodes", señala:

Pisarenko wrote sarcastically that by signing the law, Putin was “saving children from American evil” and said that Russians rarely adopt disabled children because the country’s medical system is backward and can’t take care of them.
“They die because Russia doesn’t have modern medicine,” she wrote.
Pisarenko, blind from birth, writes that she has painful personal experience with Russia’s medical inadequacy. She says that although her father detected her blindness within days of her birth, Russian doctors were unable to diagnose it for months. But, she says, she received precise diagnosis and the hope of treatment from German and American doctors.
“For Russian doctors, I am a child with an illness of unknown etiology ... but in Germany and America I am a patient whose sight the doctors are trying to restore,” she wrote.****


Que Putin haya elegido esta infame vía para atacar a aquellos que le recriminan su forma peculiar de entender la democracia, no deja de ser una forma de retrato psicológico. Putin habrá incluido ya a la joven Natasha Pisarenko entre los enemigos de la "patria". Quizá pronto haya en Rusia una "ley contra la ceguera", aunque no hay ceguera peor que la del autoritarismo. Los desafíos al Zar Putin se pagan caros, como le ha ocurrido a las Pussy Riot, a Sergei Magnitski o a cualquiera que le diga que el camino de Rusia ha tomado no es el que desean. Para "castigar" a los Estados Unidos, castiga a los niños huérfanos y enfermos, a sus ciudadanos más débiles.


El mejor resumen —citado por The Economist— lo ha hecho el director del "Eco de Moscú", Alexei Benektidov, quien ha señalado: “This law is morally and ethically abominable. It is cannibalistic because it condemns a certain number of children—even if it is a small one—to death.”***
¡Madre de Dios, líbranos de Putin! Puede que la oración de las Pussy Riot en la catedral resuene todas las noches en los orfanatos rusos.

* "El proyecto de ley "Dima Yakovlev" no beneficia a nadie" Amnistía Internacional  20/12/2012 http://www.es.amnesty.org/noticias/noticias/articulo/el-proyecto-de-ley-dima-yakovlev-no-beneficia-a-nadie/

** "El legado de Sergei Magnitsky" United Explanations  28/05/2012 http://www.unitedexplanations.org/2012/05/28/el-legado-de-sergei-magnitsky/

*** "La niña ciega que critica a Putin" BBC 15/01/2013 http://www.bbc.co.uk/mundo/video_fotos/2013/01/130115_video_rusia_nina_ciega_carta_putin_ar.shtml

**** "Herod’s law" The Economist 5/01/2013 http://www.economist.com/news/europe/21569079-russian-civil-society-outraged-law-bans-russian-orphans-being-adopted

Dima Yákolev, el niño ruso adoptado que falleció en USA






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.