domingo, 13 de marzo de 2016

La madre quejumbrosa

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
Hace mucho que decimos que (1) el argumento del gobierno egipcio de que lo que ocurre allí son "asuntos internos", inabordable desde el exterior, es inaceptable, y (2) que los límites de su "verdad" oficial están marcados por sus fronteras, es decir, hasta allí donde pueden hacer detener al que opine lo contrario. La farsa en la que vive Egipto tiene ese límite. Dentro de sus fronteras podrá decir lo que quiera; fuera es otra cosa. Pero la profunda diferencia en la percepción de la diferencia entre un espacio y otro se acepta muy mal por parte del estado egipcio que se ha transformado en un estado "quejumbroso", con el lamento constante de ser malinterpretado, mal juzgado, etc. Egipto es como el adolescente al que nadie entiende. Pero las dictaduras se inventaron hace mucho tiempo y no deberían ser novedad para Egipto. Lo que sí sería una novedad, en cambio, es que reconocieran que en algún momento de su historia reciente han estado bajo regímenes autoritarios, bajo leyes represivas, con las cárceles llenas y que a todo eso el resto del mundo lo llama "dictadura". Sin embargo, jamás ha ocurrido.
La línea que sale de la revolución de los cincuenta se muestra con continuidad. Solo así es posible mantener una mentalidad doble respecto a la revolución: los que creen que se levantaron contra una dictadura (la de Hosni Mubarak) y los que creen, en cambio, que aquello fue un intento de gobiernos extranjeros de alterar la paz egipcia en un estado perfecto. Es siempre la incapacidad de regenerarse lo que causa los problemas egipcios. No supieron enderezar el régimen de Mubarak, cuya corrupción e ineficacia fue a más, hasta llegar a límites insoportables; tampoco se supo enderezar la llegada de los islamistas y, tras el golpe de estado, otra vez la falacia del estado perfecto, del gobierno democrático con las cárceles llenas, se produce. No han servido de nada las experiencias previas.


La explicación solo puede proceder de esa especie de "orgullo nacional" mal entendido que caracteriza la retórica del gobierno y le sirve para manipular al pueblo, en gran medida acostumbrado a que se refieran a ellos como los padres del mundo (Egipto es la madre del mundo, Um al-Dunya). En una visión así, el "mundo" es un conjunto de pueblos desagradecidos que no reconocen el regalo que recibieron de Egipto, la civilización. Eso está hasta en el preámbulo de la constitución egipcia. ¡Ni los griegos se han atrevido a tanto! Y no se puede vivir en una fantasía que proclama continuamente que el mundo comenzó con ellos y que se debe ser el faro del mundo árabe, la luz del islam y la brújula de la Humanidad. Esa es la retórica que unos y otros usan para la manipulación, para que no se perciban las carencias y deficiencias abismales que se acumulan por la corrupción, la represión y la asfixia de una generación de jóvenes que querían la modernización del país. Muchos prefieren seguir mirando las pirámides.

El argumento de los "asuntos internos" es el característico de todas las dictaduras y regímenes autocráticos. Suponen que el territorio que administran es un mundo aislado y del que la comunidad internacional no tiene nada que decir. Y eso es absurdo porque el mundo ya no funciona así.
La excusa del "terrorismo" se le ha agotado al gobierno egipcio. Sus financiadores occidentales ya no pueden seguir ignorando una represión brutal contra unos y otros, islamistas y demócratas. Las condenas internacionales, pues, se suceden. La respuesta de Egipto es siempre la misma: conspiraciones, injerencias, falsedades, etc. Pobre respuesta ante tal cantidad de evidencias. Para ellos, sin embargo, todo son accidentes, casualidades, ignorancia o malas interpretaciones de lo que realmente ocurre allí. El mundo está entregado a los Hermanos Musulmanes (que además han resultado ser judíos y masones, según aseguró un mandatario militar) que han manipulado a todo el planeta en su contra.
Por eso se llevan tan mal las críticas internas y aumenta la censura. Hoy mismo, Daily News Egypt nos trae la noticia de una nueva sanción contra otra periodista de medios estatales:

State-TV anchor Azza El-Hennawy was suspended Thursday just days after she criticised President Abdel Fattah Al-Sisi earlier this week during an episode of her television show with journalist Osama Shehata.
El-Hennawy will stop presenting her show on Al-Qahera Channel after head of the Egyptian Radio and Television Union Essam Al-Amir ordered her suspension, accusing her of lack of objectivity and professionalism.
The prosecutor-general referred a report filed against state-TV anchor Azza El-Hennawy to the Supreme State Security Prosecution on Thursday.
A critic of the current government, El-Hennawy directly addressed Al-Sisi, criticising his performance since he assumed the presidency.
Following the broadcast, she came under fire from fellow TV anchors and celebrities. Two reports were filed to the prosecutor-general accusing her of incitement.
In the episode that sparked the controversy, El-Hennawy is reported as saying: “You [Al-Sisi] have not solved anything since you began ruling Egypt; you promised that within two years we would see a new Egypt, and one year and eight months have passed without any improvements. Only a few months are left and we are waiting.”
She continued her criticism, saying the president calls on people to work to help him, while he is not working towards any changes, claiming that he is “all talk and no action”.
In November 2015, El-Henawy was suspended from Al-Qahera Channel due to her criticism of the official response to the flooding in Alexandria.*


Recordarán que la respuesta "oficial" a las inundaciones de Alejandría por el deterioro y abandono de los servicios municipales fue echar las culpas a los islamistas, que habrían saboteado las instalaciones de toda la ciudad. Ni los propios egipcios se creen ya estas cosas, pero no por ello dejan de mantenerlo. Lo mismo ocurre con la muerte de los turistas mejicanos a manos del Ejército, el avión ruso de pasajeros hecho explotar por una facción del Estado Islámico o la desaparición, tortura y muerte de Giulio Regeni. La primera versión oficial, esa a la que hay que creer, fue que se trataba de un accidente de tráfico, pese a las señales de tortura. La verdad es fe o autoengaño en Egipto.
La "objetividad" periodística es repetir los eslóganes del gobierno; la "profesionalidad" hacerlo disciplinadamente. Tener otro criterio y negarse a transmitir consignas y propaganda es considerado una afrenta contra la "verdad", cuyo monopolio tiene el gobierno de El-Sisi y la fuente de su iluminación, la Universidad de Al-Azhar, otra instancia que nunca se equivoca y que ha promovido los ataques contra los reformistas religiosos o ha considerado que celebrar manifestarse en favor de la Revolución del 25 de enero iba contra el Islam.


El-Hennawy es una periodista valiente que tiene conciencia y sentido de lo que es la profesión. Hay que tener las dos cosas en Egipto para poder decir algo al margen de las verdades oficiales, incuestionables, que el régimen fabrica. La afirmación de que el gobierno de El-Sisi no ha resuelto un solo problema y sí en cambio ha creado otros muchos nuevos no es única de la periodista sancionada. Cada vez se escuchan más voces que respaldaron a El-Sisi y el golpe de estado de 2013 entendiendo que se iba a frenar el retroceso en derechos que los islamistas plantearon desde el gobierno con la llamada "hermanización" del Estado.
Egyptian Streets recoge las críticas contra el presidente y su gobierno de un político con peso moral en el país y cuyas voces de advertencia al poder hemos recogido aquí en varias ocasiones, el socialdemócrata Abul Ghar, que ya no se limita a criticar la situación interior sino también el deterioro de la exterior:

In his article, Abul Ghar also lambasted the state’s foreign policy. “Our relations with everyone have collapsed. We have even lost our friend Italy,” he said, referring to the highly publicized case of Italian PhD student Giulio Regeni, whose body was found in a ditch on the outskirts of the Egyptian capital, marred by torture marks and bruises. A number of media reports accused Egyptian security forces of torturing the Italian student to death, which the Egyptian interior ministry has categorically denied.
Abul Ghar also took aim at Egypt’s relations with Arab countries and its policy toward the dispute with Ethiopia over Egypt’s share of Nile River water. Egypt has been receiving 55 billion cubic meters of the Nile river’s water annually, the largest share, as per colonial-era agreements signed in the absence of Ethiopia, whose Blue Nile tributary supplies most the water.
Abul Ghar is not the first person in recent weeks to shift from backing Sisi to being critical of the general-turned-president. Ibrahim Eissa, a renowned columnist and TV host who once supported the president, wrote a strongly-worded article criticizing him in February.
Prior to becoming president, Sisi was Egypt’s defense minister and he led the popularly-backed military ouster of then-President Mohamed Morsi of the Muslim Brotherhood in 2013, following mass protests against his rule.
Abul Ghar was one of the 50 figures who drafted the country’s 2014 constitution that was adopted after Morsi’s ouster. He and other members of the committee that wrote the constitution held a press conference on Tuesday announcing the launch of the “Egyptian Foundation to Protect the Constitution.**


Como se señala al final —y aquí ya comentamos— es uno de los firmantes del documento para la protección de la Constitución. La constitución que se enmendó tiene un valor contractual entre todos los que apoyaron la caída de Morsi. Se rehízo una constitución que garantizara libertades. Protegerla es reconocer explícitamente que quien la ataca es la política del gobierno en su retroceso democrático. Desde que el presidente señaló que había que cambiar la constitución egipcia para darle más poderes y restárselos al parlamento, El-Sisi estaba acabando definitivamente con la constitución y el espíritu que representaba. Si la constitución islamista era sectaria, la que se rehízo después trataba de ser liberal y centrada en el equilibrio después de los excesos de Morsi y sus decretazos asumiendo poderes. Volver a potenciar la figura presidencial es acabar con el modelo y con el pacto que había tras él.
Pero en este tiempo El-Sisi, los militares y los continuadores del antiguo régimen de Mubarak —nunca renovado en sus aspectos esenciales— se han encargado de realizar una doble acción: organizarse un movimiento político para asegurarse el control del parlamento y, en sentido contrario, el desmantelamiento de los partidos políticos que pudieran hacerle sombra o crítica en el escenario parlamentario.


En este contexto crítico, surge la condena del Parlamento Europeo, cuyas consecuencias son importantes ya que suponen una condena internacional y sobre todo una bofetada a un régimen que presume de cada visita al exterior como si fuera una gira triunfal. La realidad, sin embargo, es que el número de países visitables es limitado y las recepciones no son cálidas en absoluto, más bien lo contrario. La prensa (aunque digan que no les importa) dice lo que los intercambios sonrientes de palabras no dice por cortesía.
La reacción egipcia es la de siempre, un rasgado de vestiduras. El diario estatal Ahram Online da cuenta de las reacciones oficiales en el parlamento egipcio:

The speaker of Egypt's parliament on Saturday criticised a recent resolution by the EU parliament that alleged human rights violations in Egypt, describing the motion as showing a lack of respect for the country's sovereignty.
Ali Abdel-Al, in a meeting with a group of young political leaders, responded to a question about the issue by saying that “we have strong reservations about this resolution which violates the principles of democracy and respect for sovereignty of nations."
The EU resolution, issued on Thursday, posited that the murder of Italian student Giulio Regeni' "is not an isolated incident" but occurred within a pattern of "torture, death in custody and enforced disappearances across Egypt in recent years."
It called for the immediate and unconditional release of individuals it said have been unfairly detained and sentenced for merely exercising their right to freedom of expression and peaceful assembly.
The resolution passed with 588 votes in favour, 10 against and 59 abstentions.
“We all know that the issue of respect of human rights has taken on international dimensions in recent years, but we reject the European Parliament's exploitation of this issue to give itself the right to intervene in the internal affairs of other countries," said Abdel-Al.
The speaker said he was surprised by the resolution "because I met last month with representatives from the European Parliament and we decided that our relationship would be based on mutual respect and accurate information."
"But now I tell them we reject double standards in dealing with the issue of human rights, and the exploitation of this issue for political reasons," he added.
Abdel-Al, however, said that he feels sorry about the death of the Italian student "but the problem is that most of the information published about this incident is politicised, undocumented and inaccurate."
"I wonder how the European Parliament has given itself the right to base their resolution last Thursday on inaccurate information and jump to hasty conclusions?" said Abdel-Al.
The Egyptian parliament issued a statement rejecting the EU's parliament's resolution on Friday, condemning its “groundless accusations.”
A number of MPs have said that they asked Abdel-Al to hold an extraordinary session to respond to the resolution.***


Puede que el ejercicio de la soberanía conlleve la desaparición, tortura y asesinato de los propios ciudadanos. La resolución del Parlamento Europeo no se produce por el asesinato de Giulio Regeni, sino por la situación de Egipto que ha llevado a ella.
La acusación de que se hace "sin información" es ridícula pues es el estado egipcio el mayor difusor de información segada, silencios administrativos y encubrimiento de situaciones. Los argumentos que se han dado hasta el momento para cada situación de conflicto han sido completamente absurdos (como en el caso de Regeni) o el silencio. El aparato judicial está trufado con jueces sectarios que apenas realizan una parodia de justicia liberando a los condenados poco tiempo después. Las detenciones se prolongan años como forma de castigo sin juicio con arbitrariedad absoluta. Se cierran editoriales y galerías, se secuestran libros, desparecen personas, se desautorizan ONGs, se detiene a autores de páginas en las redes sociales... De todo ello informan hasta los propios medios oficiales egipcios. Egipto solo es superado por China en periodistas encarcelados, según los datos internacionales. Su descenso en los indicadores de derechos humanos ha sido espectacular.
La condena del Parlamento Europeo por la situación de los derechos humanos no debe hacer olvidar que es dentro de Egipto donde son cada vez más las voces que critican al gobierno de El-Sisi por inoperante y represivo. Los militares no tienen capacidad política para resolver esta situación. Otro militar al frente de Egipto lo está convirtiendo en un campo de batalla en el que el terrorismo internacional no es más que una excusa para limpiar el país.


Egipto tiene todo el apoyo internacional para combatir el terrorismo. Lo que no puede pretender es que los demás se crean que lo que está metiendo en las cárceles son solo "terroristas", que son quienes son y están donde están. En lugar de seguir una línea democrática, como se comprometieron los que dieron el golpe de estado de 2013, lo que se ha hecho es aumentar la represión contra la disidencia, que es la única respuesta que los gobiernos egipcios saben dar desde su fondo militar. Para ello Egipto es un cuartel en el que se ha de mantener orden y titularidad.
Se ha convertido en un estado quejumbroso, en constante lamento por aquello que se le dice desde todos los ángulos e instituciones. Solo la situación de la zona —como a Mubarak con Israel— le salva de una condena más unánime por sus procedimientos. La queja es la única respuesta en un estado dependiente, con una situación económica cada vez más complicada y una situación política cada vez más contestada dentro y fuera. De lo que no cabe duda es de que esto tiene un límite, que es el de la paciencia, dado su inoperancia absoluta.


La resolución del Parlamento Europeo —que añadimos íntegra— no es de un solo país: es de toda Europa y prácticamente unánime.  Egipto haría bien en tenerla en cuenta. Lo único que se está haciendo es pedirle respeto para su propia población ante lo que es evidente: el deterioro constante y agravamiento de la situación de los derechos humanos. Mucho nos tememos que pronto serán los mismos egipcios —ya lo hacen— quienes le dirán lo mismo que le ha dicho el Parlamento Europeo. El crédito político se agota.
Recurramos al juego de la Historia:

La resolución del Parlamento Europeo [...] condenando la situación de los derechos humanos en Egipto, provocó fuertes críticas en ese país. Funcionarios del gobierno egipcio llamaron a la resolución “infundada” y “arrogante”, y la rechazaron como interferencia en los asuntos internos de Egipto. Las reuniones fijadas entre los diplomáticos europeos y egipcios fueron canceladas, y el parlamento egipcio amenazó incluso con cortar relaciones con el Parlamento Europeo. Los artículos sobre el asunto en la prensa egipcia tomaron principalmente un tono similar, condenando la resolución como infundada y discriminatoria. Sin embargo, algunos criticaron la reacción de Egipto a la resolución, describiéndola como demasiado beligerante y perjudicial a los intereses de Egipto.****


¿Les suena? La resolución a la que se alude en la noticia de Memri, condenando a Egipto por la situación de los Derechos Humanos, fue aprobada por el parlamento el 17 de enero del 2008. Su titular era entonces: "Funcionarios egipcios y la prensa condenan Resolución de la U.E. que critica la situación de los derechos humano en Egipto: ‘Los europeos piensan que son los amos mientras todos los otros son esclavos’"*****. Prácticamente idéntico a los que podemos leer hoy. Entonces se condenaba al régimen de Mubarak. El estado negaba todo. Tres años después estalló la revolución de enero.
Los amos de Egipto siguen siendo los mismos y sus métodos los mismos. Sus problemas son los mismos y las condenas las mismas. La respuesta es siempre echar la culpa a los otros. 
La madre del mundo no es buena con sus hijos.


* "State-TV anchor suspend after critical statements" Daily News Egypt 12/03/2016 http://www.dailynewsegypt.com/2016/03/12/408804/
** "Once a Supporter of Sisi, Egyptian Politician Criticizes Country’s President and State of Affairs" Egyptian Streets 9/03/2016 http://egyptianstreets.com/2016/03/09/once-a-supporter-of-sisi-egyptian-politician-criticizes-countrys-president-and-state-of-affairs/

*** "Egyptian MPs, speaker slam EU parliament's 'interference'" Ahram Online 12/03/2016 http://english.ahram.org.eg/NewsContent/1/64/190780/Egypt/Politics-/Egyptian-MPs,-speaker-slam-EU-parliaments-interfer.aspx
**** "Funcionarios egipcios y la prensa condenan Resolución de la U.E. que critica la situación de los derechos humano en Egipto: ‘Los europeos piensan que son los amos mientras todos los otros son esclavos’" MEMRI 21/02/2008 http://www2.memri.org/espanol/funcionarios-egipcios-y-la-prensa-condenan-resolucion-de-la-u-e-que-critica-la-situacion-de-los-derechos-humano-en-egipto-los-europeos-piensan-que-son-los-amos-mientras-todos-los-otros-son-esclavos/2095

ANEXO: La resolución de la Eurocámara

Resolución del Parlamento Europeo, de 10 de marzo de 2016, sobre Egipto, en particular el caso de Giulio Regeni (2016/2608(RSP))

El Parlamento Europeo,
 –  Vistas sus Resoluciones anteriores relativas a Egipto, en particular las de 17 de diciembre de 2015(1) y de 15 de enero de 2015(2) ,
 –  Vistas las Conclusiones del Consejo de Asuntos Exteriores de la UE de 21 de agosto de 2013 y de 10 de febrero de 2014 sobre Egipto,
 –  Visto el Acuerdo de Asociación UE-Egipto,
 –  Vistas las directrices de la UE sobre la pena de muerte, sobre la tortura, sobre la libertad de expresión y sobre los defensores de los derechos humanos,
 –  Vista la respuesta de 27 de octubre de 2015 de la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad (VP/AR) a la pregunta escrita E-010476/2015 sobre el apoyo militar de la UE y los Estados miembros a Egipto,
–  Vista la Constitución de Egipto y, en particular, sus artículos 52 (sobre la tortura) y 93 (sobre el carácter vinculante del Derecho internacional humanitario),
 –  Vistos el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y la Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura, de los que Egipto es parte,
 –  Vista la declaración de la comisión egipcia para los derechos humanos y las libertades, que ha denunciado la desaparición de 1 700 personas en manos de las fuerzas estatales de seguridad en 2015,
 –  Vistos el artículo 135, apartado 5, y el artículo 123, apartado 4, de su Reglamento,

A.  Considerando que, según información disponible, Giulio Regeni, un estudiante de doctorado en la Universidad de Cambridge italiano de 28 años de edad, desapareció el 25 de enero de 2016 después de haber salido de su casa en El Cairo; que su cuerpo fue hallado el 3 de febrero de 2016 cerca de una carretera en la periferia de El Cairo;

B.  Considerando que las autoridades egipcias ordenaron realizar la autopsia antes de la repatriación de su cadáver a Italia, donde investigadores italianos realizaron su propia autopsia, cuyos resultados aún no se han hecho públicos; considerando que las autoridades egipcias han asegurado que no tienen nada que esconder sobre este homicidio, que están igualmente interesadas en conocer la verdad y que están dispuestas a cooperar plenamente con sus homólogos italianos en la investigación en curso;

C.  Considerando que, de acuerdo con los informes de los medios de comunicación y del embajador italiano en El Cairo, el Sr. Regeni recibió una brutal paliza y fue sometido a múltiples formas de tortura; que el ministro italiano del Interior señaló que el cuerpo presentaba signos de «algo inhumano, como si fuera un animal, una violencia inaceptable»;

D.  Considerando que el Sr. Regeni estaba realizando una investigación en El Cairo sobre el desarrollo de sindicatos independientes en el Egipto post-Mubarak y post-Morsi y mantenía contactos con opositores al gobierno;

E.  Considerando que el caso de Giulio Regeni es uno más de una larga lista de desapariciones forzadas que vienen ocurriendo en Egipto desde julio de 2013; que esas desapariciones permanecen impunes;

F.  Considerando que el actual Gobierno de Egipto ha llevado a cabo una campaña a gran escala de detenciones arbitrarias de personas críticas al gobierno, incluidos periodistas, defensores de los derechos humanos y miembros de movimientos políticos y sociales; que, de acuerdo con las autoridades egipcias, han sido detenidas más de 22 000 personas desde julio de 2013;

G.  Considerando que las autoridades han amenazado con cerrar el Centro El Nadeem para la Rehabilitación de las Víctimas de la Violencia y la Tortura a consecuencia de acusaciones falsas sobre violaciones relacionadas con la salud; que el papel del Centro ha sido decisivo en el tratamiento de víctimas de violencia y tortura, y ha proporcionado información esencial sobre las torturas, los asesinatos y las peores formas de abusos de personas bajo custodia;

H.  Considerando que Egipto es un socio estratégico de la Unión Europea desde hace mucho tiempo; que el nivel de compromiso de la UE con Egipto debe basarse en los incentivos, siguiendo el principio «más por más» de la política europea de vecindad, y depende de los avances en la reforma de las instituciones democráticas y en relación con el Estado de Derecho y los derechos humanos; que el 21 de agosto de 2013 el Consejo de Asuntos Exteriores de la UE encargó a la VP/AR la revisión de la ayuda de la Unión a Egipto; que el Consejo de Asuntos Exteriores decidió que la cooperación de la Unión con Egipto se reajustaría de acuerdo con los acontecimientos que se produjeran sobre el terreno;

I.  Considerando que, en sus Conclusiones de 21 de agosto de 2013, el Consejo de Asuntos Exteriores declaraba que «los Estados miembros han acordado suspender las licencias de exportación a Egipto de cualquier material que pueda utilizarse para la represión interna y reevaluar las licencias de exportación de los equipos cubiertos por la Posición Común 2008/944/PESC, así como revisar su asistencia de seguridad a Egipto»; que dichas Conclusiones fueron reafirmadas por el Consejo de Asuntos Exteriores en febrero de 2014; que la VP/AR confirmó en su respuesta del 27 de octubre de 2015 a la pregunta escrita E-010476/2015 que esas conclusiones constituían «un compromiso político contra cualquier apoyo militar a Egipto»;

J.  Considerando que la Constitución egipcia adoptada en 2014 consagra derechos y libertades fundamentales;

K.  Considerando que Egipto se enfrenta al terrorismo de varias organizaciones yihadistas activas en el país, en particular en el Sinaí, y que tienen vínculos con el Estado Islámico y otras organizaciones terroristas activas en la crisis de Libia; que el actual conflicto en Libia repercute directamente en la seguridad de Egipto; que la actual crisis es fuente de gran preocupación en la Unión Europea y, en particular, en Italia;

1.  Condena enérgicamente la tortura y el asesinato en circunstancias sospechosas del ciudadano de la UE Giulio Regeni, y expresa su profunda solidaridad y transmite su pésame a la familia;

2.  Pide a las autoridades egipcias que faciliten a las autoridades italianas todos los documentos y la información necesarios para permitir una investigación conjunta rápida, transparente e imparcial del caso del Sr. Regeni, de conformidad con las obligaciones internacionales, y que hagan todo cuanto obre en su poder para llevar cuanto antes a los autores del crimen ante la justicia;

3.  Subraya con grave preocupación que el caso de Giulio Regeni no es un incidente aislado, sino que se integra en un contexto de torturas, muertes bajo custodia y desapariciones forzosas registradas en todo el territorio egipcio en los últimos años, en clara violación del artículo 2 del Acuerdo de Asociación UE-Egipto, que establece que las relaciones entre la UE y Egipto deben basarse en el respeto de los principios democráticos y de los derechos humanos fundamentales, enunciados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que constituye un elemento esencial del Acuerdo; pide, por consiguiente, al Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) y a los Estados miembros que planteen a las autoridades egipcias la práctica rutinaria de las desapariciones forzosas y de la tortura y que haga presión en favor de una verdadera reforma del aparato de seguridad y del poder judicial de Egipto;

4.  Manifiesta su profunda preocupación por la amenaza inminente de cierre forzoso del Centro El Nadeem para la Rehabilitación de las Víctimas de la Violencia y la Tortura; pide la rápida retirada de la orden de cierre administrativo;

5.  Expresa su condena por el acoso continuo a la comisión egipcia para los derechos humanos y las libertades por su presunto papel en la campaña «Stop Enforced Disappearance» (No a las desapariciones forzadas) en Egipto;

6.  Recuerda a las autoridades egipcias sus obligaciones jurídicas nacionales e internacionales, y les pide que otorguen prioridad a la protección y la promoción de los derechos humanos, y que aseguren la rendición de cuentas por los casos de violación de dichos derechos; pide, una vez más, la liberación inmediata e incondicional de todas las personas detenidas y condenadas tan solo por ejercer su derecho a la libertad de expresión y de reunión pacífica, incluidos los defensores de los derechos humanos, los profesionales de los medios de comunicación y los blogueros; pide a las autoridades egipcias que garanticen el derecho a un juicio justo de conformidad con las normas internacionales;

7.  Pide al Gobierno de Egipto que garantice que las organizaciones nacionales e internacionales de la sociedad civil y los sindicatos independientes puedan actuar libremente en el país, sin interferencias ni intimidaciones por parte del gobierno; pide a las autoridades de Egipto que deroguen la prohibición de viajar impuesta a un número de destacados defensores de los derechos humanos egipcios;

8.  Confía en que la nueva Constitución aprobada el 14 y el 15 de enero de 2014, en particular sus artículos 52, 73 y 93, representen un paso adelante clave en la transición del país a la democracia;

9.  Toma nota de la formación de una nueva Asamblea Popular, y le pide que revise con carácter de urgencia la represiva Ley de manifestaciones de noviembre de 2013, que se ha empleado para reprimir todas las formas de disidencia pacífica, así como la Ley de reuniones de 1914; pide asimismo la revisión de cualquier otro acto legislativo represivo que se haya adoptado vulnerando la Constitución egipcia, incluidas la Ley sobre atentados terroristas y la Ley de organizaciones terroristas, que podrían utilizarse indebidamente para la represión interna en lugar de para mejorar la seguridad colectiva; destaca su disposición, en colaboración con las autoridades del país, a analizar la posibilidad de desarrollar un programa de creación de capacidades para el Parlamento egipcio;

10.  Insiste en que solamente mediante la construcción de una sociedad realmente plural, respetuosa de la diversidad de opiniones y de estilos de vida, pueden asegurarse la estabilidad y seguridad a largo plazo, y pide a las autoridades egipcias que se comprometan con un diálogo en favor de la reconciliación en el que converjan todas las fuerzas no violentas, incluidos los islamistas no violentos, al objeto de recuperar la confianza en la política y la economía en un proceso político integrador;

11.  Pone de relieve la importancia que atribuye la Unión a la cooperación con Egipto como un vecino y socio importante, y el papel de dicho país a la hora de garantizar la estabilidad en la región; comparte la preocupación del pueblo egipcio por los desafíos económicos, políticos y para la seguridad a los que se enfrentan su país y la región; condena los atentados terroristas de los que han sido víctimas civiles y militares egipcios;

12.  Pide a la UE, en particular a la VP/AR y a la Delegación de la UE en El Cairo, que vele por establecer contactos periódicos con defensores de los derechos humanos y otras voces disidentes, a fin de apoyar a quienes están en situación de riesgo o detenidos, y que realice un seguimiento exhaustivo de sus juicios;

13.  Insta a los Estados miembros a que se adhieran plenamente a las Conclusiones del Consejo de Asuntos Exteriores de agosto de 2013 relativas a la exportación de tecnología y equipos militares y la cooperación en materia de seguridad; pide que se suspendan las exportaciones de equipos de vigilancia cuando existan pruebas de que dichos equipos se utilizan en casos de violaciones de los derechos humanos; pide a la VP/AR que informe sobre la situación actual de la cooperación militar y en materia de seguridad entre los Estados miembros y Egipto, y que elabore una hoja de ruta en estrecha consulta con el Parlamento Europeo en la que se definan las medidas concretas que deban adoptar las autoridades egipcias para mejorar significativamente la situación de los derechos humanos y lograr una reforma judicial global antes de que se tome en consideración una reevaluación de las Conclusiones del Consejo de Asuntos Exteriores de agosto de 2013;

14.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, a los Gobiernos y los Parlamentos de los Estados miembros, al Presidente y al Gobierno de la República Árabe de Egipto y a la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos.


(1)       Textos Aprobados, P8_TA(2015)0463.
(2)       Textos Aprobados, P8_TA(2015)0012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.