lunes, 1 de febrero de 2016

El presidente y el absurdo

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
Todos los egipcios que tengan una página de Facebook pueden ser detenidos por el gobierno. Así queda asentado después de la detención del dibujante Islam Gawish. La acusación se centra en que ha abierto una página de Facebook sin pedir permiso al gobierno —¿tenía que pedírselo?—, difundir caricaturas contra el régimen y, se me olvidaba, tener copias piratas de software. Todo ello convierte a Islam Gawish en un peligro para la Humanidad y deja al gobierno egipcio en un ridículo universal. Sabedor de que le hacen más daño los chistes y caricaturas que otros tipos de crítica, parecen decididos a erradicar el humor de Egipto. Y llevan buen camino.
Me dan aviso de la detención de Gawish en la noche y está ya en todos los medios.
Daily Egypt News lo explica así:

The statement said Guawish was detained for publishing drawings criticising President Abdel Fattah Al-Sisi’s regime.
The Ministry of Interior’s media center, Guawish was found to be running an unlicensed website. The ministry statement noted that he was arrested in possession of a wireless router and a CPU.
The artist, known for his controversial drawings, has previously tackled issues such as sexual harassment, educational problems, and transportation issues.
Guawish’s arrest comes days after the detention of two Egyptian media figures for mockingly handing policemen condom balloons on 25 January 2016. This arrest follows other arrests, amid a crackdown by the state on freedom of the press.*


Lleno de pomposidad, el gobierno no está dispuesto a que se rían literalmente de él. Sabe que es el comienzo del fin, que nada pueden hacer los discursos grandilocuentes frente al irresistible poder del humor. Bassem Youssef fue el primero, pero no será el último. La broma de los condones en Tahrir al Ejército la tiene que pagar alguien y ya han empezado a hacerlo.
Las leyes totalitarias que el gobierno mantiene dejan en la indefensión a todos, que en cualquier momento pueden ser detenidos, como en este caso, por publicar información (sus caricaturas) en una página de Facebook. Eso es interpretado como "abrir un medio de información sin licencia". Además de totalitario y anticonstitucional, es ridículo. Y eso es muy malo para su intento de camuflarse con retórica de modernidad y democracia, por usar los dos términos que el presidente usa sin pudor. Cada vez que se habla de "reforma religiosa", se detiene gente por ofender al islam; cada vez que se habla de democracia, se detiene gente por expresar su opinión. El régimen egipcio es una contradicción andante y permanente.
Ahram Online da una explicación que nos deja perplejos:

An interior ministry statement said ENN publishes news without permission.
The statement added that the popular social media cartoonist was arrested for running "his own website," without the authorisation of the Ministry of Telecommunications, which, according to the statement, violates the law regulating communications.
It is not clear whether the site the statement says Gawish is running is ENN or another one.
Gawish was also arrested for possession of pirated copies of software, the interior ministry added.
Ahram Online spoke with Gawish's lawyer, Mahmoud Othman, who said that his client was detained at Nasr City 1st police station, and that police officers did not let him see the arrest warrant for Islam Gawish or know the official reason of his arrest.
"Unofficially and verbally, I was told that Islam Gawish was accused of using [means of communication] to spread anti-regime cartoons," Othman told Ahram Online.**


El detalle de las copias piratas de software es la guinda informativa, lo que confirma el tamaño de la conspiración desarticulada por el poderoso aparato del Estado. Es tal la hipocresía de esta régimen que por aparentar que todo entra en la legalidad, de la cual se muestra garante, se llega a ridículos espantosos.
Una vez más, el régimen se equivoca. Una vez más muestra su falta de principios democráticos y su voluntad autoritaria y de censura. Es un régimen militar cada vez más duro empeñado en la desarticulación de cualquier tipo de oposición en todos los terrenos. Es una forma de constante intimidación, con un vociferante ministro de Justicia diciendo que matará diez mil islamistas por cada policía muerto, con el ministro de Asuntos Religiosos amenazando a los que protesten porque va contra el islam. ¡Pobre Egipto!
Este es el final de la noticia en Ahram Online, periódico del Estado:

Gawish earned fame on social media after starting a doodle cartoon Facebook page called "Al-Warqa" (The Paper), where posted cartoons mostly about social issues in Egypt. His second comic book, Al-Warqa Part Two, was released recently.
There are no legal restrictions in Egypt on launching and moderating a Facebook page. However, a significant number of moderators have been arrested in recent months on various charges, mostly for attempting to instigate protests and violence.**

Ya no saben muy bien cómo se debe tratar informativamente el absurdo. En estos días, el régimen de El-Sisi, el hombre al que se le prometió Egipto en sueños, ha encarcelado a todo tipo de personas: desde poetas —a Fatema Naoot por insultar al islam al compadecerse de los corderos del Eid— a caricaturistas como Gawish. Ha prohibido la entrada a Egipto a una profesora tunecina que iba invitada a dar una conferencia en Alejandría —tratándola como una traficante en el aeropuerto— y a un investigador egipcio-alemán, Atef Botros, advertidos por las embajadas que actúan vigilando a los ciudadanos en otros países. Ha detenido a unos humoristas televisivos que se fueron a Tahrir a repartir condones inflados a los policías destacados en la Plaza, que los aceptaban como si fueran globos. El gobierno egipcio se quita la máscara y deja ver el lado más oscuro de este pinochetismo de Oriente Medio.


En el caso de Atef Botros, Daily News Egypt señala lo siguiente:

Egyptian-German researcher Atef Botros was held by airport security for about seven hours on Friday night, when he attempted to enter the country at Cairo International Airport.
Botros’ stopping repotedly came as a result of an alert from the Egyptian Embassy in Berlin. The embassy claims that he represents a long-standing security risk.
Airport security officials told the researcher that he is banned from entering Egypt for life. The researcher has launched a sit-in in refusal.
Botros, who has been lecturing at the University of Marburg in Germany since 2007, is known for being one of the founding members of Mayadin al-Tahrir (Tahrir Squares), an NGO that aims to extend cultural and educational services to low-income areas.
Since 2000, the Egyptian-German professor has been teaching German literature, with a focus on Czech-German writer Franz Kafka. In his thesis, he analysed Jewish aspects in Kafka’s work.
Last week, an Egyptian Deutsche Welle (DW) Akademie trainer Walid El-Sheikh was also held and investigated in the Cairo International Airport upon security reports concerning his participation in protests and his membership in Mayadin Al-Tahrir organisation.
According to El-Sheikh, the organisation, which consists of 25 members and was founded by Botros and others, is focused on cultural activities.
El-Sheikh told Daily News Egypt on Saturday that security reports compiled by Egyptian embassies abroad is “a continuing habit from the past”, adding that recently the security interventions have escalated.***


Hay cierta coherencia en detener humoristas e impedir la entrada en Egipto a los especialistas en Kafka. Como la había también en la campaña contra el 1984 de Orwell, que debía sonarles demasiado realista. El papel de vigilancia de las embajadas es otro detalle más de ese "viejo hábito" totalitario que no se ha perdido. Egipto vuelve con fuerza  la dictadura. Solo se siente cómodo el que asiente y aplaude; el que disienta, sabe a lo que se arriesga.
La paranoia gubernamental crece. La única explicación de este absurdo es que aumentan los problemas y no es cómodo tener personas que expliquen a los egipcios la procedencia de la mayoría de ellos. Conforme el fracaso del régimen nacido el 30 de junio se va confirmando en lo económico, político y religioso, el riesgo de la discrepancia va aumentado. Y no se puede permitir que existan voces con versiones alternativas y de signo contrario a los cantos triunfantes. Ya no se llega a los excesos anteriores de difundir absurdos como las acogidas triunfales del Presidente en las Naciones Unidas u otros episodios. Pero se resalta que sus propuestas para frenar el cambio climático han sido aceptadas por el resto de la Unión Africana, queriendo convertirle en un líder de cara a la reunión de París. La propuesta para el cambio climático y las energías renovables no nos hace olvidar la dimisión de una ministra de Medio Ambiente, Laila Iskandar, (muy valorada por las ONG del ramo), que se opuso al uso del carbón para favorecer los manejos de las empresas de cemento. La ministra y su equipo dimitieron ante la tropelía medioambiental que se preparaba. Pero ahora le toca a El-Sisi presentarse como el líder de las energías renovables africano.


Las amenazas son ya a todos los sectores. Hemos dado cuenta de las manifestaciones de abogados (por los compañeros muertos), de los médicos (por estar en contra del sistema de salud propuesto y por las detenciones y agresiones a médicos), de los periodistas (por las continuas detenciones y la presión sobre los medios con la amenaza de una nueva ley), de los estudiantes (porque no se respetan los resultados de  sus elecciones, que no gustan al gobierno)... Ante esto el gobierno necesita aumentar la propaganda para responsabilizarlos de la situación para mantenerse por supervivencia. Necesita de enemigos a los que culpar, desde los profesores que dan conferencias, la gente que tiene su propia página de Facebook o los que se apiadan de los corderos. Todos son conspiradores. Los que se frotan las manos son los islamistas, que siguen defendiendo su democracia frente al golpe y la legitimidad de Morsi

El mayor problema lo planteó hace algunas semanas un articulista en Ahram Weekly: Egipto no se puede permitir una tercera caída, contando como las dos anteriores la revolución de 2011 y el golpe de estado de 2013. ¿Qué solución queda?
Cuando se completó la hoja de ruta con la elección del Parlamento, se vio lo que daba de sí este régimen. Si el objetivo era llegar a una democracia, lo que justificaba el golpe de estado, el régimen ha fracasado estrepitosamente. Toda su retórica a la defensiva, con esa constelación de enemigos de los que dice defenderse (o defender a los egipcios), no es más que la justificación de las medidas represivas que están dejando como un liberal a Mubarak. Los que vieron caer a Mubarak no quieren que la historia se repita con el nuevo boss. Mubarak fue blando y por eso cayó, vienen a decir.

Tras la constitución del parlamento y las ridículas situaciones provocadas con congresistas que se niegan jurar una constitución que habla de la revolución, la vuelta a votar leyes ya votadas porque "no habían entendido su importancia" a instancias del ministro, o el enfado de la presidencia porque no se aprobara el proyecto de Ley de la Función Pública, presentada como una "modernización" pero que los afacetados temen que sirva para hacer más purgas y robustecer a los jefes, no quedan muchas esperanzas en las instituciones. Están al servicio del gobierno, como ellos mismos han proclamado. Hasta el momento han destacado más los vociferantes que los discrepantes.
En esta situación, al presidente El-Sisi le irán quedando cada vez menos países a los que poder acercarse sin que le saquen los colores. Ante el silencio general de los que miran para otro lado por la situación en la zona y la vigilancia de las embajadas a los residentes en el extranjero, las posibilidades de que haya protestas por su visita se reducen.


El caricaturista Andeel (veremos cuánto tarda en desaparecer del mapa) ha sacado en Mada Masr una caricatura, titulada "Shy President", en la que un avergonzado El-Sisi se tapa la cara:  "I don't like being drawn."
Es cierto, le gustan más las fotos. En dibujos solo ha manifestado su apoyo a un comic infantil editado por la Universidad de Al-Azhar, según recogía la prensa. Los niños siempre han sido muy agradecidos.

[Andeel, Mada Masr 31/01/2016 
http://www.madamasr.com/cartoon/shy-president]



* "Prominent Egyptian cartoonist arrested in Cairo" Daily News Egypt 31/01/2016 http://www.dailynewsegypt.com/2016/01/31/prominent-egyptian-cartoonist-arrested-in-cairo/
** "Popular Egyptian cartoonist Islam Gawish arrested" Ahram Online 31/01/2016 http://english.ahram.org.eg/NewsContent/1/64/186372/Egypt/Politics-/Popular-Egyptian-cartoonist-Islam-Gawish-arrested.aspx
*** "Egyptian-German researcher receives lifetime ban from entering Egypt" Daily News Egypt 30/01/2016 http://www.dailynewsegypt.com/2016/01/30/egyptian-german-researcher-receives-lifetime-ban-from-entering-egy






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.