martes, 10 de noviembre de 2015

Lo oficial es la verdad, lo demás es subversión

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
En plena crisis del turismo y la seguridad tras el atentado del avión ruso —que las noticias de la mañana señalan que Rusia reconoce como tal—, lo que sin embargo destaca en los titulares de la prensa egipcia son otros dos atentados, esta vez contra la libertad de expresión o, si se prefiere, dos noticias sobre periodistas, una sancionada y retirada de su puesto, el otro cuatro días bajo arresto militar sin que se sepa mucho más.
La sancionada es la presentadora de noticiarios Azza El-Hanawy que ha cometido los "imperdonables delitos" de ejercer la crítica. Ahram Online nos lo cuenta así:

The state-run Egyptian Radio and TV Union (ERTU) announced on Monday it has suspended a local channel host and her crew for lack of neutrality, after she criticised President Abdel-Fattah El-Sisi on air.
During her weekly TV show, Cairo News, on Channel 3, veteran host Azza El-Hanawy was speaking about the spread of corruption in Egypt's municipalities and called on President El-Sisi to look into the issue.
El-Hanawy, in her last appearance before suspension on 1 November, also called on the president to make sure that state officials are held accountable.
She added that because "the president appoints state officials," he should also be answerable to the same standards.
El-Hanawy, who did not appear on screen in her usual Sunday slot, was summoned for questioning on the same day for showing a "lack of neutrality and objectivity."
In a media statement the next day, head of ERTU Essam El-Amir said action was taken against her because she "went off the script" and "expressed personal views on a news programme."*


Se queda uno bastante impresionado después de leerlo porque nos damos cuenta que el cerco de silencio se va estrechando en unos niveles insólitos después de los acontecimientos que se están viviendo en Egipto. Una vez más, el poder no soluciona problemas, sino que silencia conciencias. Es la vía egipcia a la tranquilidad. Matar al mensajero es lo más recomendable pues los problemas no existen si no se habla de ellos.

El hecho de que una periodista se salga del guión tiene bastante que ver con el sentido del propio guión que se le pide que repita y que se aleja de la realidad. Lo que ha dicho Azza El-.Hanawy la dignifica como periodista, pues lo que ha hecho ha sido trasladar las demandas de quienes la escuchan a ella a quien no quiere escucharlas, a la presidencia directamente. Es la opinión pública en la que el periodista convierte su propia conciencia profesional en la conciencia colectiva. Para eso se garantiza la libertad de expresión y para eso la reconoce la constitución egipcia, para que el poder no se desconecte. Pero los mismos que quieren desconectar la presidencia del parlamento reduciendo las posibilidades de hablar de este último, tampoco tienen inconveniente en silenciar a la prensa. Ya lo hicieron retorciendo hasta extremos infames la idea de información y seguridad para asegurarse de que solo hubiera una verdad: la oficial. Todo lo demás es disidencia y por tanto rebeldía que debe ser castigada.
Egypt Independent da algunos detalles más y se extiende a otros casos recientes:

Egyptian state television has suspended anchor Azza AlHenawy for criticizing state officials on the Alexandria and Beheira flood deaths.
AlHenawy has been referred to investigation for deviating from the script and casting her personal opinion during a TV news show.
During a four-minute video, AlHenawy criticized the performance of the government, as well as president Abdel Fattah Al-Sisi, arguing that they hadn't made adequate plans or created real programs to resolve the country’s issues. She also discussed issuing new accountability laws to monitor their promises.
“You make promises with no fruitful results and no real accountability,” AlHenawy said, speaking to Sisi on the Al-Qahera TV channel, formerly known as Channel 3.
AlHenawy called on Sisi to announce the government's plans to the public.
Speaking to the privately owned newspaper Al-Watan, the president of the regional channels in Maspero, Hani Jafaar, said AlHenawy's speech no longer met “objectivity” standards as TV presenters don’t have the right to air their personal opinions.
Social media, on the other hand, showed overhwhelming solidarity with AlHenawy and condemned what they believe are the state's clear attempts to suppress press freedom.**


Con la acumulación de problemas y la incapacidad manifiesta para solucionarlos, la presidencia de Al-Sisi no puede contener las corrientes críticas que están aflorando a través de canales oficiales y extraoficiales. Estamos presenciando la paradoja de que sean los canales privados los que apoyen a la presidencia hasta la indecencia, como el caso de la cesada "presentadora patrióticas", cuyo caso hemos comentando anteriormente, que llega a los extremos más vergonzosos de manipulación para el apoyo presidencial, mientras que en los canales estatales se cesa a los críticos con el funcionamiento del gobierno, su falta de planes y de responsabilidad ante lo que ocurre. La paradoja puede ser interpretada en términos de apoyos.
Lo que parece cierto es el aumento de la crítica a la presidencia en términos directos, como ahora, e indirectos (la desilusión electoral). Los que han tratado de interpretarla en términos de confianza absoluta en el presidente nunca han sido creídos, pero no creo que les importe. Su labor es reforzar la figura presidencial porque tras ella se está restaurando el viejo régimen con su corrupción y su inoperancia. Después de haber debilitado cualquier posibilidad de regeneración, de haber encarcelado o alejado a los que piden un gobierno democrático capaz renovar las viejas estructuras, solo queda la propaganda y la represión. Pero las dos son viejas canciones en los oídos egipcios.


El otro caso que ocupa la prensa —nacional e internacional— va más allá del cese e implica el arresto del periodista de Mada Masr y activista de los derechos humanos Hossam Bahgat. La publicación resume así sus actividades:

Bahgat founded EIPR, Egypt's flagship human rights organization, before embarking on a career in journalism. He received Human Rights Watch's Alison Des Forges Award in 2011.
Bahgat has written for Mada Masr since 2014. His latest article, "A coup busted," is an investigation into the secret military trial of 26 officers for plotting "regime change" in coordination with the Brotherhood. 
He also wrote a report on the "Arab Sharkas cell: The quasi-covert trial of Ansar Beit al-Maqdes," as well as "The Mubarak mansions," which revealed how Egyptians unknowingly paid for the ruling family's lavish lifestyle. His piece "Who let the jihadis out?" explored who was responsible for the pardon of Islamists post-2011.***

He repasado los cuatro artículos —cuatro detallados informes— escritos por Bahgat para Mada Masr. Maneja informaciones de fuentes de las investigaciones y de los testigos o participantes; tiene acceso a los sumarios de los casos. Los cuatro artículos son descripciones del funcionamiento del régimen actual y del pasado: secretos, errores, corrupciones. Todos ellos aportan visiones críticas respecto a las versiones oficiales, de las que señala las falsedades mediante las citas documentales precisas. Cualquiera de ellos puede haber molestado a las jerarquías militares o a las civiles, pero lo más probable es que se le exija información sobre las fuentes. Evidentemente, los que tratan las informaciones militares dejan en evidencia al estamento y sus manipulaciones informativas y son, en ese sentido, más peligrosas para ellos.


Del caso de Hassam Bahgat se ha ocupado la prensa y las instituciones internacionales. En Mada Masr se recogen algunas reacciones internacionales:

In a statement, Amnesty International said Bahgat’s interrogation “is a clear signal of the Egyptian authorities’ resolve to continue with their ferocious onslaught against independent journalism and civil society.”
“The arrest of Hossam Bahgat today is yet another nail in the coffin for freedom of expression in Egypt. He is being detained and questioned by the military prosecutor for peacefully exercising his right to freedom of expression and must be immediately and unconditionally released. Any charges brought against him must be dropped,” said Philip Luther, director of the Middle East and North Africa Program at Amnesty International.
“The Egyptian military cannot continue to consider itself above the law and immune from criticism,” he added.
In a statement late Sunday, the Community to Protect Journalists (CPJ) called on Egyptian authorities to immediately release Bahgat.
"The Egyptian military has already indicated its contempt for the role of an independent media with a series of arrests of journalists. This latest detention is a clear attempt to stifle reporting," CPJ Middle East and North Africa Program Coordinator Sherif Mansour said. "The Egyptian authorities should release Hossam Bahgat immediately. The fact that he was questioned for so long without his lawyers present only heightens the outrage."***


Los cuatro artículos de investigación publicados por Hassam Bahgat son trabajos valientes en una situación en la que la prensa es un objetivo que hay que mantener controlado. El Ejército egipcio está dispuesto a construir la realidad con sus discursos en virtud de un ejercicio foucaultiano de poder. Es la fuerza la que decide qué es verdad u qué no lo es. Son ellos los que deciden qué es objetivo y que debe decir cada uno, como con Azza El-Hanawy.
Aunque es parte del proceso del abuso de poder no decir por qué se te detiene, en la mejor tradición kafkiana, algunos ya suponen que se trata del artículo publicado sobre el juicio realizado contra unos militares proclives a la Hermandad y sometidos a consejo de guerra. Este proceso secreto era desvelado por Bahgat en uno de sus trabajos, con datos detallados y fotografías de los participantes. Piensan que ha podido ser el que más ha molestado a los militares. Daily News Egypt explica:

Nasser Amin, a National Council for Human Rights (NCHR) representative, said the summoning of Bahgat by the military intelligence is “illegal and against the constitution”.  Amin was one of the lawyers who accompanied Bahgat to the military intelligence building in Cairo near Rabaa Al-Adaweya Square.
Several lawyers volunteered their services, including rights lawyers Ragia Omran and Khaled Ali. Omran said the prosecution charged Bahgat with “publishing false news that harms national interests”.
Mohamed Eissa El-Sarawe, a lawyer with the Egyptian Center for Social Rights, said Bahgat will be interrogated by the prosecution again this Wednesday. He added that the charges specified a investigative report published last October reporting a “coup attempt” by a number of military officers in the army, and that they are facing military trial, amid accusations of collaborating with the Muslim Brotherhood.****


En el contexto de debilidad en el que se encuentra la presidencia, la noticia de la preparación de un posible golpe de estado organizado dentro del Ejército tiene unas consecuencias graves para su imagen. Para Al-Sisi es esencial mantener la idea de unidad del Ejército porque es este el que él trata de representar tras la presidencia, dentro de esa idea mítica y folklórica de unidad del Ejército y el pueblo. Presentar, aunque sea un grupo, un panorama de división en el Ejército es muy peligroso.

La tendencia propagandística es a las fusiones emocionales: presidencia-ejército-pueblo. Por ello, mostrar fisuras es un hecho que provoca la irritación de aquellos que se esfuerzan en mantener los mitos.
La guerra de los medios y los profesionales de la información sigue en Egipto. Los periodistas se ganan el respeto y el derecho a ser creíbles cuando manifiestan sus ideas y datos frente a aquellos para los que es un arma de guerra más. El presidente ya habló hace unas semanas de la "guerra" de la información. Lo hizo a los cadetes de la academia militar. No les transmitió la idea de que hay que defender la libertad de expresión, que su constitución consagra, sino que había que precaverse de ella.
Lo que es oficial es verdad. No hay otra ley de la información en Egipto. Salirse del guión, como Azza El-Hanawy, o sacar el guión de las sombras en las que se oculta, como Hassam Bahgat te mandan al ostracismo o a las oscuras celdas donde te sacarán la verdad que quieran escuchar.
Mi respeto y solidaridad a ambos.




* "Egypt state TV suspends host for 'lack of neutrality'" Ahram Online 9/11/2015 http://english.ahram.org.eg/NewsContent/1/64/164119/Egypt/Politics-/Egypt-state-TV-suspends-host-for-lack-of-neutralit.aspx
** "Egypt state TV suspends anchor for criticizing Sisi" Egypt Independent 9/11/2015 http://www.egyptindependent.com//news/egypt-state-tv-suspends-anchor-criticizing-sisi
*** "Update: Military prosecution orders detention of Hossam Bahgat for 4 days in unknown location" Mada Masr 8/11/2015 http://www.madamasr.com/news/update-military-prosecution-orders-detention-hossam-bahgat-4-days-unknown-location

**** "Detention of Hossam Bahgat sparks anger" Daily News Egypt 9/11/2015 http://www.dailynewsegypt.com/2015/11/09/detention-of-hossam-bahgat-sparks-anger/




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.