viernes, 6 de noviembre de 2015

Más versiones sobre una caída

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
A la información de Cameron recibiendo a Al-Sisi sobre la bomba en el avión se suma la del presidente Obama aportando, como dan en estos momentos las noticias, datos sobre los mensajes que se habrían interceptado en este sentido. Mientras se analizan las cajas, los datos fluyen de las comunicaciones de los terroristas.
Lo ocurrido con el avión se está convirtiendo en un auténtico conflicto, una competencia para tratar de delimitar las responsabilidades indirectas de lo ocurrido. Si la bomba la ha puesto el Estado Islámico, como aceptan los británicos por boca de su Primer Ministro y los estadounidenses por su Presidente, es decir, de los máximos portavoces posibles, la responsabilidad de la seguridad recae entonces sobre Egipto, como responsable del aeropuerto, y Rusia en cuanto a responsable de la compañía. Pero ya vimos que esto no se va a asumir fácilmente y queda mucho terreno para disputar y hacer valer la propaganda.
The Washington Post señalaba todavía ayer:

LONDON — Russia and Egypt dismissed as “speculation” British suggestions Thursday that a bomb caused a Russian jetliner to crash in the Sinai Peninsula, while Britain drafted plans to bring home thousands of tourists amid concerns over airport security in the Egyptian resort city of Sharm el-Sheikh.
A spokesperson for British Prime Minister David Cameron said that flights from Sharm el-Sheikh to the United Kingdom would resume on Friday under a strict new security regimen in order to ferry home thousands of stranded vacationers. Flights between the United Kingdom and Sharm el-Sheikh were halted Wednesday evening because of terrorism concerns, and outbound flights from the United Kingdom to Sharm el-Sheikh will remain grounded on Friday.*


Los británicos se han curado en salud y han establecido sus propias medidas de regreso para sus ciudadanos para asegurarse que no les introducen una bomba entre el equipaje o que un miembro de la tripulación o del pasaje resulte ser un yihadista suicida. Esas medidas convierten en una auténtica "evacuación" el centro de vacaciones, que queda como consecuencia convertido en una especie de "zona de guerra", algo que Egipto no se puede permitir.
La ingenuidad egipcia de intentar mantener la zona como si allí no pasara nada es bastante irresponsable por parte de las autoridades. Pero el planteamiento egipcio es precisamente ese, por extraño que parezca. La irresponsabilidad es creer que la "sisimanía" afecta a sus enemigos. Su solo nombre no espanta al enemigo. Durante décadas los problemas (un problema es alguien que causa un problema) se han resuelto encarcelando gente, por eso ninguno se resuelve.


El titular de hoy de Ahram Online es para el presidente Obama y sus declaraciones, que entran en contradicción con lo dicho hasta el momento por el presidente y por Vladimir Putin, que tiene ahora lo que el Estado Islámico presenta como las primeras "bajas rusas".
Es poco probable que Cameron y Obama se hayan lanzado al campo de las declaraciones sin tener las bazas seguras, es decir, información fiable al respecto. Los intereses de Egipto y Rusia se ven debilitados por la pérdida de prestigio y respeto, además, evidentemente de las pérdidas humanas, que son las que hay que lamentar.
Ahram Online trata de dar las dos versiones de lo ocurrido: la ruso-egipcia y la occidental. Otros países, aunque no han dicho nada, lo han hecho: han empezado a llevarse sus turistas de la zona. El periódico no puede obviar las noticias y recoge los detalles de la versión dada por el presidente Obama y los medios occidentales, tras señalar que su seguridad se desprende de las escuchas:

"The tone and content of the messages convinced analysts that a bomb had been carried on board by a passenger or a member of the airport ground staff," the newspaper reported, without giving a source.**


Cada actuación de este tipo, que no son de gran complicación técnica o logística, permite rebajar el nivel de confianza con el que Rusia y Egipto están jugando. Comentábamos el otro día que para Rusia es un golpe grave, ya que se presenta como una potencia protectora, pero lo es mucho más para Egipto en la medida en que su situación interna es peor y le daña la imagen al presidente, con lo que acaba sumiendo al país en un pesimismo mayor del habitual.
La justificación de todas las medidas de fuerza tomadas por Al-Sisi, incluidas las del golpe de estado —evitar una guerra civil—, fue y es la seguridad. La seguridad es la que trae la prosperidad, pues afianza el turismo y atrae a los inversores. En cambio, el turismo se aleja y los inversores no acaban de llegar. La inflación, del 9%, se come lo que los egipcios puedan ganar con mucho esfuerzo.
Pero no todo son jarros de agua fría para el presidente egipcio en su visita a Londres. Daily News Egypt termina su artículo sobre la visita señalando algunas cuestiones interesantes que podrán ser vendidas en clave interior ante la opinión egipcia:

Meanwhile, the British Times published an article stating that Cameron was to announce new “curbs on the Muslim Brotherhood” within weeks, as part of moves to appease Saudi Arabia and Egypt, ahead of a planned visit to Riyadh early next year.
Earlier in October, Cameron said in a speech to the Conservative Party Conference that religious supplementary schools in England that teach children intolerance would be investigated and closed down, including Christian Sunday schools and Jewish yeshivas. However, according to the BBC, the move more likely targets “Muslim madrassas”.
Cameron stated that a “minority of Extremists within the large Muslim community was acting against the peaceful values of the Islamic religion”***


El anuncio es un poco extraño dadas las medidas intolerantes en cuestiones religiosas que el propio Egipto está viviendo. Por más que el discurso oficial habla de moderación y alejamiento de la radicalidad, lo cierto es que a lo que se asiste —lo hemos comentado en  muchas ocasiones— es a una "radicalización institucional" de la religión asumida por el propio estado a través de sus acciones judiciales o de los medios de comunicación, convertidos también en perseguidores del disidente.
Está bien, por supuesto, que en las escuelas inglesas se traten de evitar las derivas radicales en materia religiosa, sea de cualquier confesión, pero eso no evita los problemas en Egipto y es poco probable que resuelva problemas en el Reino Unido a corto o medio plazo. La medida es necesaria, pero es de una índole diferente.


Lo cierto es que el presidente Al-Sisi ha tenido una visita bastante dura. La prensa egipcia siempre presenta sus viajes al exterior como para "hablar de seguridad". Es una forma retórica y eficaz internamente para hacer ver que Egipto forma parte de esa lucha contra el "terror", pero eso implica "eficacia", algo que el atentado del avión de Sharm El-Sheik no permite creer. Egypt Independent recoge las preguntas incómodas que la prensa británica le ha hecho respecto a la baja participación en las elecciones:

President Abdel Fattah al-Sisi has said that the low turnout recorded during the first phase of parliamentary elections, which ended on October 28, was not indicative of popular discontent with his rule.
Speaking to the BBC ahead of a visit to London for talks with PM David Cameron, Sisi maintained that the low turnout by voters during the polls “was neither unexpected nor evidence of growing disillusionment with my rule”.
The president added, "what has been achieved in our experience may not be the best, but we are going ahead with it and we will make further progress.”****


Se avecinan tiempos duros para Egipto y para su presidente. La estrategia islámica es siempre minar el prestigio porque saben que es ahí donde reside la autoridad y la obediencia. Cuanto más se presuma de tener controlada la seguridad, mayor será la probabilidad de dejarlo en evidencia demostrando que no "controla el país".
El crédito popular se está agotando rápidamente. Diga lo que diga el presidente, la bajísima participación sí es un síntoma de algo. Puede discreparse en el de qué, pero es evidente que sí afecta a la presidencia egipcia y a la construcción del sistema futuro. Al convertir la presidencia en el elemento central de la vida política, del país y de la Historia, el desencanto no podía dejar de llegar. La sisimanía se vuelve en contra de quien la generó.
En este sentido, Egypt Independent publica un duro artículo titulado "We won’t buy illusions, Mr President", cuyo título ya es indicativo de este estado. Lo firma Hamdi Rezk y su comienzo es el siguiente:

“We shall never sell illusions to the people”. Yes, I believed you when you said so, Mr. president. You will neither sell illusions nor will the people buy them from you, for the nation has recovered from its addiction to delusions and can now distinguish good from bad.
Delusions are not marketable anymore and we are not asking you for illusions, but something rather possible to secure: minimum subsistence, an opportunity for education and a hope for recovery. That is not too much to ask for, is it? We are not dreaming of villas, luxury cars or green lawns; Egyptians are merely aspiring for self-sufficiency. Is that too much to ask?
Mr. President, illusion mongers are touring impoverished allies with their goods and we bought them in the past. You are right, it was a fake purchase. You did not do it, but there people who sell illusions using your presidential franchise. Those who knock on our doors, speak on your behalf, claim closeness to you and lie both to you and to us equally. The common people believe the goods are yours, Mr. President, then regret buying them. Who let those swindlers into the market?
Who is causing this illusion? Who is speaking about billions while addressing a nation that is praying to Allah for the very basics? Who had promised, and is still promising, people with paradise? People have lived the delusion of billions of returns for five arid years: the promised billions of smuggled funds from Switzerland, the widely-published billions from the Economic Conference and the anticipated millions from the New Suez Canal, and promises continue.*****


Es la queja de los que piden poco, pero reciben nada. Las ilusiones pretenciosas que han rodeado a la presidencia egipcia y a sus allegados se están volviendo en contra. El sonido triunfal de las trompetas se ha vuelto estridencia molesta. Tras Mubarak, el egipcio medio pedía poder seguir viviendo, limpiar la corrupción; los jóvenes pedían reformas y libertades. No han tenido ni una cosa ni otra. La crisis se agrava y el sistema se repliega sobre sí mismo mientras vuelven a aparecer los mismos personajes de la era anterior. Eso lo percibe el egipcio. La idea de "franquicia presidencial" no está mal construida y tiene un sentido inmediatamente detectable, sobre todo con unos medios propagandísticos trabajado a pleno rendimiento para conseguir los favores erigiéndose en portavoces. Pero, como señala el artículo, esos tiempos se acaban.


Las fotos que los medios egipcios y de otras partes del mundo reproducen hoy son las de los mostradores del aeropuerto llenos de turistas que parten apresuradamente hacia sus países de origen. Se van ante la posibilidad de peligro. El miedo no necesita esperar a que haya conclusiones oficiales sobre un estallido en el aire del avión.
Mientras sigue la guerra de los discursos, de la influencia, del prestigio, etc. el Estado Islámico sigue la suya.


II.- Y ahora... (16 h.)
La noticia ha debido ser como una bofetada en la cara egipcia: Rusia saca a sus ciudadanos de Sharm el-Sheik. Las autoridades egipcias habían intentado impedir el éxodo británico en una rabieta, alegando motivos de seguridad (¡qué ironía!), pero la salida rusa lo cambia todo.
Putin no quiere mantener ante sus ciudadanos una actitud que le pueda ser reprochada. Egipto queda solo con su versión. Una vez más...



* "Russia and Egypt brush off British suggestion that bomb caused plane to crash" The Washington Post 5/11/2015 https://www.washingtonpost.com/world/russia-and-egypt-brush-off-british-suggestion-that-bomb-caused-plane-to-crash/2015/11/05/948df81c-834a-11e5-8bd2-680fff868306_story.html?hpid=hp_hp-more-top-stories_plane640am%3Ahomepage%2Fstory
** "Obama says bomb may have caused Egypt plane crash" Ahram Onlie 6/11/2015 http://english.ahram.org.eg/NewsContent/1/64/162838/Egypt/Politics-/Obama-says-bomb-may-have-caused-Egypt-plane-crash.aspx
*** "Al-Sisi meets Cameron amid back and forth UK-Egypt remarks" Daily News Egypt 6/11/2015  http://www.dailynewsegypt.com/2015/11/05/al-sisi-meets-cameron-amid-back-and-forth-uk-egypt-remarks/
**** "Low election turnout not sign of popular discontent: president" Egypt Independfent 4/11/2015 http://www.egyptindependent.com//news/low-election-turnout-not-sign-popular-discontent-president
***** "We won’t buy illusions, Mr President" Egypt Independent 3/11/2015 http://www.egyptindependent.com//opinion/we-won-t-buy-illusions-mr-president









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.