jueves, 21 de enero de 2016

El presidente que ganaba poco

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
Entre algunas discusiones y rápidas aprobaciones de leyes que deberían revisarse con más cuidado, el parlamento egipcio se ha encontrado con un punto que siempre es polémico: el salario del presidente.
Normalmente, esta cuestión siempre suele ser polémica y los opositores al poder suelen poner el grito parlamentario en el cielo discutiendo que un presidente no se merece nunca tanto. Pero ¿qué ocurre en un parlamento sin oposición organizada y que en cambio se organiza alrededor de la figura del presidente y de la "defensa del Estado"?
Parece ser que nadie sabía la cantidad que constituía el sueldo del presidente en la época de Mubarak. Quizá no se atrevía nadie a preguntarlo por considerarlo unos de mal gusto y otros peligroso. O quizá se sabía pero no se repetía.
El gobierno egipcio publicaba la siguiente nota en 2013 con Mohamed Morsi en el poder:

President Morsi salary LE 29.000, PM Qandil LE 32,500
Tuesday, 18 June 2013
The Shura Council’s Legislative and Constitutional Committee postponed on Monday 17/6/2013 the presidential budget for the year 2013- 2014 until knowing the current and previous allocation of former president Hosni Mubarak.
Head of the Central Administration of the Financial Affairs of the Presidency Mohamed Raafat Abdel Karim unveiled that the salary of President Morsi amounts to LE 29000 per month, while, Prime Minister's salary is LE 32,5.*


El desconocimiento del sueldo de Mubarak hacía que se fijaran los salarios de primer ministro y presidente de forma pública por primera vez. A esas alturas de la caída de Mubarak en 2011 y a ya poco para el derrocamiento de Morsi se fija el salario del presidente. La tormentosa vida pública egipcia no plantea la cuestión del salario como una prioridad dado que no se ha llegado a saber cuánto cobra un presidente hasta el momento.
El salario de Mubarak debía preocupar poco a los egipcios, más preocupados por las oscuras entradas y salidas de dinero, los negocios privados y de la familia que hacen que todavía se sigan rastreando cuentas. En estos días las cuantiosas cuentas congeladas en Suiza están de nuevo en candelero para tratar de recuperar esos fondos para el Estado egipcio.

En 2014, con en nuevo gobierno, llegan noticias otra vez sobre el salario del presidente. El diario estatal Ahram Online señalaba:

Egypt's next president will earn LE42,000 (nearly $6,000) per month, more than 20 times what his predecessor did, according to a presidential decree issued on Sunday.
The monthly salary includes a base amount of L21,000 plus another LE21,000 as compensation for the tasks his position as Egypt's president entails.
Previously, Egypt's president earned LE2,000 per month – or around LE24,000 yearly, plus allowances.
The decision to raise the salary will be applied to Egypt's upcoming president and not current interim president Adly Mansour.
The Egyptian cabinet has not yet issued any decisions regarding the matter.
According to Egyptian law, the president is not allowed to own a business or engage in any private business ventures while in office.**


Como puede comprobarse, las diferencias entre lo señalado en 2013 y lo que será el sueldo del presidente no concuerda respecto a lo que se señalaba. ¿Se refieren con el sueldo anterior al que constaba de Mubarak y se saltan a Morsi? El sueldo señalado para Morsi no se multiplicó por veinte, como la noticia señala.
Pero ahora la confusión continúa en la actualidad en las discusiones del parlamento a la hora de fijar el sueldo e "interpretarlo". Egypt Independent recogía así la cuestión planteada en el parlamento:

The House of Representatives passed a 2014 law on Sunday that sets the salary of Egypt’s president, amid controversy on the matter prompting the council speaker to end the discussion.
The chamber passed amendments adopted in 2014 by then Interim president Adly Mansour, which raised the salary of the country’s president from LE24,000 per year in a 1987 law to LE42,000 per month in 2014.
Weighing in on the discussions, MP Ossama Sharshar was quoted by news local media as saying that President Abdel Fattah al-Sisi receives an annual salary of US$63,000. This statement aroused controversy among the chamber's members, despite the fact that the American salary mentioned is, when converted into Egyptian pounds, equivalent to the amount stated in the 2014 law.
The commotion, according to independent dailies al-Watan and al-Shorouk, prompted speaker Ali Abdelaal to explain that Sharhar meant “the president gets a salary that is lower than other world leaders”.***


La controversia inicial por la cantidad queda reconvertida a la del agravio comparativo del líder, como se desprende de la aclaración final del diputado Ossama Sharshar, quien no quiere pasar a la historia del parlamentarismo egipcio como el hombre al que le parecía que el presidente ganaba demasiado.
Mientras unos comparan el sueldo del presidente con el de los líderes mundiales, algo que han hecho algunos periódicos, jugando con el sentimiento egipcio del no ser menos que nadie, otros publicaban en estos días los salarios de los deportistas de élite egipcios o de otros sectores para que cada uno sacara las consecuencias de lo que significa ganar esa cantidad en un Egipto en plena crisis económica, sostenido a base de inyecciones saudíes. Esperemos que el pago de los amigos rusos, hoy que se ha desplomado el rublo, finalmente no fuera en esa moneda que Putin pretendía imponer en sus generosas compras a Egipto.
El argumento del presidente "mal pagado" no deja de ser una anécdota en un parlamento que se ha llenado de diputados deseosos de manifestar su devoción por el poder. Ahram Online describía con más detalle lo ocurrido en la sesión e introducía algunas explicaciones de por qué había necesidad de justificar el aumento de sueldo:

Egypt’s new parliament endorsed a law that sets the annual salary and rewards of ‎President Abdel-Fattah El-Sisi at a ceiling of $63,000 or around LE500,000, after MP’s who were given the floor said his salary is among the lowest of world leaders and presidents.
The law (no.73/2014) was ‎one of nine that were approved by parliament – the House of Representatives – during its morning ‎session on Sunday. 
Independent MP Osama Sharshar said “let us, for ‎example, compare El-Sisi’s annual rewards to US President Barak Obama’s.”
“While El-Sisi receives ‎a total of $63,000 per year, we see that Barack Obama is receiving $480,000,” said Sharshar, adding that ‎‎“an amount of $63,000 is equal to LE500,000 per year and this is a very low salary.”‎
The decree was endorsed by more than 400 MPs and it is the first time for Egypt’s parliament to ‎announce the annual salary of the president of the republic.
During the 30-year reign of former president ‎Hosni Mubarak, the salary of his office was never discussed or disclosed.‎
When El-Sisi took office in June 2014, he said that he would cut his monthly salary in half, or from ‎LE48,000 to LE24,000.
“I do not need this big monthly salary,” El-Sisi said.‎
The law indicates that the annual salary and other rewards would reach a total of $63,000.‎****


Como hemos podido comprobar en el sitio oficial del gobierno egipcio, ya se anunció públicamente —aunque no por el parlamento—  el sueldo del presidente y el primer ministro.
La controversia no viene solo por el aumento del sueldo, sino por el gesto señalado del presidente Al-Sisi de decir que no necesitaba un sueldo tan alto como el que tenía. Por lo que parece los sueldos parecen siempre altos cuando uno llega, pero luego van pareciendo más pequeños con el paso del tiempo.
La idea de que el presidente daba la mitad de su sueldo al "pueblo" gusta mucho en todas partes, pero si luego se aumenta el sueldo, las buenas intenciones se quedan solo en buenas intenciones y una pizca de hipocresía.
Egyptian Street realizaba una comparación con los líderes mundiales, desde el primer ministro de Singapur —que gana más de tres veces lo que el presidente Obama, el segundo de la lista— hasta el presidente chino, que gana 22.000 dólares al año. Señalaban en la publicación:

In Egypt’s latest parliamentary session, it was revealed that Egyptian President Abdel Fattah Al-Sisi earns a salary of EGP 500,000 ($US 63,000) a year.
Upon hearing the number, the parliament reportedly ascended into chaos and a closed session was declared by the speaker.
This is despite the fact that the President is legally earning just less than the maximum wage that a public sector employee can earn a month, which is EGP 42,000. Moreover, according to the Presidency, Sisi donates half of his salary to the Tahya Masr (Long Live Egypt) donation pool.


Subirse el sueldo para luego donar la mitad al grupo del parlamento que te apoya es un poco desconcertante. En primer lugar porque el gasto se realiza. No es lo mismo reducirse el sueldo a la mitad que donar la mitad. En el primer caso se lo ahorra el pueblo egipcio; en el segundo, se lo ganan los de Por amor a Egipto. A lo mejor, su demostración de amor es un tanto equívoca.
Se usa primero el argumento del agravio con otros mandatarios para subirse el sueldo, se dice que no hace falta tanto pero se recibe y después se dona a los que te apoyan, no sabemos muy bien con qué finalidad, porque eso no se explica. El resultado es que la imagen del presidente queda doblemente reforzada, como líder modesto y como donante generoso. El hecho de que se tuviera que cerrar la sesión al conocerse el sueldo presidencial, ya nos dice algo.


Se partía de las 24.000 libras de 1987, que es lo que debía constar oficialmente en el caso de Hosni Mubarak. Se pasó a una propuesta de 29.000 libras egipcias por mes durante el gobierno de Morsi (2013) a otra propuesta de 42.000 libras mensuales (2014) durante el gobierno de Mansour. El sueldo actual, se señala, debe ser 48.000 libras, de las que el presidente dona la mitad, hecho que no disminuye su sueldo, solo lo cambia de destino a título personal, dejándolo en 24.000, es decir, lo que oficialmente debía cobrar Mubarak.
El debate en la calles es si el sueldo se debe comparar con lo que ganan los otros líderes mundiales o con lo que ganan los egipcios. La mayoría me imagino que estará por lo segundo, dado que no creo que los líderes mundiales se dediquen a preguntarse unos a otros cuánto ganan. Eso es engañoso y pura demagogia. Pero es una forma fácil de entrar en el orgullo egipcio. ¡Cómo va a ganar menos su líder!
En una reciente encuesta a los egipcios sobre cuál deberían ser las prioridades en los debates parlamentarios, en primer lugar —con el 24%— se encontraba el desempleo y la creación de trabajo para los jóvenes. También el 81% quería que las sesiones del parlamento fueran televisadas en directo.***** Esto último fue rechazado y vamos entendiendo porqué.
Eso de que a los parlamentarios les preocupe tanto que su presidente tenga un sueldo bajo es conmovedor en un país con tantas preocupaciones económicas.



* "President Morsi salary LE 29.000, PM Qandil LE 32,500" State Information Service 18/06/2013  http://www.sis.gov.eg/En/Templates/Articles/tmpArticleNews.aspx?ArtID=68550#.VqBy0vnhBro
** "Salary of Egyptian president to increase to LE42,000" Ahram Online 18/05/2014 http://english.ahram.org.eg/NewsContent/1/64/101619/Egypt/Politics-/Salary-of-Egyptian-president-to-increase-to-LE,.aspx
*** "Parliament approves law on president’s salary amid brief controversy" Egypt Independent 17/01/2016 http://www.egyptindependent.com//news/parliament-approves-law-president-s-salary-amid-brief-controversy
**** "Egypt’s President Sisi Earns $63,000 a Year. Here’s How This Compares to Other World Leaders" Egyptian Streets 17/01/2016 http://egyptianstreets.com/2016/01/17/egypts-president-sisi-earns-63000-a-year-heres-how-this-compares-to-other-world-leaders/

***** "Quarter of Egyptians want unemployment raised in parliament: survey" Egypt Independent 12/01/2016 http://www.egyptindependent.com//news/quarter-egyptians-want-unemployment-raised-parliament-survey




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.