domingo, 1 de noviembre de 2015

Las versiones

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
La desgracia se vuelve a cebar con los aviones civiles. Esta vez ha sido sobre otra zona caliente del planeta. Si sigue habiendo cuestiones de debate sobre el avión de pasajeros derribado sobre la zona rebelde de Ucrania, esta vez se trata de Egipto, en la zona también sujeta a combates del Sinaí.
Dentro de la guerra de informaciones que caracterizan los conflictos modernos, el incidente ha puesto en marcha inmediatamente desmentidos oficiales y proclamas terroristas. Al intervenir el Estado Islámico y los grupos egipcios afiliados en la guerra de comunicados, el caso deja de ser un "accidente" y se convierte en un elemento reivindicativo que involucra a tres agentes: Rusia, Egipto y el Estado Islámico.
Mientras los agentes eran dos, Rusia y Egipto, las versiones se mantenían en suspenso, como probabilidad. Al intervenir el Estado Islámico reivindicándolo como parte de una "acción de guerra" o "acto terrorista", la cuestión se complica mucho más porque obliga a Rusia y a Egipto a robustecer sus pruebas.


Pero la cuestión importante es "¿quién reivindicaría el ataque a un avión de pasajeros?" La cuestión se entiende mejor al compararla con el "caso ucraniano". La diferencia entre los dos tipos de guerras a los que estamos asistiendo se podría concretar en esa cuestión: entre aquello que pueden haber cometido un error de identificación y haber derribado un avión de pasajeros —como parecen aceptar la mayoría de los interesados— y aquellos que, por el contrario, son capaces de reivindicar como una acción bélica el accidente de un avión de pasajeros.
El hecho de lo hayan reivindicado los miembros del Estado Islámico en Egipto nos hace ver la diferencia esencial que existe tras las mentalidades en unos casos y otros. Rusia y Egipto han comenzado negando la posibilidad del atentado y se mueven en la del accidente.
El final de la noticia actual en Ahram Online hace ver las tres líneas principales que comienzan a definirse:

An Egyptian affiliate of the Islamic State group claimed it had downed the aircraft, an allegation both Cairo and Moscow dismissed with officials saying a technical or human error is more likely.
In an interview with Russian state channel NTV, the wife of co-pilot Sergei Trukachev said her husband was complaining of the aircraft's condition.
Ayman El-Mokadem, an Egyptian official from the government's Aviation Incidents Committee, said that the pilot was experiencing technical problems and wanted to land at the nearest airport.
However, Civil Aviation Minister Hossam Kamel said that there is no record of any such request being made by the pilot.
Germany's Lufthansa, Dubai-based Emirates, and Air France all said they would stop flights over Sinai until the reason behind the crash is known.
Russian Transport Minister Maxim Sokolov and Russian Emergencies Minister Vladimir Puchkov arrived in Cairo late Saturday along with a team of experts to assist in the investigation by Egyptian authorities.
Minister Sokolov dismissed the claim by the ISIS group affiliate as inaccurate.*


La línea rusa abunda ya en la petición del piloto de aterrizaje por problemas en el avión, mientras que la egipcia dice que no hay constancia de llamada alguna. Mientras el Estado Islámico reivindica el derribo de la aeronave.
The Washington Post da más información sobre las sospechas rusas, dirigidas contra la compañía:

Russian officials announced Saturday that they had opened an investigation for gross negligence and safety violations that may have led to the crash. In a statement, Russia’s Investigative Committee said it was searching the Moscow offices of the airline, Kogalymavia, which flies under the brand Metrojet, and the airline’s facilities at Domodedovo International Airport. Airline employees would be interviewed and the quality of fuel used by Metrojet on its flights would be examined.**


La línea presentada abre también nuevos problemas, esta vez hacia las compañías rusas. Es sorprendente, en cualquier caso, que ya ayer se apuntaran con tanta precisión objetivos de la investigación que pueden remitir a otro tipo de informaciones más allá de los restos del aparato.
Como en todos estos casos, las versiones irán llegando hasta que los hechos las reduzcan a otro nivel de discusión. Lo importante ahora es que tanto rusos como egipcios no tienen el más mínimo interés de conceder al Estado Islámico un margen de duda, que sería visto como una "victoria" sobre dos enemigos.


Pero a efectos de los mecanismos de propaganda, al EI le basta con reivindicarlo para vivirlo como una victoria entre sus seguidores. En efecto, la ventaja de la propaganda islamista es que no necesita ser cierta en este o cualquier otro caso, ya que siempre apelará a la falta de reconocimiento de sus enemigos. Para ellos ya es una victoria y da igual lo que se diga. Si les dan la razón, es un éxito propagandístico; y si no lo hacen también. Pueden reivindicar cualquier cosa.
En cualquier caso, la sospecha es suficiente para producir el daño que quieren causar, que se centra también en lo económico. Señalan en el diario El País:

El año pasado, 3,1 millones de rusos visitaron Egipto, dejando aproximadamente unos 2.300 millones de euros en el país. Esta cifra representa más de una cuarta parte de los extranjeros que viajaron al país, aunque en la región del mar Rojo donde se halla la localidad de Sharm el Sheij fueron casi el 60% del total.***


Un accidente de este tipo es lo peor que le puede pasar a la economía, pero si es un atentado es lo peor que le puede pasar al gobierno egipcio, sin perjuicio del daño económico.
El turismo ruso va en el paquete de la influencia y de las compras de otros elementos. El retraimiento del turismo occidental se ha visto compensado por la mayor afluencia desde Rusia. Un accidente puede ocurrir, pero un atentado implica debilidad y negligencia en la salvaguarda de los que van. Recordemos la muerte cercana de los turistas mejicanos por el bombardeo y asalto del  Ejército egipcio tras una "confusión" de la que todavía no se ha dado una explicación concluyente tras los primeros días.

El interés del Estado Islámico no es solo apuntarse una "diana" en el avión de pasajeros, sino perjudicar al estado egipcio y mantener alejado de la zona al turismo internacional, algo que agrava las varias crisis egipcias y siembra la pesadumbre en la población. Veremos cómo avanzan las investigaciones. Y las reivindicaciones.
Nuestras condolencias para los amigos y familiares y nuestro desprecio para los que se apuntan muertes aunque no las hayan causado. Los hay con vocación de asesinos.


* "Egypt's top prosecutor orders restricted access to plane crash site as probe continues" Ahram Online 1/11/2015 http://english.ahram.org.eg/NewsContent/1/64/162361/Egypt/Politics-/Egypts-top-prosecutor-orders-restricted-access-to-.aspx
** "No survivors after Russian airliner crashes in Egypt’s Sinai Peninsula" The Wasington Post 31/10/2015 https://www.washingtonpost.com/world/russian-airliner-crashes-in-egypts-sinai-peninsula/2015/10/31/feff65e0-7fa9-11e5-beba-927fd8634498_story.html
*** "Rusia y Egipto dudan de que el avión estrellado en el Sinaí fuera derribado" El País 31/10/2015 http://internacional.elpais.com/internacional/2015/10/31/actualidad/1446278882_654724.html



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.