lunes, 12 de septiembre de 2016

El yo cristalizado

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
La BBC ha publicado un interesante artículo del doctor Christian Jarrett, editor del British Psychological Society's Research Digest blog, titulado "Clues to your personality appeared before you could talk". En él se repasan distintos experimentos y teorías sobre cuándo empezamos a ser nosotros mismos, expresión paradójica que implica no tanto que seamos otros antes de ser nosotros, como lo que tardamos o tardan en descubrirnos.
El artículo comienza señalando:

Your personality has been sculpted by many hands. Your genes, your friends, the schools you attended, plus many other factors, will all have played a part in making you the person you are today. But when exactly did your own distinct character first begin to take shape? If you’re a shy person now, for instance, does that mean you were a shy child?
In all likelihood, yes. In fact, research suggests there are significant links between our behavioural tendencies when we’re just a few months old and our later personality. That isn’t to say that our personality was set in stone that early, but that the roots of who we are can be traced all the way back to our earliest days.*


Gran parte de los avances científicos consisten en apartar creencias anteriores. Es como una labor de limpieza del campo de las malas hierbas antes de poder sacar algo productivo de la tierra. Esto ha ocurrido en casi todos los campos del saber, en los que, por ejemplo, llegar a establecer que el mundo era redondo suponía tener que eliminar la creencia en que era plano. En todos los terrenos las mejores teorías se tienen que abrir paso entre las peores. Y no siempre es fácil.
Las teorías sobre la personalidad humana establecen un conflicto sobre su constancia y nacimiento. Esas "manos escultoras" con las que comienza el texto suponen precisamente una metáfora que es la del "modelado" que a su vez convierte la personalidad en una "arcilla" moldeable. Las respuestas sobre la propiedad de esas manos y los materiales que moldea son partes fundamentales de las culturas pues afectan a nuestra forma de concebir la naturaleza humana.


Hoy, nos dice el doctor Christian Jarrett, las investigaciones señalan en una doble dirección: son muchas las manos que nos moldean y esa forma aparece temprano. Esto quiere decir que el comportamiento posterior se puede explicar desde rasgos manifestados con anterioridad. La cuestión está entonces en qué momento se pueden detectar, es decir, cuándo comienzan a manifestarse.
Como muchas otras cosas relacionadas con el comportamiento humano, es mucho más fácil de decir que de establecer. Entre esas múltiples manos, las hay más previsibles (la genética) que otras (los amigos, la escuela...). ¿Tienen todas la misma fuerza, por decirlo así, en el modelado? 
Sin embargo, la pregunta que más ha guiado las investigaciones se refieren al cierre básico de la persona, es decir, al momento o periodo en el que puede decirse que ya está formada, que es un "yo" determinado frente a otras posibilidades que han sido excluidas en su avance. ¿Qué es ese "yo" que se va cerrando, formándose, que aprende pero responde desde unos factores estables a lo largo de su vida? 


«Psychologists who study babies usually refer to “temperament” rather than personality»*, señala el autor. "Personalidad" es un elemento demasiado complejo, más entre la historia y la cultura, entre la experiencia y el conocimiento, la suma de muchos factores abiertos. Aunque establezcamos diferentes tipos de temperamento, la personalidad es individual porque nos afecta como un yo específico, el que somos en el tiempo. Todos tenemos experiencias diferentes, manos distintas en el modelado. No significa, sin embargo, que se alteren esos rasgos básicos que se manifiestan pronto y orientan nuestras respuestas.
¿Somos "máquinas" cerradas? No. Tenemos un "yo" que se enriquece en el tiempo, lo que no significa que cambie en sus supuestos básicos, algo que está por encima de su pensamiento ya que es lo que determina su forma de pensar y de actuar.

It’s worth remembering when reading about these findings that our personalities, although they show consistency through life, are also constantly evolving and it would be impossible to pinpoint any one moment when a person’s personality in their youth had taken on its adult form (apart from anything, this would depend on which version of their maturing adult personality you had in mind). However, as an infant grows into a small child, their personality is gradually crystallising. Wait until a child is aged three, for example, and now their behaviour will even more strongly foretell the adult personality.*

Puede parecernos que la vida es muy injusta al "cerrar" nuestra personalidad en una edad tan temprana, sin apenas haber vivido o aprendido, con una mínima relación con los otros, sin conocer más que una pequeña parte de lo que la vida nos irá mostrando. Pero esa es la importancia de la vida como descubrimiento y construcción personal. Tenemos los planos y hay que construirla. También darle sentido y función.


Los estudios realizados en bebés y continuados durante treinta años, como recoge el autor del artículo, mostraban una constancia de ciertos rasgos del comportamiento y permitían establecer unos temperamentos básicos y unas formas de reacción ante lo que nos ocurre. Son los ladrillos de la personalidad. La vida irá dando forma al edificio y haciéndolo habitable, otra metáfora recurrente, como la del modelado.
Nuestra personalidad cristaliza pronto y la experiencia comienza a acumularse en nuestra memoria. Somos lo que recordamos; recordamos como somos, desde nuestros límites. ¿Nos formamos en la infancia o es allí donde emerge la forma básica, inevitable? Una cuestión peliaguda y difícil de determinar, un debate entre escuelas.
¿Es buena o mala esa constancia en la vida? Es la vida. Nos hace ser constantes, pero también reconocibles por los demás y por nosotros mismos. Un yo que responde al azar o en permanente cambio no es un yo.




* Christian Jarrett "Clues to your personality appeared before you could talk" BBC 9/9/2016 http://www.bbc.com/future/story/20160907-clues-to-your-personality-appeared-before-you-could-talk

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.