lunes, 26 de septiembre de 2016

La atmósfera pesimista y los malditos mensajeros

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
La mayor parte de las cadenas de televisión se preocupan por el mantenimiento de las audiencias. La ERTU o cadena estatal egipcia tiene una preocupación añadida: mantener los índices de popularidad del presidente Sisi, labor necesaria cuando el mundo se les pone cuesta arriba. Y esto, por cierto, ocurre con frecuencia. Las noticias no son buenas y necesitan doble capa de maquillaje para ponerse bajo los focos. Cada vez es más difícil acallar las críticas.
En estos días las campañas de respaldo al presidente y de descrédito a los medios son constantes y aquí hemos dado cuenta de artículos y entrevistas en los que se pide que solo se atienda a lo que dicen los medios oficiales. El "pesimismo" es subversión; el "optimismo", propaganda. Daily News Egypt titula hoy mismo "National Security arrests members accused of spreading ‘pessimistic atmosphere’", tras contarnos la existencia de la "Crisis Cell", organización de los Hermanos Musulmanes dedicada a estas cosas, señala:

The accusations directed against the alleged members included the use of media to distort the state’s image and ability to solve crises. However, this contradicts with what has been happening in the Egyptian media, which bans opposing groups or figures from appearing on-screen, and highly supports and defends the regime’s performance and policies.
President Abdel Fattah Al-Sisi had previously warned in his speech during the first anniversary of the New Suez Canal that some groups are attempting to discredit the value of national projects and demoralise the population.*


Lo cierto es que, sin necesidad de "células" islamistas para airear las crisis, el pesimismo crece y la imagen se deteriora. Hay una gran diferencia entre que los precios suban y decir que los precios suben. A ·decir que los precios suben", el gobierno egipcio lo llama "atmósfera pesimista" y te encierran por ello.
La propaganda y promover la sisimanía se han convertido en un deber cívico y ahora asciende al rango de delito si se incumple. En este clima, los medios se convierten en esenciales.
Yo creo que la población no se desmoraliza cuando lee la prensa, sino cuando lee las facturas, las nóminas decrecientes, las recetas médicas, etc. Eso sí que deprime. Y Egipto tiene motivos para estar pesimista. Pero el presidente ha dicho que son los medios y nada más que los medios: no reflejan la verdad de lo que ocurre en el país. Y se lo ha dicho enérgicamente a los medios internacionales. Lo mejor es preguntarle a él directamente.


El otro día comentábamos de pasada la gigantesca metedura de pata cometida al confundir la entrevista que se le había realizado al presidente Sisi en los Estados Unidos y emitir una del año anterior. El asunto no se queda ahí.
La prensa recoge las noticias sobre las consecuencias el error. Al ser desacreditados públicamente por el presidente, los medios han decidido que esta vez van a ofrecer la realidad de lo que ocurre en Egipto.
Daily News Egypt recogió así los hechos:

Head of the Egyptian Radio and Television Union (ERTU) Safaa Hegazy ordered the dismissal of the head of the union’s News Department Mostafa Shehata on Tuesday evening for airing an old interview of President Abdel Fattah Al-Sisi, instead of a recent interview with American public broadcaster PBS, according to ERTU’s statement of apology.
The department’s deputy head Khaled Mehanna was promoted to take Shehata’s position until a new head is appointed. Hegazy also ordered the referral of all those involved in the error to the legal affairs department.
The recent interview with PBS took place on Tuesday during Al-Sisi’s presence in New York to attend the 71st session of the United Nations general assembly.
The interview was hosted by TV-host Charlie Rose who discussed various aspects of Egypt’s situation with the president.**


El enfado debió ser mayúsculo. Estas cosas ocurren, pero está muy mal que le ocurran al presidente. Cuesta mucho conseguir una tribuna internacional en la que poder explicarse frente a las informaciones mundiales negativas, como para que quede marcado por un error tan descomunal. Lo que se haya podido decir en la entrevista queda relegado frente a esta noticia de la noticia, que es lo peor que puede ocurrir en estos casos.
El error de la emisión, además, generó un efecto dominó. En Egypt Independent se señala:

Nehal Rizq, media officer at the US embassy in Cairo, posted on Facebook saying, “What a loss. It’s a scandal that you air the president’s interview with Margaret Warner of last year as if it’s the new interview made yesterday with Charlie Rose.”
She added,“The problem is that other websites took it from the Egyptian TV, making the scandal more complicated.”***


¿Complicado? Siempre metiendo el dedo en el ojo. Recordemos que hace unos días la escritora Azza Radky pedía desde Ahram Online que la gente no se dejara llevar por los rumores irresponsables y que solo atendieran lo que los "medios serios" contaban, señalando como ejemplo el propio medio estatal en el que escribía.
Chris Forrester, de Advanced Television, un medio dedicado a las noticias sobre el medio, señala en su información:

The situation was exacerbated by strong protests on Manhattan’s streets by opposition voices to the Al-Sisi presidency, and a voluntary black-out of Al-Sisi’s speech to the General Assembly by some Muslim opposition channels which focused instead on the protestors while ignoring President Al-Sisi’s supporters outside the UN.
During Al-Sisi’s interview with Charlie Rose, he said that Egypt’s media does not accurately present the issues and does not properly reflect reality in Egypt. Media outlets in Egypt report whatever they want as there is no media restriction or dictatorship in Egypt, he said. All the Egyptian government is trying to do is reach security and stability, the president argued.****


La guerra de los canales se perdió de forma absurda. Mientras los canales de la oposición, los próximos a los Hermanos Musulmanes boicoteaban la intervención del presidente egipcio y mostraban a sus detractores en las aceras, la propia televisión estatal boicoteaba a su presidente, presuntamente de forma involuntaria, arrancándolo del pasado y reemitiendo la vieja entrevista.
El viaje a la asamblea de Naciones Unidas es ya una especie de clásico del disparate que se ha ido devaluando. El primer viaje del presidente, en plena euforia de la sisimanía, fue espectacular: el mundo se iba a rendir a sus pies.
En octubre de 2014, con motivo de la primera visita como presidente, se produjo el primer escándalo. Al-Ahram —el diario recomendado como fiable— tuvo que pedir disculpas a The New York Times por la manipulación a que había sido sometido un artículo de su corresponsal para hacer creer que el mundo aclamaba a Sisi. Nosotros tratamos este tema insólito en la prensa mundial dedicándole una entrada entonces.
Mada Masr lo explicaba de esta manera:

The uneasy exchange between the state-owned daily newspaper Al-Ahram and the US-based paper the New York Times (NYT) continued into Friday, when Al-Ahram published one letter in its English edition apologizing for misquoting NYT correspondent David Kirkpatrick, but also published a counter statement in its Arabic edition attacking both Kirkpatrick and the publication.
The confusion began when Al-Ahram reported on a Kirkpatrick article published in the NYT on October 7.
Al-Ahram’s summary of the piece portrayed the American columnist as lavishly praising Egyptian President Abdel Fattah al-Sisi following his visit to New York to speak before the United Nations General Assembly (UNGA).
In reality, however, the article was actually questioning local media’s coverage of Sisi’s visit, which hailed “as a transformational moment, for the Egyptian president and even for the general assembly.”
Kirkpatrick went on to assert that Sisi had cemented his power and secured wide popularity without facing much dissent by capitalizing “on fears of the chaos that has engulfed surrounding countries.”
But Al-Ahram’s summary drew on specific passages from the Kirkpatrick piece, quoting them out of context to make it appear that Kirkpatrick himself was issuing the praise for Sisi, lauding the president for proving his worth and earning international respect for his UNGA speech.*****


Es probable que la sola mención de la Asamblea de Naciones Unidas desencadene en el presidente dolores de cabeza. Una persona que ha sido Jefe de la Inteligencia Militar sabe el valor de la información y los efectos desastrosos de estas meteduras de pata. De nuevo, noticia sobre noticia. Y la misma circunstancia: la repetición del "error" por los demás medios que lo expanden.
Lo de la emisión de una entrevista pasada puede considerarse un error, pero el artículo laudatorio sobre el presidente convirtiendo las críticas en loas es algo más que un error. Es pura manipulación informativa para hacer creer a los egipcios que el régimen recibe las bendiciones del mundo entero. Los titulares de hoy mismo reflejan los contactos sobre temas de seguridad con ministros de distintos países. Francia es el último y Ahram Online titulaba ayer "Egypt main pillar for security in MENA: French defence minister to Sisi", como si el mundo entero dependiera de Sisi para su supervivencia. Esto adula el ego egipcio y refuerza la imagen del presidente además de convertirse en el eje de sus discursos para no tener que abordar otros más complicados.
Las sospechas de algunos son que haya podido ser intencionado el error. De hecho, se ha iniciado una investigación. Hace un par de días, Ahram Online daba cuenta de ella en estos sorprendentes términos: «The airing of the wrong interview, according to the prosecution statement, “negatively affected the state’s prestige domestically and internationally and enraged Egyptians at home and abroad.”»****** ¿"Atmósfera pesimista"?"

El presidente ha señalado que los medios egipcios no reflejan la realidad. Y parece que algunos, obedientes, han querido darle la razón. La presión sobre los medios públicos y privados, como anticipábamos, es grande. El ciclo de deterioro, represión y propaganda se está acelerando. 
Ya algunos apuntan a que si la popularidad del presidente decrece, no debería presentarse, lo que implica otro candidato y el fin de la sisimanía. Y eso es abrir la caja de los truenos, hacer que la atmósfera no solo sea pesimista sino irrespirable.


* "National Security arrests members accused of spreading ‘pessimistic atmosphere’" Daily News Egypt 25/09/2016 http://www.dailynewsegypt.com/2016/09/25/national-security-arrests-members-accused-spreading-pessimistic-atmosphere/
** "Head of ERTU News Department dismissed for airing old interview of Al-Sisi with PBS" Daily Newsa Egypt 21/09/2016 http://www.dailynewsegypt.com/2016/09/21/head-ertu-news-department-dismissed-airing-old-interview-al-sisi-pbs/
*** "ERTU news chief dismissed for airing wrong Sisi interview" Egypt Independent 21/09/2016 http://www.egyptindependent.com/news/ertu-news-chief-dismissed-airing-wrong-sisi-interview
**** "ERTU News boss fired for US interview mix-up" Advanced Television 23/09/2016 http://advanced-television.com/2016/09/23/ertu-news-boss-fired-for-us-interview-mix-up/
***** "Al-Ahram apologizes in English for skewing NYT article, but takes it back in Arabic" 17/10/2014 http://www.madamasr.com/news/al-ahram-apologizes-english-skewing-nyt-article-takes-it-back-arabic

****** "Egypt’s administrative prosecution opens investigation into airing of wrong Sisi interview" Ahram Online 23/09/2016 http://english.ahram.org.eg/NewsContent/1/64/244513/Egypt/Politics-/Egypt%E2%80%99s-administrative-prosecution-opens-investiga.aspx





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.