domingo, 10 de abril de 2016

La farsa

Joaquín Mª Aguirre UCM)
En su carrera hacia el fin de los tiempos, el régimen egipcio se sigue quedando solo y en evidencia. Si ayer ironizábamos sobre sus éxitos por haber conseguido que la réplica de la esfinge de Giza se hubiera derribado en el parque temático de una ciudad en China, hoy no queda espacio ni para la ironía, tras ver el tratamiento que el gobierno y la prensa italianos ha dado a la visita de fiscales y policías enviados por El-Sisi.
Primero la prensa egipcia. Ahram Online, cuyo titular es el siguiente: "Italy's request for call logs in Regeni case is 'unconstitutional': Egypt prosecution". Es casi un chiste de mal gusto, pero previsible. El gobierno egipcio se ampara en esa constitución que es pisoteada con detenciones, desapariciones, torturas, encierro de personas por sus ideas religiosas o políticas, suspensiones de juicios una y otra vez más allá de la legalidad, etc.
Las respuestas a las peticiones  de las llamadas realizadas a Regeni y la petición de los vídeos del metro se han respondido diciendo que es "ilegal" y que las cámaras no tienen dispositivo de grabación. Señala el periódico estatal:

"The Italian authorities wanted access to the call log of a huge number of citizens, which could reach a million, who were around student Gulio Regeni's house and the area where the police found his body," Soliman said at a press conference in Cairo.
"Although Italy said that this request would make both countries issue unified statements concerning the investigations process, Egypt had rejected it as it violates the Egyptian constitution and the law regulating communications," he added.
Soliman said that the Egyptian constitution bans tracking any forms of communication used by ordinary people, as long as they are not charged or implicated in any criminal cases or ongoing investigations.
"We can't track the call logs of innocent people," he said.*


Se sorprendería el señor fiscal Solimán de lo que se hace en Egipto con mucha gente inocente.
Una de las noticias que menos se han tratado es que la propia policía egipcia haya utilizado material italiano para el hackeo de las comunicaciones.
Pero es todavía más sorprendente la contestación que se da ante la petición de las imágenes de las cámaras del Metro:

Discussing the security cameras around Behooth metro station, Regeni's last-known location before he went missing on 25 January, Soliman said that the footage was not available as the cameras were not able to save videos.
"We contacted the American company which produced the cameras and it told us that there are no saving options in their cameras, but they informed us that there is German software available which can retrieve old videos with a 50 percent chance of success," he said.
"But it's very expensive, so we contacted the Italian authorities to help us with getting it," he added.*

¡Es realmente increíble! Si las cámaras no tienen opción de "guardar" (no son las cámaras las que graban, sino los dispositivos conectados a ellas con este fin), ¿cómo es posible que se pueda "recuperar"? O una cosa o la otra. Por muy buena tecnología que sea la alemana, si no hay grabación, no hay grabación; y si la hay, la hay. La broma de que es "caro" y que se pondrán en contacto con las autoridades italianas para pasar la factura roza ya la indecencia.


En estos términos —pese a que El-Sisi dijera lo contrario, no siempre sus profecías funcionan—, es comprensible la reacción italiana que recogemos de Il Corriere della Sera:

Uno «sconsiglio» formale a recarsi per turismo in Egitto e la sospensione di alcuni accordi bilaterali, compresi quelli tra università. Ma anche la richiesta a organismi internazionali come l’Onu o la Banca Mondiale affinché stigmatizzino l’atteggiamento del Cairo riguardo al rispetto dei diritti umani. Sono queste le «prossime mosse» che saranno esaminate dal ministro degli Esteri Paolo Gentiloni nel corso delle «consultazioni» con l’ambasciatore italiano Maurizio Massari. È la strada tracciata alla Farnesina dopo il fallimento del vertice tra magistrati e investigatori che doveva portare a una collaborazione reale per sapere chi ha rapito, catturato e ucciso Giulio Regeni. In attesa che l’Egitto fornisca un segnale concreto sulla volontà di riprendere la cooperazione.**


Se entenderá mejor porqué ayer hablábamos de "osadía" y casi insulto por parte de las autoridades ministeriales del turismo en Egipto, decidir lanzar la campaña de promoción de viajes hacia el país después de estar suspendida a raíz del caso Regeni. La recomendación formal de no viajar a Egipto por parte del gobierno italiano es un duro golpe a la política egipcia y especialmente a la credibilidad del estado, con El-Sisi al frente.
Todos los discursos tratando de convencer de que "Egipto es un país seguro" se vienen abajo por la inseguridad que el propio estado ha provocado con sus políticas represivas. Es el comienzo del fin del discurso delirante sobre el "equilibrio" entre "seguridad" y "derechos", que El-Sisi ha estado manejando estos días. La pérdida de credibilidad internacional es absoluta. Italia moverá, como se señala en la cita, ante la ONU y las Comisiones de Derechos Humanos el caso Regeni. Todo esto se hace tras la condena del propio Parlamento Europeo al gobierno egipcio por las violaciones de derechos no solo a Regeni, como se explicó, sino al pueblo egipcio mismo, algo que una gran parte del pueblo egipcio no entiende por la manipulación constante o no quiere entender porque apoya la tradición de mirar hacia otro lado y aprovechar la falsa paz que se le ofrece.
Es este segundo bloque el que tiene ante sí el gran desafío: el de su propia conciencia. Algunos se debaten en el filo por la falta de alternativas para Egipto más allá de los militares. Ni los islamistas ni los liberales y demócratas. Solo se ha dejado la adhesión a un régimen del que todos son conscientes, lo reconozcan o no, está incumpliendo sus promesas de camino a la democracia porque es imposible que este se dé encarcelando o haciendo desaparecer a medio país. No existe un camino así más que hacia una dictadura que se quedará cada día más aislada.


La respuesta italiana establece la falta de colaboración egipcia, lo que equivale a una acusación de ocultamiento, es decir, de reconocimiento de responsabilidad en la muerte de Giulio Regeni, algo que casi nadie duda. El error egipcio es que ya no puede alegar "asuntos internos" como en la desaparición de sus ciudadanos. Si no colabora es culpable. Y eso tiene consecuencias, le guste a El-Sisi o no.
Tras señalar que la embajada permanecerá sin embajador hasta nueva orden, Il Corriere señala.

Le «consultazioni»
Le «consultazioni» cominceranno martedì mattina, al ritorno di Gentiloni dal G7 in Giappone. E serviranno a valutare tutti i provvedimenti possibili e attuabili in tempi brevi per reagire in maniera efficace alla situazione di grave crisi che si è creata dopo il rifiuto degli inquirenti egiziani a fornire ai colleghi italiani i documenti originali del fascicolo d’inchiesta, primi fra tutti i tabulati telefonici relativi alle persone coinvolte nell’indagine, ma anche quelli che hanno “impegnato” le celle della zona dove Giulio Regeni è stato sequestrato e di quella dove è stato ritrovato il suo cadavere martoriato. Proprio per scoprire se ci fossero appartenenti agli apparati di sicurezza o comunque utenze presenti in entrambi i luoghi.**

En el texto se indica qué información es la que se les ha solicitado y no se han dado. Es el método para determinar la presencia de las fuerzas de seguridad en la zona donde se encontró el cadáver. No se trata de investigar a "inocentes ciudadanos", como señalaba el fiscal, sino de proteger a las personas envueltas en la investigación y de la participación de los cuerpos de seguridad.
Lo que está muy claro es que si no han dado los registros no es por motivos constitucionales sino porque no les interesaba. Si esos números no hubieran aportado nada a la investigación los habrían dado, como la mayor parte de esas 2.000 páginas en árabe con las que se trata de cubrir el expediente de la petición italiana.
El primero que tendría que estar interesado en aclarar el caso es Egipto y si no lo hace es porque no puede hacerlo. Lo ha intentado desde el principio con historias delirantes desde la del atropello a la historia fantástica con los cuatro delincuentes muertos por la policía. Todas estas versiones (y las intermedias) no han resistido la más mínima revisión crítica y han causado indignación, cuando no risas. Incluso entre los propios egipcios.


El presidente dijo que solo le escucharan a él, pero los límites teocráticos de su palabra solo llegan hasta la puerta de casa. Fuera debe dar explicaciones y sus actos tienen consecuencias. Las historias de las conspiraciones contra Egipto no funcionan fuera. Si se hace, se corre el riesgo del ridículo, algo que dentro está controlado.
El informe de Il Corriere della Sera sobre los resultados del encuentro y las medidas se cierra con los próximos pasos italianos:

L’Onu e la Ue
Ecco perché ci si rivolgerà all’Onu, ma anche all’Unione Europea affinché affianchino l’Italia nella denuncia della violazione sistematica dei diritti umani degli stranieri da parte degli appartenenti al regime. E perché si sospenderanno le intese nei settori della cultura, dell’università, del turismo. Sperando che questo serva ad ottenere un risultato nella ricerca della verità.**

Por encima de los resultados que se puedan conseguir en los foros internacionales, la ONU y la UE, con el precedente ya del Parlamento Europeo, hay otros aspectos preocupantes para Egipto. Son las repercusiones en el ámbito cultural y académico.

La dimensión cultural y universitaria del caso Regeni se ha tenido en cuenta. Giulio Regeni era un doctorando, un investigador universitario en periodo de formación, realizando su trabajo académico sobre Egipto y la situación de los movimientos sindicales tras la revolución del 25 de enero de 2011. Ese era su "tema". No era un turista, como en los casos de los mejicanos bombardeados por el Ejército, ni era un turista como los rusos hechos explotar en el aire por una franquicia egipcia del Estado Islámico. Giulio Regeni era un investigador que tenía a Egipto como "su tema" de tesis y que estaba allí, en virtud de una serie de convenios académicos, recibido en la Universidad Americana de El Cairo (AUC); allí tenía una tutora, cuya primera reacción fue decir que no volvería a aceptar tutelar alumnos extranjeros, que luego pasan estas cosas. La tibieza de reacción oficial de la propia universidad en la que estaba acogido emitiendo un simple "ha fallecido" ("pass away") irritó a los alumnos, que protestaron en el campus señalando que la AUC no es una "burbuja" y que todos están expuestos a ello.
Es esta dimensión académica la que menos debe preocupar al gobierno, pero es la que más trascendencia tiene en otros sentidos. Al gobierno solo le importa la cuestión del turismo porque es la que tiene más presión económica. Sin embargo, la cuestión académica no debe ser olvidada.

La falta de reacción oficial de las universidades egipcias ha creado un silencio cómplice que tendrá repercusiones en el futuro. Como universitarios deberían ser solidarios con el trágico e injustificable destino de un investigador, extranjero o egipcio. Va contra la credibilidad de la comunidad académica silenciar la realidad. Sin embargo no parece ser lo que ha ocurrido, por lo que se deduce de las reacciones de la propia universidad de acogida. Solo los alumnos y algunos profesores parecen ser los que han salvado la cara en este caso. Una vez más, los jóvenes están por delante.


El gobierno egipcio ha querido convertir sus errores en una especie de ley de silencio para no "perjudicar" los intereses del turismo. Ese es el principio mediante el cual se rechazó la revolución, traía "inestabilidad", decían. No sabemos el grado de responsabilidad de esa inestabilidad y en qué medida ha sido provocado para crear el actual deseo de estabilidad a cualquier precio. Pero el silencio —interesado, cómplice o cobarde— no parece el camino más adecuado para sostener a una sociedad como la egipcia, con una mente colectiva llena de promesas, con fundamento o sin él.
La gota que colma el siempre elástico vaso egipcio nos la ofrece de nuevo el diario estatal Ahram Online cuando nos da una nueva intervención del portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores egipcio:

"The foreign minister stressed [during a phone call with Gentiloni] that this turn raises question marks over the purpose of these decisions, and to what extent they are linked to the matter of cooperation between the investigation teams," the spokesman for Egypt's foreign ministry, Ahmed Abu Zeid, said in a statement on the ministry's Facebook page.
"Minister Shoukry voiced annoyance over the political leaning that the dealing with this file expresses," the statement added.
Shoukry, according to Abu Zeid, told Gentiloni that Egypt's "transparency and keenness to respond to the Italian side" contradicts the Italian prosecution's decision to stop cooperating with the Egyptian side and the recall of the Italian ambassador to Egypt.***


Nos quedará siempre una duda de si queda un mínimo de sentido de la realidad o del ridículo detrás de los discursos oficiales, cuando se leen cosas como estas.
Algunos tuvieron la dignidad de dimitir cuando se vio lo que se esperaba de ellos. Hoy nadie puede estar engañado al respecto. Hemos repetido muchas veces esta advertencia dolorosa: que Egipto se quedaría solo. Las palabras del ministro demuestran que a muchos no parece importarles. La cuestión es cuándo empezarán a dar señales aquellos a los que les afecta o a los que les importa, a la luz o en la sombra.
La farsa continúa. Esto está solo empezando. Las dosis de patriotismo que el gobierno reparte en todos sus actos reclama ahora un nuevo paso. Un nuevo error se está gestando.



* "Italy's request for call logs in Regeni case is 'unconstitutional': Egypt prosecution" Ahram Online 9/04/2016 http://english.ahram.org.eg/NewsContent/1/64/199175/Egypt/Politics-/Italys-request-for-call-logs-in-Regeni-case-is-unc.aspx
** "Regeni, le mosse della Farnesina: limiti a scambi e turismo in Egitto" Il Corriere della Sera 10/04/2016 http://www.corriere.it/esteri/16_aprile_10/regeni-mosse-farnesina-limiti-scambi-turismo-egitto-0f98f3c2-fe8e-11e5-9678-8403d0d80f1f.shtml
*** "Egyptian foreign minister dismayed by Italy's 'political leanings' in Regeni case" Ahram Online 9/04/2016 http://english.ahram.org.eg/NewsContent/1/64/199181/Egypt/Politics-/Egyptian-foreign-minister-dismayed-by-Italys-polit.aspx

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.