viernes, 20 de mayo de 2016

El vuelo de EgyptAir, tiempo de condolencias

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
Todavía es muy poco lo que se sabe del "incidente" del avión de EgyptAir. De hecho, ha sido sorprendente la rapidez con las que se realizaron por diferentes fuentes afirmaciones que luego no se han correspondido con la realidad unas o quedan como rápidas especulaciones otras. 
Esta enorme desgracia para Egipto es también la oportunidad de hacer las cosas mejor que en los casos anteriores, en los que las gestiones de las crisis han sido nefastas para el país. La gestión de esta catástrofe será una nueva prueba. Pueden enmendarse errores o, por el contrario, escoger de nuevo caminos poco inteligentes que vuelvan a poner en evidencia. Es importante lo que ahora se diga y haga, no solo por aclarar lo ocurrido, sino por las actitudes.
Hace apenas unos minutos que Ahram Online recogía que una nave militar egipcia había encontrado restos del aparato: «The Egyptian military have found parts of the debris of the missing EgyptAir plane in the Mediterranean 290km north of Alexandria, state television reported on Friday», señala el texto.


Las primeras especulaciones se mostraron erróneas y fueron desmentidas rápidamente. No se descartaba ninguna hipótesis hasta este momento porque no había motivos para hacerlo. El encuentro de los restos, que se ha señalado de forma oficial, permitirá comenzar las investigaciones y establecer unas primeras hipótesis sobre lo ocurrido. Se ha resaltado la extrañeza de las maniobras finales, con sus giros, antes de la desaparición —tal como fue detectada por los radares—, pero poco más hay. La respuesta puede estar en lo extraño o en la normalidad. Según las líneas avancen en un sentido u otro irán ganando relevancia los detalles que en este momento no significan todavía mucho. Por ahora, el punto en el que se producen la desaparición puede ser uno de esos detalles. Los detalles tomarán forma pronto.
No es el momento de especular demasiado con la muy pobre información existente. Lo que tenga que decirse debe decirse, aunque no guste a nadie, ya sean fallos técnicos, de seguridad o humanos. Es lo que se le debe a los muertos. Otros muertos todavía esperan.
Ahora es el momento de la solidaridad con los egipcios y los franceses y demás, con todas las personas que han perdido la vida en el vuelo de EgyptAir, pasajeros y tripulación, el momento de las condolencias a sus familias que quedan con el dolor de las pérdidas. En ellos hay que centrarse.

Las palabras no curan, pero muestran algo. Mi pésame a todos. Ya habrá tiempo para más.


* "BREAKING: Egypt military finds parts of debris of missing plane: State TV" Ahram Online 20/05/2016 http://english.ahram.org.eg/NewsContent/1/64/217210/Egypt/Politics-/BREAKING-Egypt-military-finds-parts-of-debris-of-m.aspx




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.