martes, 9 de diciembre de 2014

Momentos divinos o jueces, periodistas, policías y militares inspirados

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
El artículo publicado ayer por Nourhan Fahmy en Daily News Egypt, titulado "The re-writing of history in the Mubarak verdict", comienza con un párrafo de la sentencia absolutoria del ex presidente:

“But in a divine moment, God willed to bring the people back to life and with fiery enthusiasm, they gathered in millions on 30 June 2013. The military and the police heeded their calls on 3 July to reclaim the people’s first revolution that was held hostage by the Muslim Brotherhood, marking the dawn of a new era in modern Egyptian history.”
The above is a translated excerpt from the 280-page summary explaining Judge Mahmoud Al-Rashidi’s decisions on 29 November 2014 in the “Trial of the Century”, in which former president Hosni Mubarak faced charges relating to the killing of hundreds of protesters during the 18-day uprising that toppled him in 2011.  The summary includes eight pages solely dedicated to providing a historical context to explain the rationale behind the court’s decisions.*


Si no fuera por lo trágico de la situación, el párrafo merecería una carcajada universal provocada por lo ridículo de las palabras, dignas de ser dichas en una comedia de Moliere en la que se mostrara la "ridiculez" pretenciosa de un juez metido a intérprete divino, nuevo profeta de la justicia.
Cuando el gobierno egipcio habla de respeto de las decisiones de los jueces debería considerar el respeto que los jueces deberían tener por la propia justicia. El veredicto de Mubarak es el último de los veredictos escandalosos con los que la judicatura egipcia está enterrando la Historia de su propio pueblo, de sus deseos y aspiraciones, envueltas en una retórica grandilocuente en la que se entremezclan la beatería, la hipocresía y una desfachatez impensable en cualquier régimen que tenga que salir a la calle internacional.
En el mismo periódico, con el título "On law, justice, and dissent: legal experts deconstruct Mubarak’s trial in panel discussion", nos dan cuenta de los encuentros de activistas y defensores de los derechos humanos cuyas reacciones ante el veredicto infame siguen siendo de perplejidad:

“We can’t talk about law without acknowledging dissent. Nevertheless, there is no revolution that can take place within the context of law. Almost all laws limit and abort revolutionary work,” [Hosni] Sayed said. “When a revolutionary succeeds, he has to secure his status and build laws that protect him and the revolution: laws that are set to rule the society in the post-revolutionary era.”**


Cada vez parece más evidente que la revolución fue abortada mediante aplausos, es decir, haciendo creer que había triunfado, dejando que se celebrara la caída del que no cayó sino que fue sustituido por la SCAF, que cometió el imperdonable error de fallar en su intento de colocar un presidente al frente de Egipto que permitiera hacer lo que ahora se está haciendo: seguir enterrando la revolución mediante ilusiones colectivas triunfales.
La revolución no fue tal porque fue incapaz de desmontar el aparato del estado. El motivo es obvio: fue el Ejército el que se puso al frente para controlar la situación. Nada fue tocado realmente. Mubarak no fue derrocado, sencillamente fue apartado para evitar conflictos mayores que degeneran en una situación incontrolable que hiciera tomar medidas a la comunidad internacional, como ocurriría en Libia. Estas eran poco adecuadas para el caso egipcio por ser un aliado de los Estados Unidos, que es el que financia al Ejército desde la época de Sadat.
El escándalo del veredicto de Mubarak ha sido calificado como "ridículo" por la portavocía del gobierno de los Estados Unidos en una de esas jugarretas de los micrófonos abiertos. Oficialmente no hay nada que decir; off the record, lo mismo que piensa todo el mundo: es un veredicto ridículo. No es sin embargo absurdo. Absurdo es lo que carece de lógica y el veredicto de Mubarak tiene su propia lógica, es coherente con lo que está ocurriendo y ha ocurrido desde que salió del poder.Es el final lógico del camino emprendido. El error viene servido por la confusión de quién era el conductor real del proceso.


El nuevo plan consiste en hacer lo mismo de antes pero con las motivaciones positivas y negativas que se habían perdido por la desidia de la época de Mubarak. Convertido en objeto generalizado de chistes, Mubarak no tenía el más mínimo carisma, nada comparable con Nasser o en menor medida con Sadat, sucesores unos de los otros y resolviendo la política egipcia entre grupos entrantes y salientes, con el Ejército como referencia. La sisimanía es un intento de recuperar un carisma que excluye los debates ideológicos y provoca las reacciones empáticas de los egipcios. La falta de sutileza militar recupera el aparato de propaganda de los medios y los muestra como defensores de los que reprime. Para ello solo se necesita un elemento carismático, el-Sisi, y un enemigo, la Hermandad Musulmana, convertida en el objeto de desahogo de la población y a la que se responsabiliza de todo. Por supuesto, en ella se canalizan todas las fobias sociales acumuladas para explicar la "Gran Conspiración", es decir, la alianza mundial destinada a que Egipto no lidere el mundo árabe primero y, probablemente, el mundo a secas después.
Daily News Egypt nos da más explicaciones sobre lo escrito por los jueces "inspirados" por la divinidad y que transmiten su propias "tablas" al pueblo mediante el veredicto:

The historical context, which mainly relies on accounts from witnesses who held senior positions in the state, recounts events that date back a decade. It starts by referring to a generalised scheme by the US and other powers to divide and conquer the Middle East through “the Great Middle East Project”. It then focused on the situation in Egypt, specifically since 2005, and how the ailments of the political regime resulted in the “popular revolution on 25 January 2011”.
According to this narrative, the Muslim Brotherhood in collaboration with the “axis of evil of the United States, Qatar, Turkey, Israel, and Iran” contributed to inflaming the public. The “Brotherhood militias” were held responsible for exploiting chaos and “shooting at both the police and the demonstrators, leading to the death and injury of many.” Allegedly, the objective of the Brotherhood was “to instigate violence between the people, the police, and the army, in the hope of sparking a civil war.”*


Que esto se refleje en una sentencia no deja de ser una muestra más del delirio alcanzado por la judicatura y del tipo de alimento del que están necesitados aquellos que asienten ante tales barbaridades. El entrecomillado “axis of evil of the United States, Qatar, Turkey, Israel, and Iran” es la forma de enlatar en el pasado lo que se ha de abrir en el presente. Todos los "enemigos" de Egipto están ahí; contra ellos se dirigen las iras de la población a través de los medios de comunicación que han perdido el rumbo informativo y se dedican a la propaganda y la adulación.
La alianza forjada contra Egipto es realmente cómica. Lo peor es que está fabricada para realimentar a la opinión pública que la cree a pies juntillas después de escucharla a los telepredicadores laicos, religiosos y ambidiestros. Todos los que no se dejan llevar por esta histeria colectiva, esta seducción a la brava, son tildados de traidores, vendidos a potencias extranjeras, renegados cuya finalidad es evitar el destino universal de Egipto, fundadora de la Humanidad. Hace tiempo que algunos analistas egipcios comenzaron a utilizar el término "fascismo social" en sus escritos analizando el comportamiento observado.
En el post titulado "Patriarcas sumergidos, dictadores felicitados", que escribimos el 9 de noviembre de 2011, es decir, a diez meses de la revolución del 25 de enero, recogíamos unas curiosas líneas del diario Al-Masry Al-Youm (Egypt Independent) sobre las que he tenido ocasión de meditar muchas veces. Se referían a las felicitaciones que Hosni Mubarak había recibido en la cárcel con motivo de la fiesta grande del "Eid":

Mubarak also received a half hour call from Tora prison, during which former People’s Assembly Speaker Fathi Sorour is reported to have said, “Don’t worry president, the elections are a complete mess and will explode.”***

Las palabras del que fuera presidente de la Asamblea del Pueblo desde 1990 hasta la llegada de la revolución tienen, a la luz de lo ocurrido después, gran interés histórico y revelan que las conspiraciones pueden tener varios "ejes del mal". La filtración de la conversación pasó desapercibida entre el maremágnum informativo.
El papel que los medios de comunicación están jugando en Egipto, como parte del mantenimiento de la burbuja, es esencial. La maquinaria ha sido puesta al servicio del gobierno y saca sus ganancias de la exaltación del nacionalismo, la existencia de conspiraciones y un conservadurismo moral rayano en lo patológico que trata de hacer ver que la expulsión de los integristas religiosos no significa que el país avance hacia la pérdida de su carácter tradicional.
El escándalo que recogían ayer los medios egipcios se relacionaba con la redada realizada el pasado domingo contra homosexuales, la mayor realizada desde el año 2001, cuando la Policía arrestó a 52 personas. La redada se hizo con la presencia de una periodista de televisión, con el teléfono en la mano, fotografiando a las personas detenidas, cuyas imágenes ha colgado en su página de Facebook violando todos los derechos de las personas. Ha sido su momento de gloria:

[Mona] Iraqi, a presenter on “Al-Mestakhabi” (The Hidden), an investigative journalism show that broadcasts on the privately owned channel Al-Qahera wal Nas, wrote on her Facebook page that she and her team had been investigating the bathhouse, alleging it was a “den of illegal gay sex workers.”
“Today is one of Al-Mestakhabi’s good days — we have to share with you a new and big victory for the program. Al-Mestakhabi managed to shut down a den of group sex for men, and they were all arrested red-handed,” she wrote.
“Success is great and achieving goals are greater,” she added.
Iraqi also posted photos showing dozens of almost-naked men being arrested in the public bathhouse, which she alleged was a popular site for both Egyptian and foreign gay men. She further accused the 60-year-old manager of running a sex ring.
Al-Mestakhabi reporters secretly infiltrated the bathhouse and filmed what Iraqi described as “gay sex parties,” as well as the owner’s “confessions.”
The owner of the bathhouse had kicked Iraqi and her team out of his establishment before security forces conducted the raid.
The first episode on the investigation was to be aired next week, but Iraqi claimed the broadcast would be postponed “to give police forces the chance to raid the bathhouse and arrest those involved.”
Human rights activists and social media users took to the Internet to lambaste Iraqi’s Facebook report, decrying the journalist’s cooperation with police forces as a flagrant violation of citizens’ personal rights.****


De nuevo otro golpe de efecto para hacer ver al pueblo egipcio que el gobierno y las instituciones "funcionan" y son ejemplo de moralidad y eficacia. Por moralidad entienden las campañas contra homosexuales, ateos, películas, libros y terroristas, todos ellos, sin demasiadas distinciones, enemigos de la patria, ácidos corrosivos de su grandeza. Solo hay versión oficial; lo demás es disidencia. Con ello solo se consigue el rechazo internacional, algo que es utilizado como síntoma de que se va por el buen camino. Las quejas por las críticas vertidas contra Egipto por Naciones Unidas en Ginebra por la situación de los derechos humanos seguirán siendo "críticas envidiosas" de los enemigos. Las críticas por las sentencias de muerte masivas, las últimas hace unos días, también. Pero Egipto está dispuesto a mantener la virtud sin necesidad de crear, como Arabia Saudí, una policía específica que la controle. Le basta con los cuerpos de seguridad habituales para mantener firmes a ateos, gais, activistas o lectores de "1984". ¡Triste fin de la revolución!


¿Son conscientes los egipcios del entierro de su revolución? Muchos sí. Otros, en cambio, siguen defendiendo que ahora viven muy bien, que se sienten seguros y que todo es una cuestión de envidia por tener el líder que enamora por donde va, como dijo la prensa oficial de su visita a la Asamblea General de la Naciones Unidas. No sé cuánto puede durar la excusa de la guerra al terrorismo, pero me imagino que pronto habrá otra. Cuando los revolucionarios del 25 de enero se dieron cuenta de las maniobras de la SCAF, de los militares, siguieron en sus protestas, pero ya dejaron de contar con el apoyo mayoritario. Si fue extendienco interesadamente la idea de que la revolución traía el caos, la inseguridad y alejaba los negocios. Se enseñó a temerla y a añorar las cadenas de la seguridad. Unos apostaron por Tantawi y su forma de entender el orden; otros siguieron manifestándose ante la incomprensión de muchos. Hoy se ve el resultado.
El incidente de la detención tiene como consecuencia el deterioro mayor de la imagen de Egipto y de sus gobernantes, cuya propaganda mediática no sirve fuera del país:

US-based rights activist Scott Long blogged about the incident in his blog, the Paper Bird, and suggested the possibility of a government-sponsored campaign against gay rights.
“What’s clear is that another pro-Sisi media organ is working in close collusion with security forces, to produce a sensational show about sex with appalling and terrifying images, to invade privacy and engorge the prisons and destroy innocent people’s lives,” he wrote.
Long highlighted another recent incident in which eight men appearing in a video that allegedly portrayed a gay marriage ceremony were sentenced to three years in prison on charges of perversion.
“This message about ‘networks’ is a menacing constant. Egypt’s powers-that-be treat homosexuality and gender dissidence as political, and — like any kind of politics under an ever more constricting dictatorship — conspiratorial and sinister,” Long added.****


Afortunadamente, una parte de la prensa egipcia —muchas mujeres— está dando muestras de valor y de resistencia a la corriente de locura colectiva hacia todo lo que consideran en contra. Unos periodistas que pueden escribir con sentido de la realidad y de su profesión frente a otros que se han entregado al delirio, aduladores y deseosos de conseguir los favores del poder y las audiencias que asienten ante sus delirantes propuestas. No es fácil escribir en Egipto. El riesgo profesional es grande porque las presiones sobre los profesionales y los medios son grandes. La alianza de medios para no criticar al gobierno, ejército y policía, y jueces es un suicidio político e informativo. Por eso es importante que se sientan apoyados, que no piensen que están solos en su lucha por mantener voces críticas que mantengan el respeto de su función profesional.
Lo que ha hecho Mona Iraqi con su pseudo periodismo de "denuncia" la ha convertido en el centro de las críticas, como recoge Egypt Independent:

Journalist Hossam Bahgat from independent news site MadaMasr, criticized Iraqi on her page: “You see the picture of you filming with your phone? Your picture will be spread for years to come with every article, investigation or book on the collapse of Egyptian media ethics.”*****


Es, en efecto, el signo del colapso de la ética de los medios en Egipto. Tras esta combinación policial e informativa, lo siguiente será hacer redadas en los medios que se resistan mientras Mona Iraqi lo graba con su móvil para mayor gloria de la patria y el régimen.
Serán otros momentos de inspiración divina recogidos por la sentencia de algún juez.

* "The re-writing of history in the Mubarak verdict" Daily News Egypt 6/12/2014 http://www.dailynewsegypt.com/2014/12/08/re-writing-history-mubarak-verdict/
** "On law, justice, and dissent: legal experts deconstruct Mubarak’s trial in panel discussion" Daily News Egypt 8/12/2014 http://www.dailynewsegypt.com/2014/12/08/law-justice-dissent-legal-experts-deconstruct-mubaraks-trial-panel-discussion/
*** "Patriarcas sumergidos y dictadores felicitados" Pisando charcos 09/11/2011 http://pisandocharcosaguirre.blogspot.com.es/2011/11/patriarcas-sumergidos-y-dictadores.html
**** "TV host works with police to raid Cairo bathhouse; dozens arrested on perversion charges" Mada Masr 8/12/2014 http://www.madamasr.com/news/tv-host-works-police-raid-cairo-bathhouse-dozens-arrested-perversion-charges
***** "TV presenter defends her role in mass ‘gay’ bathhouse arrests" Egypt Independent 8/12/2014 http://www.egyptindependent.com//news/tv-presenter-defends-her-role-mass-%E2%80%98gay-bathhouse-arrests-0


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.