martes, 12 de noviembre de 2013

La visita

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
La diplomacia norteamericana está cometiendo otro —uno más— error de cálculo y de nuevo es con Egipto. Obama se empeña en abrir diversos frentes y mezclar las acciones pensando que puede abarcarlo todo y, sin embargo, no puede con todo ni el exterior ni en el exterior.
El intento de apertura hacia Irán le ha traído el recelo de Israel, cuyas posturas intransigentes respecto a Irán, al igual que con Palestina no casan bien lo que Barack Obama tiene pensado —si es que tiene pensado algo— para Oriente Medio. Las consecuencias son evidentes, en cuanto que perciben debilidades, los distintos actores en la zona mueven sus peones y le presionan. El acercamiento a Irán levanta recelos en el interior, el de los republicanos —cuya campaña política y mediática contra el "Obamacare" es brutal— y en los apoyos proisraelíes.
Los intentos de presión sobre Egipto se ha saldado con una doble operación propagandística de Rusia y del propio gobierno egipcio hacia el interior. Después de demostrar que trae más cuenta ser "amigo" de Rusia que de los Estados Unidos con la operación de Siria y su no nata campaña bélica que le rechazaron británicos y demás aliados, Obama se ha sentido en la obligación de nadar y guardar la ropa con el régimen egipcio sin hacer caso de los avisos que le decían que nada le viene mejor al gobierno provisional que una dosis de agresividad norteamericana, aunque sea de mentirijillas y más por cumplir que por otra cosa.


La presencia y apoyos norteamericanos —dentro del desastre de su política exterior— han sido interpretados por el pueblo egipcio como pérdida de soberanía, primero, y como mantenimiento de la dictadura de Mubarak y la corrupción correspondiente. Cuanto más presione y amenace, estará reforzando más el nacionalismo creciente del pueblo egipcio y fortaleciendo las posturas contra la Hermandad Musulmana, a la que se considera como "agentes extranjeros" que han traicionando al país.
En ese contexto, aparecen los barcos de guerra rusos y atracan en Alejandría. Se bajan y dejan flores en la tumba del soldado desconocido.
Pido a los hipotéticos lectores de este blog que revisen la siguiente imagen —tomada mientras escribo esto— de la web de la agencia oficial rusa, RIA Novosti*:



De las seis fotografías que se muestran, cuatro son de armamento, una es la recuperación de la gloria de la familia imperial rusa, los Romanoff, y la otra —residual aunque no menos intencionada— se refiere al desastre de los opositores de Rusia, los enemigos de Bachar al Asad, que han acabado a bofetadas entre ellos. Puede ser casualidad, pero nos muestra —al menos— cierto gusto orgulloso por lucir el armamento a los ojos del mundo. Rusia es un buen amigo, un amigo poderoso. Y las imágenes lo muestran con claridad para que todos puedan apreciarlo.
El diario Ahram Online describe así la visita del buque ruso a Egipto:

Missile cruiser 'Varyag' was received by gun salutes and naval officials as part of a traditional welcome ceremony. The first Russian warship to dock in Alexandria since 1992 is scheduled to remain at the Mediterranean port for five days, state news agency MENA reported.
Russia has been stepping up its naval presence in the area since last December when it announced it would establish a standing fleet in the Mediterranean Sea to protect its interests.
In Sunday TV comments, Egyptian foreign ministry spokesman Badr Abdel-Atty refuted as "illogical" media reports of Russia's intentions to set up a military base in Egypt, saying it would undermine the country's independence and sovereignty.
Varyag, the flagship of the Russian Pacific Fleet, is a Slava class missile cruiser designed as a surface strike ship with anti-aircraft and anti-submarine capability, Russian state news agency RIA Novosti said.**


No es casual que el Varyag, el primer barco ruso que atraca en el puerto de Alejandría desde 1992, lo haga ahora. Es claramente un mensaje doble: una muestra más del interés de Rusia por seguir acumulando peones resultantes del descontento y rechazo que la nefasta política norteamericana en la zona ha sembrado con el apoyo a los islamistas —real o imaginario, que a efectos populares da igual— tras la Primavera Árabe, en especial en Egipto.
Estados Unidos parece que no se ha dado cuenta todavía que existe un profundo antiamericanismo en capas enteras de la población y que eso ha sido muy bien utilizado por los dirigentes árabes en muchos momentos. Y ahora no iba a ser una excepción. Por el contrario: es una ocasión de oro para exaltar el nacionalismo dejando fuera a los islamistas y sus apoyos y a los norteamericanos, permitiendo que se canalice el descontento hacia ambos lados.
Rusia se ofreció inmediatamente a Egipto tras la amenaza de Estados Unidos de cortar el armamento y las ayudas. Seguro que ofrecieron hasta muy buenos precios, con cómodos plazos para el pago. Siria sabe lo cumplidor que es Moscú en estas cosas y lo personal que se lo toma todo Vladimir Putin.

El rumor que el ministro de Exteriores desmiente sobre la posibilidad de una "base naval" rusa en suelo egipcio es una hábil maniobra de tanteo para poner nerviosos a los norteamericanos que creían tener suficientemente cubierto ese flanco de Israel con los pactos anteriores. Si USA presiona, Egipto contesta dejando en el aire esa posibilidad. Su ministro de Exteriores, Nabil Fahmy señala desde otra página de Ahram Online: «"Independence is having choices. So the objective of this foreign policy is to provide Egypt with choices, more choices. So I'm not going to substitute. I'm going to add," he said.»*** Kerry necesitará volver en pocos días.
No sé cuánto hay que esperar para que Estados Unidos juegue una política inteligente en la zona. Las amenazas de Netanyahu cada vez que se acercan las posturas con Irán, tanto de la Unión Europea como con Estados Unidos, hacen ver que Obama va a conseguir el dudoso honor de haber vuelto en su contra a todos sus tradicionales aliados —por los casos de Siria e Irán— y a media humanidad por el asunto del espionaje masivo y selectivo de los líderes mundiales. Terminará su legislatura siendo tildado de "comunista" por el Obamacare en casa, "terrorista" por su política sobre Oriente Medio en la zona. Realmente es un récord.


Allí donde Barack Obama ha dado palos de ciego, el nuevo Zar ruso ha decido avanzar todos su peones y desencadenar lo que llamamos en su momento la "Pax rusa" en la zona: mostrar de nuevo que Rusia es una gran potencia que se abre hacia diferentes frentes, hacia Asia y hacia el Mediterráneo y el interior de África. Rusia vende testosterona.
Rusia está muy preocupado por el avance del islamismo —radical o no, pues sabe que el uno se torna en otro cuando ha cumplido su misión— y lo que eso implica para su seguridad interior. Su avance decisivo en Siria es evitar que se le instalen en las puertas grupos próximos a Al Qaeda o que acabarán estándolo.
No es casual tampoco —otra muestra de la tendencia— que ese mismo número de RIA Novosti incluya el segundo de tres artículos, con el título "Las 'viudas negras' del Cáucaso, una bomba que hay que desactivar (2ª parte)". En él se señala:

Durante la segunda campaña militar en Chechenia, los guerrilleros islamistas de origen árabe fueron desplazando a segunda plana a los rebeldes independentistas e importaron las tácticas terroristas de otros frentes de la yihad global, incluido el uso de mujeres para ataques suicidas. Son escasas las informaciones que han trascendido sobre el empleo de los móviles religiosos para el adiestramiento ideológico que debe justificar el terrorismo. Aunque también es cierto que los organizadores de los ataques se esmeran por dejar semejante impresión tras los atentados.
Las 19 mujeres suicidas que participaron en el asalto al teatro de Moscú en 2002 grabaron un video que posteriormente fue transmitido por Al-Jazeera. Aquellas mujeres cubiertas de negro de pies a cabeza declararon que su misión estaba dirigida contra el entonces presidente, Vladímir Putin, quién según ellas había declarado la guerra al islam.
Sin embargo, el uso de mujeres en ataques suicidas no es un fenómeno exclusivamente religioso, pues lo practican varios grupos laicos, como el Partido de los Trabajadores del Kurdistán o la organización separatista Tigres de la Liberación de Tamil Eelam, de Sri Lanka.**


Las informaciones sobre terrorismo son constantes en Rusia —una estrategia comunicativa a la par que reflejo de una preocupación—  y Putin demuestra que va hasta el fondo de la cuestión. Es una paradoja aparente que ahora sea Rusia la mayor perseguidora del terrorismo islamista y que, como citan en RIA Novosti, las mujeres terroristas que se suicidaron acusaran a Putin de "haber declarado la guerra al islam". Declarar la guerra a Putin es que él te la declare a ti. Los próximos Juegos Olímpicos de invierno van a ser una prueba de fuego para ver hasta qué punto es capaz de blindar Rusia frente a los atentados que intentarán realizar. Putin vive de su imagen de fortaleza, decisión y eficacia.
En cualquier caso, el objetivo de Vladimir Putin está conseguido. La auténtica bomba informativa que RIA Novosti lanza sobre sus enemigos y rivales no se encuentra entre las fotos de los submarinos, buques, helicópteros o misiles, sino en la sección de caricaturas. Estalló a principios de mes y la agencia mantiene sus ecos: 


* RIA Novosti 11/11/2013
** "Russian warship visits Egypt port on Monday" Ahram Online 11/11/2013 http://english.ahram.org.eg/News/86139.aspx
*** "Egypt to expand Russia cooperation after fall out with US: FM" Ahram Online 11/11/2013 http://english.ahram.org.eg/NewsContent/1/0/86027/Egypt/0/Egypt-to-expand-Russia-cooperation-after-fall-out-.aspx
**** "Las 'viudas negras' del Cáucaso, una bomba que hay que desactivar (2)" RIA Novosti 11/11/2013 http://sp.ria.ru/opinion_analysis/20131111/158517023.html









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.