domingo, 25 de diciembre de 2016

Secuestros, demasiado oscuro

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
El drama estruendoso de los atentados terroristas oculta otra vertiente del Estado Islámico con el que castiga a las zonas en las que se encuentra para asegurarse la tranquilidad relativa: los secuestros. La resolución de estos depende de los motivos. En ocasiones, las personas reaparecen en otros lugares pasados horas o días cuando se ha sacado de ellos la información que se precisaba. En otras, por el contrario, lo que aparecen en plena calle son sus restos, torturados, para ejemplo de los vivos. La crueldad de la barbarie terrorista del Estado Islámico y demás grupos relacionados es su forma de entender el control social. El terror es la forma adecuada para ahorrar energías: el miedo bloquea a los enemigos y hace que la gente a su alrededor dé gracias simplemente por estar viva.
Los secuestros no siempre aparecen en la internacional pues son un macabro goteo. Solo el masivo de las niñas, realizado por Boko Haram, consiguió notoriedad internacional y la solidaridad del mundo gracias a la enorme campaña desplegada ante la falta de resolución de los gobiernos, cuya fuerzas temen entrar en los santuarios de los grupos terroristas.
Daily News Egypt sí ha estado dando cobertura de los secuestros realizados en el Norte de la Península del Sinaí, una zona prácticamente de guerra, la que los grupos campan a sus anchas y atacan a las poblaciones, las patrullas y los puestos de Policía y militares.
A principios de octubre, el diario avisaba del incremento de los secuestros en la zona del Norte del Sinaí y del tipo de práctica que suponía en diferentes casos:

The number of citizens being kidnapped in the tumultuous North Sinai governorate is on the rise, as four young men were released after being abducted from a café in Al-Arish city.
The four men were sitting in a café in Al-Massaeid suburb of the city when anonymous militants drove up in a vehicle and took them hostage. These men were some of the displaced citizens from Rafah and Sheikh Zuweid cities, a North Sinai-based journalist told Daily News Egypt Tuesday on condition of anonymity.
The militants released the four men after nearly 10 hours; they had been violently assaulted during that time, the journalist cited tribal sources.
Another resident from Al-Arish, Fathy Ayaesh Shaaban, was also kidnapped, along with his wife from their house by anonymous militants. The married couple were taken under duress to an unknown place. The militants suspected them to be “army operators”, the journalist said.
As of recently, militants have been kidnapping North Sinai residents, who they suspect to be collaborating with army and police personnel in the governorate, on a more and more regular basis. Some of those kidnapped are shot or slaughtered and then left in popular squares in Al-Arish city, according to earlier statements from the Islamic State (IS), which included footage of the kidnapped persons being killed.
“The majority of the kidnappings are happening in plain view of other residents, on streets, or at tribal groupings. Militants penetrate tribal groupings and quietly ask the wanted person to follow them,” a Rafah-based journalist told Daily News Egypt previously on condition of anonymity.
“Sinai Province” has apparently been carrying out daily “investigations” to eliminate army and police collaborators, which accounts for the frequency of these kidnappings.
The journalist added: “Some of the people the group kidnaps are not army collaborators, but they are still ‘investigated’ by the group. However, even if it is proven that they are not army collaborators, it is likely they will still be murdered.”
Several residents of Rafah city have told Daily News Egypt that the kidnapping operations are still ongoing and on the rise due to the absence of security presence inside the North Sinai cities of Al-Arish, Rafah, and Sheikh Zuwaid.*


Cuando pensamos en términos de terrorismo y atentados tendemos a olvidar la cifra que dábamos el otro día recogida por la CNN: solo el 2,6% de los atentados anuales afecta a los países occidentales directamente.
Los secuestros en el Norte del Sinaí, por la descripción que nos hace el diario de distintos casos, están destinados a sembrar el terror, a obligar a vivir bajo su yugo a ciudades enteras. Nuestros despliegues de policías y militares cuando es necesario, los recursos destinados a la vigilancia, no tienen nada que ver con lo que ocurre en cientos de ciudades en las que se vive bajo la amenaza impune de los terroristas que pueden llegar, ante la mirada de todos, a llevarse a personas, familias enteras, y hacerlas desaparecer, torturarlas y dejar el recordatorio en la calle para ejemplo de lo que les puede ocurrir a los demás.
Como se indica en el texto, esas ciudades han sido abandonadas a su suerte y carecen de vigilancia, Son zonas controladas por los terroristas y muchos de los secuestros tienen que ver con las denuncias de los propios vecinos contra otros. La acusación de ser espías para el estado, de suministrar información se transforma en ejecución inmediata.
Muchas de las personas que huyen de otras viven situaciones similares, pero de una intensidad mayor ya que los terroristas los quieren en su entorno como escudos humanos. Es sorprendente la concepción cobarde que tienen del defenderse con la población. Para entrar en ese concepto hay que unas complejas operaciones mentales en las que justifican todas sus acciones como deseadas por Dios y realizadas en su nombre. Solo así pueden autojustificarse en la barbarie que practican.
Cuando se habla ahora de una solución "política" de la "guerra Siria" soy bastante escéptico en cuanto a los resultados reales. Un "alto el fuego" no va a hacer que unos paren —eso chocaría con todos sus conceptos— sino que cambien de estrategia en su lucha en la que la vida no vale nada y no hay medios con los que presionarlos. Esto no es una guerra territorial ni política; aquí no tienen nada que negociar porque es su propia visión de la Historia lo que está en juego. Necesitarían una "reprogramación mental" uno a uno, algo que no va a ocurrir. Simplemente se dispersarán, se reagruparán y elegirán un nuevo objetivo donde intentar hacerse con el control del poder y de las vidas de todos aquellos que puedan. Es difícil que su forma de vida pueda ser otra; no tienen vuelta atrás. Y eso hay que saberlo.

2014
Desgraciadamente el destino de los secuestrados puede ser desconocido cuando se trata de niños. El Estado Islámico ha raptado niñas para casarse con ellas o para utilizarlas como bombas humanas, como se han tenido noticias de distintos casos. Los niños son convertidos rápidamente en asesinos dentro de la peor tradición de los sicarios. Se aseguran así la obediencia ante el terror que se desencadena en el niño, incapaz de soportar el acto realizado al que se le anima.
Las desapariciones de niños son frecuentes. La prensa egipcia sí se ha ocupado tratando de prevenir a los padres desde hace años de las desapariciones de niños. Eso teniendo en cuenta que hay millones de ellos por todo Egipto en las calles. El terrorismo no es el único mal. Hay otros que parecen en la lista con muchas probabilidades. 
El primero es el escándalo del tráfico de órganos. Recientemente se ha destapado en Egipto una organización, con médicos involucrados, dedicada al tráfico de órganos. Pero las denuncias de las mafias de tráficos de órganos han sido constantes desde que se pudo denunciar, desde 2011. No hay año que no se haya alertado del incremento de secuestros infantiles. La otra opción que se baraja es su secuestro para la mendicidad. Los niños son medios de ingresos de estos grupos que se hacen con ellos. Los móviles sexuales tampoco se descartan. La venta de niños y niñas es un lucrativo negocio que ha ido creciendo en la zona.

2014
El fotógrafo de guerra Ibarim al Batout dirigió en 2014 una película, "El gato" (El Ott), en la que daba cuenta del horror de los secuestros sexuales y del tráfico de órganos infantiles. Acostumbrado a tratar con el horror de las guerras, a Batout, le costó hacerla. Pensaba en los cuatro millones de niños de la calle que el gobierno egipcio sigue negando que existan.
Hace poco más de un año, Middle East Eye titulaba "Rise in child abductions sparks fear among Egyptians"**.

Child abductions seem to be on the rise in Egypt since 2011, when a popular uprising overthrew longtime autocrat Hosni Mubarak.
The political transition has been accompanied by an almost total collapse of Egypt’s security apparatus, with police absent from the streets for extended periods of time.
"Since the revolution, cases of abduction have been on the rise over the past three years," Hani Helal, secretary-general of the Egyptian Coalition for Children's Rights, told AA.
He said that between 300 and 400 cases of abductions were reported annually over the past three years.
"So far, 43 cases of child abductions have been reported in the first half of this year," he added.
According to rights groups, children aged between one and five years old are most vulnerable to abduction. Most of the abduction cases have been reported in rural areas.
Helal said that the motives for child abductions vary from demanding ransoms to organ trafficking to forced begging.
The child rights activist blamed the authorities for the alarming rates of child abductions in Egypt.
"There has been a regression in terms of respecting the rights of children and women in Egypt in general," he said, heaping the blame on the state-run National Council for Motherhood and Childhood.
"The absence of the council's role has made the issue of children's rights almost absent on the government's agenda," he said.**
2015

A lo expuesto, le sigue una cadena de negaciones oficiales sobre los secuestros y raptos de niños. Las autoridades lo niegan todo. El esquema explicativo se repite en casi todos los campos. Tras la caída de Mubarak, el país se ha ido disolviendo.
Responsabilizar —citar 2011 como inicio es hacerlo— a la caída de Mubarak es hacer ver a la gente que lo que se necesita es "mano firme" en el gobierno " y "dura" en las calles, solución que a muchos egipcios les parece muy bien. Pero no es la revolución la responsable de la desidia institucional o del latrocinio que ha seguido a desde 2011.  Han sido precisamente sus enemigos los que se han beneficiado provocando esta situación.
Hoy mismo, Daily News Egypt nos trae una información de un rapto en un lugar bien distinto y distante del Sinaí, en el Alto Egipto, de nuevo niños:

Dozens of residents from El-Danafqa village, located in Upper Egypt’s Sohag governorate, staged a protest on Friday along the road linking Aswan to Cairo following the disappearance of a child from the village, reported state-run newspaper Akhbar Al-Youm.
According to testimonies from the village’s residents reported to Akhbar Al-Youm, the four-year-old child was kidnapped from the village while buying candy with a young family member. They noted that this is not the first time a child has been kidnapped from the village.
There have been several reports of children being kidnapped from the village, with the most recent report taking place in September.
Residents claimed that two veiled women had kidnapped the child. They then decided to stage a protest to raise attention to the kidnapping case.
Consequently, security forces arrested 20 residents over accusations that they were inciting violence and riots. Security forces also blocked the entrance and exit to the village in anticipation of any riots.
Residents of El-Danafqa claimed that they did not intend on halting traffic or disrupting public order, but their protest was met with open fire from police forces who aimed to disperse the group.
The police force’s attempt to disperse the protest resulted in the injury of two relatives of the alleged kidnapped child, in addition to another of other injuries. The injured were transferred to Sohag Public Hospital, according to Akhbar Al-Youm.
Prosecution authorities are still investigating the case of the alleged kidnapping and the motives behind the protest.***


El caos que vive Egipto hace que sea más fácil reprimir una manifestación por un secuestro que resolverlo. En vez de apoyar a las familias y tratar de encontrar al niño desaparecido, es más fácil aplicarles la Ley Antimanifestaciones, que para eso se hizo, y convertir la petición de atención y ayuda en una especie de revuelta.
Investigar los motivos que haya tras la protesta suena ridículo, a menos que se sostenga seriamente la teoría que mantiene que todos los acontecimientos que ocurren en Egipto suceden para desestabilizar al régimen y dejar en evidencia sus fallos. Eso incluye desde riadas hasta mordeduras de tiburones en los lugares vacacionales.
Egipto es castigado por el terrorismo islamista de distinto pelaje, por los piadosos islamistas que ejercen el control en muchas comunidades, por la desidia de las instituciones de gobierno y por un mal entendido sentido del mantenimiento del orden. Junto a esto, está todo lo que germina a su alrededor: la delincuencia y el abandono en muchas zonas que han quedado a su suerte.
En este día de Navidad, he querido que mi recuerdo fuera para todos aquellos que han sido arrancados de sus hogares y llevados lejos, a un destino incierto, especialmente los más débiles, los niños, víctimas infinitas. De todos ellos debemos acordarnos cuando pedimos la paz.


* "Number of civilians kidnapped in North Sinai on the rise amid absence of security personnel" Daily News Egypt 11/10/2016 http://www.dailynewsegypt.com/2016/10/11/number-civilians-kidnapped-north-sinai-rise-amid-absence-security-personnel/
** "Rise in child abductions sparks fear among Egyptians" Middle East Rye 21/09/2015 http://www.middleeasteye.net/news/rise-child-abductions-sparks-fear-among-egyptians-1696234389

*** "Police arrest 20 from Sohag village following protest over recent kidnappings" Daily News Egypt 24/12/2016 http://www.dailynewsegypt.com/2016/12/24/606416/

2012

2015


2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.