lunes, 28 de diciembre de 2015

La explicación egipcia o por qué todos conspiran contra mí

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
En estos momentos del año los medios de comunicación suelen hacer repaso de los acontecimientos más relevantes del año. Los de deportes recogen los mejores goles, las mejores canastas, los mejores golpes con palos de golf, bates de béisbol, raquetas de tenis. En fin, nos dan cuenta cada uno de lo que consideran más relevante acontecido a lo largo de los 365 días anteriores al relevo del año.
Egipto, por supuesto, lo hace también. Me imagino que harán también los mejores goles, las mejores series, etc., como todos lo demás. Pero seguro que en muy pocos lugares se hace la lista de las mejores conspiraciones del año, como han hecho en la publicación Mada Masr.
Si decía Roland Barthes que para estudiar los signos no había como Japón, el paraíso del semiólogo, los que quieran saber sobre conspiraciones deben necesariamente estudiar Egipto o más bien a los egipcios. 
Al poco tiempo de escribir sobre Egipto, me sorprendió el comentario de un egipcio sobre uno de los artículos. Le estuve dando muchas vueltas hasta que llegué a la conclusión de que pensaba que yo no era yo. Es decir, pensaba que yo firmaba los artículos pero que era otro el que los escribía. Más que llegar a entenderlo, me costó asimilarlo porque uno es partidario del principio de la navaja de Ockham, que lo que parece más sencillo es lo que suele ser verdadero. Pero pronto te das cuenta de que ese principio no funciona en Egipto. Bueno, en realidad sí funciona, pero ellos no lo aplican. 


Los ejemplos de las conspiraciones de Mada Masr lo dejan en evidencia claramente. Ser lúcido en Egipto, es decir, intentar encontrar explicaciones a las cosas sin recurrir a las teorías conspiratorias que están en el ambiente tiene mucho mérito y no está al alcance de cualquiera. Las mentes racionales, lógicas y dadas a la reflexión lo deben pasar mal en ocasiones ante la barrera que tienen enfrente.
Esta es la presentación que hacen de la relación de teorías conspiratorias de 2015. No tiene desperdicio y felicitamos a la publicación por el esfuerzo de síntesis y explicación:

Since the January 25 revolution, talk about conspiracies aiming at state collapse and Egypt’s general demise have become commonplace. The revolution or uprising was itself, of course, seen as a conspiracy from the start – protesters were apparently being bribed by powers as diverse as Israel and Iran with promises of free KFC meals.
But following the ouster of Muslim Brotherhood-affiliated President Mohamed Morsi in 2013, conspiracy talk has become an essential part of the official narrative. In his speeches, President Abdel Fattah al-Sisi himself has referenced several times the plots that Egypt faces from the Muslim Brotherhood and their allies, namely Qatar and Turkey.
This year, however, has had its unique share of the conspiracy talk, so here we share 2015’s most interesting conspiracies against Egypt.*


Lo más importante es tomarse en serio la lista o, mejor, pensar que realmente muchos se la toman en serio, que creen en esas conspiraciones para explicar lo que les ocurre o lo que les podría ocurrir. De muchas de ellas hemos dado cuenta aquí; de otras no lo hemos hecho porque pensábamos que algunos creerían que se exageraba. Creo que, incluso, se han dejado algunas en el tintero. Está bien que señalen que forman parte de esa "narrativa oficial", que se entremezclan en discursos, declaraciones actuando como "gluones", las partículas que mantienen unido los quarks para que eso que llamamos realidad se mantenga unido. Sin conspiraciones, todo sería caótico, inexplicable, profundamente efímero y cambiante. Las conspiraciones, por el contrario, son de larga data. Se mantienen en el tiempo reajustándose a las circunstancias y manteniendo lo esencial.
¿Cuáles son las mejores conspiraciones del año 2015? Para la publicación son estas:

The Supreme Council of the World
This is by far this year’s best conspiracy. Hurricanes, sandstorms and earthquakes are no longer the acts of nature. Actually they are the work of the Supreme Council of the World, which is a secret evil organization composed of international intelligence bodies that plot against countries like Egypt. This organization, as described by the former head of the Armed Forces Center for Strategic Studies General Hossam Sweilam, has sophisticated weapons such as the Alaska-based HAARP system that can used to cause crustal deformations in the earth that could lead to earthquakes and other natural disasters. Mind-controlling radio waves are used to keep populations submissive and compliant.*

Una mezcla de SPECTRA y las siete plagas, el Consejo Supremo del Mundo puede atentar contra tus planes provocando todo tipo de desastres aparentemente "naturales" o controlando la mente de la gente. Si creen que es broma, vean lo que publicó The Daily Beast en mayo de este año con el divertido titular "Egyptian TV: America Controls the Weather—and Is Using It to Destabilize the Middle East. Oh, and the rap group Jedi Mind Tricks is somehow in on it":

“My apologies today. It is an exceptional episode,” says Tamer Amin, one of Egypt’s biggest media personalities. “We’re going to try and do something a bit different [and] get away from the ongoing events.”
What follows in the two-hour episode of In the End makes for riveting television: weather control machines, lyrics from the rap group Jedi Mind Tricks, and a shady cabal—the High Council for the World. What ties them together is Egypt and its struggle against terrorism and Western conspiracies.
Amin’s network is not government-owned, although he used to be a presenter on state television. But the track of the episode is a crude—but clear—pro-government argument.
Amin is going to try to convince his viewership that Western governments like the United States control the weather.
“We’re doing what resembles an episode with a message,” Amin says, before going on to deliver a critique of media in Egypt. “I don’t have a problem if we criticize, but distortion? I feel (it’s happening)—a lot of the time, it’s possible it’s intentional. I always see my enemy. What does my enemy mean?”
Soon General Hossam Sweilam, a former general and head of a military think tank, explains fourth- and fifth-generation warfare. The theory, which has been a mainstay of Russian military thought, seeks to explain that warfare has evolved beyond traditional armies to rely on proxies, psyops, and misinformation as the primary weapons.
Men in uniform—police and army included—purport that the uprising that ousted President Hosni Mubarak and has led to instability ever since was caused by American-funded groups and media, in cooperation with Israel, Qatar, and Iran. The conspirators vary based on who is speaking.**



Todo se aclara mediante la teoría conspiratoria. Nada ocurre porque la gente esté harta de aguantar al mismo señor en el poder durante treinta años de latrocinio, aburrimiento y corrupción. ¡Nada de eso importa! La revolución se hizo por agentes extranjeros empeñados en evitar que Egipto se convierta en la superpotencia que fue en la época de los faraones. Todo tiene explicación y ellos lo saben.
Uno puede pensar que esto solo puede convencer a ignorantes. Parte del problema es que además de a los ignorantes convence a una parte importante de la población, bombardeada constantemente con este tipo de argumentos. A los que han nacido rodeados de este tipo de patrañas, todo les parece correcto. Y esas patrañas, con distinto signo, se las lleva contando desde que abren los oídos al mundo.


La segunda de las conspiraciones recogida por Mada Masr tiene connotaciones teológicas: "The Mecca crane accident and the geophysical weapon". ¿Cómo explicar que a los buenos musulmanes que van a La Meca a hacer su peregrinación les aplaste una grúa? Lo de la predestinación está bien, pero fastidia. ¿Por qué no hacerlo parte de la conspiración?

This year several deaths can be directly attributed to the Supreme Council of the World. A crane collapse in Mecca Grand Mosque during the pilgrimage season that left over 107 people dead was, Sweilam claimed, not an accident brought about by negligence or strong winds. It was rather caused by the use of a special geophysical weapon, which affects the weather and causes rains and storms ultimately leading to the collapse of the crane. The weapon makes up part of the arsenal of fourth-generation warfare.*

La idea de un dios bromista y mal intencionado que te hace ir a La Meca en peregrinación para allí ser aplastado es demasiado irreverente y lleva el fatalismo más allá de lo aceptable. Es mejor, por supuesto, —los accidentes no existen— aceptar la conspiración del Supremo Consejo Mundial y que con esos aparatos que tienen hagan temblar la tierra lo suficiente como para que la grúa caiga. Así el terrible accidente —la absoluta chapuza— se convierte en un crimen odioso contra los piadosos peregrinos. Algunos evidentemente le sacarán buen provecho, pues acaban convencidos de que los demás son responsables de todo lo malo que ocurra.
La siguiente conspiración en la lista tiene ilustres introductores:

Fourth-generation warfare
President Sisi himself has been key at bringing the terms fourth-generation warfare – a term first coined by American analysts in the late 1980s – into Egyptian political discourse. In a speech at the Military Academy, Sisi told students that this warfare is a “science”, saying they need to be prepared and on high alert for “exploitation”, so “no one conducts information warfare on you.”
He went on: “This was never lost on me. I don’t want it to be lost on you.”
Sisi’s speeches have often alluded to the possibility that modern communication channels, psychology and advanced technology are being deployed to create divisions and harm Egypt from within.
Proponents of the theory such as Amr Ammar, who describes the uprisings of 2011 as the “Hebrew Spring”, has been hosted on several talk shows.*

El presidente egipcio sabe mucho de la guerra de la información porque era de lo que se encargaba cuando el presidente Morsi (¿fue él?) le llamó a formar parte del gobierno de los islamistas como parte de la cuota militar.


La obsesión de que se trata de dividir a los egipcios —¡como si ellos no se las apañaran bien en esto!— es constante. Claro que "los egipcios unidos" significa "monolíticamente alrededor del presidente", como ha ocurrido con las elecciones parlamentarias, en la que los electos tienen que formar parte de un solo bloque o ser vistos como una amenaza a la integridad y unidad de los egipcios. La obsesión monolítica es muy importante entre los egipcios y el más claro signo de sus dificultades para el diálogo nacional. Si todos los que no están conmigo están contra mí, ¿cómo dialogar con los otros? Solo cabe el exterminio del estigmatizado, del demonizado, del desnacionalizado. Esto forma parte importante del drama egipcio.
Ver la revolución de 2011 como una maniobra para desestabilizar y destruir el país, como se dice, es uno de los mayores absurdos, además de una de las mayores injusticias históricas que se han podido cometer. La incapacidad para interpretar su propia historia más que en estos términos absurdos es una gran carga para resolver los problemas. El otro es el problema. Siempre.
De la siguiente conspiración también dimos cuenta aquí:

The Muslim Brotherhood is a masonic group
Since its ouster from power, the Muslim Brotherhood has been widely demonized. This process reached new levels of implausibility, however, when a National Security officer who investigated Mohamed Morsi’s espionage case testified that the Brotherhood is a masonic group that aims to bring a “new religion” to Egypt. Adel Azab, head of the National Security Agencies’s extremist activity investigations department, supported his allegations by saying that Hassan al-Banna is not the real name of the group’s founder and that his father was a Moroccan Jew who relocated to Egypt.*

La entidad de los que dicen estas cosas sorprende. Uno esperaría de las personas que han puesto sus manos en la dirección del país comportamientos más responsables, pero no es así. No se trata de "rumores"; se trata de declaraciones oficiales, de personas vinculadas a los aparatos del Estado que no tienen rubor alguno, probablemente porque realmente lo creen, en decir estas cosas y quedarse tan tranquilos.


Estar bombardeado todo el día por teorías de la conspiración de este calibre debe ser realmente agotador. Construir todas estas historias necesita de una mente especial y de un público muy dispuesto a creerlo. No siempre es fácil de encontrar en la historia situaciones como estas; no, al menos, de esta intensidad y variedad.
De la siguiente también dimos cuenta aquí: "Alexandria floods were caused by the Muslim Brotherhood". Las décadas de abandono de las infraestructuras de la ciudad hizo que se produjeran unas grandes inundaciones y muchas muertes, una gran cantidad de ellas por electrocución al caerse el tendido eléctrico, otro de males del país. Los apagones también suelen ser producidos por terroristas. Por eso el presidente prometió acabar con ellos desde su llegada al poder. Pero no son los terroristas los que cortan el suministro, sino la inutilidad y la corrupción galopante. Pero es más fácil echarle la culpa a los Hermanos o al que toque. Cuando ellos estaban en el poder, también provocaban los apagones para evitar que la gente saliera a protestar, se decía. El resultado es que ya está justificada la inundación de la ciudad por las manipulaciones de la masonería musulmana.


La galopante inflación de la economía egipcia, la debilidad de su moneda, etc. también tienen explicación conspiratoria:

Dollar crisis is also the work of the Muslim Brotherhood, unsurprisingly
If the Muslim Brotherhood is a masonic organization that with the help of the Supreme Council of the World was able to cause the Alexandria floods, it should come as no surprise that it is also behind the dollar crisis. Authorities arrested Brotherhood tycoon Hassan Malek alongside four other leaders in October on suspicion of plotting to destroy the Egyptian economy by destabilizing the pound. As owners of exchange outlets, Malek and other leaders were in possession of documents outlining plans to destroy the economy, and a set of instructions explaining how to drive down the price of the Egyptian pound. Everyone can relax now; the crisis was not the result of the decline in foreign reserves or increasing imports, as economic analysts say.*

Da igual que la libra empeore y que la inflación siga creciendo después de arrestar a sus causantes. Habrán dejado instrucciones o faltan por detener a sus perversos cómplices. Cuando se ha hecho público hace unos días el cálculo estimado de lo que la economía egipcia pierde por la corrupción, todos se han llevado las manos a la cabeza. Inmediatamente se ha creado un comité para evitarlo. 
De la que Mada Masr señala como la penúltima nos hemos ocupado aquí ampliamente, la del avión ruso de pasajeros:

The Russian plane crash and the international conspiracy against Egypt
The last three months of the year saw greater talk of international conspiracies against Egypt in the wake of the tragic Russian plane crash in October, which killed 224 Russian nationals. The Sinai-based militant group Province of Sinai claimed responsibility, and UK, US and Russian intelligence reports later confirmed these claims and deduced that an explosive device planted on board was the most likely reason for the crash.
Media personalities slammed the reports and used conspiracy rhetoric to divert attention from any failings on the part of Egyptian security. In order to manage the contradiction of Russia, one of Egypt’s strongest allies plotting with Western powers who are Egypt’s traditional enemies, the local media blamed the UK and US for plotting to destroy the relationship between Egypt and Russia.*


Esta historia continúa y deja al descubierto la forma en que actúa la mentalidad conspiratoria. Lo curioso es que Egipto, que es capaz de convertir cualquier cosa en un acto conspiratorio, hizo esta vez lo contrario: convirtió un acto conspiratorio (un atentado) en un "accidente". Todavía se sigue sosteniendo oficialmente que no se trató de un atentado (los terroristas tuvieron que mandarles la foto de la bomba usada y ni aún así), sino de un accidente. La conspiración, en este caso, es de segundo grado: todos tratan de convertir el accidente en un "atentado" para hundir a Egipto evitando que vayan los turistas. La cerrazón es de tal calibre que han llegado a colmar la paciencia de un aliado, Vladimir Putin, que ya no se molesta en decirles nada. Putin suspendió los vuelos a Egipto por la inseguridad de los aeropuertos (un bulo conspiratorio más), da igual que los periódicos ingleses recogieran testimonios de cómo se podían saltar los controles por una buena propina). El colmo del absurdo es cuando se aceptó que Putin y Obama (no tienen otra cosa que hacer) estaban conspirando conjuntamente contra Egipto en este caso. Todo el mundo lo vio normal.


La última de las conspiraciones egipcias señaladas en Mada Masr tiene su punto de ironía y puede que sea la única real:

After all, we could be the conspiracy ourselves
Outraged by the brief arrest of journalist Hossam Bahgat and business tycoon Salah Diab, television Lamis al-Hadidi made what might be considered the most insightful observation on Egyptian television. Hadidi believes that Egypt keeps on doing things that put it on the defensive and the country is paying an economic and political price for this.
“We don’t need anyone to conspire against us, we are the conspiracy itself,” she said. “We shoot ourselves with bullets.”*


Creo que no le falta razón. No hay mayores conspiradores contra Egipto que los propios egipcios inventando conspiraciones la mayoría de las veces para tapar la inutilidad de sus gobernantes, que se han aprendido bien los resortes para tener a la población viviendo entre disparates.
La conspiración continua alimenta además la creencia en ser literalmente el ombligo del mundo, el ónfalos, el lugar del que todo proviene, el punto de encuentro entre los hombres, los muertos y los dioses. Alentando este sentido histórico, los gobernantes mantienen en una ilusión de centralidad con la que compensan el estado actual de abandono. La explicación son las conspiraciones.
Mada Masr cuenta algunas, pero podrían añadirse muchas otras más, como la "conspiración del algodón", recogida por Al-Monitor, también en este año:

CAIRO — “There is a global conspiracy behind its disappearance.” This is a common justification reiterated by Egyptian industrialists and officials to explain the decline in the country's cotton economy. Egypt was previously a world leader in cotton production, its economy based upon this sector, with cotton bringing in foreign currency, as it was considered the most valuable cotton in the textile industry.
Despite the importance of this unique Egyptian crop, successive Egyptian governments have failed over the last 20 years to reform its production. Cities such as El-Mahalla el-Kubra and Kafr el-Dawwar depend entirely upon this sector, for which former President Gamal Abdel Nasser set up large textile factories that have now stopped operations, such as the Misr Beida Dyers and Misrayon & Polyester Fiber Co. This crisis threatens 1.2 million Egyptians and has led to losses of 1.8 billion Egyptian pounds ($235 million) in 2014.
Several unions, like the Textile and Weaving Union in Egypt, assert that there is a global conspiracy to ruin the Egyptian textile industry in order to benefit the imported clothes industry. Yet successive Egyptian governments’ policies have abandoned support for cotton farmers, while many countries, such as India and Turkey, provide up to 30% subsidies to this industry.***


Los expertos se desesperan intentado explicar el origen de los problemas. Pero es inútil: nadie entiende a los expertos y su jerga, pero todos entienden las teorías de la conspiración.
¿Por qué usar teorías de la conspiración para todo?  Hay dos motivos muy claros desde los distintos ángulos que implican. Desde el poder es un arma poderosa para justificar el abandono del país, la corrupción galopante que hace que el dinero vaya a donde no debe ir y no vaya a donde debe, justifica a los inútiles puestos a dedo en la economía, la enseñanza, el Ejército, la Policía o cualquier otra institución que tiene que dar explicaciones de sus errores. ¿Por qué no responsabilizar de una ola de calor a ese fantasmal Consejo Mundial? ¿Por qué no achacar al calor las muertes en hospitales y comisarías y no a las pésimas condiciones existentes? ¿Por qué no? Se comprende el interés de los que gobiernan en achacar sus errores e ineptitudes a las conspiraciones.


Pero desde el punto de vista del pueblo, ¿por qué se aceptan? Probablemente sean víctimas de su propio sentido del liderazgo, de ese verdadero culto hacia los que gobiernan. Hay una conjunción entre el que crea las conspiraciones y el que las acepta a ciegas, como una cuestión de fe. Es una especie de síndrome de Estocolmo colectivo en el que el secuestrado —un pueblo entero— no es consciente de su propio secuestro y vive en el delirio continuo. Ese delirio implica la fantasía prolongada y, como en los sueños, todo tiene sus propias reglas, su lógica extrema. Si todos conspiran contra nosotros, es que debemos ser muy grandes; cuantos mayores sean nuestros enemigo, más nos temen.
No solo el poder usa las teorías de la oposición, claro. La guerra de los rumores es entre todos. Si los Hermanos Musulmanes son masones, ¿por qué el presidente Al-Sisi no puede ser un sionista destinado a dividir a Egipto? Y así hasta el infinito.
Las Teorías de la conspiración son frecuentes en el mundo árabe, pero en Egipto se llevan la palma. Las conspiraciones de 2015 dejarán paso a las de 2016. ¡Felices nuevas teorías de la conspiración!



* Mai Shams El-Din, "A year of conspiracies" Mada Masr 27/12/2015 http://www.madamasr.com/sections/politics/year-conspiracies
** "Egyptian TV: America Controls the Weather—and Is Using It to Destabilize the Middle East. Oh, and the rap group Jedi Mind Tricks is somehow in on it." The Daily Beast 10/05/2015 http://www.thedailybeast.com/articles/2015/10/05/egyptian-tv-america-controls-the-weather-and-is-using-it-to-destabilize-the-middle-east.html

*** "Is there an Egyptian cotton conspiracy?" Al-Monitor 20/03/2015 http://www.al-monitor.com/pulse/originals/2015/03/egypt-cotton-production-increase-decrease-textile.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.