martes, 21 de junio de 2016

Información, conectando los puntos

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
El constante crecimiento de la intransigencia y del dogmatismo tiene un enemigo declarado: las libertades de expresión e información. El no dejar expresar las opiniones y divergencias y el no permitir que se transmitan a otros parcelas de la realidad o temas específicos que quedan restringidos se ha ido incrementando como reacción al crecimiento de las posibilidades de expresarse —los micromedios y los medios personales— y a su alcance local y global.
Daily News Egypt nos informa de la celebración en Bonn, Alemania, de la novena edición del Global Media Forum, del 13 al 15 de junio.

In light of the increased restrictions and constraints on freedom of expression around the world, the theme of the forum this year was “Media, freedom, and values”.
“Media and journalists are coming under pressure. Since 2013, the global indicator of media freedom has fallen by 14 percent,” said Michael Roth, the minister of state for Europe at the German Federal Foreign Office.
The forum invited thousands of media practitioners, experts, artists, filmmakers, politicians, academics, and civil society activists to open a discussion about the importance of media freedom and the current challenges facing local and international media institutions.
“Media diversity is also declining due to economic constraints and all of us are called upon to confront this problem,” said Franz-Josef Lersch-Mense, the minister for federal affairs, Europe, and the media in the federal state of North Rhine-Westphalia.*


La facilidad de la que disponemos en muchos países, tanto en lo tecnológico como en lo legal, para poder expresar nuestras ideas y establecer foros de discusión puede llevarnos a la errónea conclusión de que en todas partes se tiene esa misma libertad. Es precisamente esta facilidad la que ha llevado al aumento de la represión y al intento de control sobre los medios y, en especial, sobre la parte más débil, el informador, ya sea periodista o la persona que ejerza la función de informar a través de cualquier medio.

El aumento del dogmatismo y la intransigencia conlleva un intento de frenar la libertad de expresión, que se ve reducida al mínimo en muchos espacios en los que se saludó la llegada de los nuevos medios digitales y sus posibilidades sociales de comunicación.
Mientras se produce una trivialización de muchos medios profesionales, convirtiéndose en formas de atracción de la atención, en muchos países en los que se dan conflictos en torno a las libertades son los medios sociales los que intentan cubrir las necesidades informativas y de opinión para la construcción del debate político y social.
Antes de que estallara el Estado Islámico, la preocupación de ciertos países era ya cómo controlar los medios o incluso cómo cerrar al exterior las redes de información, cosa que algunos países —como China— han conseguido y otros planteado. De no ser una cuestión de gran complejidad y finalmente inútil, el recorte de la circulación de la información habría sido mayor. Pero se avanza en la detección y rastreo de las personas que usan los medios sociales para cortar cualquier iniciativa que disguste al poder.
La presencia creciente de la información en nuestras vidas cotidianas y la importancia económica que tiene ha hecho que, frente a la censura clásica de los medios convencionales, las medidas se dirijan más hacia las personas, con un incremento de los enjuiciamientos y detenciones de los informadores.


Esa caída del 14% del indicador global de la "libertad de información" desde 2013 es una alarmante muestra de cómo estamos evolucionando hacia formas más represivas y controladoras de la información.
En la convocatoria del Forum, los organizadores —la entidad oficial ha sido la Deutsche Welle— señalaban:

“Reality is dominated by headlines of death, war, climate change, bankrupted states, political intrigue, celebrity scandal, hopes washing up upon the shores of Europe. The spectacle of human tragedy. When the media speaks, we listen. If everyone is looking, it must be important. In a complicated world, people are vulnerable to the rhetoric served up by the media. But at a time in which information is more easily accessible than ever before, do we really know what’s going on?
Under the premise of spreading peace and liberty, powers in the vast machinery of democracy act in their own economic interests – at a high price to those on the receiving end. On the geopolitical stage, the light of journalism is often too faint to shine past the veils of secrecy. A fragile pawn in the game of power, media is instrumentalized to create public support. In an atmosphere of intimidation, self-censorship and propaganda, information and disinformation become confused. The free dissemination of selective truths catalyzes polarization and in doing so, gives inertia to radicalization, thus fundamentally undermining societal values and threatening the very foundation of freedom.**


Como evento organizado en un país rico y con libertades sólidas —Alemania— la preocupación inicial de la convocatoria se dirige contra los propios medios y los poderes tras ellos. Esta cuestión no es nueva, desde luego, y es la que provoca la tensión en el profesional de la información y los problemas de conciencia. El conflicto de conciencia del profesional de la información ante la intención de los propios medios está en la base misma de la condición periodística. De ahí la importancia de garantizar la libertad de conciencia del profesional, que es una forma de proteger la integridad de la información y garantizar a los públicos una recepción no manipulada. Esto es un estado ideal que se cumple cada vez menos, de forma general, y que tiene más riesgos para el profesional, en particular, ya que se debe enfrentar con el arma de su conciencia y de la aproximación a la verdad de los hechos a diversos retos, empezando por el de la propia manipulación del medio en el que trabaja para cualquier finalidad instrumental de la información.


Pero eso es solo el principio. Más allá de lo que ocurre en los países con protección, el periodista se juega algo más que el empleo cuando se arriesga al decir ciertas cosas que puede que no sean del agrado de quien está en el poder o de quien controla el poder callejero, que son dos formas peligrosas. Actualmente en algunos países puedes ser víctima del poder que te encierra legalmente o del terrorismo que se adueña de las calles y te silencia por la vía rápida mediante atentado. Asesinatos de periodistas y blogueros son noticias frecuentes en países en los que algunos hacen cola para matar al informador.
Egipto, que en estos momentos tiene en el banquillo a la cabecera de su sindicato de periodistas y que sufre un control de la información con decenas de periodistas encerrados también ha estado presente en Bonn, donde se celebró el Foro.

“Innovative media activism in Egypt, Syria, and Morocco” was a popular session, introducing innovative media experiences in the Arab world. During the session, Lina Attalah, the editor-in-chief of Mada Masr, presented information about the current status of journalism in Egypt and the challenges that journalists there encounter. Ismail Ilsouk, the executive director of the Moroccan non-profit SimSim-Citizen Participation, introduced his initiative to raise Moroccan citizens’ interests and participation in public affairs.*


Los desafíos que hoy se plantean a la función periodística, no solo a la profesión, son grandes. Todos ellos pasan finalmente por la competencia profesional del informador y su conciencia. Informar mejor tiene ese componente doble. No hay información que no sea filtro y construcción, transformación de los hechos confusos en un discurso ordenado. Es ahí donde el profesional debe ejercer todas las virtudes, el buen hacer y la honestidad. La información te puede traer libertad, si de permite decidir mejor, o puede quitártela cuando te hace tomar decisiones condicionado por ella.
A los informadores y participantes en el Foro les ha llegado un mensaje desde fuera, una petición:

The chief of the United Nations’ climate-change body called on journalists yesterday not just to report news events, but also to help “connect the dots” so people can understand links in major phenomena, such as the connection between climate change and mass migration to Europe.
"Use news events to connect the dots," Christiana Figueres, executive secretary of the UN Framework Convention on Climate Change, said at the closing ceremony of a global media forum in Germany. "Point them out to the general public, the implications, what it means, connecting the dots."***


La falta de comprensión sobre lo que ocurre es un gran mal. La información sin comprensión es de muy poca utilidad y además es fácilmente manipulable. Las grandes cantidades de información que recibimos sirven de muy poco si los que informan renuncian a darle forma, a unir esos puntos que hacen surgir la figura, la comprensión de lo que ocurre, de sus orígenes y consecuencias. Para ello hacen falta buenos profesionales, con capacidad de entender y explicar.
En un mundo saturado de información, las dos grandes tentaciones son la manipulación y la trivialidad; son problemas que surgen desde dentro. Los externos son la censura, la persecución y la violencia contra medios y profesionales. La información está siempre en delicado equilibrio entre estas fuerzas que tratan de instrumentalizarla. La mejor forma de apoyarla es comprender la importancia que una buena información tiene en nuestras propias vidas, en nuestra sociedad y su buen funcionamiento. Cuando somos conscientes de esa importancia, la defendemos con más empeño. Olvidarlo, consecuentemente, es sumamente peligroso.



* "Global Media Forum highlights plight of press freedom, restrictions on expression" Daily News Egypt 21/06/2016 http://www.dailynewsegypt.com/2016/06/20/global-media-forum-highlights-plight-press-freedom-restrictions-expression/

** "Media. Freedom. Values. Global Media Forum 2016" Public Media Alliance  http://publicmediaalliance.org/event/global-media-forum/
*** "Don’t just report, ‘connect the dots’, global media urged"  The Nation (Thailandia) 17/06/2016 http://www.nationmultimedia.com/politics/Dont-just-report-connect-the-dots-global-media-urg-30288392.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.