sábado, 6 de diciembre de 2014

¡Tocamos!

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
La mayor muestra hasta el momento de la irracionalidad en que ha entrado la política española nos la ofrece hoy el diario El Mundo: "Locura por el 17.114, la fecha de fundación de Podemos". No es que la gente se lo esté tatuando en las nalgas, supongo, sino que hay bofetadas por encontrarlo en las administraciones de lotería de toda España, como informa el diario.
No echo yo la culpa de esto a la formación informe de Iglesias, sino a las expectativas que la gente se crea para creer. Antes la gente tenía “ideología”, ahora tenemos “credulidad política”. Nos creemos todo. Hay crédulos de derechas, crédulos de izquierdas y crédulos a secas, que son los que todavía no tienen claro a quiénes van a creer. Incluso hay algunos que están intentando llegar a pactos de credulidad mientras que otros apuestan por listas de crédulos unificadas. Cada uno tiene su estrategia para quedarse con la boca abierta.
Supongo que otros años la gente manifestaba su credulidad de otra manera y nos resulta tan llamativa lo de la fecha de la fundación de Podemos porque El Mundo, diario siempre atento para descubrir cosas raras y coincidencias sospechosas, nos ha hecho fijar en ello. Dicen los de El Mundo:

Están los que depositan en Podemos toda su confianza para arreglar el país y están los que también vuelcan en él todas sus esperanzas en hacerse con varios cientos de miles de euros. ¿Quién dijo que Pablo Iglesias no puede hacer ganar mucho dinero?
La locura por Podemos ha llegado también a la Lotería de Navidad. Uno de los números más demandados en las últimas semanas está siendo el 17.114, la fecha oficial de fundación de Podemos: el 17 de enero de 2014.
"Estoy flipando con lo de este número, recibo más de 40 llamadas al día", exclama un responsable de la Administración Número 17 de Logroño, que explica que los décimos hace ya bastante tiempo que se agotaron.
La conversación se repite en otras tantas administraciones 'agraciadas' con el 'efecto Podemos'. Pero sorprendentemente todas las consultadas por este periódico desconocen la razón de tanta demanda. "Oye, ¿es que hay una bruja por ahí que ha dicho que va a salir este número?", preguntan en Durango.*


Pues si flipan en Logroño y piensan en brujas en Durango, algo tiene que haber, digo yo. A menos que sea todo una campaña viral de los del Iglesias para promoverse de forma barata. Te dedicas a llamar a las administraciones de toda España preguntando por el número y ya te has montado la campaña. Que estos de Podemos, pese a lo que decía Félix de Azúa el otro día y que tanta irritación ha provocado en el profesorado español que no lleva coleta ni tiene intención de dejársela. Se refería Azúa a Podemos como “un partido de profesores”, lo que le servía para atacar al partido y aprovechar para descalificar al conjunto del profesorado del país, lo que me parece un exceso de licencia poética. Poca “parte” y mucho “todo”. No ha sido el único que ha aprovechado para atacar a la Universidad española. Cuando se retiró Alfredo Pérez Rubalcaba, algún colega aprovechó para atacarlo preguntándose públicamente y mediante escrito qué universidad aceptaba a un profesor de Química entre sus filas tras treinta años de dedicarse a la política y poco a su campo. Consideraba que a los políticos se les olvida lo que hacen en su vida anterior y, por lo visto, que se vuelven memos. No digo yo que no haya ningún caso así, pero lo preocupante es que se atacaba de nuevo a la universidad, que no tiene la culpa en este caso ni en otros de nada. Los partidos políticos están llenos de profesores universitarios desde hace muchos años, muchos de ellos eminentes, sin que nadie lo haya considerado insultante, poco prestigioso o censurable incluso. Por eso ha causado indignación el tono insultante para el conjunto de la universidad española que aprovechando que un becario reciclado a líder haya estado donde no debía, se meta con los que no sabemos nada de eso y estamos siempre donde debemos, que somos la mayoría. Aquí pasamos de decir que no todos los políticos son corruptos, la mayoría, a decir que la universidad española sí lo es, algo también bastante injusto y desproporcionado. Creo que el señor Félix de Azúa, ilustre profesor universitario, habrá recibido llamadas de amigos felicitándole por su valiente escrito.


En España gusta mucho esto de la denuncia colectiva apocalíptica. Es más fácil decir que la universidad, los políticos o el cuerpo de bomberos son corruptos que ir a un juzgado a denunciar un caso concreto. El señor Azúa ha sido injusto porque siempre habrá alguien que se salve como profesor honesto, aunque sea solo él, que me imagino se tiene en estima suficiente. Su honestidad nos salva al resto, mediocres y corruptos.
Volviendo a la Lotería, como salga el número de Podemos, aquí se lía. Incluso si sale el reintegro ya dejaría preocupados a muchos. Ya veo las fotos de la próxima campaña: “¡Tocamos!” En una expresión: la lotería, tocar las narices y ya nos toca.
Me imagino que la maquinaria de los partidos, como se dice, se habrá puesto en marcha para contrarrestar el efecto “¡tocamos!” y que desde Génova y Ferraz estén llamando a Logroño, Durango y resto de las administraciones preguntando por números relacionados con las creaciones de sus respectivos partidos o el nacimiento de Carlos Fabra. ¡Y que el bombo decida!




* "Locura por el 17.114, la fecha de fundación de Podemos" El Mundo 6/12/2014 http://www.elmundo.es/espana/2014/12/06/5481a1e122601d831c8b4581.html

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.