lunes, 21 de agosto de 2017

El terrorismo de género

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
El atentado en Barcelona y lo ocurrido en otros puntos dentro de la misma trama ha hecho pasar bastante desapercibido al atentado, mediante apuñalamiento, en Finlandia al día siguiente. Como ocurrió en el caso de Egipto, en el que un joven se introdujo entre los turistas que tomaban el sol en la playa de Hurgada, el objetivo ha sido claro y definido: las mujeres.
Esta es la información que daba La Vanguardia sobre el atentado finés:

El yihadista marroquí de 18 años detenido tras el apuñalamiento masivo de ayer en Turku (suroeste de Finlandia) es un solicitante de asilo que llegó al país nórdico en 2016, siendo menor de edad, y cuyos principales objetivos fueron mujeres, informó hoy la Policía finesa. Estas son las conclusiones a las que han llegado, por el momento, las fuerzas de seguridad finlandesas, cuando las investigaciones se encuentran todavía en su fase inicial.
El agresor, que continúa ingresado en cuidados intensivos tras recibir un disparo en la pierna, atacó a los viandantes en pleno centro de la ciudad de forma aleatoria con un cuchillo de grandes dimensiones, aunque la Policía sospecha que eligió preferentemente a víctimas femeninas. “Creemos que las víctimas fueron elegidas al azar, pero su objetivo primordial fueron mujeres. De las diez víctimas, ocho son mujeres y los únicos dos hombres heridos fueron atacados por intentar ayudar a las mujeres o detener al agresor”, dijo en rueda de prensa la portavoz policial Krista Granroth.
Las dos víctimas mortales son una mujer de 67 años y una adolescente de 15, explicó la Policía, una de las cuales falleció de inmediato y la otra en el hospital. Dos de los ocho heridos continúan ingresados en cuidados intensivos, aunque no se teme por su vida, mientras que el resto sufre heridas menos graves y algunos han sido ya dados de alta.*


En el caso de Hurgada, igualmente el joven se dirigió contra mujeres, asesinando a puñaladas a dos y a una tercera que falleció pocos días después. No es una condición que se muestre en los ataques masivos (atropellos, explosiones, etc.) porque es imposible seleccionar las víctimas, pero se va repitiendo con mayor frecuencia este patrón anti mujeres como característico de.
A pesar de ello, recordamos haber recogido aquí que en una de las explosiones en un templo cristiano copto en diciembre en El Cairo, el asesino eligió para hacerse volar la zona reservada a las mujeres. Esto hizo que fueran las principales víctimas del ataque. Cuando pueden elegir, eligen matar mujeres.
¿Es patrón o casualidad? De los factores que pueden llevar a una persona a asesinar con saña mediante puñaladas a otras personas, la selección del sexo es indicativa porque actúa como un elemento claramente motivacional que puede, además, se usado en el adoctrinamiento dando lugar a la llamada radicalización.
El 28 de marzo de este año, Hadley Freeman escribió en The Guardian un artículo titulado "What do many lone attackers have in common? Domestic violence". En él se señalaba lo siguiente:

The reactions to Khalid Masood’s attack last week played out with script-like predictability: rightwing commentators tried desperately to blame the actions of this Kent native on immigration, while the media pored over whatever anecdotes they could find from neighbours and schoolmates. All The Day Today cliches were ticked off: he was “always polite”, he came from “a normal family”, he once “got drunk” as a teenager.
This kind of desperate profiling plays to people’s desire to believe we should be able to spot terrorists. But while rent-a-gobs flail around naming and shaming Kent and drunk teenagers, it is telling how rarely one feature common to many “lone wolf” attackers is called out: a history of domestic abuse.
A relative of Masood’s former wife Farzana Isaq told the Daily Mirror that Isaq had fled her ex-husband in terror after just three months of marriage: “He was very violent towards her, controlling in every aspect of her life – what she wore, where she went, everything.”
Mohamed Lahouaiej-Bouhlel, who killed more than 80 people after driving a truck into a crowd on Bastille Day in Nice last year, had a long history of domestic violence, as did Omar Mateen, who last summer killed 49 people in a Florida nightclub. “He would just come home and start beating me up because the laundry wasn’t finished, or something like that,” Mateen’s former wife Sitora Yusufiy told the Washington Post. Tamerlan Tsarnaev, one of the Boston Marathon bomber brothers, had previously been arrested for domestic assault and battery of a woman.
Before Katie Hopkins gets excited, this isn’t evidence of a misogyny unique to the Muslim culture, or Muslim killers. The stepmother of Dylann Roof, the white supremacist who killed nine people in Charleston in 2014, accused his father of abusing her, suggesting Roof was raised in a home where gendered control was normalised. Evangelical Christian Robert Lewis Dear was so pro-life that he not only killed three people in a Planned Parenthood clinic in Colorado in 2015, he also had an extensive history of violence against women and domestic abuse, and an arrest for rape. Seung-Hui Cho, a South Korean expatriate who shot and killed 32 people at the Virginia Polytechnic Institute in 2007, had previously been charged with stalking and harassing female students.**


Creo que la observación es correcta al establecer los vínculos. En un sentido profundo, la rebelión de las mujeres genera un rechazo, un odio patriarcal contra ellas que se traduce en esas formas de violencia.
Las propuestas realizadas el día 13 de este mes por el presidente de Túnez de avanzar en la igualdad de hombres y mujeres mediante la modificación de las leyes que regulan las herencias o darle la posibilidad —igual que tiene el varón musulmán— de casarse con una persona de otra religión ya había sido contestadas de forma airada por las instituciones más conservadoras, que ven en ello una violación del "orden divino". La rebeldía pecaminosa mostrada por la mujer al intentar ser igual que el varón sería castigada por la mano de los que justifican la violencia doméstica como una forma mantenimiento del "orden".
La violencia doméstica, que la autora ve como un patrón, representaría ese entrenamiento en la violencia, que tienden a justificar como forma de castigo o "corrección" para restituir el orden. Igual que el racista se ve "desafiado" por los que considera "inferiores", en el caso del machismo patriarcal es la mujer la que desafía, la que debe ser enseñada a ocupar su lugar.
Esto es lo que hemos visto en Egipto en determinadas propuestas de sus diputados. No es otro el sentido de proponer la reducción de la edad de la mujer para el matrimonio o, como se hizo, mostrar la necesidad de que se sometieran de buen grado (por el bien del hombre) a la mutilación genital. Era una forma, se decía, de reducir su furor ante la debilidad del hombre.
Una parte esencial en el proceso de radicalización terrorista es conseguir encontrar el "puesto cómodo" para ejercer la violencia. Nadie se considera a sí mismo un "asesino". Hay que encontrar la forma en que se sienta un "redentor", un "salvador" de los suyos, un "mártir". Para ello hay que convertir a las mujeres en un peligro desafiante de las que el mundo debe ser salvado dentro del modelo "edénico", es decir, de la "Eva" que arrastra al pecado y a la perdición a los hombres.


La convicción de que el mundo pierde sus valores y que el orden está siendo destruido comienza en la propia casa, en donde la violencia trata de mantener el orden interior. Radicalizar es crear una imagen del desorden, asignar unos responsables, para después establecer una acción de castigo. Son tres momentos diferentes y puede que el último que reservado al ámbito doméstico, sin llegar a dar el salto a gran escala. La violencia se ejerce entonces en la casa contra esposas e hijas a las que se trata de llevar al buen camino.
Si se produce la traducción "política" y se traslada hacia el exterior, la violencia puede dirigirse hacia las mujeres, como ha ocurrido en los casos señalados. Son ellas, según perciben, el caballo de Troya que exige los cambios que van contra la ley divina, contra las costumbres, etc. Esto se percibe con toda claridad cuando se dan ataques masivos o violaciones a mujeres por su forma de vestir, que es considerado una transgresión de las reglas y ellos ser convierten en los brazos ejecutores.
Sabemos del odio canalizado contra las mujeres desde el principio de la Primavera Árabe, cómo fueron el objeto de las mayores ataques por parte de todos. Desde los militares egipcios que comprobaban si eran vírgenes (acto heroicos a mayor gloria del Ejército) en Tahrir a los ataques a las mujeres en las calles. Otro diputado egipcio ha pedido que se exijan las pruebas de virginidad para entrar en la Universidad. Todo ello, es la parte esencial, se hace en nombre de las buenas costumbres. Por eso, cuando las familias de los terroristas dicen que eran "muy normales" hay que tener en cuenta que esa violencia se considera muchas veces como "correctiva", por su bien. En el fondo, es un adiestramiento en el odio hacia las mujeres que han decidido no someterse a las diferentes formas que unos llaman "tradición" y otros "opresión".


El diario El País incluía este fin de semana una entrevista de interés con la filósofa Agnes Heller. Junto a las cuestiones que se le plantean sobre la reducción de las democracias a las meras elecciones, se encuentran algunas preguntas sobre lo que tratamos:

De todos los cambios que ha vivido, ¿cuál es el más importante? ¿El cambio en la condición de la mujer? Es la única revolución que no considero problemática y es la mayor de nuestro tiempo, porque no es una movilización contra un periodo histórico, sino contra todos los periodos. La única totalmente positiva, tal vez junto al desarrollo de los derechos humanos. Aunque nunca se pongan en práctica totalmente, es esencial que se planteen.***

Apunta Heller también:

[...] La liberación de la mujer es la única revolución sin zonas oscuras. Ninguna otra se ha llevado adelante sin problemas. La igualdad de la mujer, que no está aquí todavía pero que va a ocurrir, también traerá nuevos problemas y también retrocesos.***


A diferencia de otras revoluciones (sociales, coloniales, etc.), la revolución de la igualdad entre los sexos debe nacer en el seno de las familias si se dan las condiciones suficientes para ello. Mucho de lo legislado se resiste a ser realidad porque choca con la considerada normalidad, como ocurre en Egipto donde se supone, por ejemplo, que la ablación está prohibida por las leyes, pero que sigue con cifras cercanas al 90%. Las leyes no sirven de nada si no se cumplen. Y muchas de las leyes en favor de la igualdad se quedan vacías por falta de aplicación y respaldo.
Los fundamentalistas islámicos han canalizado el odio hacia Occidente  ante lo que presentan como un ataque a las familias, cuyo centro son las mujeres. El feminismo pervierte a las mujeres, dicen, y estas destruyen las familias desde su interior. Es un argumento recurrente no en los yihadistas, sino en los "hombres de bien", que se preocupan por el estado de la sociedad, su moral sagrada. El mal llega con ellas y ellas lo absorben de fuera, de allí donde no se frena, de un mundo de ateos, infieles y pervertidos.
El odio a las mujeres que se ha visto en los atentados o el hecho de que entre los terroristas los antecedentes por maltrato familiar sean frecuentes es probablemente algo más que una casualidad.
Se puede argumentar que el que es violento lo es en todas las esferas, pero esas esferas necesitan unirse en un discurso coherente para el sujeto, en una narrativa plausible que justifique su acción. Y esa es la habilidad del manipulador que produce el salto de la radicalización doméstica (presentada como defensa del honor y las virtudes familiares) a la práctica del atentado terrorista (presentada como una forma de defensa frente al pecado que intenta destruir a la gran familia virtuosa).
Ante los ataques a la propuesta tunecina, escribí que la vía de los derechos de la mujer era la mejor forma de enfrentarse al radicalismo fundamentalista, potenciándola y amparándola frente a las críticas y ataques de todo tipo. El conservadurismo patriarcal es difícil de remover y reacciona como hemos visto.
La unanimidad que Agnes Heller ve en la revolución de la mujer es relativa. Ha llegado a unas partes del mundo, pero esa aspiración a la libertad y la igualdad se resiste fuertemente en otras. Lo vemos en las niñas secuestradas por Boko Haram, en los atentados contras las escuelas de Paquistán —como el que sufrió Malala—, en los pueblos que estaban y están bajo el dominio del Estado Islámico, lo vemos en los feminicidios impunes.


Si el terrorismo yihadista empieza a seleccionar sus víctimas entre las mujeres, deberá ser tenido en cuenta en discursos eficaces que contrarresten los argumentos de odio de género. Habrá que alzar las defensas contra esta forma de "terrorismo de género" que va más allá del ámbito de la violencia doméstica sacándolo hacia el exterior.
El odio a la mujer como forma de canalizar el odio terrorista es un estado que debe ser estudiado. En primer lugar, porque los antecedentes por violencia doméstica pueden ser un indicador personal y familiar para los sujetos. En segundo lugar, de comprobarse como un rasgo, se debe invertir en su vigilancia y un mayor apoyo a las mujeres en sus desafíos por la igualdad.
Ha sido el primer ataque terrorista en Finlandia. Han sido dos mujeres. Mis condolencias a los fineses y a las familias de las víctimas-
Esta no es una guerra por el territorio; es una guerra por las costumbres, por las normas sociales. Por tanto, será lenta.


* "El objetivo del terrorista de Turku eran las mujeres" La Vanguardia 19/08/2017 http://www.lavanguardia.com/internacional/20170819/43658263847/finlandia-turku-terrorismo-ataque.html
** Hadley Freeman "What do many lone attackers have in common? Domestic violence" The Guradian 28/03/2017 https://www.theguardian.com/commentisfree/2017/mar/28/lone-attackers-domestic-violence-khalid-masood-westminster-attacks-terrorism

*** "Agnes Heller: “Solo la razón puede matar a millones de personas”" El País - El País Semanal 21/08/2017 http://elpaissemanal.elpais.com/documentos/agnes-heller-entrevista/

domingo, 20 de agosto de 2017

Colau y la libertad o bolardos y maceteros

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
Los acontecimientos de Barcelona, vistos a la luz de lo que vamos sabiendo, están llenos de despropósitos, de sin sentidos, coincidencias, errores, etc. que es el hilo con el que se fabrican estos hechos. No siempre hay buena preparación, sino chapuza infinita que sirve para causar igualmente muerte y dolor. Los terroristas pueden permitirse ser chapuceros; las autoridades, no.
Se le recrimina a la alcaldesa de Barcelona, señora Colau, haber desestimado cuando tuvo ocasión la colocación de los bolardos que otras ciudades han colocado en sus avenidas tras la repetición de los atentados con vehículos por todo el mundo. El argumento de la alcaldesa es que no quería que la ciudad perdiera "libertad", lo que no deja de ser un bonito argumento, unas hermosas palabras para decir en el homenaje a las víctimas.
El diario El Mundo recoge la recomendación de poner bolardos o maceteros. Aporta el documento original de la Policía en la que se advierte que puede ocurrir en la ciudad algo a lo que ocurría en Niza, Londres o Berlín:

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha defendido esta mañana la decisión de no proteger la Rambla con bolardos, pese a la recomendación del Ministerio del Interior del pasado mes de diciembre. Colau ha asegurado que los expertos en seguridad sostienen que pese a poner barreras físicas en un lugar como el del atentado del jueves, una furgoneta pequeña podría haber entrado a la Rambla por un lateral desde la calzada sin mayores problemas.
También ha explicado que no se instalarán bolardos en puntos estratégicos de la ciudad o con mucha afluencia de personas porque "cortan nuestra libertad".*


No se me entienda mal: no juzgo a la señora Colau por no haber puesto bolardos o maceteros. Su error es visible después de que ocurriera el atentado. Critico el argumento mediante el que justifica no haberlo hecho, un sentido pedestre de la "libertad". Hasta ese momento, ella era una decida defensora de la libertad de la ciudad, aplaudida por muchos en su gesto de no poner opresores maceteros. Ahora es simplemente una señora equivocada porque los hechos le han quitado la razón y porque no convencen sus justificaciones. La pregunta clave ahora es: ¿ha aprendido algo la señora Colau o seguirá defendiendo la "libertad" de la ciudad? O en versión abreviada: ¿pondrá maceteros y bolardos?
La señora Colau confunde la "libertad" con los "bolardos". No hay que hacer demagogia con ello, sino aprender que no se deben confundir los términos. Uno de los mayores errores que puede cometer un político con responsabilidades es no distinguir bien las esferas de las que habla.
El haber confundido una cosa con la otra le trae críticas a la señora alcaldesa de Barcelona, sin que importe que no era ese el atentado preparado. Da igual. A las autoridades no se les pide que sean adivinas o tengan el conocimiento absoluto. Sus decisiones se toman ante incertidumbre, con información precaria y tendencias variables. Puede que después de poner bolardos los atentados sean con bombas,  puñales o cualquier otra forma en la que los bolardos no sirvieran para nada. Pero su decisión se ha tomado bajo criterios que no tienen nada que ver con la seguridad.
No, a ella no se le pide que sea adivina, sino que haga caso a los expertos y trate de tomar decisiones no por la "libertad", que es otra cosa —bien defendida—, sino en prevención de hechos posibles, cuya probabilidad debe ser jerarquizada.


El error de Colau es haber mezclado una cosa con otra para tomar su decisión. Nuestras libertades se basan en la Constitución, no en lo que opine la señora Colau sobre los maceteros y bolardos.
A la señora Colau se le ha recriminado anteriormente que fuera tibia contra otro tipo de ataques a la ciudad, el movimiento anti turismo que hasta hace unos días escribía en la paredes, con evidente desatino, "El turismo mata", tal como recoge la información del diario El País.
La solidaridad de millones de personas en todo el mundo para con la ciudad y sus víctimas, vecinos y turistas de cualquier parte, les habrá hecho ver con claridad la diferencia en cómo "mata" el turismo y cómo lo hacen otros. El verbo "matar" debe ser más respetado. Pero le das a un tonto un espray y pasan estas cosas. Esperemos que, después de lo ocurrido, encuentren otro juego con el que entretenerse que acosar turistas y gritar contra ellos en las calles. No debía afectar a su sentido de la libertad de las personas que visitan la ciudad que la eligió como alcaldesa.


La señora Colau se puede equivocar, como lo han hecho otros. Lo que no puede es justificar su error con la libertad como excusa. Decenas de capitales apuestan por utilizar inteligentemente el mobiliario urbano de diverso tipo (bancos, bolardos, jardineras, árboles, monumentos, etc.) para dificultar el paso y, sobre todo, evitar lo que es el mayor peligro, la velocidad alta de los vehículos en su carrera criminal. Seguro que encuentra diseñadores con buen gusto.
El atentado de Barcelona debe ser revisado inteligente, profesionalmente, como todos los atentados, para ver lo que ha funcionado y lo que no. Pero no se deben confundir los términos, no se debe hacer demagogia para justificar un error, porque es un mal síntoma para el futuro.
Hoy se multiplican las noticias de ciudades que sin problemas con el turismo ni la libertad instalan o reinstalan los bolardos y los maceteros en las zonas de riesgo. Puede que Ada Colau no haya aprendido nada, pero los demás pueden aprender mucho de sus errores, desgraciadamente.



* "Colau y los Mossos esquivaron el consejo policial de poner bolardos" El Mundo 19/08/2017 http://www.elmundo.es/cataluna/2017/08/18/5996adfae2704ea95f8b460d.html




sábado, 19 de agosto de 2017

El tuit del asesino

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
De los varios aspectos destacables del grupo terrorista de los atentados de Barcelona y Cambrils, de algunos se ha hablado con insistencia —como de la juventud de los terroristas o de su pronta radicalización— y de otros menos. Uno de los más resaltables —dadas las diferentes formas de radicalismo— es un antiguo comentario en Twitter del que parecía ser el responsable de la matanza con la furgoneta en primer momento, hipótesis que ha sido abandonado en favor de otro de los sospechosos. Lo recogíamos ayer tal como lo transmitía el diario El Mundo. La nota que había puesto en su cuenta de Twitter afirmaba querer acabar con los "infieles" y con "los musulmanes que no siguen las reglas de la religión". La idea reflejada en el tuit es importante porque es la que permite entender que esta cuestión va más allá de un choque maniqueo entre "oriente y occidente".
Es imposible entender nada de lo que ocurre si no se tienen en cuenta el conflicto entre "nacionalismos" y unionistas religiosos, aquellos para los que el nacionalismo y los estados que los fomentan son un invento creado para dividir a los árabes y al islam. La base del Estado Islámico es precisamente esa: la unidad es religiosa, no "nacional".
"Estado" e "islámico" y su unión —el "Estado islámico"— son la forma de presentar la superación de ambos problemas: la creación de un espacio post nacional cuya esencia sea la religión planteada en término ultra ortodoxos y combativos.

Todo esto implica una intensidad de la ortodoxia que es usada por los grupos fundamentalistas haciendo ver a los discrepantes que no son "verdaderos musulmanes", que "incumplen la fe de sus antepasados" y que contribuyen a la destrucción del Islam tolerando a los "infieles", "ateos" o la degeneración de las prácticas religiosas.
La amenaza a los musulmanes que no practiquen la religión de la debida forma, siendo esta la que ellos (los grupos fundamentalistas) establecen, no es una baladronada de un joven de 15 años escrita en un tuit. Es la forma de presión sobre los demás musulmanes que estuvieran tentados a las reformas.
El discurso del día 13 de agosto  del presidente tunecino pidiendo reformas concretas en dos aspectos: la igualdad en la herencia de las mujeres y la posibilidad de que la mujer pueda contraer matrimonio con un hombre de otra religión o de ninguna es una apuesta decidida y valiente. Así ha sido saludada desde las fuerzas progresistas de diferentes países, especialmente por los grupos feministas (la Unión Feminista Egipcia, por ejemplo).
En el sentido contrario, por ejemplo, Egipto ha apostado por el conservadurismo al poner oficinas religiosas en el metro para la consulta de los fieles a los clérigos. Mientras el presidente tunecino apuesta por las reformas, en Egipto se impone la tradición ampliando el poder de la Universidad de Al-Azhar e indirectamente la de todos los que exigen desde la sociedad el cumplimiento sin cambios o interpretaciones más abiertas que permitan el cambio social y la convivencia. Las peticiones de reformas del discurso religioso por parte del presidente al-Sisi han sido rechazadas por Al-Azhar y los eruditos.

Unión Feminista Egipcia recogiendo la noticia de Túnez
El destino de la propuesta tunecina es muy importante porque, si llega a prosperar, correrá como fuego por muchos otros países. La importancia se puede comprender por las reacciones en contra. La Universidad de Al-Azhar ya se manifestó inmediatamente. De las reacciones tunecinas variadas dimos también cuenta.
Ahram Online, el diario estatal egipcio, informa de las reacciones en la propia Túnez:

A group of Muslim scholars in Tunisia released a joint statement on Thursday demanding President Beji Caid Essebsi relinquish his call for legal equality between women and men in inheritance rights, and for amending a decree to allow Muslim women to marry non-Muslim men.
The president on Sunday called for the 1973 decree to be changed to allow Muslim women to marry non-Muslim men; at present such marriages are only permitted if the man converts to Islam. He also announced the formation of a committee to study the issue of equality, with regards to inheritance.
Unlike the Grand Mufti of Tunisia, Sheikh Othman Battikh, who said he agrees with Essebsi's initiative, a group of 24 scholars held a press conference on Thursday to announce their objections.
The group of signatories included a number of well-known Islamic academics, including former grand mufti of Tunisia Hamda Said.
The initiative is “a clear challenge to the constants of Islam, as well as the constitution, which states that Islam is the official state religion of Tunisia," the statement read.
The statement also condemned what it described as the "deliberated marginalisation of religious institutions" and declared the scholars’ rejection of the current grand mufti’s stance towards the initiative.
The Zitouna University, reputed to be the oldest Islamic teaching institution, has not issued a response opposing the initiative nor have  Zitouna Mosque.
On the other hand, a number of coalitions and civil society organisations have said they support the initiative to amend the law.*


Ya analizamos la propuesta del presidente tunecino y no vamos a hacerlo de nuevo. La reacción de los "eruditos" es, lógicamente, la defensa de lo que cimienta su poder, la capacidad de justificar la "legalidad" o no de la propuesta. Ser "iguales", como nos han dicho, es anti islámico. La mujer debe dar las gracias por la desigualdad, porque esta es más justa.  Cualquier cambio es negado en nombre lo que está escrito.
Mientras no se abran los países a la convivencia entre ciudadanos que tengan derecho opinar y vivir de formas diferentes, el germen del terrorismo estará ahí, ya que se enseña que la vida del otro es reprobable y merecedora de castigo.  El salto a la violencia es cuestión de intensidad, pero el origen es la negación del derecho del otro a decidir sobre su vida. Es totalitarismo.
Donde aprendieron a odiar los jóvenes terroristas fue en su casa, en sus instituciones próximas. Allí escucharon una y otra vez que Occidente es el mal, que expande su mal afectando al islam, la única religión verdadera.

Sin esa primera siembra de odio no habría dado los siguientes pasos. Por eso es esencial que la transformación se produzca en los propios países. Es ahí donde se debe dar la batalla de la convivencia. Si esta no existe en el interior, difícilmente podrá hacerlo fuera. Y desde la otra perspectiva igual: dejará de existir este tipo de terrorismo cuando la convivencia real sea un hecho en cada país.
Y la fórmula más clara es dar pasos como los propuestos por el presidente tunecino. Se enseña que hombres y mujeres tienen los mismos derechos y que igual que el hombre puede casarse con mujeres de otras religiones, las mujeres puedan hacerlo igualmente.  Se hace, por ejemplo, abriendo espacios como con la "condenada" por Al-Azhar (y desde Turquía) "mezquita liberal" de Alemania, donde oran juntos hombres y mujeres, dirigidos por una mujer, donde caben gais y lesbianas, donde nadie tapa su cara. 
En resumidas cuentas, se hace realizando cambios reales, algo que se evita por los grupos fundamentalistas y las instituciones conservadoras.
No es solo Occidente y sus ciudades quien sufre la violencia. El tuit del asesino nos da cuenta que ese totalitarismo se extiende contra todos aquellos que quieren dar pasos para reformar la religión en la que creen sin tener que reajustar sus conciencias o vivir en el fingimiento, como muchos hacen. Los que se enfrentan en sus países sufren la doble sanción de los fundamentalistas y de las instituciones, que les impiden expresarse o vivir libremente desde sus creencias personales, que han de supeditar al grupo. Muchas personas son presionadas hasta extremos inverosímiles, vigiladas en sus propias familias —especialmente las mujeres— para contentar a otros y mantener el honor a salvo. Para el terrorista fundamentalista son personas que no viven su religión como deben y deberían estar muertas, al igual que los infieles. El "su" aquí no es algo que se decida personalmente, sino que viene determinado de forma irreversible por el nacimiento, familia y nacionalidad.


No se trata solo de la "seguridad", sino del "cambio", cuya resistencia está en el origen de todo esto que el mundo padece en sus diversas versiones, del Estado Islámico a Boko Haram. El odio se aprende y se transmite. Tiene un origen social, familiar, institucional. Las estrategias para combatirlo pueden ser distintas. Pero lo que está claro es que el mejor antídoto es enseñar y fomentar tolerancia y convivencia.
Mientras se use la coerción familiar, institucional y estatal para imponer una forma religiosa, habrá ataques a los que discrepen o critiquen, a los que pidan cambios. Por el contrario, los que se basen en ella, serán cada vez más represivos y acabarán generando un terrorismo fundamentalista que persiga a infieles y reformistas. Eso es lo que nos enseña el tuit del asesino.



* "Group of Muslim scholars in Tunisia oppose Essebsi's push for gender equality" Ahram Online 17/08/2017 http://english.ahram.org.eg/NewsContent/2/8/275516/World/Region/Group-of-Muslim-scholars-in-Tunisia-oppose-Essebsi.aspx






viernes, 18 de agosto de 2017

Barcelona, firmeza y dolor

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
La reacción ayer ante el atentado en Barcelona fue inmediata. Las cadenas de televisión interrumpieron sus tardes veraniegas y los platós se tuvieron que transformar en salas de espera de la información. No es fácil informar de lo que no se sabe o no se tiene noticias. Mantener abiertas conexiones con el lugar o repetir una y otra vez las mismas imágenes porque no se dispone de otras es una de las servidumbres del sistema de información instantánea en el que vivimos. Ya no se informa, se espera a que llegue la información. Esta tensa espera de noticias es llevada con distintos grados de eficacia por unos y otros, a sabiendas de la dificultad que tiene cuadrar los tempos de la información autorizada y la demanda de información.
Si la información se daba cuando se iba confirmando, la acción iba por delante a la velocidad de la luz. Lo que percibíamos como un atentado formaba parte de una secuencia de acontecimientos que se había iniciado la noche anterior con una explosión que inicialmente se valoró como un escape de gas. El País titula "Todo empezó en Alcanar":

En esa localidad de las comarcas del Ebro de menos de 10.000 habitantes se registró a las 23.17 de ese día una explosión en una urbanización que acabó con el desplome de una finca, un fallecido y siete heridos. Los Bomberos de la Generalitat achacaron esa explosión a una acumulación de gas. Sin embargo, este jueves, Trapero ha asegurado que algunos elementos de la investigación llevan a conectar "de forma clara y con pocas dudas" el atentado posterior con lo sucedido en Alcanar, donde se arrestó a una persona a la que se considera vinculada con el ataque de La Rambla. La hipótesis principal con la que trabajan los Mossos es que en esa casa se estaba fabricando un artefacto explosivo.
En el interior del edificio, que al parecer estaba ocupado desde hacía unos meses, se encontraron una veintena de bombonas de gas butano y propano. Allí había dos personas, una de las cuales falleció. Fuentes policiales no han aclarado este jueves si la otra persona, que por la mañana estaba siendo identificada, era el detenido. El hombre, en todo caso, estaba en estado grave y había sido evacuado en ambulancia al Hospital Virgen de la Cinta.
La explosión provocó daños importantes en la fachada de la casa contigua y afectó a las dos viviendas de enfrente por el impacto de los escombros. La onda expansiva se pudo escuchar a varios kilómetros a la redonda. Al principio, los Mossos barajaban la posibilidad de que allí hubiera un laboratorio ilegal de drogas, pero luego vieron que en realidad se estaban manipulando las bombonas. Los Mossos vincularon finalmente ese hecho con el atentado, aunque no dieron más detalles al respecto.*


Fuera donde fuera, el atentado que estaban preparando no tendrá lugar. El destino juega malas pasadas a los que buscan el paraíso. Pero es lo que probablemente aceleró lo que tuvieran en marcha como prevención de poder ser detenidos. El temor a ser detenidos hace que se lancen a atentar lo antes posible tras la operación fallida. Unos serían los que operaron en Barcelona con las furgonetas y otros los abatidos en Cambrils anoche:

Los Mossos d'Esquadra han abatido esta madrugada al menos a cinco terroristas que pretendían atentar en Cambrils (Tarragona) horas después del atropello masivo que la tarde del jueves ha provocado la muerte de 13 personas en Barcelona. Los agentes han disparado inicialmente a cuatro de los atacantes, que iban a bordo de un vehículo y armados con cinturones explosivos falsos, ha asegurado el consejero de Interior Joaquim Forn. El quinto terrorista ha sido abatido horas después cuando ha sido localizado desde un helicóptero por los policías.
La operación se ha saldado con seis personas heridas, tres de ellas Mossos. La herida más grave es una mujer que fue apuñalada por el quinto terrorista durante su huida. Todos los heridos están ingresados en el hospital Joan XXIII y Santa Tecla de Tarragona. Camí Mendoza, alcaldesa de Cambrils, ha afirmado esta madrugada que el consejero de Interior, Joaquim Forn, detallará este viernes el alcance de la operación y ha confiado en que Cambrils recupere hoy la normalidad. "Quiero agradecer la rapidez de la patrulla de los Mossos, que ha estado en el sitio y el momento oportuno", ha dicho.
Cambrils ha vivido esta noche una pesadilla que ha dejado sus calles desiertas y cientos de turistas confinados en hoteles, restaurantes y cafeterías. Con la conmoción aún de la catástrofe del atentado de La Rambla, la policía catalana ha confirmado sobre la una de la madrugada que acababa de llevar a cabo un “operativo policial” en Cambrils por “un posible atentado terrorista” al tiempo que recomendaba a los vecinos que permanecieran en sus casas.
Los Mossos trabajan con la hipótesis de que los terroristas abatidos en Cambrils estarían relacionados con los hechos ocurridos en Barcelona y Alcanar, según la policía. Tras abatir a los terroristas, los agentes han procedido a realizar explosiones controladas para desactivar los explosivos.**


Hace mucho tiempo que se sabe que Cataluña es un espacio caliente para el yihadismo. Por una serie de circunstancias históricas, los grupos que allí se han asentado han tenido centros de radicalización fuertes. Es allí donde más detenciones y desmantelamientos de grupos radicales se producen de toda España.
Las labores de información son esenciales en esta tarea de prevención. Todo lo que se invierta en ella será seguridad para las poblaciones. Eso no nos da inmunidad, pues el terrorismo "low cost", como se le denomina, no es fácil de detectar precisamente por su poca sofisticación y financiación. Alquilar una furgoneta o un camión es una operación que se realiza miles de veces diariamente, una actividad normal que en un momento se transforma en arma letal.
Por más que nos acostumbremos a convivir con el horror del terrorismo, la indignación y la respuesta debe ser igual de firme que el primer día. La reacción debe ser además solidaria entre todos aquellos que comparten los mismos ideales de democracia y derechos humanos. La mejor arma contra el terrorismo es la lucha por la extensión de los ideales democráticos. Los que piensan que se va a estar más seguros cimentando nuestras libertades sobre la pérdida que otros sufren se equivocan. Con esto solo se crea una retroalimentación del odio que acaba actuando allí donde puede.


La respuesta de la ciudad de Barcelona ha sido firme. Ha abierto las puertas a la solidaridad con los afectados y dado todo lo que disponía. No solo han sido las autoridades con sus dispositivos de acción, sino la gente de la ciudad que se vuelca con los afectados acogiendo, recogiendo, alentando. Al mismo tiempo ha manifestado la firme voluntad de seguir viviendo como una ciudad libre y abierta, sin miedo.
Las fuerzas políticas han aparcado momentáneamente sus diferencias para mostrar igualmente la firmeza ante esta barbarie ante la que hay que asumir dos cosas: que no vencerá y que no dejará de actuar. No durará mucho, pero algo es algo y, en la cuestión terrorista, esencial.
El reto, pues, es que aumente nuestra eficacia para que sus efectos dolorosos sean los mínimos. Nosotros podemos vigilar y deshacer, detener y encarcelar, pero no podemos controlar esos procesos de radicalización que se hacen dentro de las familias o a manos de radicales que les buscan.
El diario El Mundo recoge las perlas del que consideran autor de la matanza con la furgoneta:

El joven de 17 años Moussa Oukabir, a quien los Mossos d'Esquadra buscan como presunto conductor de la furgoneta que atropelló a decenas de personas el jueves en Barcelona este jueves, era una persona muy radicalizada a pesar de su corta de edad.
El adolescente, que usaba en las redes sociales el pseudónimo de @Moussastreetboy ya lanzó hace dos años un preocupante mensaje en la plataforma social. A la pregunta de una internauta sobre qué haría si fuese por un día "rey absoluto", el chico afirmó: "Matar a los infieles y sólo dejar a los musulmanes que sigan la religión". Tenía sólo 15 años cuando lanzó esta respuesta.***


Son pocos años para tener una respuesta tan radical. Esa respuesta, su solución final, está llena de piedad mal entendida y habrá encontrado a más de uno que le haya asegurado que santidad y crimen son compatibles si se dirigen contra las personas adecuadas, esos infieles con los que quiere acabar. Como citó el ex presidente Obama hace unos días, como motivo de otro crimen de odio, "nadie nace racista". Lo aprendes allí donde te lo enseñan. Las palabras, su deseo de acabar con "infieles" y "malos musulmanes" muestran el carácter totalitario, el odio contra todos los que no se ajustan a su visión del mundo esquemática, doctrinal y basada en el odio. Él decide qué es la verdad, quién vive conforme a las normas y quién debe morir cuando está al volante de una furgoneta. Es el brazo ejecutor de su imagen de dios, el reflejo de su propia intransigencia. Es una máquina de odiar.
No todo es controlable porque mucho viene del pasado y estos son sus efectos. Pero tratemos de cambiar la tendencia ayudando a aquellos que realmente hacen esfuerzos por cambiar las raíces del odio y buscan sociedades más libres y en convivencia.
Cada muerto, cada herido, cada atentado, llevan el germen de información para evitar otros mediante acciones más rápidas y dirigidas correctamente hacia sus objetivos. Cada gota de sangre derramada se justifica solamente por las que pueda evitar en el futuro. Es el mejor homenaje a los que sufren directamente los ataques y la respuesta que esperamos todos los que, en cualquier parte, hacemos nuestro ese dolor.
Mis condolencias a las familias de todos los afectados. Todos somos Barcelona.




* "Todo empezó en Alcanar" El País 18/08/2017 https://politica.elpais.com/politica/2017/08/18/actualidad/1503008721_306889.html

** "Los Mossos abaten a cinco terroristas que planeaban una nueva masacre en Cambrils" El País 18/08/2017 https://elpais.com/ccaa/2017/08/18/catalunya/1503014552_393278.html
*** "El presunto terrorista Moussa Oukabir: "Mataría a todos los infieles, sólo dejaría a los musulmanes que siguiesen la religión"" El Mundo 18/08/2017 http://www.elmundo.es/cataluna/2017/08/18/5996ab4aca474100368b460d.html

jueves, 17 de agosto de 2017

La vergüenza infinita

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
El pasado lunes (14 agosto) tuve que incluir una nota hacia final el final de la tarde diciendo que Donald Trump, ante la avalancha de protestas, había "rectificado" sus juegos de palabras sobre lo ocurrido en Charlottesville y finalmente había condenado el "racismo" detrás (y delante) de los supremacistas blancos, neonazis, KKK, etc. Pero poco duró la condena y esta vez dinamitó todo hablando de nuevo de "ambas partes" y de que había "buena gente" en los "dos bandos". 
Lleno de soberbia, Trump se enfrentó a todos con una serie de afirmaciones sobre los presidentes norteamericanos que habían tenido esclavos, como George Washington o Thomas Jefferson. Se permitió también la defensa de general sudista Robert E. Lee, motivo de permanente polémica al convertirse en emblema moderno del sur esclavista que perdió la guerra civil. Y todo estalló.
Las condenas a Trump ha surgido de todos los rincones de la tierra, de Alemania que no puede quedarse impasible cuando dicen que hay "buenos chicos" entre los neonazis y demás antisemitas, o la propia Gran Bretaña de Theresa May, que tiene que lavar el honor de los que combatieron contra ellos. Menos mal que la reina fue sabia y no anunció la visita de Trump a Reino Unido, algo que me temo tendrá que hacer como turista cuando abandone la política o la política le abandone a él.


Hace mucho tiempo que ninguna figura de los negocios norteamericana manifestaba en público la posibilidad de que haya "nazis buenos". Habría que remontarse a los años en los que los negocios con la Alemania de Hitler, además de las simpatías personales, crearon extraños lazos entre ambos países. Que Hitler tuvo sus admiradores en los Estados Unidos no es descubrir nada pues hay abundantes investigaciones sobre los lazos entre grandes empresas norteamericanas y la Alemania nazi. Incluso esos admiradores trataron de dar la batalla en casa tratando de evitar que USA entrara en la guerra hasta que los acontecimientos se precipitaron. Muchas de las grandes empresas norteamericanas tenían lazos con Alemania, lo que era extensible a los hombres de negocios. Todo esto no es novedad. La novedad es Trump.
Pero —se preguntan muchos— ¿es realmente una novedad? The Washington Post recoge el pasado propio y familiar con el racismo:

Trump’s four decades in the public eye began with a discrimination lawsuit against young Donald and his father, New York City developer Fred Trump.
For decades, the Trump real estate empire had been well known in Brooklyn and Queens as developments mainly for whites. In 1952, one of Trump’s tenants, the legendary folk singer Woody Guthrie, pushed back against the all-white nature of his 1,800-unit apartment complex by writing a song, “Old Man Trump,” that begins, “I suppose that Old Man Trump knows just how much racial hate he stirred up in that bloodpot of human hearts when he drawed that color line here at his Beach Haven family project.”
“Beach Haven is Trump’s Tower / Where no black folks come to roam,” the song continues.
As Fred Trump brought his son into leadership of the family business, the two faced an investigation by the city Human Rights Commission in which testers tried to rent Trump apartments. The white applicant was offered housing right away, but the black applicant was told nothing was available.
The city shut down rentals at that Trump complex, and the Justice Department picked up the case, filing suit in 1973 against father and son, accusing them of “refusing to rent and negotiate rentals with blacks.” Trump employees stated that they had been instructed to mark rental applications from blacks with the letter C for “colored.”
Donald Trump, then 27, took the lead in defending the family. Under the tutelage of Roy Cohn, the New York attorney who had formerly worked for Sen. Joseph McCarthy in the communist hunts of the 1950s, Trump pushed back hard, countersuing the government and accusing the prosecutor, who was Jewish, of conducting a “Gestapo-like interrogation.” The judge summarily rejected Trump’s claims.*


El historial familiar es suficientemente claro. En el libro que citábamos el otro día, "coescrito" en 2005 con Robert Kiyosaki, ya se hablaba  de grupos que estaban interesados en que se presentara a la presidencia. Son diez años para crearle nuevas compañías y tapar la influencia de la familia en el tema del racismo. ¿Quiénes eran los grupos interesados en promoverle a la Casa Blanca? No parece que hayan sido los republicanos precisamente, sino otro tipo de grupos.

La equiparación —que implica una defensa implícita— de los grupos de supremacía blanca, nacionalistas blancos, KKK, neonazis, etc. con los que se oponen a ellos ha sembrado la ira de unos y la desesperación en otros. Los que han podido respaldar a Trump se encuentran con un papel cada vez más difícil. Como indicábamos el otro día, las cadenas televisivas distingue con claridad lo que es un "republicano" de lo que es un "Trump Supporter", cuyo papel es cada vez más difícil ante la presión que reciben y, especialmente, la falta de argumentos.
La evidencia del absurdo son los miles de norteamericanos muertos en la II Guerra Mundial. La imagen definitiva son los enormes cementerios repartidos por Europa con norteamericanos muertos por acabar con el fascismo y el nazismo que había surgido en nuestro continente. Trump ha insultado a los muertos y a sus descendientes.
Hoy se van produciendo condenas en cadena, dimisiones en todos los cuerpos —como los de los consejos empresariales— y las cámaras televisivas se recrean en las caras de desesperación de algunos de los colaboradores, incluso los recientemente incorporados, incapaces de recrear un escenario tan negativo cuando llegaron.

La ignorancia de Trump se ve enfrentada a la de especialistas en Historia, en Política, etc. que desmontan su pobre argumentos, defensa a la desesperada. La historia de Charlottesville quedará quizá como el principio del fin ante la avalancha de condenas. Aunque a Trump le van este tipo de situaciones en las que se defiende a zarpazos, está por ver si las personas que le rodean desean ser recordadas por haber participado en esta bufonada presidencial que nadie salvará cuando sea recordada.
Univisón sintetizaba lo aparecido sobre su argumentación:

De acuerdo con el The New York Times, que recibió una copia del correo reenviado por Dowd, el argumentario hace énfasis en la comparación entre Lee y el expresidente George Washington, un recurso que también utilizó este martes el propio Trump, cuando culpó a "los dos bandos" de la violencia desatada el sábado.
"Los dos tenían esclavos", "los dos se rebelaron contra un gobierno" y "los dos salvaron a Estados Unidos", son algunos de los argumentos que aparecen en el correo, que Dowd reenvió a una docena de contactos, entre ellos periodistas del The Wall Street Journal y Fox News y a funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional.
Cuestionado por el The New York Times al respecto, Dowd acusó al rotativo de "husmear" en su correo y antes de colgar el teléfono justificó que él tan solo reenvía "cosas que le manda la gente".
El autor original del correo reenviado por Dowd es Jerome Almon, que dirige varias páginas web en las que difunde conspiraciones sobre el Gobierno, como que el FBI está infiltrado por terroristas islámicos, de acuerdo con el rotativo neoyorquino.
 Además del argumentario favorable a Lee, el correo de Almon también recoge que el movimiento contra la violencia policial "Black Lives Matter" ("las vidas de los negros importan") está dirigido por terroristas.
En una polémica rueda de prensa este martes, Trump comparó a Lee con Washington, al afirmar que ambos tenían esclavos.
"Mucha gente también estaba allí para protestar por la retirada de una estatua de Robert E. Lee. Esta semana es Robert E. Lee. (...) Me pregunto, ¿es George Washington la semana que viene? ¿Es Thomas Jefferson la siguiente?", dijo el presidente. **


La paciencia y sobre todo la vergüenza de muchos están empezando a agotarse. No es solo lo que ocurre en los Estados Unidos, en sus calles, ante la Torre Trump... es la reacción indignada por todo el mundo, de la que le costará mucho al país recuperarse.
Que la inspiración y la información de la presidencia de los Estados Unidos vengan de páginas de enloquecidos conspirómanos cuya tarea es ofrecer realidades alternativas a las de los libros de Historia, a las de la prensa diaria, es realmente penoso.
La rectificación de Trump era solo una ilusión en boca de alguien que puede decir algo y lo contrario en apenas unos minutos. Trump quiere que sus palabras queden como definitivas en cualquier campo, pero su pobreza intelectual hace que sean derrames mentales dichos con altanería.
The New York Times

Me viene a la memoria la vez que le dijo al presentador de la Fox (defenestrado posteriormente por sus denuncias por acoso sexual), Bill O'Reilly. que se había dado cuenta de que él le gustaba a Barack Obama, pero que nunca lo reconocería. Así funciona su mente.
Hoy, nos dicen los medios que el tuit más repetido de la Historia es el emitido por el expresidente Obama recordando que nadie nace racista que se aprende a serlo porque otros están ahí para enseñarlo. Quizá habría que preguntarse por la familia y su papel educativo en la vida de Donald. ¡Rosebud!, de nuevo.


El abuelo alemán se dedicaba a los burdeles, con los que hizo fortuna; el padre rechazando a los inquilinos de color que preguntaban por sus casas. El nieto ha llegado a la Casa Blanca para igualar a los neonazis con aquellos que se les oponen; a los racistas de la supremacía blanca, a los que defienden la igualdad racial, etc. El padre de Donald era el tema de la canción de Woody Guthrie "Old Man Trump". La escribió tras la experiencia de tenerlo como propietario de las viviendas en las que se rechazaba a la gente de color. Tiene razón el tuit de Barack Obama, el racismo se aprende. Ya le tocarán a él sus propias canciones.
A Trump no le ha dado tiempo a hacer amigos. En cambio, ha batido el récord en la creación de enemigos repartidos por el mundo. Hoy la vergüenza que muchos sienten es infinita.

Este es el texto de la canción de Woody Guthrie  "Old Man Trump".


Old Man Trump
(Woody Guthrie)


Beach Haven ain't my home!
No, I just can't pay this rent!
My money's down the drain,
And my soul is badly bent!
Beach Haven is Trump’s Tower
Where no black folks come to roam,
No, no, Old Man Trump!
Old Beach Haven ain't my home!

I'm calling out my welcome to you and your man both
Welcoming you here to Beach Haven
To love in any way you please and to have some kind of a decent place
To have your kids raised up in.
   
Beach Haven ain't my home!
No, I just can't pay this rent!
My money's down the drain,
And my soul is badly bent!
Beach Haven is Trump’s Tower
Where no black folks come to roam,
No, no, Old Man Trump!
Old Beach Haven ain't my home!


Versión de I ain't got no home / Old Man Trump por The Missin' Cousins

* "Trump and race: Decades of fueling divisions" The Washington Post 16/08/2017 https://www.washingtonpost.com/politics/trump-and-race-decades-of-fueling-divisions/2017/08/16/5fb3cd7c-8296-11e7-b359-15a3617c767b_story.html?hpid=hp_hp-top-table-main_trumprace-936pm%3Ahomepage%2Fstory&utm_term=.420d92fecf30
** "Un abogado de Trump reenvía un correo electrónico en el que se favorece la retórica de la Confederación" Univisión 17/08/2017 http://www.univision.com/noticias/politica/un-abogado-de-trump-reenvia-un-correo-electronico-en-el-que-se-favorece-la-retorica-de-la-confederacion





miércoles, 16 de agosto de 2017

Más allá del paraíso, el duro camino de la igualdad

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
De todos los países que participaron en el movimiento llamado "Primavera árabe", el que ha conseguido sortear obstáculos que para otros han sido insalvables ha sido Túnez. Fue allí donde todo comenzó, donde se dieron los estallidos que sirvieron de reclamo para otros levantamientos. Unos acabaron en violentas disputas sociales y retrocesos en muchos ámbitos; otros, siguen en una guerra interminable, como en Siria. La "Primavera" tuvo varios tipos de opositores porque los regímenes dictatoriales tenían enemigos variados. El carácter ambiguo de las dictaduras hacía que tuvieran opositores que pedían libertades mientras que otros, de carácter integrista, reclamaban la vuelta de la religión fundamentalista. La aparición del Estado Islámico terminó de complicar las cosas creando un frente de disputas entre las diferentes formas de afrontar la religión, la política y la identidad frente a una modernidad que es rechazada una y otra vez por los mantenedores de la ortodoxia, que es lo que les sirve para mantener el control social a través de la imbricación de la religión en los diferentes ámbitos.
Uno de los aspectos centrales en esta situación de reclamación de libertades, derechos y de un futuro que se pueda llamar propio, es el tratamiento de la mujer. Ha sido ella la que buscó desde el principio el protagonismo dado por el compromiso a sabiendas de que en ello iba su propio futuro y capacidad de decisión. En un sistema en el que la religión condiciona los límites de la política y de la vida trazando límites cuya transgresión puede implicar la muerte la decisión de la mujeres era la de quienes quemaron sus barcos. No había lugar al retroceso.
Era, sin embargo, la sociedad patriarcal la que cerraba sus filas para evitar que el dominio sobre la mujer se relajara. Hace unos días tratábamos aquí la propuesta en el parlamento egipcio de reducción de la edad de los matrimonios de los 18 años hasta los 16. La excusa es precisamente la existencia de muchos matrimonios —que no se impiden— por debajo de esa edad. En vez de solucionar un problema que afecta grandemente a la mujer impidiéndole decidir sobre su futuro, estudiar para ser autónoma y desarrollarse, etc. a los legisladores egipcios proponentes les interesa la legalización de la injusticia que les favorece como hombres. Han sido muchas las iniciativas de este tipo que se han presentado en ese parlamento como para pensar que son casualidades y no el reflejo de una mentalidad dominadora, machista y patriarcal sobre las mujeres.
En Daily News Egypt, con el titular "Investigating Paradise: Women are stigmatized to be cursed whenever"*, se nos da cuenta hace una semana del estreno de un documental argelino titulado "Investigando el paraíso", dirigido por el realizador Merzak Allouache:

One of the main issues in the east is centring all attention on women. In a time where people have surpassed their physical needs, heaven remains for the eastern people a collection of food and women.
In Merzak Allouache’s 2017 docunarrative Investigating Heaven, we follow the story of Nejma, a journalist who is doing an investigative report on the concept of heaven in the Algerian society. She asks her subjects what paradise will be when the pious dead men are promised a 72 sex-driven virgins by the divine.
The film is indeed a brave tackling of an ever existing issue in the world, especially eastern societies, which is obsession with heaven and the concept of reward and punishment. Although these concepts are global, they prevalent in the Arab world.
Allouache’s documentary explores this by surveying the different narratives coming from different generations, social classes about the concept of heaven.
The female protagonist Nedjma (Salima Abada) investigates these opinions after seeing the videos that propagates jihadist thoughts in the mind of Arab youth, by seducing them with having sex with the 72 virgins.
This technique, a primitive one, makes uncultured youth an easy prey in the hands of those clerics who spread the virus of Whabism that is sponsored by Saudi Arabia.*


El texto explica con bastante claridad el fenómeno. No es fácil hacerlo porque en tan breve espacio no muestra el papel de la manipulación sexual: represión en vida y promesa de satisfacción tras la muerte. La promesa solo funciona si la represión funciona. La disputa por la ocultación de la mujer en este mundo es promesa para el otro. Por ello las fórmulas de ocultación se multiplican desde el encierro físico hasta la ocultación de sus formas física a través del vestido. De esta forma la polémica sobre la mujer va del burkini al burka, con toda una serie de estados intermedios que garantizan el control masculino de la mujer.
La realidad es la que no se quiere ver: la terrible enfermedad del acoso sexual que padecen las mujeres en países como Egipto. De ella se responsabiliza a la mujer, entidad provocadora e insaciable que va tentando al piadoso que no tiene forma de resistirse.
En abril, la publicación Egyptian Street titulaba "Describing Girls’ Clothes is Vital in Sexual Harassment Reports: Egypt Newspapers Logic", un artículo firmado por Toqa Ezzidin:

A woman was sexually harassed by dozens of men on Friday in the city of Zagazig in Lower Egypt, another incident that reveals how the vast majority of Egyptians link women’s clothes to sexual harassment, and further blame them for not respecting men walking on the streets.
While the main incident was a mob sexual harassment case insulting and harassing a woman on her way back home from a wedding, several newspapers found it rather compelling to describe her clothes, even stressing the fact that she was “wearing a short dress”, when in fact, it was not relevant.
The newspapers included information and description about her clothes in their headlines and leads, an indicator of how important they see it as a vital part of the story.
The girl was rescued by the police after several locals had tried to help her from the harassers, but to no avail.
The privately-owned Veto-Gate said, “Dozens of youths harassed a girl who was wearing ‘tempting and attention-grabbing clothes’ in Zagazig.”
While a TV show on the privately-owned LTC channel “successfully” managed to find a clear photo of the girl and her clothes, even though they tried after showing the photo to say that it is not an excuse.
Eyewitnesses told the privately-owned Al-Youm Al-Sabee that the girl was spotted on the streets wearing clothes that revealed her “femininity”.
Masr Al-Arabiya website interviewed random people to ask them about the incident, one of the interviewees said, “This is not Europe for her to wear like this”, the interviewee further added those men are currently facing problems in marriage in Egypt, so girls cannot wear tight pants and short skirts and ask to end sexual harassment.
Several other newspapers and TV shows followed the footsteps of the aforementioned ones, which lead back to the main question, why did they find it relevant to mention the clothes and describe it? What value would it add? Would it change the fact that tens of thousands of women are subject to sexual harassment every day?
The problem was not limited to the newspapers; it extended to reach the investigations conducted by the police that also stressed that she was wearing a short dress.
It is rather common in Egypt to blame girls for being sexually harassed and to refer to their clothes as the reason. If a girl is sexually harassed, then she was either asking for it, or wearing revealing clothes. In the absence of constructive and honest discussions on sexual harassment, men are always exempted in Egypt and given several excuses for sexually harassing, starting from “everything is rather expensive and they can’t get married and have needs” to “he was seduced by the revealing clothes”.
While, according to Egypt’s penal code, sexual harassment is a crime, Egypt still witnesses thousands of harassment cases. Those found guilty are penalised with a fine of EGP 3,000 to EGP 5,000 and /or a jail sentence of at least six months.**


El razonamiento es el mismo que se aplicaba hace unos días al ataque de un tiburón a un bañista: la culpa es del bañista que les provoca. Los tiburones masculinos son provocados por mujeres que exhiben su "feminidad", algo que debe desaparecer tras las ropas. La mujer que no lo cumple, recibe el merecido castigo del tribunal popular callejero: el asalto sexual. Para justificar esto, se recurre a la religión o a la tradición, a la "identidad cultural", como algunos defienden, en que se funden ambas. Pobre argumento, solo es el encubrimiento de la represión sexual ambiental.
Son interesantes también las acusaciones sobre la falta de adecuación al espacio: ¿se creen que están en Europa? "Occidente" o "Europa" es el espacio del pecado, el lugar donde los ateos exhiben a sus hijas y mujeres. Todas las diferencias son acentuadas para convencerles que ellos actúan bien mientras que los demás van contra Dios y su voluntad. En ese plan divino, la mujer es esencial en sus roles asignados de obediencia: esposa, madre, hermana e hija. En esas dimensiones, la mujer tiene alienada su voluntad ya que depende siempre de algún "guardián", la figura tutelar que hace que siempre un varón sea responsable de ella. La mujer no es responsable de sí misma y si incumple lo asignado a su papel puede ser castigada o reprendida por el responsable directo o mediante la "corrección" fraterna, es decir, la de cualquiera de la misma religión. El sistema de vigilancia y control es completo. No hay salida.


Las mujeres son, pues, la parte central del sistema en cuanto que son utilizadas para ejercer la "autoridad"; es el sujeto absoluto de obediencia. De ahí que entre los enemigos que el sistema tiene identificados, las formas de independencia de la mujer, cualquier tipo de feminismo igualitario, sea visto como una forma de agresión y perversión. Mujeres, ateos y demócratas son las figuras repudiadas porque tienden a declarar la autonomía dentro de un sistema cuya base es jerárquica, siempre vertical, en forma patriarcal.
Hace dos días llegaba desde Túnez, el origen, una noticia con un titular sorprendente: "Tunisian President Suggests Allowing Muslim Women to Marry Non-Muslim Men"***. La noticia era esta:

Tunisian President Beji Caed Essibsi called on Sunday on the prime minister and minister of justice to make changes to the publication No 73 that bans Tunisian Muslim women from marrying non-Muslims.
Essibsi’s statement was made during his speech on the National Women’s day as he believes that the Tunisian constitution grants the freedom of belief and conscience in its sixth chapter.
According to publication 73 that was released by the Ministry of Justice in 1973, Tunisian Muslim women cannot marry foreigners if their Islamic faith is not announced and recognized by the Mufti.
Based on the consensus of Islamic scholars, Muslim women are religiously prohibited to marry men from other religions. However, Essibsi believes that this rule hindered multiple Tunisian women from freely choosing their partners.
Should Tunisia apply the new changes to its law, it will become the first country with a vast majority of Muslim population to allow Muslim women to marry from different faiths.
While several Muslim women get married to men from different faiths, the marriage is usually civil.
Essebsi’s decision sparked controversy. Multiple groups view the decision as a victory for freedom. However, other groups view it as a violation of the basic rules of the Islamic religion.***


La noticia es muy importante y en el caso de llevarse a cabo supondrá una reestructuración del espacio social y del derecho a su control. Que en una esfera tan definida y esencial como es la matrimonial se iguale el derecho de la mujer y el varón en cuanto a la posibilidad de elección es un gran avance, como se señala en la noticia.
En la realidad, el varón musulmán puede casarse con mujeres de otras religiones porque se da por supuesto que impondrá la suya a la mujer, es decir, la "redimirá". No hay nada parecido a la "igualdad religiosa", la superioridad del islam sobre cualquier otra religión es incuestionable. Que alguien lo abandone o esté supeditado a la autoridad de alguien que no lo sea es algo insufrible e inaceptable, contra la lógica que garantiza el dominio. Como bien explica la noticia, la cuestión es de igualdad y libertad para unos y un ataque al sistema para otros.
Si las mujeres tunecinas consiguen ese avance, las repercusiones serán grandes y no bien aceptadas por otros países. En estos días en que regímenes autoritarios se alían en pactos de "no interferencia" para tener las manos libres en el control de la situación, Túnez tiene el desafío del imperialismo religioso que no tiene miedo en interferir con descaro en lo que otros países hacen. Ya no hay solo que combatir contra los fundamentalistas dentro, sino también con los de afuera que ven que el ejemplo tunecino, como ocurrió en 2010 con la Primavera Árabe encienda nuevas reivindicaciones.


La primera respuesta (probablemente no podía ser de otra manera) llega también de Egipto. El diario estatal Ahram Online titulaba "Calls for gender equality in inheritance 'against Islamic teachings,' says Egypt's Al-Azhar"**** La noticia reunía las respuestas a la cuestión planteada por el matrimonio y a otra importante pieza de la maquinaria, también cuestionada por el presidente tunecino: la desigualdad existente en la herencias entre hombres y mujeres. Al-Azhar daba contestación a las dos:

Egypt's Al-Azhar criticised on Tuesday an announcement by the president of Tunisia that his country is looking to allow for equal inheritance between men and women.
Although it did not mention Tunisia by name, a statement by Al-Azhar -- considered the world's most prominent authority on Sunni Islam -- said the concept of equal inheritance is "against Islamic teachings."
In the statement, deputy of Al-Azhar Sheikh Abbas Shuman said equality in inheritance is "unjust for women and is not in line with Islamic Sharia."
"The call for equality in inheritance between genders is unfair because women can already inherit more than men in some instances," the statement read.
According to Sunni Islam, inheritance for males is double that of females in most instances, with some exceptions including the mother and father of a deceased person both receiving one-sixth of the deceased's possessions.
Al-Azhar's statement also named an example where a mother would receive a bigger share of her deceased daughter's legacy, with the mother receiving one-third and the brother inheriting one-sixth.
On Sunday, Tunisian President Beji Caid Essebsi said that his country is seeking to establish equality between men and women in inheritance; the first Arab country to make such a move.
He also announced the formation of a committee to study the matter.
Al-Azhar's statement also denounced a call by President Essebsi to ammend the law to allow for marriage between a non-Muslim man and a Muslim woman.
"Such a marriage would obstruct the stability of marriage," Shuman said, arguing that a non-Muslim husband would not allow his Muslim wife to practice her beliefs as he is not a believer in her religion.****


El argumento de que la "igualdad de herencia" es "injusta" para las mujeres, deberá pasar a la antología de la explicación retorcida. Es seguro que las mujeres no tendrán mucho inconveniente en renunciar a esas situaciones en las que "heredan más" en beneficio de todos, Siendo iguales, se acaba con los privilegios.
Pero es en el segundo caso, el del matrimonio, en donde se ve especialmente el prejuicio que afecta a la mujer y la posibilidad de casamiento con alguien de otra religión. Su respuesta es realmente circular ya que da por supuesto que nadie puede abandonar una religión superior por otra de "infieles". El clérigo de Al-Azhar impone sus suposiciones sobre el comportamiento de las personas. ¿Qué sabe él sobre cómo se va a desarrollar la vida de los demás? La idea de que el esposo de otra religión va impedir a la mujer musulmana mantener sus creencias no es más que una transposición de lo que ocurre en el caso inverso, cuando una mujer no musulmana pierde el derecho a su religión cuando se casa con un musulmán, como se explicaba anteriormente.
Al-Azhar se manifestó también en contra de la mezquita en Alemania en la que podían rezar conjuntamente hombres y mujeres. También iba en contra de las enseñanzas y la condenaron. No quieren que nada quede fuera de control.


Entre un paraíso prometido, lleno de vírgenes, a yihadistas y piadosos —sobre el que se indagaba en Argelia— y un presente en el que los movimientos igualitarios consiguen objetivos en Túnez, va quedando claro que las posibilidades de cambio hacia una modernidad llegan de la mujer. Eso la convierte en objetivo primario, en objeto de ataques físicos o legislativos, como los propuestos en el parlamento egipcio por los que se proclaman demócratas.
Los movimientos islamistas se disfrazan de una falsa modernidad en la que se camina hacia atrás. Los tradicionalistas van por el mismo camino porque sus principios básicos son los mismos. El enemigo es el cambio, es la advertencia. Pero las mujeres del siglo XXI reclaman su presente y su individualidad, no ser consideradas objetos de transacción, víctimas de sometimientos.
Los islamistas tratan de generar discursos sobre su presunta modernidad y la paternidad de la democracia, incluso sobre un supuesto feminismo en el que la mujer se encuentra mejor que en cualquier otra situación. Muchas de ellas no opinan lo mismo cuando se encuentran bajo vigilancia y control permanente.
De todas las luchas, es casi la única que ha avanzado en espacios como Túnez, en donde se dan propuestas que pueden ser llamadas modernas o progresistas. El discurso del 13 de agosto realizado por el presidente con estas propuestas ha recibido, como señala el diario tunecino Le Temps, "Entre approbation, objetion et réserves..."***** Los conservadores y tradicionalistas se han opuesto invocando el carácter "islámico" del estado señalado en la constitución, los islamistas han dicho que es peligrosa y que habrá que hablar, mientras que ha recibido el aplauso de las fuerzas progresistas tunecinas, que han calificado su discurso como "modernista, emancipador y revolucionario"*****. Hoy, el diario califica de "histórico discurso" lo dicho por el presidente. Ha marcado un camino que no será fácil, pero es camino. Y es futuro.


Veremos en qué quedan las propuestas y cómo llevan la presión interior y exterior. Pero siempre será mejor partir de propuestas progresistas que, después de 6 años de las revoluciones, considerar rebajar la edad del matrimonio, exámenes de virginidad para el ingreso en la universidad, etc. y presentarlo como un acontecimiento redentor de las mujeres, entregadas por sus familias por debajo de la edad legal con la complicidad institucional que nada hace por evitarlo.
El cineasta argelino Merzak Allouache indagaba sobre ese cielo prometido a los hombres y que está poblado de vírgenes a su servicio. En la tierra, mantienen su superioridad porque la igualdad se considera una violación de las normas islámicas, que ellas deben dar por buenas sin cuestionarlas, lo que sería un acto de insumisión, como lo es la vestimenta, por la que puede ser castigada por las hordas piadosas de varones. Los guardianes no pueden aceptar esa igualdad ni esa posibilidad de decisión propia.


Túnez no es un paraíso y son muchos los problemas que las mujeres han de enfrentar todavía pese a los avances conseguidos con gran esfuerzo y determinación. Pero sí puede ser una referencia clara, pese a los temores de los países vecinos a que se contagien de nuevo. Las mujeres tunecinas desde el inicio hicieron suya la causa de la modernización porque no puede haber democracia sin reconocimiento de la igualdad. Es en la mujer donde más desigualdades e injusticias se acumulan. Para ellas no hay siquiera promesa de un paraíso poblado de vírgenes, solo la sumisión terrenal como crédito incierto. Obedecer en este mundo y en el otro; en el pasado, en el presente y en el futuro. No es un vida sencilla, por eso la quieren cambiar.


* "Investigating Paradise: Women are stigmatized to be cursed whenever" 7/08/2017 https://dailynewsegypt.com/2017/08/07/investigating-paradise-women-stigmatized-cursed-whenever/
** "Describing Girls’ Clothes is Vital in Sexual Harassment Reports: Egypt Newspapers Logic" Egyptian Streets 2/04/2017 https://egyptianstreets.com/2017/04/02/describing-girls-clothes-is-vital-in-sexual-harassment-reports-egypt-newspapers-logic/
*** "Tunisian President Suggests Allowing Muslim Women to Marry Non-Muslim Men" Egyptian Streets 14/08/2017 https://egyptianstreets.com/2017/08/14/tunisian-president-suggests-allowing-muslim-women-to-marry-non-muslim-men/
**** "Calls for gender equality in inheritance 'against Islamic teachings,' says Egypt's Al-Azhar" Ahram Online 15/08/2017 http://english.ahram.org.eg/NewsContent/1/64/275397/Egypt/Politics-/Calls-for-gender-equality-in-inheritance-against-I.aspx


Merzak Allouache



26/11/2011