jueves, 28 de mayo de 2015

La madre del cordero

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
Daily News Egypt nos informaba ayer de que ya está fijada la fecha para la celebración del juicio contra la conocida escritora Fátima Naoot. Dentro el amplio repertorio de personas llevadas ante los tribunales por un régimen que se llama liberal y alternativo al islamismo radical de los Hermanos Musulmanes, declarados terroristas, el de Fátima Naoot es particularmente tonto.
Es un juicio, de nuevo, por "insultar al islam". Naoot no ha colgado vídeos insultantes en internet ni ha publicado caricaturas del profeta. Fátima Naoot cometió el herético acto de apiadarse de los millones de corderos sacrificados en la fiesta de Eid Al-Adha, la llamada "fiesta del cordero". Nos cuentan:

Naoot’s case has been pending since the end of 2014. She was initially referred to trial by the prosecution for a comment she made in October, shortly ahead of the Eid Al-Adha, a major religious holiday that Muslims celebrate annually.
In a post on her social media page, Naoot criticised “animal slaughter” in reference to the traditional and religious heritage of sheep sacrifice, and wrote: “Happy massacre everybody”.
Although Naoot deleted that post from Facebook due to the controversy it raised, she maintained that her arguments were not an insult to Islam, and considered her trial the “heavy bill paid by enlighteners”.
Contempt of religion is a crime punishable under Egyptian law. The Penal Code states that the prison sentence varies between six months to five years, along with a fine between EGP 500 and EGP 1,000.
The penalty is applicable to “anybody who takes advantage of religion in promoting, by writing or by any other means, extremist ideas aimed at creating sectarianism, or contempt of any religion and religious community, or harming national unity”, states Article 98 of the code.
Other articles also ban religious sarcasm, assault on religious texts or places of worship, and publishing amendments to religious texts.*


Sigue sorprendiendo el conservadurismo tradicionalista y retrógrado de un régimen que dio un golpe de estado en nombre de la "modernidad", llamándolo revolución, contra los que consideraba que trataban de imponer una visión rígida del islam. No es fácil entenderlo para nadie.
Si la gente hace su traducción religiosa a su propia fe y piensa que le ocurriría a alguien que criticara el sacrificio de los pavos en navidad o en Acción de Gracias en los Estados Unidos. Nadie consideraría que está insultando a su religión y no se le ocurriría procesarle. Pero el virtuosismo escandalizado hace que haya que perseguir a los osados que atentan y tratan de derribar una civilización. En realidad, son estos actos de intolerancia los que causan el rechazo y deterioran la concepción que siempre escuchamos de la boca de los mismos que condenan: dice que ellos son los tolerantes. En realidad, se demuestra cada día, aprovechan esa defensa jurídica creada que les permite encarcelar o perseguir a quien les pueda interesar en cada caso. La sociedad clerical no quiere recortar el derecho a la persecución ampliando su sentido obtuso de la religión. Ayer hablábamos de "tartufismo" hoy hay que volver a hacerlo, pues no se trata de otra cosa.


Los Hermanos Musulmanes llevaron a los tribunales en su efímero periodo de gloria reinante a cómicos y a artistas porque atacarles a ellos era "atacar al islam". Hoy el "islam" son otros, pero no se cambian los modos egipcios de hacer las cosas, es decir, la intransigencia disfrazada de virtud. Se escucha a sus jefes civiles y militares, incluso a los religiosos, decir que hay que renovar la religión, pero lo que vemos es la profundización en los mecanismos de persecución de personas que hacen actos tan irrelevantes como decir que matar millones de corderos les parece una masacre.
En Egyptian Streets se recogía en la noticia de diciembre de 2014:

During the investigations, Naoot affirmed that she had published the post, but strongly denied contempt of Islam, adding that she is a Muslim, and it was a gesture of humour aimed at her readers.**


Pero el humor no entra en el mundo que se está construyendo. En el oscuro mundo teocrático medieval que Umberto Eco nos describía en El nombre de la rosa, se hacía desaparecer una parte de la Poética dedicada a la "risa" porque se la consideraba subversiva. El estado piadoso del hombre es asustado, intimidado por lo que le puede ocurrir. Los que se ríen, se nos decía, empiezan a dejar de tener miedo y ese es el principio de todo. La risa es, pues, la madre del cordero, el centro de la cuestión.
Puede que los lectores de Fátima Naoot y ella misma tengan un gran sentido del humor. Pero al menos uno de ellos carecía de él y pensaba que ese apiadarse de los corderos sacrificados en masa era el principio de uno de los múltiples caminos que llevan a la perdición, al hundimiento, a la catástrofe. Se empieza apiadándose de los corderos y no se sabe muy bien dónde se acaba.


Los gobiernos islamistas hacen lo mismo que los que meten a los islamistas en la cárcel. A veces no varían ni los cargos. Los que no encuentran diferencia son las personas que abogan por la modernización de sus sociedades en términos de tolerancia y convivencia, de derechos individuales y de posibilidad de expresión. No se quiere polifonía ni diálogo, sino un sistema monológico que queda cada vez más en evidencia en su autoritarismo de base. Lo veíamos ayer con su defensa oficial de la censura teatral (o de cualquier otro campo); hoy tenemos una variante más.
Cuando Fátima Naoot estuvo en España como invitada en CosmoPoética, en 2010, ante la pregunta de "si escribir era una manera de luchar", contestó:

—Por supuesto! Cuando se tiene en cuenta que soy una mujer, se reconoce que estoy luchando en muchos campos con la palabra, no sólo en uno. Simplemente por ser mujer. Y mujer escritora. Una mujer que piensa, que habla, que se expresa, que tiene su independencia y su voluntad propia. Todo esto está prohibido, todo son tabúes...***


Eso fue antes de la Revolución. Y no gustaba nada ni entonces ni ahora. Hoy el panorama es peor, aunque la retórica del régimen diga lo contrario. Lo del "cordero" es claramente una excusa. Fátima Naoot se ha permitido decir públicamente, en televisión que Egipto fue "invadido" por los árabes y que debería llamarse "República de Egipto" y no "República árabe de Egipto". También le dijeron que iba contra el islam, por más que sea una obviedad el que Egipto existiera antes de que los árabes lo invadieran e islamizaran recibiendo una lengua que no era suya. Estas cosas se pagan porque te las guardan hasta que te encuentran. Se marca y estigmatiza a las personas que pueden tener liderazgo social en el futuro para dejarlas fuera del sistema. Pero es el sistema el que va quedando fuera de la realidad.
Nuestra solidaridad con Fátima Naoot, que —como egipcia y musulmana— padece la intransigencia virtuosa de algunos de sus compatriotas que ven con malos ojos su independencia intelectual.



* "Renowned writer’s trial for ‘insulting Islam’ on Facebook adjourned to 29 July" Daily News Egypt 27/05/2015 http://www.dailynewsegypt.com/2015/05/27/renowned-writers-trial-for-insulting-islam-on-facebook-adjourned-to-29-july/
** "Egyptian Writer To Stand Trial For Criticizing Islamic Sacrificial Rituals On Facebook" Egyptian Streets 27/12/2014 http://egyptianstreets.com/2014/12/27/egyptian-writer-to-stand-trial-for-criticizing-islamic-sacrificial-rituals-on-facebook/
*** Entrevista "«Pese a la lengua común, los pueblos árabes nunca se unirán»" Mediterráneo Sur abrilk 2010 http://www.mediterraneosur.es/prensa/naoot_fatima.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.