sábado, 8 de octubre de 2016

El regreso del héroe o decisiones difíciles

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
Hay decisiones que no son fáciles de tomar sobre todo cuando hay un fondo importante de confusión. Las tomas de decisiones en Egipto merecen ser estudiadas con detalle porque a veces suponen ejercicios de equilibrismo de alto riesgo en la cuerda floja. Son tantos los cambios y matices que lo único que las autoridades tienen claro es que el presidente tiene razón. Todo lo demás está sujeto a cuidadosas reflexiones porque nunca se sabe lo que puede ocurrir mañana y tampoco se entiende muy bien lo que ocurrió ayer. Eso deja un presente confuso entre un pasado recordado unos días de una manera y otros de otra y un futuro..., bueno, un futuro.
La televisión estatal egipcia, como organismo oficial, vive en esas mismas contradicciones y sombras a la hora de opinar. Las versiones oficiales son cambiantes o, mejor, se dice una cosa y se hace otra y viceversa. Ahram Online nos trae una noticia ilustradora del panorama. Otra vez una sanción, no como a Azza el-Hannawy, que le dijo al presidente que no había hecho su trabajo y que sus promesas estaban sin cumplir, sino por algo muy distinto. Y no ha sido fácil establecer porqué se le sancionaba:

"TV presenter George Rashad was suspended for two episodes for his encroaching on the rights of those who protested on 25 January 2011," Mehanna told Ahram Online, refuting reports that Rashad was suspended for hailing Mubarak's role in airstrikes during the 6 October War.
Rashad had criticised 25 January protesters' claims that airstrikes accredited to Mubarak should not be attributed to him. Rashad was suspended from the morning show for two episodes but will continue to present newscasts.
Mubarak's Facebook support page, "I'm sorry, Mr President," said Wednesday that Rashad was suspended for accrediting Mubarak's role, launching a hashtag "I support George Rashad" and "In Solidarity with George Rashad" while describing the move by ERTU as a "mark of shame" on the state owned TV.
"A TV presenter should be a conveyor of truth who doesn't state his personal opinion. The decision came along the TV's professional role as we are a respectable institution," Mehanna added.
In Wednesday's programme's episode commemorating the 43rd anniversary of 6 October War, Rashad saluted former presidents Gamal Abdel Nasser and Anwar El-Sadat for their roles during the War of Attrition and 6 October War, respectively.
He also hailed ousted President Mubarak's role during the war, slamming those who claimed that the first airstrike against Israel in the 1973 war, which was led by Mubarak as head of the Air Force, should not be accredited to him.
"A salute of love and gratitude to the former president Hosni Mubarak, the leader of the airstrike, that due to his wise leadership our army defeated Israel," he said.
"There is no room for those who went out for protests in January 2011 and later to promote ideas that the airstrike was not attributed to Mubarak. This is slander and a rigging of history. Those are the Muslim Brotherhood, and 6 April, and anyone similar who want to defame anyone and anything in this beautiful country," Rashad said.*


Sí, no hay error. Lo han entendido bien. El presentador de televisión defendió el papel de Hosni Mubarak como héroe de la aviación al dirigir el ataque contra Israel y se lanzó a maldecir a los que, lógicamente, no le consideraban un héroe y animaron a su derrocamiento (palabra de sentido aproximado a lo que ocurrió) durante la Revolución del 25 de enero.
La cuestión de la sanción no era fácil precisamente por ese revoltijo que los egipcios están construyendo con su historia reciente. Oficialmente el derrocamiento de Mohamed Morsi fue un "segundo golpe de timón" para reconducir el "primer golpe" que supuso enero de 2015. Para su legitimación del golpe de Estado, el Ejército se presentó como la mano del pueblo, que quería la salida de Morsi del gobierno. La "legitimación", por ello, se encuentra en el 25 de enero, momento en el que el pueblo se manifestó contra Mubarak y "explica" el derrocamiento de Morsi porque traicionó las peticiones del pueblo de democratización.
Con esta construcción retórica tiene que convivir una realidad bastante distinta, pero que gusta menos y no da tanto de sí. Por ejemplo, el golpe contra Morsi se justifica en la traída de la democracia, otra pieza más de la construcción retórica encadenada necesaria para justificar lo sucedido. Por supuesto, nadie cree que haya una democracia real en estos momentos en Egipto, pero para eso están los discursos oficiales y los medios de comunicación.

2011

La realidad es otra, más cercana a la que el presentador sancionado manifiesta. El régimen está realizando una reincorporación desde hace mucho tiempo de las figuras de la era de Mubarak, entre otras cosas porque eliminados los islamistas y los demócratas, a El-Sisi solo le quedaba mantener y recuperar a las figuras económicas (los empresarios) y políticas (las que le controlaban los votos de forma clientelar). Ya durante su campaña electoral se produjo el abandono de algún honesto e iluso director de campaña —concretamente en Alejandría— por sentirse rodeado de mubarakistas. El régimen no ha cambiado, pero tiene que decir que sí lo ha hecho.
Por otro lado, oficialmente los muertos del 25 de enero de 2011 son "mártires", pero es la triste realidad que lo mismo que ha hecho el presentador George Rashad —atacarles e insultarles— lo está haciendo una parte considerable de los medios privados (sin problema alguno) y han llegado a convencer a la gente que eran espías y saboteadores que querían dividir y destruir Egipto. Les han llamado de todo, han pedido en los juzgados que les retiren la nacionalidad, han borrado sus huellas en las paredes y prohibido libros que les recordaban...
Al mismo tiempo en el preámbulo de la Constitución enmendada y aprobada por todos (los que votaron) se sigue pregonando que el pueblo se levantó y el Ejército le siguió. Se omite, por supuesto, que antes de seguirle hubo unos cuantos "incidentes" con muertos por medio, o que solo intervino en favor del pueblo cuando vieron que no podían controlar la situación dada la firmeza de la gente.


Ya entonces se dividió al país entre los que querían continuar el cambio hasta una democracia sin militares y los que simplemente querían cambiar a Mubarak. A raíz de todos los problemas posteriores, la sociedad egipcia se dividió y entonces los desastres se encadenaron porque nunca tendrán una democracia real tutelada por el Ejército controlando el país.
El incidente del presentador es una muestra más de las distancias entre lo que se dice y lo que se hace. Tiene gracia que se hable de la "verdad" por parte de la dirección de la ERTU, la radiotelevisión egipcia, pero también es cierto que en ningún lugar del mundo se habla tanto de ella como en Egipto. Se quiere tanto a la verdad que cada uno tiene la suya.
Desde que Mubarak salió, la cuestión de su protagonismo y heroicidad al frente de la aviación ha sido cuestionada. El concepto egipcio de liderazgo necesita tener un héroe al frente, a ser posible que haya ganado a los israelíes. 

2011

La política egipcia desde Nasser ha sido un continuo desacreditarse de unos a otros sobre sus papeles militares, como es lógico viniendo todos del Ejército. Egipto se ha forjado con la mentalidad militar desde 1952 y esa es la vara de medir, por lo que las disputas se centran en la heroicidad militar del líder. Si no la ha tenido se le inventa y si la ha tenido se le retira, como el caso de Saad Eddin El-Shazly**, militar desacreditado por Sadat y encarcelado por Mubarak por haber revelado, decía, secretos militares en sus memorias con las que intentaba reivindicar su propia figura atacada. La caída de Mubarak permitió su recuperación momentánea. Pero su familia vuelve a no tenerlo fácil. Saad Eddin El-Shazly murió al día siguiente de la caída de Mubarak; la espera había merecido la pena.


Uno de los argumentos para no juzgar a Mubarak es que era un "héroe", algo que él mismo se encargó de fortalecer a través de toda una serie de mecanismo mediáticos y monumentales. La mentalidad egipcia tiene esa fijación militar y será difícil que el Ejército y los que de allí salen renuncien a seguir reforzándola.
La decisión de porqué sancionar al seguidor de Mubarak no era fácil ni habrá sido sencilla, pero con la Constitución en la mano se ha preferido sancionarle por "atacar a los partidarios" de la revolución que por defender al antiguo jefe, el héroe. Todo muy irónico, como se ve. 
Las abiertas loas a Mubarak contrastan con las campañas de prestigio necesarias para mantener al presidente en sus cotas de popularidad. Otra ironía: Mubarak, el presidente del que todos hacían chistes, acaba siendo reivindicado desde la televisión pública. Y eso tampoco le interesa mucho al gobierno.


Conforme el régimen se va cerrando sobre sí mismo debido a su propia crisis y la que el país padece, las cuestiones de imagen toman mayor importancia. Reivindicar como héroe a Hosni Mubarak en la televisión pública es percibido de forma equívoca por aquel que considera que los discursos oficiales son válidos. ¿Cómo vincular de forma coherente al derrocado y al derrocador sin que se deshaga la ilusión de que el régimen es nuevo y que algo cambió? No es fácil.
Muchas cosas han cambiado en Egipto, desde luego, pero no las que se dicen. Por el mismo motivo muchas otras siguen igual o peor, aunque no se digan, porque el poder realmente nunca cambió de manos, por lo que la revolución era imposible más allá de las calles y de los que se dejaron la vida o las ilusiones en ellas. Hoy la hacen a su manera.


Recuerdo las acaloradas discusiones de los egipcios sobre si debían seguir presionando para la salida de los militares del poder o volver a sus casas con la satisfacción de haber jubilado anticipadamente a un presidente con treinta años de ejercicio utilizando una ley de excepción para eliminar resistencias. Entonces, con la división, se perdió la revolución. Algunos pensaron que tenían mucho que perder.
Y muchos egipcios descubrieron que, aunque vivían en el mismo país, tenían diferentes sueños.



* "Egypt's state TV temporarily suspends presenter for offending Jan 25 protesters" Ahram Online 6/10/2016 http://english.ahram.org.eg/NewsContent/1/64/245307/Egypt/Politics-/Egypts-state-TV-temporarily-suspends-presenter-for.aspx

 ** "Saad Eddin El-Shazly: A war hero revisited" Ahram Online 6/10/2011 http://english.ahram.org.eg/News/23525.aspx




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.