viernes, 3 de junio de 2016

Avisos sinceros, visitas peligrosas

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
La prensa egipcia recoge los problemas de la propia prensa con el régimen y la visita del frustrado militar Viktor Orbán, presidente húngaro, en devolución a la realizada por el presidente egipcio el pasado año. 
Un nuevo aviso al gobierno egipcio, esta vez desde la Unión Europea sobre la cuestión de la libertad de expresión, prensa y el encarcelamiento y remisión a juicio de la cabeza directiva del Sindicato de Periodistas. Egipto parece vivir en dos mundos diferentes, el que unos viven y cuentan y el del gobierno cuyo sentido de la realidad se va disolviendo para convertirse en una especie de legalismo interpretativo cada vez más delirante.
Si ayer la queja era contra la actitud racista de un representante en la conferencia africana de Naciones Unidas sobre medio ambiente y se pedía que se le retirara a Egipto cualquier representación en nombre de los países africanos, hoy le toca a la Unión Europea como respuesta a una imparable cadena de errores creados por el propio gobierno egipcio.
Este es el caso —"la situación sin precedentes", como ha sido etiquetada— por el que ahora recibe una nueva reprimenda internacional. Lo más sorprendente es que estas cuestiones siempre comienzan por errores garrafales que se siguen al hilo de la soberbia incapacidad para rectificar, reconocer un error o simplemente tener el sentido común para salir de un problema que está creado por ellos mismos.


Dejemos al margen el caso trágico del secuestro, tortura y muerte de Giulio Regeni, que sigue abierto. El caso "sin precedentes" tiene su origen en el hecho absurdo de la entrega de las dos islas a Arabia Saudí. Pocas cosas se han hecho tan mal en la relaciones internacionales o, si se prefiere, nacionales porque quienes estás sublevados contra la entrega son los propios egipcios.
Cuando los egipcios reaccionan contra la entrega de lo que es su territorio, según han aprendido en los libros de texto, y deciden escribir en contra y manifestarse en las calles contra la insólita decisión, el gobierno decreta que no se puede hablar de ello y empieza a presionar a unos y a perseguir a otros acusándolos de promover la caída del gobierno y desestabilizar el Estado.
Y aquí, con estos precedentes, comienza el segundo acto:

Syndicate head Yehia Kalash, secretary-general Gamal Abdel-Reheem and undersecretary Khaled El-Balshy have been officially charged with sheltering fugitives - journalists Mahmoud El-Sakka and Amr Badr - as well spreading false news about the police raid of the union's headquarters on 1 May to arrest the two journalists.
The syndicate's board, which held a meeting on Thursday, asserted its full support to Kalash, Abdel-Reheem and El-Balshy, noting that the charges against them constitute a "fierce attack" against Egyptian journalists and freedom of expression and freedom of the press in Egypt.*


La Policía entra en el Sindicato de Periodistas en donde están reunidos en señal de protesta. Como acto de intimidación al conjunto, entran a por dos de ellos —los "fugitivos" de la información— y los detienen. Cuando los periodistas del Sindicato denuncian la acción señalando cómo entraron, arremeten contra la cúspide acusándolos de "difundir falsas noticias" porque la versión del ministerio no coincide con la de los que estaban presentes. La acusación ahora es doble: "amparar fugitivos" y "difundir falsas noticias". Es difícil encontrar cadenas de absurdos mayores.
A todo ello le siguen los intentos de romper la unidad del Sindicato desde grupos afines al gobierno en medios oficiales y privados. Además el vergonzoso episodio del fletado de autobuses de partidarios del presidente a insultar a los periodistas en las puertas del sindicato, mientras que se detiene a las personas que va a mostrarles su apoyo, según documento la propia prensa egipcia mostrando a los pro-Sisi en los autobuses y a la policía abriendo las barreras para dejarlos pasar a insultar a los periodistas. Este episodio es de una gravedad democrática grande y demuestra que la forma de actuar y el talante que tiene este gobierno no difiere de los dictatoriales anteriores y que, en cambio, los va superando día a día en sus formas de actuación, difícilmente asumibles por el pueblo egipcio —sometido a una manipulación sin límites— y desde luego desde el exterior, como le recuerdan cada día.


Ahram Online publica en un texto a dos voces, las recriminaciones oficiales de la Unión Europea y las contestaciones del portavoz Ministerio egipcio de Asuntos Exteriores señalando el "positivo estado" de la libertad de expresión en Egipto:

Egypt's foreign ministry has hit back at statements made by the spokesperson of the EU External Ection Service, Catherine Ray, which criticised "restrictions" on freedom of press and the jailing of journalists in Egypt.
Spokesperson of the Egyptian foreign minister Ahmed Abu Zeid challenged the EU spokesperson to look closely at reports made by the delegation of the EU on the large number of newspapers that are published on a daily basis in Egypt.
On Tuesday, Ray issued a statement slamming the recent indictment of three Journalists' Syndicate leaders and their referral to court.
Ray described the prosecution of the union leaders as "a worrying development that follows the unprecedented raid of Egyptian security forces on the Journalists' Syndicate building earlier this month."
[...]
Ray charged that the indictments "reflect broader limitations on freedom of expression and press freedom in Egypt."
"We call on the Egyptian authorities to review the charges against those arrested or prosecuted for exercising their rights to freedom of expression, association and assembly, and work to bring the laws regulating assembly and counter-terrorism into line with the Egyptian Constitution," the EU official said.**


Si las acusaciones sobre lo ocurrido son claras, la respuesta del portavoz del ministerio entra en el delirio en el que parece vivir el gobierno y en el que creen que vive el resto del mundo. En el delirio no se acaba distinguiendo entre realidad y fantasía, un síntoma perceptible en estas intervenciones oficiales que parecen ignorar lo que ocurre todos los días.

"I call on the spokesperson to follow [Egyptian] daily TV shows that criticise the performance of the authorities, as well as discussions that take place on social media between different segments of Egyptian society," Abu Zeid said.*

¿Cómo se puede decir esto cuando se han estado encarcelando a gente por sus páginas de Facebook, por ejemplo, por declararse ateos? ¿Cómo se puede sostener esto en su conjunto con el mayor número de periodistas encarcelados en 2015?
El Comité para la Defensa de los Periodistas, organismo internacional, encabeza así su sección sobre los conflictos en Egipto:

Five years after popular protests force Egyptian president Hosni Mubarak to resign, Egypt is among the world's worst jailers of journalists. Since January 1, four people are sentenced for "publishing false news," five others are referred to trial, and two others are detained. Photojournalist Mahmoud "Shawkan" Abou Zeid, pictured, remains in prison more than 900 days after his arrest covering a protest.***


Lo que podríamos llamar la hipocresía judicial egipcia consiste en realizar detenciones a través de una fiscalía usada para estos fines. Los juicios se eternizan como forma de imponer penas sin necesidad de pasar por los jueces. Las acusaciones son absurdas, como en el caso de las "conspiraciones" por el hecho de llamar a la protesta contra la donación de las islas, algo que si hubiera hecho otro presidente se le habría acusado en "traidor a la patria". Pero como lo ha hecho el presidente Sisi es un acto de nobleza.
La hipocresía judicial implica que cuando se actúa políticamente contra alguien y se le piden explicaciones, el gobierno dice ser respetuoso con las decisiones de la Justicia. Es una vergüenza que se va extendiendo como un cáncer por todas las instituciones que se ven implicadas.


¿Cómo puede decir eso el portavoz del Ministerio cuando desde el Parlamento se ha amenazado a la Prensa con promulgar leyes que vayan contra ellos? El gobierno egipcio, desde su prepotencia, sigue pensando que los demás tienen que claudicar ante su "astucia" y sus pobres explicaciones. Ya le pasó con el caso Regeni y le sigue pasando con todos los conflictos en los que se mete y de los que es incapaz de salir.
La portavoz de la Unión fue más allá de la prensa:

The EU spokesperson also highlighted the recent crackdown on activists and human rights defenders.
"We call on the Egyptian authorities to review the charges against those arrested or prosecuted for exercising their rights to freedom of expression, association and assembly, and work to bring the laws regulating assembly and counter-terrorism into line with the Egyptian Constitution," read the statement.*

Da igual porque también lo negarán. Las condenas del Parlamento Europeo, la Comisión, Naciones Unidas, organizaciones internacionales de defensa de los periodistas  o de organizaciones de los Estados Unidos, de la prensa internacional, etc. etc. obtienen como respuesta la altanería y la negación.


La visita estos días del primer ministro húngaro, Viktor Orbán ha servido para dejar más claro quiénes son los amigos y modelos de El-Sisi en el mundo: los más denostados por su falta de democracia. Con ellos, como señala Mada Masr, El-Sisi tiene la seguridad de que nadie le va a recriminar los abusos contra los derechos humanos. Señala la publicación en la cuestión de la prensa:

After Orban came into power in 2010, he and his party Fidesz immediately began passing laws that have been criticized as seriously damaging to media freedoms.
Under Orban, a new regulatory body was created with the power to “to issue or suspend licenses, monitor media content and issue fines and levies in cases of content violations,” according to Freedom House. The president appoints the body’s leader.
His government also passed legislation that includes very broad definitions of prohibited content. Language that insults “human dignity” or discriminates against “any majority” or “any church or religious group” is now banned.The Council of Europe, the European Parliament, the media representative of the Organization for Security and Cooperation in Europe and the United Nations special rapporteur on freedom of expression have all heavily criticized Hungary’s legislation. But the Hungarian government has largely dismissed their criticisms, or accused other European countries of holding double standards.
Media violations that have occurred since Orban’s election include the 2014 firing of the editor-in-chief of Origo, an independent news website, after it published a story on the state secretary’s alleged misuse of public funds. Hundreds of journalists demonstrated against his dismissal, and 30 reporters resigned from Origo in protest.
That same year, the Hungarian parliament passed legislation imposing taxes on media advertising that, according to HRW, primarily targeted one of the only independent TV stations in Hungary, RTL Klub.
Egypt has similarly been widely criticized for cracking down on freedom of expression under Sisi’s presidency.****


El-Sisi, por eliminación, se ha ido acercando a los modelos más negativos, incluida Arabia Saudí. Con ellos obtiene las fotos necesarias para convencer a sus seguidores de que es un aclamado líder mundial. Sin embargo, la realidad es otra completamente diferente.
El camino elegido no lleva más que a la consolidación de un régimen que no nace de la revolución regeneradora de 2011 sino de la restauración del régimen anterior, basado en la protección del Ejército, y que volvió al Ejército con más virulencia. Ha eliminado cualquier oposición real a golpe de leyes debilitadoras, sentencias judiciales o recortes de fondos con las excusas más variadas. Mantiene las libertades justas mientras no entren en conflicto con sus intereses o entren en crítica directa con el poder.
Un artículo de opinión apuntaba hace unos días que las represalias contra el Sindicato de Periodistas no es más que el castigo por haber tenido la osadía de exigir disculpas al Presidente El-Sisi y la dimisión del ministro del Interior por el asalto a la sede. Esta petición intolerable habría tenido esta reacción prepotente y altanera.


La prensa es un elemento indispensable en la salud democrática. La prensa egipcia, lo hemos escrito muchas veces, tiene grandes periodistas y sicarios innobles entre sus filas. Unos se juega cada día profesión y destino por decir lo que piensan, criticar o desafiar las órdenes directas del presidente sobre lo que se puede hablar o no. Los otros ejercen cada día la babosería y los ataques a las personas que desde el poder se les señala para anular su influencia y siembran las teorías conspiratorias más absurdas para justificar los errores propios y las críticas ajenas.
Han quedado silenciadas muchas voces en estos años. Recuerdo artículos brillantes de periodistas que han desaparecido de las páginas de muchos periódicos. Algunos está fuera de Egipto; otros se mantienen en silencio. Hay jóvenes que les toman el relevo y tratan de decir lo que ocurre con sus análisis.
Las recientes encuestas sobre la popularidad del presidente no muestran un descenso excesivo, pero sí una distribución interesante ya que establecen las diferencias entre quienes apoyas y quienes se han retirado al silencio. El Egipto que mantiene el apoyo es el rural y de más edad, el de menor formación, frente al más crítico con características contrarias.
La visita del dictatorial Orban a Egipto ha dado lugar a renovar sus votos autoritarios establecidos ya en la visita a Hungría del presidente egipcio:

Orban seemed pleased with Sisi’s military background. “We are not averse to military men turned political leaders,” he said during Sisi’s visit. Orban recalled past occasions where “assertive soldiers took over power from us, civilian weaklings, in order to save the country.”
The two leaders’ unmitigated support for each other is unsurprising when taken in the context of their preferred methods of rule. Orban has almost single-handedly been responsible for what the New York-based Human Rights Watch (HRW) called “Hungary’s authoritarian slide since 2010.”
Sisi has racked up his own array of dubious distinctions from human rights groups. HRW stated that since he came to office in 2013, Egypt’s human rights situation has rapidly deteriorated.
The two presidents have at times instituted startlingly similar policies. From their treatment of civil society organizations to their attitudes toward those who try to question them, here is a list of the ways in which Sisi and Orban are two birds of an authoritarian feather.****

El día en que los dictadores no quieran ir a Egipto porque se les recuerde públicamente que pisotean los derechos humanos, será un gran día para el país. Será el signo de que allí se respetan. Pero por ahora sucede lo contrario: los dictadores van a darle palmaditas en los hombros a felicitarle por la represión, la falta de libertad de prensa, déficit de derechos humanos y demás.

Como esto solo está empezando, veremos qué ocurre cuando sea llevados a juicio. Es el terreno que los periodistas querían. Haga lo que haga el gobierno, está encerrando a gente por defender la soberanía nacional de las islas, algo que le costará justificar.
La prensa húngara, por otro lado, califica la visita como una llamada de Orbán a "la coexistencia de civilizaciones", un error de apreciación, puesto que ambos pertenecen a la misma, la autoritaria.  
En la web oficial del gobierno húngaro se recogen la idea de la "coexistencia": “we are able to live side by side in peace with the Islamic world – not mixed together, but side by side”. Desde esa perspectiva, lo que pueda ocurrir en Egipto no es de su incumbencia; como si se tiran al Nilo todos. Hay que apoyar a su gobierno, dice, para mantener la seguridad aquí, no sea que les dé a los 90 millones de egipcios por venir a Europa. A Orbán le gusta que los gobernantes árabes, por decirlo claramente, sean carceleros. 
¡Qué pena que la prensa egipcia esté preocupada por otras cosas! A corto plazo, a El-Sisi le gusta que vaya Orbán; a largo plazo, mejor que hiciera caso de los avisos de la Unión Europea. A Orbán le importa un bledo Egipto.




* "Chairman Kalash, board members to stand trial on Saturday: Egypt's Journalists Syndicate" Ahram Online  2/06/2016 http://english.ahram.org.eg/NewsContent/1/64/219189/Egypt/Politics-/Chairman-Kalash,-board-members-to-stand-trial-on-S.aspx
** "Egypt's Foreign ministry hits back at EU statements criticising 'crackdown' on journalists" Ahram Online 2/06/2016 http://english.ahram.org.eg/NewsContent/1/64/219148/Egypt/Politics-/Egypts-Foreign-ministry-hits-back-at-EU-statements.aspx
*** Committee to Protect Journalists PPJ- Egypthttps://cpj.org/mideast/egypt/ https://cpj.org/mideast/egypt/
*** "Sisi and the Hungarian prime minister: Peas in an authoritarian pod" Mada Masr 2/06/2016 http://www.madamasr.com/sections/politics/sisi-and-hungarian-prime-minister-peas-authoritarian-pod


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.