lunes, 21 de noviembre de 2016

Según se mire

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
Cuando abro la página de Ahram Online me da un fuerte sobresalto. ¡Ya está el lío!, me digo. "Plot to assassinate Egypt President Sisi uncovered: MENA" es lo que me ha dejado helado. En estos momentos de crisis, el hecho podría ser terrible.
Intento descifrar cómo ha sido el intento descubierto y Ahram Online me cuenta lo siguiente con la información de MENA, la agencia oficial:

Egypt's state security prosecution referred on Sunday 292 alleged members of the Islamic State militant group to a military court on charges of plotting to assassinate President Abdel-Fattah El-Sisi and launch terrorist attacks in the country, state news agency MENA said.
Judiciary sources told local media that the military prosecution will release detailed confessions from a number of the suspects.
According to year-long investigations carried out by the state security prosecution, the suspects plotted two assassination attempts against President Abdel-Fattah El-Sisi, with the first in 2014 as he performed a pilgrimage in Saudi Arabia, MENA said.
The alleged attempt, which also targeted Saudi Crown Prince Mohammed bin Nayef, involved members from terrorist cells in Egypt and Saudi Arabia. The prosecution did not specify how the plot was foiled.
The second attempt was allegedly orchestrated by a terrorist cell consisting of seven members – six former police officers and a dentist – who planned to attack the president's convoy using explosive charges as it travelled in Cairo.
The suspects were also responsible for carrying out a number of high-profile attacks in North and South Sinai, including the bombing of a tourist bus in the resort town of Taba in February 2014 that killed two South Koreans and an Egyptian driver.*


¡2014! Miro el calendario por si he perdido la noción del tiempo, pero no. Todo empieza a ser muy raro. La extraña conexión entre los seis ex policías y el dentista me desconcierta, como supongo que a todos.
El diario sigue recogiendo lo dicho por la agencia MENA. Los policías son unos viejos conocidos (en general), los que en la época de Morsi se querían dejar las barbas conforme a la moda islamista. El caso lo tratamos en aquellas lejanas fechas de 2013 cuando se planteó. La llegada de los islamistas al poder trajo la moda de las barbas y los policías querían dejársela crecer piadosamente. Para ellos era cuestión de principios. Cayeron como moscas: todo el que quería dejarse crecer la barba fue fichado como "islamista" y cuando cambiaron las tornas, me imagino que salieron corriendo. Tantos años infiltrándose para después caer de esta manera tan tonta.


Ahram Online cita:

Authorities say the six former police officers involved in the plots were members of the "bearded police officers" group formed in 2012, whose members said they would grow their beards in accordance with their interpretation of Islamic doctrine.
At the time, the interior ministry blocked this move, saying it violated police and military codes. The group members were then sent to the ministry's reserve forces.*

La información que se nos da es muy vieja; la más reciente de 2014 y la más antigua de 2012. Con esto no se puede hacer mucho, la verdad sea dicha. Que haya podido haber intentos de atentados contra la presidencia es posible, pero para eso está Morsi en la cárcel con unas cuantas penas de muerte encima junto a unos cuantos cientos, si no miles con la misma situación. Un atentado sería muy grave y sobre todo poco inteligente. Pero ya se sabe que hasta en Turquía pasan estas cosas.
La casualidad es que haya sido precisamente el día en que se condena a dos años al presidente y dos dirigentes del Sindicato de los Periodistas. De hecho, ningún periódico ha cambiado sus noticias sobre el caso y solo Ahram Online mantiene en su primera página digital el caso de los intentos de atentados descubiertos al público ahora.
Me tranquiliza bastante ver que la alarma no ha cundido en los medios o en la población. Del rápido repaso, me llama la atención un titular de Daily News Egypt, "Lure of investments unaffected by imprisonment of Press Syndicate head: expert". Me parece un título muy extraño, desde luego, y me urge la curiosidad por saber quién es el experto y a qué rama del conocimiento pertenece. Leo su comienzo:

On Saturday, former vice president Mohamed ElBaradei took to social media, wondering how Egypt could still bring in investments when the government has ordered the imprisonment of the Press Syndicate’s president, labeling the incident as a scene in an absurd play.
For the first time in Egypt’s history, a court verdict ordered the imprisonment of the Press Syndicate president Yehia Qalash.
This is only one incident in a series of assaults on press freedom and laws, to which President Abdel Fattah Al-Sisi turned a blind eye, amid escalating demonstrations by journalists in protest to the problems plaguing Egypt’s press.**


Me parece bastante sensato lo que dice Mohamed El-Baradei. Creo que las detenciones de periodistas no son un buen reclamo para que vengan los inversores o cualquiera. A nadie le gusta un clima de este tipo, por más que nos digan últimamente que las dictaduras son atractivas.
Los regímenes autoritarios siempre te prometen que la autoridad no va contigo (el inversor) y que si tienes algún problema llames a un número que te dan. Pero tampoco es un plan muy bueno. El periódico señala que son muchos los incidentes contra la prensa antes de que se haya condenado a la cúpula del Sindicato. Pero que se convierta en una costumbre tampoco lo convierte en apetecible para nadie.
Es cierto que hay ejemplos de países en los que se hacen muchas barbaridades y la gente está deseando invertir allí, pero depende de muchos otros factores. Los jueces, por ejemplo. Los periodistas no se condenan solos; quiere decir que hay un sistema muy arbitrario de justicia, sin hablar de la Policía, que es el origen del conflicto. Las detenciones son los efectos, pero lo malo son las causas. El presidente lleva mucho tiempo prometiendo que los inversores llegarán en grandes riadas, pero lo cierto es que no se ha producido.


Es después de citar las palabras de El-Baradei cuando el artículo comienza a ofrecernos las palabras del experto prometido:

Aliaa Mamdouh, a former economist at CI Capital, believes that any country in the world has its own political issues, adding that it’s important to not make a fuss out of a minor issue.
She said that there are other problems that could really affect investments, such as when the police accused Edita Food Industries of storing 2,000 tonnes of sugar in October. Such problems would make an investor think twice before investing in Egypt, she noted.
Mamdouh said that it’s not possible to measure the effect of one case without considering Egypt’s political climate as a whole and understanding how it affects the economic environment.
She believes that the political climate in Egypt is better than before.
Mamdouh referred to the recent presidential pardon that saw 82 detainees released after the Detained Youth Committee submitted a list of detainee names to Al-Sisi in order to reconsider their situation. The committee was created by the president during the recent National Youth Conference. Mamdouh explained that presidential pardons are a good thing, as they show the world that the political problems are minor, enabling the government to absorb pardons.
Mamdouh said that seeing the law implemented effectively by authorities is what matters most to investors.**

Hay que reconocer que la experta economista tiene valor, pero del otro. Para ella que el Sindicato de Periodistas sea descabezado y condenado a dos años de cárcel es un "asunto menor", frente a "asuntos mayores", como el acaparamiento industrial de azúcar, resuelto con la intervención de la Policía. Está por ver si se trataba de acapar azúcar o solo del que necesitaban para producir sus dulces, como se dijo en su momento, criticando los tres días de paro de la fábrica por falta de materia prima.
La experta señala que Egipto está mejor ahora que antes, lo que desvela su capacidad analítica. Pone como ejemplo la liberación con motivo del cumpleaños del presidente de 82 detenidos. Lo que no dice es que para darse la alegría de soltarlos hay que pasar antes por la pena de detenerlos y tenerlos meses y años pendientes de juicio, como castigo previo al enjuiciamiento, arbitrario y denunciado por todas las instancia internacionales como una forma de tortura y de violación de los derechos humanos. Pero eso tampoco atrae inversores. 
No sé cuando habla de "antes" ni de "después" a qué se refiere. La opinión generalizada en el exterior (la de dentro les importa menos) es que el régimen actual es bastante más represivo que el anterior y que apenas se han arreglado ninguno de los problemas existentes mientras que se han agravado muchos otros.


La liberación de los detenidos ha sido un montaje publicitario para intentar frenar la caída de la popularidad del presidente y la espalda que muchos jóvenes han dado a su política y actuaciones. De hecho, ha habido grupos se negaron a ser utilizados en la propaganda del régimen. Simplemente, no fueron.
Lo más triste es que el gobierno egipcio lleva cometiendo errores garrafales en su forma de actuar que han espantado a los inversores y turistas. Lo ocurrido con el avión ruso es una muestra clara de errores añadidos a la cuestión terrorista, que el gobierno nogó. Lo ocurrido con Italia por el caso de Giulio Regeni no es atribuible al terrorismo sino al régimen y es otro ejemplo de mala gestión. El decreciente carisma de Al-Sisi nunca ha funcionado fuera porque no era eso lo que se miraba sino la deficiente realidad que se estaba construyendo; un sistema que reprime y valora poco las libertades y la democracia, como han mostrado las elecciones parlamentarias.
Pero con lo que sí estará de acuerdo la experta economista, a la que no le importa que se encarcele a los periodistas pero sí que se requise el azúcar, es que los titulares de Ahram Online hablando de intentos de atentado contra el presidente Al-Sisi ayudan muy poco a los inversores. Puede que suba la popularidad, pero se devalúa el conjunto.


Que una economista (experta, la llaman) o cualquiera salga diciendo que no es un gran problema que hayan detenido a los periodistas, solo se merece el desprecio ante lo que supone. Podría dedicarse posteriormente a señalar que las condenas a muerte tampoco influyen, o los desparecidos, los encarcelados, etc. que solo importa el azúcar o cualquier otro elemento. Demuestra poco criterio y sobre todo se ha olvidado de que la Economía es ciencia humana y por ello las cosas son más o menos importantes... según se mire. Le deseamos una vida "dulce" y que nunca tenga que recurrir al apoyo de la prensa. Entonces se dará cuenta de que hay cosas que son más importantes que el azúcar. 
Quizá lo que sobran en Egipto sean economistas y otros profesionales a los que la libertad de prensa no les importa absolutamente nada. Cualquiera que intente convencer al mundo de que estas cosas no importan, es que no ha entendido nada.


* "Plot to assassinate Egypt President Sisi uncovered: MENA" Ahram Online 20/11/2016 http://english.ahram.org.eg/NewsContent/1/64/250388/Egypt/Politics-/Plot-to-assassinate-Egypt-President-Sisi-uncovered.aspx
** "Lure of investments unaffected by imprisonment of Press Syndicate head: expert" Daily News Egypt 20/11/2016 http://www.dailynewsegypt.com/2016/11/20/lure-investments-unaffected-imprisonment-press-syndicate-head-expert/


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.