miércoles, 17 de febrero de 2016

Cuestión de marketing o la imaginación en el poder

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
La prensa egipcia —Egypt Independent, concretamente— sigue dando cuenta de la extrañeza nacional ante el hecho de que haya causado irritación en Italia la desaparición, tortura y muerte de un ciudadano italiano. Tampoco entendieron que en Rusia fastidiara bastante la muerte de los turistas egipcios ante los agujeros de seguridad que supieron aprovechar los terroristas del Estado Islámico. Tampoco entendieron, finalmente, que en México fastidiara a la gente que sus compatriotas, que fueron a Egipto a  hacer turismo, fueran acribillados a balazos y bombardeados por el Ejército egipcio. Es que a nadie le gusta eso. Pero en Egipto le encuentran explicaciones pintorescas que parten de un principio: la culpa siempre la tienen los demás.
Los desaparecidos son abducidos; los torturados, autolesionados; las muertes, atropellos... Y así sucesivamente. Todo tiene explicación... a la egipcia, claro. Y si intentas otra o no aceptas la dada, entonces...
El titular de Egypt Independent dice rotundamente y de forma comprensible "Italian tourist bookings down 90%, Regeni death casts shadow: official". Esto no sorprende a nadie. Lo que sí sorprende a todos es la reacción egipcia ante la evolución de sus cifras turísticas con Italia:

Mohamed Abdel Gabbar, head of international tourism at the Egyptian Tourism Promotion Authority, said that the decline comes despite Italy's position among the top countries investing in the Egyptian tourism sector. Between January and November 2015, Italy ranked fifth in terms of Italian tourism-related investment, he said.
Abdel Gabbar made the statements during a recent travel fair in Milano.
“In 2004, Italy was the first country to achieve one million tourists to Egypt,” he said, noting that the rate of reservations for the next summer was “worrisome.”
According to the website, Italy ranked sixth in 2015 among countries exporting tourists to Egypt, with nearly 333,000 visitors.
“Travel operators ... are very interested in the murder of Regeni and the results expected from investigations, as well as the issue of airport and tourist-zone security,” said Abdel Gabbar.
The discovery of Regeni’s dead, mutilated body on a Cairo highway earlier this month prompted Italy to summon Egypt’s ambassador and call for a thorough investigation.
According to Abdel Gabbar, Egypt is seeking to increase Italian tourist numbers through increased marketing in the Italy, with the aim of countering what he described as "the defamation campaign” seeking to “make use” of Regeni’s death.*


La obsesión, convertida en manía persecutoria, porque que todo el mundo está orquestando campañas difamatorias contra Egipto, solo es concebible en una personalidad social entrenada paulovianamente en la queja, el lamento y la expresión mecánica a golpe de silbato emocional.
¿Creen en serio, como dice el responsable del turismo, que es cuestión de marketing?
¿Es tan difícil ver lo que todo el mundo ve? Pues parece ser que sí. ¿Cómo puede el embajador en Italia calificar de "campaña de difamación" que los italianos estén enfadados y no crean a las autoridades egipcias? ¿Anticipan ya la hipótesis del autosecuestro, la autotortura y el suicidio camuflado solo por fastidiar? Han sido capaces hasta de montar una conspiración entre Obama, Cameron y Putin por decir que el avión ruso de pasajeros fue objeto de un atentado del Estado Islámico. Ni mandándoles la foto de la bomba, como hicieron los terroristas, cedieron un milímetro. Siguen diciendo que todavía es pronto para dar por cerrada la investigación. Son los únicos que "investigan" todavía. ¿Cuestión de marketing?


Hoy la prensa italiana reproduce la indignación producida por el intento de hacer pasar a Giulio Regeni por un agente de inteligencia al servicio de potencias extranjeras. Como en otros asesinatos, el régimen le da la vuelta a las argumentaciones y los sospechosos pasan a ser los que estaban del otro lado. Expertos en dirigir siempre las culpas —incluso las inundaciones, como en Alejandría— hacia los opositores, personas o grupos, se fabrican historias rocambolescas, puro marketing. Recordemos que cuando se produce el asesinato en plena calle de Shaimaa al-Sabbagh, se detiene a sus compañeros de partido cuando ven a declarar; piensan que van como "testigo" y acaban detenidos como sospechosos.
Las teorías que convierten a Regeni en un "espía" y su trabajo académico en "informes" que podría haber "vendido" a alguna potencia extranjera no dejan de ser una broma ridícula. Se preguntan en Il Corriere della Sera:

E’ possibile che i «report» di Giulio siano stati usati o venduti a sua insaputa a qualche agenzia di intelligence? Alcuni accademici che lo conoscevano al Cairo affermano di non crederci. Giulio non aveva ancora presentato alcun report, dice al Corriere la sua supervisor Rabab El Mahdi dell’Università Americana del Cairo (Auc). «Le ricerche sul campo per la tesi erano iniziate a settembre, finiva a marzo. Non aveva ancora materiale da dare a me né ad altri. Conduceva interviste, prendeva appunti, poi doveva scrivere le bozze dei capitoli, presto avrebbe iniziato quello introduttivo. Ma non c’era ancora arrivato, non aveva risultati da comunicare. A parte il fatto che i risultati non erano per definizione informazioni segrete».**


¿Por qué tiene que estar todo el mundo desmintiendo las informaciones que se hace circular para hacer ver que Giulio Regeni no era un estudiante de doctorado de una universidad europea realizando una estancia en la Universidad Americana de El cairo para hacer su tesis sobre los movimientos sociales tras la revolución? ¿Por qué? 

Quienes alientan esa versión del espionaje desconocen profundamente lo que es la investigación de un trabajo académico y tratan de convertir al joven doctorando en poseedor de valiosas "informaciones secretas". ¨Convertido en "espía" todo es posible. La hipótesis de un Regeni vendiendo los secretos de los grupos sindicales a una potencia extranjera despertando el deseo de venganza al sentirse traicionados aquellos con los que habían hablado es ridícula.
Pero eso ya convierte la historia en la habitual: los asesinos estarían entre los sindicalistas poco afectos al gobierno. Ya vuelven los amigos y allegados de la víctima a ser sospechosos y el régimen —tras el atropello, convertir en sospechosos a los amigos, hacer insinuaciones sexuales, señalar a los islamistas... trata ahora de poner a la oposición sindical en el punto de mira. ¿Cuestión de marketing?


Un régimen como el egipcio no necesita secretos porque no los tiene. Es como el castillo kafkiano, solo tiene el silencio —privilegio del poder— y lo que más odia es tener que dar explicaciones —síntoma de debilidad— o tener que escuchar versiones diferentes a la verdad oficial. El problema es que eso funciona dentro por la represión y la autocensura, pero fuera es otra cosa. Hace falta el marketing, como dice el responsable del turismo egipcio.


Este caso les va a traer muchos dolores de cabeza porque es la confirmación una vez más de la falta de credibilidad de un régimen que desde el primer día, en su megalomanía, ha creído que el mundo se iba a plegar de la misma forma que la parte de la población que les aplaude en su represión o da por buenas sus versiones oficiales, viendo maniobras extranjeras para acabar con Egipto en todo lo que les lleve la contraria.
Una vez más: solo la situación de la zona les salva de una condena más contundente por su desprecio profundo por los derechos humanos o los principios democráticos. La trampa comenzó el día en que El-Sisi citó a todos los egipcios posible en la Plaza de Tahrir para que el mundo viera cómo le amaban, para tener la foto de una plaza coreando al Ejército como el salvador de la patria y el cumplidor de los destinos que nunca llegan pero que son una y otra vez colocados frente al burro en forma de zanahoria.
Luego ya todo es caída. La vieja proclama de "¡la imaginación al poder!" en Egipto tiene un sentido distinto: estar en el poder es echarle imaginación. Si no hay más remedio.



* "Italian tourist bookings down 90%, Regeni death casts shadow: official" Egypt Independent 16/02/2016 http://www.egyptindependent.com//news/italian-tourist-bookings-down-90-regeni-death-casts-shadow-official
** "Gli accademici del Cairo: «Giulio non ha scritto report»" Il Corriere della Sera 16/02/2016

http://www.corriere.it/esteri/16_febbraio_17/american-university-cairo-cambridge-giulio-regeni-report-72ea8740-d4ec-11e5-8855-fe9a1275bf2e.shtml



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.