miércoles, 19 de octubre de 2016

Presentadoras rebeldes

Joaquín Mª Aguirre (UCM) 
Las televisiones egipcias son constantes espacios de incidentes de muy variado cariz, especialmente en lo que respecta al protagonismo de los presentadores y presentadoras. Los medios egipcios, públicos y privados, llaman la atención por sus constantes querellas e incidentes,  por su forma de entender la profesión y su papel de mediadores entre el público y las instancias políticas. En el clima actual de control, sorprenden con críticas públicas no escritas en el guión, por decirlo así, que les lleva muchas veces al silencio o directamente a la calle.
Hoy volvemos a tener un caso, el de  Rada Badawi, presentadora en el canal OnTV, en el que esto es ya casi un rito. Nos lo cuenta Daily News Egypt:

ONTV channel suspended TV anchor Rania Badawi earlier this week, for reasons believed to be related to censorship, after the latter criticised the minister of investment.
The channel’s action violates both international standards of freedom of expression and the Egyptian Constitution, claimed the independent Journalists Against Torture Observatory (JATO), as well as the Labour Law.
In a report issued Monday, JATO said the channel violated Article 19 of the Universal Declaration of Human Rights and Article 48 of the Constitution guaranteeing freedom of expression and opinion and banning censorship on the media.
The channel released a statement confirming Badawi’s dismissal, apologising for “offensive content against a public figure” after stating media ethics and lack of professionalism were the reasons for the decision.
Badawi’s remarks were that minister Dalia Khorshid was “the worst minister in terms of administration”, accusing her of lack of initiative.
In Badawi’s defence, JATO stated: “She did not commit any libel or slander, or contempt of the minister. The above laws have guaranteed the media’s role in criticism. [Badawi] used the word ‘worst,’ which indicate assessment of the minister’s job performance, which should indeed be subject to evaluation.”
The NGO further clarified by saying: “This is called media criticism and ‘worst’ is a word of assessment of performance; it neither contains false information nor violates general ethics.”*


La presentadora le ha dicho directamente a la ministra que haga su trabajo como debe, calificándola directamente como la "peor" ministra. 
La idea de que el puesto público conlleva la crítica y que calificar a alguien como la peor ministra no atenta contra nada no es tan evidente como pudiera parecer a sus defensores de JATO, a la vista de lo que ocurre constantemente en Egipto. La presentadora Azza El-Hennawy fue castigada por decirle al presidente que no había trabajado como debía, que el país estaba manga por hombro. Sobre ellas, en estos casos, se acumulan rápidamente las acusaciones de falta de profesionalidad, faltar a la verdad y a la ética profesional, etc. En realidad, como señalan los defensores de los periodistas, se limitan a cumplir con su deber informativo y su conciencia, que trabajan conjuntamente.


Desde que el canal fue comprado por el magnate Ahmed Abou Hashima, ferviente partidario del presidente, las críticas al poder están mal vistas y las noticias de despidos se suceden tras las críticas. Al magnate le importan poco las críticas y sabe que parte esencial del mantenimiento del poder es el papel de los medios, que llevan el peso de absorber los impactos de la realidad a las audiencias.
En el artículo publicado hace dos días en Memo (Middle East Monitor) por Emad Al-Din Hussein, con el título "What Sisi needs", se expresa esa necesidad de cambio, esencial para Egipto.

I met with a senior politician last week and I asked him the typical question every Egyptian asks: “Where are we going?”
He answered, without hesitation, the same words we hear every day: “The situation is very difficult and we are experiencing a complicated stage.” I then asked him what the solution was.
His assessment was that Egypt needs 100 per cent, and not 99 per cent, of its citizens to help out and put a real effort. He added that Egypt needs the prayers of its families, and most importantly, we need the grace of God. In his opinion, even if all these things were met, Egypt would still need a miracle to escape from its crisis because the situation is so bleak.**


Se comprende que la ironía de la explicación de las necesidades requiera de una especial vigilancia informativa. Como suele ocurrir con la ironía, siempre nos quedará la duda de si lo que nos está diciendo sobre lo que el país necesita es cierto ya que a muchos les parecería suficiente.
Tras las ironías, se expresa —además del cambio necesario en la ineficaz educación— el peso angustioso y sangrante de la herencia de una administración que no funciona y no ha sido cambiada y, de forma clara, ampliar el círculo o salir de él en el que el presidente se encuentra. Eso incluye, por supuesto, todos los ministros que no funcionan, que son muchos. En teoría, existe mayor responsabilidad en el presidente porque es quien nombró a la peor ministra
Se trata de salvar siempre la figura del presidente porque no es solo él, sino el Ejército lo que representa y no se ve más allá de la institución el futuro de Egipto. Pero seguir eliminando voces críticas es hundirse cada día más en el fango del silencio, el peor de los vicios políticos. Es el que los magnates aduladores del régimen están fomentando pensando que el silencio borra los problemas, algo que no es cierto.
Cuando el edificio se hunda, el sonido será atronador en mitad del silencio.




* "ONTV channel’s dismissal of host unlawful: JATO" Daily News Egypt 18/10/2016 http://www.dailynewsegypt.com/2016/10/18/ontv-channels-dismissal-host-unlawful-jato/
** "What Sisi needs" Memo 17/10/2016 https://www.middleeastmonitor.com/20161017-what-sisi-needs/

2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.