jueves, 19 de febrero de 2015

Aulas y restaurantes

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
La contestación dada por Arturo Fernández al ser preguntado por qué usaba las tarjetas "negras" (¡qué manía con lo del "black"!, que es un cursilería más), es para que la graben en una placa en las entradas de los parlamentos autonómicos, ayuntamientos y cortes y senado. Deben entrar allí como si fuera una frase digna de un Dante en las puertas del infierno.
El País nos lo cuenta dentro de las escenas del costumbrismo judicial, que es una modalidad que ya empieza a ser muy nuestra:

Arturo Fernández, presidente de la Cámara de Comercio de Madrid y antiguo responsable de la patronal madrileña CEIM, ha reconocido este miércoles ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu haber utilizado la tarjeta opaca de Caja Madrid, entidad de la que era consejero, para cuadrar las cuentas de su grupo de restaurantes Cantoblanco. En concreto, Fernández gastó en sus establecimientos 10.495 de los 37.200 euros que figuran en los extractos de su tarjeta black. “Lo hice porque [los restaurantes Cantoblanco] son más baratos y porque son míos”, se jactó el empresario. El magistrado, con cierta sorna, le replicó: “¿Y esto le redondea las cuentas de su empresa?”. “Pues sí”, respondió Fernández sin dudar.*


Es difícil encontrar más descaro ante un juez. Estos señores que se gastan esa calderilla de lo que no es suyo están cada día más descarados. Debe ser que están ya aburridos de tanto paseíllo y se les suelta la lengua demasiado. Cuando les dejen caer las sentencias veremos si son tan chistosos. Eso es lo que esperamos todos por el bien del conjunto y la confianza en el sistema.
La escena política española —en la que hay que incluir patronal y sindicatos— empieza a parecerse a la famosa novela de Agatha Christie "Diez negritos", aquella en que los sospechosos iban desapareciendo o, según se mire, apareciendo asesinados. Entre imputados y defenestrados, esto empieza a ser una profesión de alto riesgo, aunque con sus compensaciones, claro.


No sé si de aquí a las elecciones quedará alguien a quien se pueda votar a este paso. En el PSOE no ganan para sustos. Cuando no es una encuesta es una imputación y si no una flojera electoral. Lo de Izquierda Unida, ni se puede contar. El abandono de la lideresa estrella de las primarias madrileñas pasándose al otro bando, aunque no se sabe a cuál, o simplemente pasando, ha dejado tocada a la formación. Lo de "unida" ha quedado como un sarcasmo, tal como están las cosas.
Mientras tanto, por lo bajo, envidian la pasmosa reserva del dedo de Mariano Rajoy dejando todo en el aire hasta el último momento. El presidente del gobierno ha dicho que hay tiempo. Es otra forma de suspense, pero suspense al fin y al cabo. ¡Quién sabe cuántos candidatos de los demás quedarán por el camino mientras él se decide! Lo peor es que los demás creen que ya lo tiene decidido, pero que no lo dirán hasta el último momento por aquello de despistar y que no lleguen machacados a la recta final de las elecciones. Me parece que esto acaba como "La venganza de Don Mendo", cayendo uno de detrás de otro hasta formar un montón en el centro del escenario. El último puñal es el bueno.
La última modalidad de puñalada es la que está desarrollando el ABC: la venganza académica. A los candidatos de Podemos, se les están buscando las vueltas académicas a unos por las cuentas poco claras, como becarios o como asesores, y a otros por los rastros que han ido dejando en las aulas curso a curso.


Para algunos, las aulas son un poco como los restaurantes para Arturo Fernández. Creo que nada nos permite conocer mejor las maneras de la gente que ponerla en un aula; sale de todo. Algunos entran en las aulas y se transforman en ministros o mariscales, en dictadores o en evangelistas.
Así, los antiguos alumnos de estos dirigentes populistas envían sus recuerdos de los días de pupitres ante a estos actuales políticos activos. Uno de ellos nos recordaba hace unos días que el profesor Monedero relacionaba las películas de Peter Pan con el capitalismo y establecía extrañas asociaciones entre el garfio del Capitán ídem y la hoz comunista. También —debía ser una fijación— hacía extrañas interpretaciones del Rey León, que al fin y al cabo es una obra sobre el poder y sus entresijos. Se aprende mucho en las películas de Disney, por lo que se ve. Lo de Máximo Gorki quedó para otra generación.


Y hoy le toca recordar en ABC los días de clase a la alcaldesa del pueblecito madrileño de Redueña**, que pasó por la tutela de Pablo Iglesias y a la que el líder de Podemos se refería en clase como "la de las perlas", se supone que por algún collar que llevara y no por las cosas que decía, algo que no se aclara en el texto. Dice la joven alcaldesa (se ve claro que fue a estudiar Políticas con vocación), que lo que aprendió de Pablo Iglesias era lo que no quería ser, que ya es ser clara, algo que también se agradece en la política. Por supuesto, Pablo Iglesias la suspendió porque pudo, suponemos que justamente, según su criterio, sin que las perlas tuvieran nada que ver.
Aquí a cada uno le sacan las miserias o los colores, a algunos los dos. No está mal conocer la catadura de las personas que aspiran a representarnos como ciudadanos, empresarios o trabajadores. Pero no deja de ser un poco descorazonador ver tanta miseria junta. Unos dejan colgados a los partidos y otros son colgados por ellos. Y entre ellos, les faltan cuerdas.
Si el cariño nace del roce, según el refrán, aquí se pasan de fricción, hasta que se ve el hueso. Dicen que este es el año con más elecciones juntas, entre nacionales, municipales y autonómicas. Espero que algún candidato a algo sobreviva. Y nosotros también.



* "Arturo Fernández: “Usé la ‘black’ en mis restaurantes porque eran míos”" 18/02/2014 http://politica.elpais.com/politica/2015/02/18/actualidad/1424262276_104175.html
** "La alcaldesa del PP que suspendió Iglesias "He sacado notables y sobresalientes"" ABC 18/02/2015 http://www.abc.es/madrid/20150218/abci-alcaldesa-notables-sobresalientes-201502172104.html







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.