viernes, 25 de marzo de 2016

El (¿falso?) final perfecto o #iononcicredo

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
Si el Ministerio del Interior egipcio tuviera un mínimo de credibilidad, muchos podrían pensar que el final del caso del secuestro, tortura y asesinato de Giulio Regeni había llegado. La cuestión es que el Ministerio del Interior no tiene la más mínima credibilidad a fuerza de falsear y negar la realidad misma. No decimos que no sea verdad lo que dicen, sino que su bien trabajado desprestigio hace que nadie crea lo que dicen. Son los riesgos de estar falsificando pruebas durante años y ofreciendo las más increíbles historias.
Recordamos, por ejemplo, que la huelga de los médicos y los conflictos actuales se producen por las presiones y violencia que la Policía ejerce sobre ellos para obligarles a falsear parte médicos que puedan ser utilizados posteriormente como acreditativos de lesiones.
La historia que se pretende que se crea es la siguiente: La Policía se enfrenta a una banda de atracadores especializados en robar a extranjeros y que se hacen pasar por agentes de Policía. Matan a todos y posteriormente se encuentran los documentos (en impecable estado) de Regeni: pasaporte, carné de la UAC, carné de la Universidad de Oxford, de la que provenía.


El final es perfecto: no eran policías, sino delincuentes disfrazados de policías, que —no se sabe muy bien por qué— torturaron a Regeni (quizá para que creyera realmente que eran policías), lo matan y lo dejan abandonado cuando las autoridades italianas exigen que aparezca, una semana después de muerto. La Policía egipcia se enfrenta a ellos y no deja con vida a nadie. Los documentos de identidad y otras pertenencias aparecen.
Por empezar por el final, reproduzcamos el tuit con el que el ex primer ministro italiano, Enrico Letta, ha contestado a esta versión del asunto hace un par de horas y ha sido reproducido por La Stampa: "Mi spiace, #iononcicredo. #Regeni. #Egitto. Non fermarsi a chiedere #veritapergiulioregeni"*. Me pasa lo mismo que a Letta: #nomelocreo.


La prensa egipcia empezó diciendo que sí, que se creía que los cinco muertos estaban conectados, después pasó a desmentirlo y finalmente la página web del Ministerio del Interior nos da el comunicado de confirmación y añade las tres fotos con los documentos.
Independientemente de la falta de credibilidad que merece la Policía egipcia en su larga tradición represora y falsificadora de pruebas, el caso en sí es poco creíble. Se podrían citar muchos casos de falsificaciones, desde la tortura y asesinato de Khaled Said (uno de los detonantes de la explosión revolucionaria en 2011, el Día de la Policía precisamente) o el de Shaimaa al-Sabbagh, muerta de un disparo a bocajarro, con testigos y grabaciones, y que se intentó colgar a sus propios compañeros de manifestación, que fueron a declarar como testigo y los metieron como sospechosos. Los últimos incidentes de muertes a manos de policías en plena calle también han empezado con versiones inverosímiles ante lo que eran casos tan sencillos como sacar un arma y volar la cabeza a la persona con la que discutías por el pago de un transporte. Dejamos aparte las muertes en comisarías en interrogatorios.


La historia es absurda en sí porque una banda de estas características no hubiera hecho aparecer el cadáver cuando las presiones internacionales eran mayores, se hubiera desecho de él quemándolo o enterrándolo y, sobre todo, no hubieran guardado las pruebas que los comprometían con el crimen, es decir, habrían destruido inmediatamente los documentos. No nos molestamos en decir que hubieran desaparecido una temporada del panorama porque nos parece obvio.
La prensa italiana está en la misma línea de Enrico Letta, no se lo creen. Il Corriere della Sera señala:

Le immagini diffuse giovedì mattina dal quotidiano egiziano “Al Tahrir” mostravano un minibus bianco crivellato da una trentina di proiettili e, all'interno, i cadaveri di due giovani in jeans. Venivano descritti come due dei cinque presunti criminali, accusati di essere «specializzati nel rapimento di stranieri», che sono stati uccisi dalle forze speciali egiziane in una sparatoria alla periferia del Cairo. Che queste persone fossero legate al caso di Giulio Regeni, il ricercatore italiano torturato e ucciso al Cairo due mesi fa, lo avevano suggerito, oltre a “Al Tahrir”, anche altri due giornali egiziani - “Al Mogaz” e “Al Watan” - tutti in qualche modo vicini al regime. Le indiscrezioni - considerate l'ennesimo depistaggio - erano subito state accolte con un misto di critiche e di derisione sui social media, e anche con qualche frenata e cautela da parte di altri giornali egiziani. Poi nella notte “la tesi del legame” tra i due casi è stata sposata dalle autorità del Cairo. Non dicono esplicitamente che Giulio sarebbe stato assassinato da questa banda, ma l'omicidio viene inserito in quella pista della criminalità che sin dall'inizio i potenti d'Egitto hanno perseguito, negando strenuamente le accuse di torture e sparizioni forzate per mano delle proprie forze di sicurezza.**


Que los propios egipcios, a través de las redes sociales, se lo tomara a broma ya es bastante indicador del nivel de credibilidad que merece el asunto. Que hayan sido periódicos afectos al régimen, como señala Il Corriere, tampoco es trivial. Sale de ellos la conexión que inicialmente no estaba confirmada, es más, diarios como Mada Masr recogieron la negación del ministerio. Tienen ahora dos artículos con titulares distintos, los que niegan y los que afirman.
La vieja idea de que los muertos no hablan se aplica aquí a rajatabla. Parece que se hubiera estado esperando la ocasión de tener los muertos para que aparecieran los documentos de Regeni, insisto, en estado impecable, como si hubieran estado guardados con todo esmero.
Los documentos son el único elemento que vincula a los delincuentes muertos con Regeni. Es sencillo sacarlos del cajón y fotografiarlos cuando se da la ocasión propicia para fabricar el caso. Tienes los muertos, se sacan los documentos. Insistimos en que no hay ninguna razón para conservar una prueba que te incrimina. Hay que presumir algo más de inteligencia a los ladrones que a esta Policía. El caso es perfecto: mueren todos los incriminados y aparecen los testigos. No hay nadie que contradiga la versión oficial. Por ahora, claro.
La prensa británica reacciona de la misma manera que la italiana, con escepticismo. The Guardian titula: "Egyptian government claims Cambridge student’s belongings found after whole gang dies in shootout – though human rights groups point to security services"***. Tampoco les convence.


Il Corriere no puede dejar de hacerse las preguntas que cualquiera se haría ante lo que el gobierno propone:

I tanti interrogativi
Il ritrovamento della presunta borsa di Regeni nella casa dei criminali - che sono tutti morti, dunque incapaci di raccontare la propria versione - difficilmente verrà accolta come una soluzione da chi cerca la verità per Giulio. La ricostruzione lascia aperti molti interrogativi. Se la banda era specializzata nel rapire stranieri, come mai non si è mai avuto notizia di altri sequestrati da loro? Mentre il giornale Tahrir parlava di ben 40 rapine, il ministero dell'Interno sostiene che i criminali avrebbero fatto nove rapine nella zona di Nasser City e di New Cairo: ad essere derubati sarebbero stati un italiano identificato come David K, un portoghese di nome Carlos, un nigeriano e sei egiziani. Certo: tre stranieri sembrano pochi per una banda "specializzata in stranieri". A questo punto, le loro testimonianze sarebbero preziose: spunteranno mai fuori? Ma se anche fosse vero che quei nove sono stati derubati, perché mai Regeni è stato l'unico straniero di cui si ha notizia ad essere ritrovato morto con chiari segni di tortura?**

Hasta hace pocos días seguían corriendo rumores que eran desmentidos poco después, entre ellos la existencia de una grabación de vídeo de seguridad en la que se recogería un incidente violento entre Regeni y otra persona. Los rumores y especulaciones han sido constantes. Los desmentidos iniciales del ministerio negando vínculos entre el caso de Regeni y los delincuentes acribillados seguían en la misma línea. Después, aparecen los documentos.
El caso reaparece también en un momento específico: tras los atentados de Bruselas, es decir, en un momento de conmoción mundial en el que la atención informativa y los recursos se concentran en otras cuestiones. Parece que se buscara diluir el caso entre el torrente de informaciones y de atención distribuida. Si yo tuviera que hacerlo, también elegiría un momento así.


Como suele ocurrir en estos casos, el gobierno está pagando su falta de credibilidad. Que nadie le crea en lo que afirma es mérito exclusivamente suyo. Hoy mismo el ministro de Asuntos Exteriores —que debería fusionarse con el de Defensa— sigue sosteniendo que no hay persecuciones a las ONG de la misma manera que el de Interior dice que no hay tortura en su cárceles o que no ha desaparecido nadie, pese a las denuncias y condenas internacionales desde todos los ámbitos. Egipto está permanentemente a la defensiva; es el fruto de sus errores constantes.
En febrero, Mada Masr nos informaba de quién era el oficial de Policía encargado de esclarecer la investigación:

A senior police officer in charge of the preliminary investigation into the murder of visiting Italian student Giulio Regeni has a prior conviction for torturing a man to death and forging a police report, according to rights activists.
Alexandria Criminal Court sentenced Major General Khaled Shalaby to one year in prison in 2003 on charges of complicity in the abduction, torture, and murder of an Egyptian man, identified as Shawqy Abdel Aal, as well as falsifing official documents, according to human rights reports. However, Shalaby, along with two fellow officers from Alexandria’s Montazah Police Station, was issued a suspended sentence.
Shalaby, who currently serves as chief of Giza’s General Directorate for Police Investigations, was involved in Egypt’s fact-finding committee investigating Regeni’s brutal murder. He claimed Regeni died in a traffic accident, the privately owned Al-Shorouk newspaper reported, stating that there is no suspicion of foul play in the death of the 28-year-old Italian doctoral candidate. Preliminary findings revealed no signs of gunshot or stab wounds on Regeni’s body, Shalaby alleged.****


Con semejante elemento al frente de la investigación, no podía esperarse una mejor resolución del caso. Son acciones como estas las que le cuestan la credibilidad. Es el coste de no haberse desprendido de la corrupción y de la represión. Egipto está reivindicando las prácticas de la época de Mubarak a través de los hechos. Incluso los que fueron condenados por torturas y falsificación en la misma época de Mubarak son ahora puestos al frente de la maquinaria del Estado. No es trivial ni casual: es la constatación del enterramiento de los ideales de la revolución como democracia con futuro frente a la consagración de la represión y la falsedad institucional.
La cuestión que se plantea ahora es si empiezan a surgir contradicciones, testimonios, etc. que vayan en contra de la versión oficial. ¿Cómo se justifica entonces la tenencia de los documentos y demás pertenencias de Giulio Regeni? El "final perfecto" se habrá venido abajo y con él lo que le quede de crédito al gobierno. No creo que nadie se de por satisfecho con este final de la historia.
El caso de Giulio Regeni no está ni mucho menos cerrado. La crisis ministerial —otra más— intenta cubrir el desprestigio y la ineficacia de las distintas carteras del gabinete. El caso Regeni es otro de los enormes errores cometidos por el gobierno.
Habrá que decir con Enrico Letta: o siento, pero #iononcicredo.



* "“Regeni ucciso da una banda di rapinatori”" La Stampa, 25/03/2016  http://www.lastampa.it/2016/03/25/italia/cronache/regeni-ucciso-da-una-banda-di-rapinatori-FsCoYFK8pqyOP6nlM2eNjL/pagina.html
** "L’Egitto: «Uccisi i killer di Regeni»" Il Corriere della Sera 25/03/2016 http://www.corriere.it/esteri/16_marzo_25/passaporto-tesserini-universitari-hashish-egitto-borsa-giulio-mano-criminali-5e5a9054-f224-11e5-b685-3157f420423f.shtml
*** "Giulio Regeni murder: student's bag found 'with dead criminal gang'" The Guardian 24/03/2016 http://www.theguardian.com/world/2016/mar/24/giulio-regeni-students-bag-found-dead-criminal-gang
**** "Officer investigating Giulio Regeni death previously convicted of torture, murder" Mada Masr 10/02/2016 http://www.madamasr.com/news/officer-investigating-giulio-regeni-death-previously-convicted-torture-murder









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.