jueves, 5 de noviembre de 2015

La explosión y la línea solitaria

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
¡Buena la ha armado Cameron antes de la visita del presidente Al-Sisi! ¿A quién se le ocurre mencionar la posibilidad de un artefacto explosivo en el avión? Si hace unos días hablábamos de diferentes "versiones", dejábamos fuera la que parecía más evidente tras "sumar y restar" y que era la que nadie quería decir. Pero David Cameron es un personaje al que le gusta dar exclusivas. Le gusta afirmar ante el mundo que es un hombre bien informado, aunque alguna vez le saliera un ministro de Exteriores diciendo que creían que Gadafi estaba en Venezuela.
El diario Ahram Online señala lo siguiente:

Egypt's Foreign Minister Sameh Shoukry said he was "somewhat surprised" by remarks from Britain Prime Minister David Cameron that an explosive device was the likely cause of last weekend's crash of a Russian airliner over Egypt's Sinai peninsula.
"This is a matter for the investigation to clarify and we should not prejudge or take any measures that might have implications," Shoukry told CNN.
"Implication also that the fact that a very large number of Egyptians who rely heavily on the tourist industry."
Britain said it was working with airlines and Egyptian authorities to put in place additional security and screening measures to allow Britons in Sharm El-Sheikh to get home, but that would take time and there would be no flights returning from the resort on Thursday.
Cameron is due to hold talks with Egypt President Abdel-Fattah El-Sisi in London on Thursday.
Evidence now suggests that a bomb planted by the Islamic State militant group is the likely cause of the Russian airliner crash, U.S. and European security sources said on Wednesday.*


Hasta el momento, las informaciones dadas eran muy sutiles y medidas. El estado Islámico es el que dice que han sido ellos, lo que obliga a los otros a encontrar algo que podríamos llamar una "versión mejor" que lo desmienta. Por ejemplo: decir que el Estado Islámico no posee una tecnología como para alcanzar a un avión a 9.000 metros de altura es correcto. Pero es presuponer que se ha derribado con un misil y que iba a 9.000. Como la altura a la que iba parece ser la correcta, las preguntas son otras, una vez eliminadas las menos molestas. El problema es que cualquier respuesta molesta a alguien porque los aviones están hechos para llegar de un lugar a otro sin desaparecer en el trayecto, explotar o ser derribados.
Si es un fallo del avión, molesta a los mantenedores y fabricantes. Los rusos empezaron por investigar a la compañía y el combustible. La familia del copiloto se apresuró a decir que había comentado varias veces que el avión era una chapuza, una instrucción que se debe dejar siempre a la familia antes de salir porque las más de las veces la culpa se les echa a los pilotos. Los egipcios negaron pronto que el piloto hubiera pedido algún tipo de medida a tierra.
Eso sí, ni a rusos ni a egipcios les interesaba que el Estado Islámico haya sido el autor. Pero al Estado Islámico sí le interesaba, como ya dijimos, fuera verdad o mentira, aunque solo fuera propaganda.


Cuando los restos están tan diseminados —cinco kilómetros a la redonda— no se ha producido una caída normal, sino que algo ha pasado en el aire. Cuando ocurre en un lugar completamente plano, nos preguntamos por qué no se pudo hacer un aterrizaje de emergencia. Es decir, todo lleva a la explosión en el aire con o sin impacto. Si todos están de acuerdo en que el Estado Islámico no tiene la tecnología necesaria (como sí la tenían los prorrusos de Ucrania, por cierto), la única hipótesis viable es la explosión. Por eso fueron a por lo del combustible, me imagino, los rusos.
Poner una bomba en el equipaje es barato y relativamente fácil. No se necesita mucha tecnología, ya que basta con tener algún infiltrado en el aeropuerto. Eso hace recaer todo el peso sobre Egipto y hacerle daño doble: descrédito en la seguridad y recorte del turismo. Estos dos aspectos son esenciales tanto para la cuestión económica como para sus derivaciones hacia la forma de ver a la presidencia.


La prensa egipcia insiste en que no hay todavía una conclusión en la investigación, pero sí más información que al principio. Esto significa que las hipótesis que ahora se expongan están más "depuradas" que las primeras. Y eso hace que sean más duras de aceptar:

The U.S. and European security sources stressed they had reached no final conclusions about the crash.
Britain on Wednesday cited the likely possibility of an explosive device as the cause of the crash, but made no mention of any group that may have been responsible.
"We have concluded that there is a significant possibility that the crash was caused by an explosive device on board the aircraft," Britain's foreign secretary, Philip Hammond, said after a meeting of the government's crisis response committee chaired by Prime Minister David Cameron.
Egypt, a close ally of the United States and the most populous Arab country, dismissed a similar claim of responsibility for the crash by Islamic State on Saturday.
"It is believed to be an explosion but what kind is not clear. There is an examination of the sand at the crash site to try and determine if it was a bomb," said an Egyptian source who is close to the team investigating the black boxes.
"There are forensic investigations underway at the crash site. That will help determine the cause, to see if traces of explosives are found."
Sisi has described Islamist militancy as an existential threat to the Arab world and the West and has repeatedly called for greater international efforts to combat the militants.
Hammond said Britain is "advising against all but essential travel by air through Sharm El-Sheikh airport. That means that there will be no UK passenger flights out to Sharm El-Sheikh from now."*


Esta última advertencia solo se toma si hay indicios claros de que han sido los fallos de seguridad los que han posibilitado el derribo del avión. Y eso supone ese segundo frente que es el turístico, el talón de Aquiles de los países. Para hacer daño turístico no hacen falta grandes recursos. Basta saber dónde hacerlo, como señalábamos de Túnez. Una foto de un terrorista paseando por la playa con un fusil ametrallador es suficiente. Si se le añadan decenas de muertos, el efecto está completo.


La información de Ahram Online se cierra con una cortina de humo, el recordatorio de que la reivindicación del Estado Islámico iba contra "los ataques aéreos rusos":

The self-styled Sinai Province group has said it had brought down the airliner "in response to Russian air strikes that killed hundreds of Muslims on Syrian land."
In an audio message posted on a Twitter account used by the group, Islamic State's Egyptian affiliate insisted on Wednesday it was behind the crash. The claim could not immediately be authenticated.*


Dentro de las sutilezas antes comentadas, parece un intento absurdo de señalar que no es por nada que Egipto haya hecho, por más que exista una verdadera guerra en el Sinaí, sino como "algo contra los rusos". Evidentemente esto no convencerá a los ingleses, David Cameron incluido, que han decidido cortar los vuelos con el principal centro turístico de la zona.
Llama la atención una línea solitaria en mitad del texto que dice lo siguiente: «Sisi was elected president last year on promises he would stabilise Egypt and rebuild its shattered economy.»* Es una línea muy interesante en el contexto en el que se desarrolla la noticia y tras la resaca de una primera fase electoral en la que la participación no ha logrado superar el 26%. La sisimanía se basaba en el carácter invencible e infalible del líder que les llevaría al éxito y la gloria, el presidente que el mundo envidia y que te pueden robar. Eso parece que se ha terminado. Hoy, David Cameron recibe a su invitado con gente protestando por su visita a Reino Unido. Aunque no se hubiera producido la explosión, la manifestaciones se habrían producido igual, es cierto, pero el anuncio de Cameron de detener los vuelos a la zona turística egipcia tiene el carácter doble e hipócrita de ser una medida de seguridad y una "sanción" sin serlo oficialmente. Es una afirmación de que Egipto "no es seguro" cuando la justificación —interna y externa— del régimen es que es seguridad para todos y, por ello, debe ser respaldado.  De ahí la "sorpresa egipcia" ante esta extraña recepción al presidente. Se supone que las salidas de Al-Sisi a países como Reino Unido son para debatir sobre seguridad, creando esa imagen de alianza puntera contra el "mal". Suspendiendo los vuelos británicos, Cameron ha dejado en evidencia a su invitado. ¡Mal anfitrión!





* "Egypt 'surprised' by David Cameron's remarks over likely cause of plane crash" Ahram Online 5/11/2015 http://english.ahram.org.eg/NewsContent/1/64/162712/Egypt/Politics-/Egypt-surprised-by-David-Camerons-remarks-over-lik.aspx






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.