martes, 26 de abril de 2016

El protocolo saudí

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
A los egipcios todo les parece cada día más extraño. Que su gobierno entregue sin más unas islas a Arabia Saudí ha indignado a muchos y les ha parecido un gesto de falta de dignidad nacional, algo por lo que ayer salieron muchos a la calle a protestar. Pero con la delicadeza de un elefante en una cacharrería, el gobierno egipcio sigue acumulando despropósitos en el campo de las meras relaciones públicas, continuos errores de principiante de imprevisibles consecuencias. Carente de recursos, El-Sisi se dedica a decir a la gente de aquello de lo que no pueden hablar, que ha llevado a la caricatura de ayer de la genial dibujante Doaa Eladl.


Los egipcios que estuvieran ayer viendo el canal estatal Nile TV se quedarían sorprendidos al ver a un saudí leyéndoles las noticias de lo que ocurre en el mundo. Daily News Egypt nos cuenta lo ocurrido para que se diera esa circunstancia y algunas reacciones:

In an unprecedented collaboration between Saudi and Egyptian media, Saudi TV anchor Mohammed Al-Mahya read the news on Sunday in a broadcast on state-owned TV channel Nile TV.
This is the first time a foreign anchor has made an appearance on an Egyptian state-owned TV channel. Al-Mahya gave the broadcast wearing the formal dress of the Saudi kingdom, which caused controversy on social media networks.
According to the Saudi newspaper Al-Riyadh, the initiative was undertaken in the light of the interaction and cooperation between Egyptian and Saudi media figures.
Speaking to the privately owned Al-Youm Al-Sabaa, Amr El-Shennawy, head of the Nile TV channel said that the initiative was taken to execute the protocol between the Egyptian and Saudi media, adding that this broadcast was a trial.
Former state-owned TV anchor Azza El-Hennawy commented to Daily News Egypt that what happened was unacceptable, and Saudi anchors cannot be on state-owned television.
“As if giving Saudi Arabia our islands is not enough, we are slowly coming under their rule and blatant control,” she added.
El-Hennawy also said state-owned TV is considered a matter of “national security”. Having a Saudi TV anchor within this institution means that Egypt is “officially occupied” by Saudi Arabia, she said.
“I really blame the employees at Maspero for what happened. They should have strongly opposed this move,” El-Hennawy said, however stating that the leaders in Maspero will never oppose this decision because they only follow orders from state leaders.
“Egypt is not yet free from being dictated to by western countries. Will Saudi Arabia also intervene in our internal affairs?” she concluded.*


Imagínese el lector —la nueva temporada de Juego de tronos se estrenó ayer— que Pablo Iglesias ha llegado al poder y firma un protocolo con la Venezuela de Maduro para que en Radio Televisión Española se emita cada día un boletín de noticias chavista. Imagínese que según enciende el televisor le aparece un señor o señora con uniforme y boina roja a contarle cómo va el mundo y cómo debería ir. Esta ficción extrema (X-ficción) es la que han experimentado los egipcios ayer con el presentador saudí.
Es difícil mayor provocación o falta de sentido común o ambas cosas. En un día en el que se ha llamado a manifestarse en contra de la devolución, regalo o venta de las islas de Tiran y Sanafir a Arabia Saudí, el gobierno de El-Sisi decide que a los egipcios les cuente cómo va el mundo un comentarista uniformado a la saudí en sus casas, sin tener que pasarse al satélite. ¿Premeditado o simple estupidez?
La expedientada y depurada presentadora Azza El-Hennawy ha entendido lo menos que se puede entender en este caso, que el entreguismo a los saudíes es total. Ya hemos comentado el poco entusiasmo que los egipcios sienten hacia los saudíes (nadie siente entusiasmo por el Reino, un país antipático). Me temo que lo forzado de las relaciones que El-Sisi pretende imponer se va a volver contra él y si los egipcios ya les tenían ojeriza, desde que se les cuelan en casa todo irá a peor.

El día de ayer ha sido movido en las calles y en las redes sociales. La guerra mediática ha tratado de minimizar la presencia en las calles, pero los vídeos grabados con los teléfonos y hechos circular han ajustado un poco las informaciones a la realidad. Con todo, es complicado. Quizá es mejor calcular la importancia de las manifestaciones por el empeño puesto en que no se produzcan. En este sentido inverso, el régimen se ha tenido que movilizar para evitar que las manifestaciones crecieran en intensidad.
Hay denuncias de que los partidarios del El-Sisi han recurrido a obstrucciones en las calles en su celebración del Día del Sinaí que era lo que se celebraba ayer. Más serio es lo que ha ocurrido en el Sindicato de Periodistas y que el estatal Ahram Online nos describía:

Egypt's press syndicate condemned on Monday what it described as "harassment attempts" by "regime supporters" to storm its headquarters in downtown Cairo.
"Some people dressed like central security forces tried to storm the syndicate headquarters," the syndicate said in a statement, adding that the assailants "were let through by police even though all roads around the syndicate were locked down in order to prevent protests."
It is unclear whether the assailants were members of police forces.
"The syndicate will use its legal rights to defend its properties and journalists from police assaults," the statement added.**


Hay que reconocer que la fórmula utilizada para describir a las personas que atacaron al Sindicato de Periodistas tiene ese inequívoco conspiratorio egipcio. Hasta el momento, los policías tienden a quitarse los uniformes para no ser identificados. Es cierto que los ladrones y asesinos se los ponen de vez en cuando, especialmente para torturar a los estudiantes italianos, según la versión oficial sobre el secuestro, tortura y asesinato de Giulio Regeni.
Si el día era duro para los manifestantes, lo fue más para los periodistas, que ya estaban en el punto de mira del régimen. En Mada Masr nos cuentan el juego constante de detenciones y retenciones, después liberaciones, que parece ser la estrategia de intimidación que se ha escogido para evitar que informen, tarea que parece —según vimos antes— quedar en manos de los presentadores saudíes:

Shortly later in the afternoon, around 100 people gathered in Messaha Square, also in the Giza governorate, with demonstrators chanting for the downfall of military rule. Protesters moved to the neighboring Dokki Street after security forces began dispersing the demonstration using tear gas and had conducted multiple arrests, according to Mada Masr reporters on the ground.
Later, protesters regrouped in Giza's Ard al-Lewa district before being similarly dispersed by security forces. Eyewitnesses reported police arrested dozens in the vicinity.
Danish journalist Stefan Weichert, Norwegian journalist Harald Hoff and French journalist Jenna Le Bras were also briefly detained by security forces, according to social media reports. Le Bras tweeted that she had been released from the Dokki Police Station along with French journalists François Hume-Ferkatadji, Samuel Forey and Etienne Bouy, who had also been arrested in Dokki.
Al-Shorouk journalists Ahmed al-Bardeeny and Mohamed Magdy were also arrested while covering the protests before being released, the privately owned newspaper reported. Five other journalists were detained in downtown Cairo earlier Monday, four of whom were released shortly afterward, according to a statement by the Journalists Syndicate. The statement added that journalists were also prevented from entering the syndicate.
Syndicate board member Mahmoud Kamel stated on his Facebook page that security forces refused to let Khaled al-Balshy, head of the syndicate's freedoms committee, into the Dokki Police Station where journalists were being held. Balshy told Mada Masr that five of 11 detained journalists were released from the station, with other releases pending.
Journalist Basma Mostafa was arrested near Tahrir Square at approximately midday, along with six other people, according to Mostafa’s husband Karim Abdel Rady, a lawyer at the Arab Network for Human Rights Information (ANHRI). Mostafa was later released with fellow journalist Mohamed al-Sawy, Abdel Rady reported on social media.***


Anoche los periodistas hacían circular por sus cuentas de las redes sociales las listas de los detenidos para evitar que algunos se perdieran por el camino. Era importante saber dónde estaba cada uno y estar pendiente de ellos. Los precedentes hacen esta cuestión especialmente importante para prevenir situaciones más complicadas.
La fiebre saudí que parece haberse apoderado de El-Sisi y su régimen requiere de pocas explicaciones para entenderse, aunque se manifieste de muchas maneras. Pero quien le pedirá explicaciones al presidente es el pueblo egipcio al que —una vez más— no se le ha preguntado nada. ¿Para qué?, pensarán algunos. Sería sentar un mal precedente.
Tras ver a los presentadores saudíes dándoles la noticias, la información de Daily News Egypt explica:

The protocol between Egypt and Saudi Arabia was signed on 8 April 2016 by the Egyptian Radio and Television Union (ERTU) and its Saudi counterpart.
According to the former head of ERTU Essam Al-Amir, it is important for the two institutions to cooperate in the next period to enhance the relations between the two countries.**


Queda ahí ese enigmático "importante" como descripción del acuerdo firmado. Arabia Saudí, que acaba de vender al mundo su liberalismo porque ha retirado a su Policía de la Virtud la capacidad de "arrestar", es, efectivamente, el modelo hacia el que parece dirigirse, un modelo virtuoso y sonriente que aplica con mano de hierro sus principios. Egipto, el que se dirigía hacia la democracia tras el cumplimiento de su hoja de ruta, estrecha lazos con uno de los países más retrógrados del mundo, la cuna del wahabismo. Egipto, que se lamentaba de que sus hijos tuvieran que ir a Arabia Saudí para ser maltratados por sus patronos esclavistas, amos y señores (denunciados por todas las organizaciones de trabajadores del mundo por la violación sistemática de los derechos laborales), se lanza ahora a sus brazos tras hacerles entrega de las dos islas, pequeño regalo, ante la llegada de bienes futuros para todos. Los saudíes se están lanzando a diversificación de sus inversiones para reducir su dependencia futura del petróleo y empiezan por sus vecinos. Ya advirtieron los hombres de negocios que acompañaban al rey Salman que se había acabado el dinero gratis.

Todo ello para mayor gloria de Abdel Fattah El-Sisi que necesita que le financien la ruina que está creando para frenar el descontento social creciente. En un estado en el que el único recurso para convencer a alguien es la fuerza, los militares saben que el sistema se acabará auto regulando en su miseria si no tienen que recurrir en demasía a la represión. Pero esto no será así. Por más que nieguen lo que ocurrió en 2001, ocurrió. Y la gente lo tiene en su memoria. Como buenos paulovianos, los militares tratan de que la revolución se asocie con lo negativo, el caos, la ruina. Pero no podrán evitar con más historias que se acaben dando cuenta de que el origen de la desgracia está en otra parte.
El camino elegido, desde luego, no es el que lleva a la modernización o democratización de Egipto. Modernizar no es solo construir carreteras y capitales nuevas —eso creen los más superficiales—; es cambiar las mentes para salir del estado que generó la pobreza, la corrupción y el autoritarismo. Y eso no lo van a encontrar en Arabia Saudí. Eso es lo que desperdiciaron en 2011 y costará mucho recuperarlo.



* "Saudi anchor reads news broadcast on Egyptian state TV amid controversy" Daily News Egypt 25/04/2016 http://www.dailynewsegypt.com/2016/04/25/saudi-anchor-reads-news-broadcast-egyptian-state-tv-amid-controversy/
** "Egypt press syndicate accuses 'regime supporters' of attempting to storm headquarters" Ahram Online 25/04/2016 http://english.ahram.org.eg/NewsContent/1/64/204423/Egypt/Politics-/Egypt-press-syndicate-accuses-regime-supporters-of.aspx

*** "Update: Campaign reports 168 arrested in protests" Mada Masr 25/04/2016 http://www.madamasr.com/news/update-campaign-reports-168-arrested-protests


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.