viernes, 9 de diciembre de 2016

Perder los hijos o más contra las mujeres

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
Para no dispersar la información sobre el caso de la muerte de la joven luchadora egipcia Reem Magdy provocada por su padre, decidí dejar fuera otro ejemplo de la gravedad de lo que está ocurriendo en el parlamento egipcio en cuanto a la legislación sobre las mujeres. La muestra más clara del caos político egipcio, me refiero a la falta de fundamento y consistencia por el vacío ideológico que solo busca mantener el orden, es que no hacen más que tomarse decisiones retrógradas en un campo que siempre es bien recibido en una sociedad ultraconservadora como ha devenido la egipcia tras décadas de penetración de los islamistas: las mujeres. Con los millones de problemas y escándalos contantes, parece que solo se trata de legislar o de tratar la cuestión de las mujeres, siempre en un sentido negativo. Carentes de un sentido político real, de una visión de futuro hacia el que abrirse, los parlamentarios se dedican a la vigilancia de las mujeres desde una perspectiva u otra.
Se puede retroceder mucho en los derechos de las mujeres. El caso de Turquía estos días pasados provocó una conmoción social ante la posibilidad de los arreglos de matrimonios en las violaciones de menores para evitar cárceles. Solo la salida furiosa a las calles de mujeres  y el escándalo en las redes sociales han evitado esta nueva tropelía del gobierno islamista de Erdogan contra las mujeres en el nombre de las tradiciones y viejas fórmulas legislativas.
Egipto mismo ha estado revuelto estos días con otra noticia. El titular de Ahram Online la recoge: "Egypt MP's proposal to revoke child custody for mothers who remarry triggers backlash"*. Otro nuevo intento por parte del parlamento egipcio de legislar contra las mujeres reduciendo los derechos anteriores o complicando los existentes.
Si se casan, pierden la custodia de sus hijos. Actualmente la ley lo considera así, pero los hijos pasan a depender de la abuela materna hasta los 15 años, en que pasan al padre. Durante ese tiempo la mujer está amenazada con perder a los hijos si se casa. El hombre no tiene ese problema. El fundamento de esto es la Sharia, fuente de legislación en Egipto. Desde esta perspectiva inspiradora, se considera que la mujer debe cuidar de los hijos mientras son menores. Se da preferencia, si ella se casa, a la familia de la madre sobre la del padre hasta llegar a esos 15 años marcados.


La ley actual revela igualmente su carácter patriarcal profundo: los hijos no se pueden criar en la casa de otro hombre. La mujer deja de ser ella al casarse con otro. Mientras estaba divorciada, cumplía con los hijos; si se casa, queda anulada como madre. Los hijos son del padre. No puede ser esposa de uno y madre de los hijos de otro, al menos socialmente. Pero no hay inconveniente en cuidar de los hijos de otra madre porque la mujer y los hijos son pertenencias del padre.
La enmienda presentada ante el parlamento dice que si la mujer se casa de nuevo, los hijos volverán con el padre si este tiene quien los cuide, esposa o familiar. Señala el diario, la reacciones ante esta perspectiva:

A proposal submitted in Egypt's parliament last week has triggered a backlash on social media for suggesting that an Egyptian mother who remarries after divorce should lose custody of her children to her ex-husband if he is able to find a female relative to be their caretaker.
Parliamentarian Sohair El-Hadady suggested the amendment to the 2000 personal status law that regulates child custody in cases of divorce.
Her proposal also included extending parental visitation for the non-custodial parent: the father according to the current law. It would grant the non-custodial father responsibility for the child for two days every week instead of the current three-hour visit. It also suggests that the non-custodial parent would host the child for one month during the summer school holiday.
Under the current law, custody is given to the mother in cases of divorce until the child reaches the age of 15, at which point custody transfers to the father. If the mother remarries before this time, custody transfers to the maternal grandmother.
El-Hadady's proposal, however, suggests that if the custodial mother gets remarried, custody should go to the father if he can provide a female caretaker for the child; either his current wife or a female relative.
"[The proposed amendment] assumes that [if I marry], any other woman is better for my children than me…on the other hand my husband is not only allowed to marry but he is actually encouraged," Loula Selim, a 32-year-old mother of two girls, tells Ahram Online.*


El aumento del tiempo de las visitas paternas no ha sido mal visto, pero es la otra cuestión la que ha suscitado las iras.
Tanto la ley actual como la propuesta del diputado parten de un principio contra las mujeres. Solo tendrá a sus hijos en custodia a condición de que no se case. En la ley actual, es la abuela materna quien recibe a los hijos. La petición es que pasen al padre si la madre se casa. Como señalamos, este es un planteamiento claramente patriarcal incluso en la situación actual, con el paso de los hijos a la abuela materna. Implica esencialmente que los hijos (las hijas) no pueden vivir bajo el mismo techo de alguien que no sea su padre o familiar. El nuevo marido no lo es.
Como se puede apreciar, el núcleo del problema está ahí, en esa convivencia de los hijos en la casa de otro hombre. No se percibe como la casa de la madre, sino del marido, que no es el padre. La ley es claramente "masculina" y parte de la desigualdad, lo que no es una novedad, sino un reflejo más de las raíces.
Cairo Scene se hace también eco de esta cuestión:

Being a mother in Egypt – or worse, a divorced mother in Egypt – may have just become a whole lot harder after a revised custody tender gives the father's new wife custody rights over the child.
A new child custody law in Egypt has kicked up a storm among mothers, and all classes of women – including the President of The National Council for Women and parliament representative Maya Morsy.
According to Zahma, the new law proposes that, following a divorce, in the event that the mother decides to remarry, child custody is to be appointed to the wife of the father, provided he has remarried. Previously, women who remarry have had the custody of their child shifted to their mother, their mother in law, or a sister, while maintaining the father’s child right, as per the family law in Egypt.
Morsy has spoken out to Al Masr Al Youm against the new proposal, urging all female parliament representatives to support Egyptian women and Egyptian families by also rejecting the amendment.
The proposal has sparked rage due to the subliminal inference that a mother’s right to remarry following a divorce is punishable by child deprivation, and is less equal than the father’s right to remarry. Women have taken their rage to Facebook and Twitter where they have trended the hashtag قانون_الحضانة_الجديد#.**


Lo irónico del asunto es que —como suele ser aunque no se comente— las leyes favorecen al hombre porque se parte de una visión negativa del varón: los hijos (hijas) no están seguros bajo el techo de un hombre que no sea su padre. Se pueden producir abusos, por ejemplo, pueden estar mal cuidados, etc. Por eso la ley no solo es "machista" sino "patriarcal", que es algo que además diferencia en función de las relaciones familiares. Solo los hombres de la familia son buenos para las mujeres de la familia. La gran hipocresía es que mientras que se consideran "guardianes" de "sus mujeres" (esposas, hijas, hermanas...), lo que sirve para justificar su control, acusan a los demás de no protegerlas adecuadamente cuando se exponen a sus acciones de acoso. Así una mujer puede ser acosada porque sus guardianes no la vigilan como deben. Es lo que se hizo, por ejemplo, con los exámenes de virginidad realizados a la manifestantes de Tahrir, ¿dónde estaban sus guardianes mientras ellas estaban en la plaza con desconocidos? Es lo que pedían hace poco en ese mismo parlamento, la realización de "test de virginidad" para el ingreso en la Universidad. Es más de lo mismo: el control se justifica por el "peligro " existente. Y el peligro son los otros hombres, los de fuera de la familia. Desgraciadamente, ayer vimos que no es cierto: la muerte de Reem Magdy provocada por su padre. Por eso decíamos que habría que observar cuál es la interpretación que los jueces darán al caso: ¿muerta por la "buena fe" de su padre, que trataba de "disciplinarla"?

2012
En el patriarcado, la autoridad es masculina, pero distingue a los hombres de la familia de los rivales exteriores, de los que no se fía y a los que considera peligrosos para las mujeres de su grupo, a las que está obligado a proteger para proteger su propio honor, el nombre de la familia, que es el del hombre. En marzo de 2014, la International Journal of Humanities and Social Science, publicó un artículo firmado por Aayesha Rafiq con el título "Child Custody in Classical Islamic Law and Laws of Contemporary Muslim World (An Analysis)". Se señalaba una distinción clara entre quien es el "custodio" y quien es el "guardián":

In Arabic language guardianship is termed as ‘Wilayat’ and custody as ‘Hidhanat’.Custody means physical or material possession of the children, whereas its Arabic equivalent Hidhanat literally means ‘training’ or ‘upbringing of the child’. The term guardianship means the constructive possession of the child which deals with care of his or her person as well as property and its Arabic equivalent ‘Wilayat’ literally means to ‘protect’ or to defend. Legally the term guardianship is defined in the Guardians and Wards Act of Pakistan as ‘A person having the care of person of minor or of his property or of both his person and property’. The terms custody and guardianship seems to have similar connotations, but it is often argued that guardianship is a superior right. According to the principles of established Muslim jurisprudence, father is the natural guardian (Wali) of the person and property of the minor child. Whereas custody (hidhanat) is a right of the child and not of either of the parents, or any other person claiming through them. The basic consideration always is to provide to the child the most natural, most considerate and most compassionate atmosphere to grow up as a better member of the society. Islam keeps the institution of family in high esteem and tries to preserve it. Rights and duties of the spouses have been prescribed in a manner to keep an ideal balance. While it is the man’s job to earn livelihood and provide sustenance to the family, the wife’s duty is to give birth to the children, to bring them up and to groom them. She is not required to work for her family or earn a living.***

La desigualdad, pues, está en la base, ya que será siempre el padre el que tenga ese carácter de "guardián". La madre se encarga del cuidado o de la atención exclusivamente porque son pequeños y se entiende que la función del padre es otra. Entendido como derecho de los hijos, la madre está obligada a atender a los hijos cuando son menores, pasando después al padre. No hay igualdad ninguna. Desde el punto de vista de jurídico islámico es muy limitado el papel de la madre, ya que aunque ella tiene la custodia, él es el guardián. Respecto al concepto mismo de "custodia", se plantean en el artículo sus límites:

An in depth study of Islamic law reveals that there is no verse in Quran on custody of minors but the classical Muslim jurists have referred to the verse of fosterage (Ayat al Radha’at) which says that the mother should breast feed their infants for two complete years. Therefore through Iqtada al Nass it is inferred that in the years of infancy the right of upbringing and fostering the child remains with mother.
In the light of hadith literature available and the decisions of Prophet Mohammad (pbuh) on the cases brought before him on child custody, three principles have been laid down while deciding the custody of a child. Firstly, the mother possesses priority right of child custody so long as she does not remarry. Secondly in a situation where both parents profess different religions, custody of the child should go to that parent who follows the religion of Islam and lastly when the child has gone past the years of minority (7 years) he will be given an option to choose between both parents.***

A la luz de esto, se comprenden muchos de los problemas terribles que se plantean tras los divorcios de parejas de distintas confesiones. El punto de los 7 años, en Egipto son los 15. También ha habido recientes intentos parlamentarios de hacer descender la edad para que las madres tengan menos tiempo en custodia a sus hijos. Una vez más se confirma que los Hermanos Musulmanes se fueron, pero dejaron sus ideas en manos de los que se quedaron aquí. 
En 2011, poco después de la revolución se dieron movimientos de padres que pedían una ampliación de los tiempos que las custodias establecían. Se quejaban de que las 3 horas semanales establecidas eran muy poco para estar con sus hijos. La nueva ley propuesta pide también que se amplíe y —como ya dijimos— no ha suscitado rechazo. Hay que enmarcar la situación en un contexto más amplio. Ya hemos tratado en alguna ocasión la estigmatización de las mujeres divorciadas, que han ido aumentando en gran número porque ya no aceptan mucho de lo que antes aceptaban y tratan de rehacer su vida. Pero eso supone, con la propuesta perder los hijos en favor del padre y ya no de su abuela materna. Lo que se pide es que los niños salgan de la familia materna por el hecho de que ellas se casen de nuevo. La forma de no perderles es seguir divorciadas hasta que cumplan los 15 años su hijos.

2011
Lo que se debate en realidad es si la sociedad egipcia está dispuesta a modernizarse o si quiere seguir bajo los esquemas patriarcales que llevan siglos y se están intensificando cada día ante el vacío ideológico que supone decretar enemigos a todas las personas que tratan de introducir unas ideas más acordes con los tiempos. Esta enmienda ahora es una clara reacción a los movimientos realizados recientemente para poder dar vida a las mujeres divorciadas en Egipto, un tema que ha estado en los medios últimamente tratando de sacar a la luz un problema real: la condena de las mujeres a quedar relegadas a cuidadoras de los hijos mientras los hombres no tienen limitaciones. Esta es la reacción del parlamento.
Nadie está defendiendo públicamente un discurso moderno en Egipto. Han quedado en evidencia las carencias ideológicas del régimen actual, que solo busca inversión y control policial, profundamente conservador. La modernización ha quedado en la sociedad civil a la que se está desarticulando, desmembrado literalmente, para evitar que tenga fuerza y ocurra otra Primavera, un grito de renovación. 
Toda la enorme creatividad de Egipto permanece enterrada por la rutina y el regreso de lo más ajado de las décadas anteriores o de aquellos que buscan protagonismo proponiéndose como virtuosos y jugando a un peligroso populismo tradicionalista, a imitación del que surge en otros lugares. El tradicionalismo vuelve a ser el eje después de haber acallado las voces pidiendo modernidad que se levantaron por todo el país. Entre islamistas y militares, Egipto entierra sus buenas ideas o las realiza lejos de la vista conservadora de unos y otros, con discreción. Las reacciones se producen en casos como estos, que afectan directamente a las personas en sus vidas.
Las reacciones sociales contra las enmiendas son importantes porque muestran que mucha gente es capaz todavía de moverse, que aguantan muchas cosas, pero que con algo que afecta a millones de mujeres egipcias no están dispuestos a pasarlo por alto. 

De todos los enemigos que el régimen egipcio se puede crear, no le interesa provocar la indignación de las mujeres. La medida está destinada a evitar que las mujeres puedan rehacer su vida, más en un contexto en el que muchas de ellas han sido llevadas al matrimonio muy jóvenes y con relativa capacidad de elección, que se enfrentan a penurias económicas porque los tribunales no actúan como deben en los casos de las pensiones de los hijos, etc. 
Se les pide ahora que abandonen la esperanza de una nueva vida en el matrimonio si quieren mantener a sus hijos. En custodia de las abuelas, pueden tener esperanzas de verlos, pero si pasan a casa de su ex marido, las posibilidades se ven reducidas a la nada prácticamente. El problema es que en esta mentalidad el concepto "rehacer su vida", aplicado a la mujer, no se contempla. Sencillamente, no preocupa desde una perspectiva patriarcal y la mentalidad tradicionalista. Qué ocurra con la mujer tras un divorcio no es problema del sistema, sino algo que se trata de ocultar. La preocupación, una vez más, no es ella, sino los hijos del marido, la descendencia, que ella meramente cuida hasta que llega el momento, los 15 años.
En vez de buscar una igualdad moderna, el régimen egipcio —pese a los llamamientos continuos de su presidente para la reforma religiosa— parece querer retroceder a posturas más fundamentalistas. El régimen está desbordado, en mitad de una crisis colosal, dando palos de ciego en la economía y simplemente palos donde tiene ocasión, pero todavía encuentra fuerzas y ganas para legislar contra las mujeres. No arreglan nada y sin embargo le crean nuevos problemas. Ya le sobran.



* "Egypt MP's proposal to revoke child custody for mothers who remarry triggers backlash" Ahram Online 7/12/2016http://english.ahram.org.eg/NewsContent/1/64/251494/Egypt/Politics-/Egypt-MPs-proposal-to-revoke-child-custody-for-mot.aspx
** "EGYPTIAN MOTHERS RAGE OVER PROPOSED CHILD CUSTODY AMENDMENTS" Cairo Scene 7/12/2016 http://www.cairoscene.com/Buzz/Egyptian-Mothers-Rage-Over-Proposed-Child-Custody-Amendments
*** Aayesha Rafiq "Child Custody in Classical Islamic Law and Laws of Contemporary Muslim World (An Analysis)" International Journal of Humanities and Social Science Vol. 4 No. 5; March 2014 http://www.ijhssnet.com/journals/Vol_4_No_5_March_2014/29.pdf

Doaa Eladl:
(1) los gatos se casan (2) las mariposas se casan  (3) Papá se ha casado (4) ¿Por qué no te casas tú como ellos, Mamá?






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.