domingo, 13 de enero de 2013

Frases lunares o qué dijo Armstrong (si llegó a la Luna)

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
No se puede estar al tanto de todos los debates que suceden en el mundo. El ABC nos mete de lleno en uno que ignorábamos: si Neil Armstrong llevaba preparada su frase cuando pisó la Luna o si, por el contrario, le surgió como inspiración espontánea. Siempre tenemos la sospecha que todas esas frases que se hacen célebres son el resultado de la premeditación. Si se llegará de nuevo a algún sitio, seguro que los gabinetes de comunicación ya habrían estudiado la frase que deberían recoger los titulares de todo el mundo. Estas cosas no se pueden dejar a la iniciativa de los viajeros porque no se les elige por poetas inspirados sino por ser técnicos cualificados, que no suelen ser precisamente los más dotados para estas cosas. Quizá debieran hacerles en la admisión pruebas o preguntas para ver también su capacidad de elaborar frases ocurrentes que queden como legado.
En cuanto al debate, parece ser que el hermano de Armstrong, Dean, la vio escrita en un papelito poco antes de la partida. No sé si el astronauta la escribió para que no se le olvidara e irla ensayando durante el viaje o que se dedicaba a ver qué tal resultaba sobre el papel. Pero el hecho de que la escribiera es importante por otro debate paralelo sobre la frase, que como vemos, da mucho de sí.
El debate en cuestión, nos cuenta ABC, se refiere a la existencia de artículo para referirse al "hombre":

Durante décadas se discutió si Armstrong había puesto o no un artículo indefinido en su famosa frase «a small step for (a) man, a giant leap for mankind» Un programa que emite la BBC este domingo parece tener una respuesta definitiva al enigma.
En inglés la ausencia del artículo indeterminado «a» hace pensar que Armstrong se refería a la humanidad en su conjunto (man) mientras que su presencia indicaba que él (a man) estaba dando un pequeño paso físico para pisar la Luna pero que ese paso significaba un gran salto para la humanidad. Armstrong, que murió hace tres meses a los 83 años, siempre sostuvo que él había incluido el bendito artículo indeterminado, aunque llegó a admitir en 1999 que no lo podía escuchar en la grabación, algo que atribuyó a un problema de estática.
Para el mundo las cosas se dividían entre los que pensaban que, llegado el histórico momento aquel 21 de julio de 1969, Armstrong se había puesto nervioso y no había podido pronunciar bien su frase célebre y los que buscaban un sentido oculto en esa «a» ausente que apuntaba a la naturaleza fabulosa del evento.*


Casi siempre —por no decir siempre— la frase se traduce como "un pequeño paso para el hombre, un gran paso para la Humanidad", pero tienen razón los que proponen que debería llevar más adecuadamente "un" (a) porque "el hombre" sería otra forma de referirse a "la Humanidad", a menos que aceptemos que el ego de Armstrong era excesivamente grande. "Un pequeño paso para un hombre [Armstrong], un gran paso para la humanidad" mantiene el sentido de la modestia del "un" (Armstrong como un hombre común, como cualquier hombre) con la grandiosidad del  momento, que se hace extensivo a todos. El paso físico siempre lo tiene que dar "un hombre" y el simbólico, todos.

Como se ve hay que tener mucho cuidado con las frases destinadas a la posteridad porque te pueden traicionar los nervios y comerte un artículo y tener a la gente debatiendo desde el año 1969 en el que se pisó la Luna. Aunque pensándolo mejor tampoco hay que rasgarse las vestiduras porque el ruido de la estática o los nervios del alunizaje hicieran que se perdiera un artículo por el camino. Peor son los que siguen debatiendo sobre si se llegó realmente a la Luna o todo fue un montaje. En el caso de la frase podemos recurrir a la semántica, pero con los que niegan la llegada al satélite, ¿qué hacemos? ¿Qué hacemos, por ejemplo, con los que atribuyen a Stanley Kubrick la puesta en escena del "evento"?
Como no podía ser de otra forma, la noticia de ABC se encuentra salpicada en sus comentarios por el escepticismo lunar, el de aquellos que siguen negando el acontecimiento. No creo que haya una sola vez en que se aluda al alunizaje que no se cuestione y se reabra el debate entre los discutidores de este tema, ya un clásico de la paranoia-ficción. Mucha gente acepta sin lugar a dudas que se puede encontrar el "bosón de Higgs" u otra partícula necesaria para completar el modelo estándar de Física de partículas, pero no que se haya pisado la Luna.


Siempre me ha sorprendido el "negacionismo" en este caso. Se puede entender el mecanismo psíquico y los intereses que existen tras las formas políticas de negación de lo evidente —genocidio armenio, holocausto...—, pero ¿qué sentido tiene negar que se llegó a la Luna? ¿Son restos de la "guerra fría"? ¿Mal perder en la "carrera espacial"? Puede que sea así en algunos casos, pero ¿cómo explicar que haya norteamericanos que piensen lo mismo? ¿Qué hacer con las "Moon landing conspiracy theories"? Según nos cuentan, alrededor del 20% de los norteamericanos dudan del alunizaje, porcentaje que sube a un 28% en Rusia. Siempre habrá un porcentaje de personas que lo niegue todo, claro, pero este caso es especial por su persistencia y su capacidad de atraer adeptos a su causa.
No sé en qué se nos quedan las dudas sobre la frase de Neil Armstrong si negamos que  pisara la Luna. Puede que exista también una teoría conspiratoria sobre esto. Quizá algunos tengan una teoría sobre quién fue el guionista.

* "La verdad sobre la famosa frase de Armstrong al pisar la Luna" ABC 8/01/2013 http://www.abc.es/ciencia/20130104/abci-verdad-frase-armostrong-luna-201301032106.html





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.