miércoles, 18 de marzo de 2015

A golpe de talonario o ¡que se prepare la realidad!

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
El espectacular show mediático propagandístico que ha supuesto la conferencia organizada en Egipto para recabar inversores de todo el mundo que ha tenido lugar en estos tres días tiene que ir más allá de pantallas televisivas y páginas de periódicos, de avispados inversores y recelosas fuerzas sociales que no acaban de entender que para sacar a un país de la pobreza haya que dar más beneficios a los ricos. Para acabar de entenderlo tienes que ir a una cara escuela en donde te lo explican con claridad. Pero eso no suele suceden en la mayoría de los casos y los menos favorecidos se quedan con las dudas.
Sin embargo, parece que el camino es el de la propaganda. Es más fácil controlar al mensajero que cambiar la realidad, que suele ser tozuda. En este sentido, la compra de una importante parte del canal Euronews por parte del multimillonario egipcio Naguib Sawiris parece ser la solución a la mala prensa, pero no resuelve ningún problema real de los de dentro; solo trata de modificar la postura de los de fuera. No se trata de cambiar nada en Egipto, sino que a los que estamos en Europa se nos cuente de "otra manera". Total, si Putin lo hace, ¿por qué no pueden hacerlo los demás?
Egypt Independent nos cuenta la idea con detalle:

Naguib Sawiris, the Egyptian telecom tycoon, says his motivations for buying his 53 percent stake in Euronews were at least in part political.
 “It has a political connotation because channels, such as CNN and BBC are against Egypt,” he said in an interview with Al-Masry Al-Youm.
 Sawiris hinted that he aims to use his stake in Euronews to influence the media and improve the image of Egypt's new regime abroad to counter international media outlets who often broadcast accusations of internal human rights abuses.
 “Euronews can deliver a voice abroad, thanks to its neutrality and independence amid the flood of Qatari finances to Western media as the kingdom pays US$10 million annually just for a single program,” he said.*


La gente que tiene la costumbre de hacerse con todo a golpe de talonario tiende a tener una visión simplificada de la vida. Algo así le debe pasar a Sawiris. Es cierto que la política informativa de Euronews resulta en ocasiones un tanto extraña y que la única explicación son esos programas patrocinados en los que algunas dictaduras aparecen como paraísos gastronómicos y musicales, reinos de cultura sin dictadores palurdos. Pero no creo que en Euronews, al menos a muchos de sus profesionales, les haga demasiada gracia saber por su propia boca que el señor que ha llegado con el dinero en la mano y se ha quedado con el 53% de la cadena (le ha sobrado un dos por ciento de mayoría, que es un poco por tirarse el farol) tiene esa visión de la información y su función. Esas cosas se deben tratar con un poquito de discreción, dejando cierto margen a la especulación y al rumor. Saber que quien paga manda, no suele ser una buena política informativa. De hecho, el que Sawiris lo diga, ya ha hecho perder una gran parte del valor de Euronews en el mercado y en el mercado informativo, en términos de credibilidad. ¿A quién le interesa comprar propaganda?


Saber que se ha comprado una cadena televisiva de alcance europeo para cantar las bondades de un régimen que usa la fuerza con demasiada frecuencia, que vulnera los derechos humanos —que, según dijo su presidente al de Francia hace unos días, por el momento, no—, encierra a sus activistas y persigue a los ateos por considerarlos un peligro, no va a contar con demasiadas simpatías por muchas emisoras que compre el señor Sawiris, copto, por cierto.
Eso de que la CNN y la BBC conspiran contra Egipto al decir que no están bien las condenas masivas a muertes o que a Morsi le votaron muchos de los que después votaron al-Sisi, porque, si no, no salen las cuentas, no es conspirar. Lo que padece Egipto es el efecto negativo de lo negativo: su incapacidad de resolver, un gobierno tras otro, el problema de la convivencia, del que son responsables unos y otros. La verdadera conspiración es la de Egipto contra sí mismo; es la conspiración de la ineficacia intransigente que hunde sus esperanzas de libertad y de reconocimiento internacional. Y para eso es esencial que Egipto encare sus propios problemas, los que se deriva de sus errores. Convertirlos en soflamas propagandísticas para el mundo es otro error.
Se señala en el artículo de Egypt Independent:

The purchase of Sawiris' stake in Euronews comes amid a backdrop of constant talk in Egyptian media of US and European media advocating against Egyptian interests and supporting the Muslim Brotherhood. Many claims, including those of Egyptian officials even allege the West supports Islamic extremism and terrorism in an attempt to undermine the Arab World.*


La mente conspiratoria va perdiendo el sentido de la realidad. Lo que los egipcios consumen en sus medios —salvo honrosos casos— son elementos tóxicos, envenenan su organismo con un clima mediático disparatado y agresivo contra todos los que ellos consideran que no comparten su explicación del mundo. Lo que ocurre es que eso es cada vez más difícil. La obsesión con que todo el universo está en una conspiración junto a los Hermanos Musulmanes es realmente peligrosa porque contribuye a una distorsión del mundo, pero también de su propia historia. Esas distorsiones incluyen que la revolución del 25 de enero fue también una conspiración islamista. Han llegado a completar el círculo convirtiendo a Mubarak en un héroe, así todo vuelve a su cauce. La revolución "buena" sustituye a la "mala", la que dejó muertos a los que está prohibido llevar flores, como hizo Shaimaa al-Sabbagh, algo que le costó la vida.


La incapacidad para gestionar su propia demanda de libertades frente a Mubarak ha llevado a que —de forma suicida— hayan entregado indirectamente la revolución que les redimía de décadas de aguantar dictadores. La prefieren conspiración antes que aspiración del pueblo. Eso se ha hecho mediante la enloquecida conversión de los socialistas, liberales, etc. en instrumentos al servicio de la Hermandad Musulmana. Todos eran traidores. Solo el golpe de estado es genuinamente egipcio, solo las elecciones prolongadas que dieron la victoria con el 97'3% de los votos al presidente Abdel Fattah el-Sisi frente al "traidor" Sabahi, nasserista socialista, han sido realmente democráticas, un respaldo a la política represiva del adorado ex ministro de Defensa del gobierno de Mohamed Morsi. Pero Egipto prefiere vivir su propio delirio y seguir declarando traidores a todos los que le dicen al emperador que está desnudo.


La compra de Euronews por Naguib Sawiris no va a arreglar nada en Egipto. Ni siquiera va a conseguir más turistas a través de la transmisión de una imagen idílica de lo que pueda ocurrir allí silenciando todo aquello que moleste. No van a conseguir que las condenas internacionales por las constantes violaciones de los derechos humanos se consideren pecadillos de transición, porque el resultado final de este proceso no es la extinción de los problemas sino su perpetuación.
Magnate del mundo de la comunicación, acostumbrado a que en sus empresas se diga siempre la verdad, Naguib Sawiris fue muy claro sobre lo que él pensaba de las "intenciones" e "intereses" del pueblo egipcio al ser entrevistado hace unos días por The Financial Times:

“People are now fed up from revolution, fed up from human rights, fed up from demonstrations, fed up with strikes. You can’t blame people for focusing on their lives, their bread, their work and their economy.”**


La gente rica tiene estas cosas, siempre se preocupa por tener despejada de tonterías la cabeza de la gente pobre. ¡Qué haríamos sin ellos! Ahora tiene por delante la difícil tarea de convencernos a los europeos de la verdad que él, tras años de ganancias, ha descubierto: que llevar a la ruina a los pueblos les hace olvidarse de las libertades.
Hay muchas cosas que no se pueden cambiar a golpe de talonario ni con ningún otro tipo de golpe.



* "Sawiris admits politics played role in Euronews takeover" Egypt Independent 16/03/2015 http://www.egyptindependent.com//news/sawiris-admits-politics-played-role-euronews-takeover
* "Naguib Sawiris: the Egyptian tycoon with a sharp political edge" Financial Times, 11/03/2015 http://www.ft.com/intl/cms/s/0/d5aa3aac-c70e-11e4-9e34-00144feab7de.html#axzz3UjlazWMP


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.