jueves, 19 de noviembre de 2015

El empecinamiento

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
Ayer veíamos dentro de nuestras Jornadas "Mujeres de 3 culturas" la excelente película egipcia "El Cairo 678" (Mohamed Diab 2010). Cuando una mujer decide hacer la primera denuncia contra el acoso sexual sufrido, surge la sospecha de que se trata de una "conspiración" exterior para dañar el prestigio de Egipto. La película es de 2010 y recoge unos hechos reales ocurridos en 2008 y 2009. La negación de la existencia del acoso en un país cuyas cifras estimadas están por encima de 95% puede resultar sorprendente, pero esta y otras muchas películas ayudan a explicar una mentalidad que tiende a negarlo todo por sistema y si ya no puede seguir haciéndolo, le echa la culpa a otro. Es la opción B. No hay más.

Mientras Rusia da detalles de la bomba que derribó su avión, señalando que se colocó en una lata de refresco bajo un asiento, etc., etc. el gobierno de Egipto sigue empecinado en negarlo ante el aburrimiento universal producido por escuchar siempre excusas, una y otra vez, sea el problema que sea.
Sería más fácil aceptar que todos los pasajeros formaran parte de una secta diabólica que decidiera darse un baño en Sharm El-Sheik y después hacerse volar en el aire que reconocer que la seguridad falló estrepitosamente en el aeropuerto. La conspiración para acabar con Egipto, aquella que empezó ya en la ápoca de los faraones, continúa.
Ahram Online ya trata directamente la cuestión que se va a plantear con las indemnizaciones cuando todos (menos Egipto) estén de acuerdo en que fue una bomba introducida en el aparato lo que hizo que estallara en el aire. El gobierno sigue negando.


Daily News Egypt reproduce incluso la foto que el Estado Islámico ha publicado con la bomba en la lata de refresco. Pero para el gobierno egipcio, se trata de otra conspiración (de Occidente, Rusia  y el Estado Islámico) contra ellos. Señala el periódico:

Within days of the crash, several Western governments claimed the plane was likely brought down by a bomb. On Tuesday, Moscow confirmed it had reached the same conclusion, but the Egyptian government still maintains it has still not found evidence of criminal action.
Some analysts believe IS originally planned to bring down a Western airliner but picked a Russian jet after Moscow launched its airstrikes on the militant group’s positions in Syria. The propaganda magazine described the Kremlin’s decision as “thoughtless.”
“This was to show the Russians and whoever allies with them that they will have no safety in the lands and airspace of the Muslims,” the group wrote. “That their daily killing of dozens in (Syria) through their air strikes will only bring them calamities.”
On Tuesday, Russian President Vladimir Putin offered a 47 million euro ($50 million) reward for information leading to those responsible for the jet’s downing.*


Es realmente sorprendente que se pueda llegar a estos extremos de cerrazón. Desde el principio señalamos que Egipto se quedaría solo, pero nunca pensé que llegaría a estos extremos de soledad en el negacionismo. No hay informe, dictamen o resolución, lo haga quien lo haga, que coincida con los datos, planteamientos... del gobierno egipcio. Eso va del reconocimiento del tráfico futuro en el Canal de Suez después de haber hecho un tramo innecesario a mayor gloria del gobierno y del patriotismo de los egipcios, que compraron los bonos para construirlo, a la negación del acoso sexual en sus calles, la existencia de menos del mil ateos en el país (la cifra es muy exacta,  ochocientos y pico, según sus fuentes), los encarcelados, los desaparecidos...


Cuando el gobierno egipcio dice que va a investigar algo lo hace tan concienzudamente que casi nunca llegamos a saber el resultado. Eso afecta a los que mueren por las olas de calor en los calabozos y hospitales, a las máquinas milagrosas que curan el SIDA desarrolladas por los militares, el asesinato de Shaimaa al-Sabbagh (conspiración de sus compañeros de partido), las riadas de Alejandría (otra conspiración, esta vez islamista) o cualquier otra cosa molesta de explicar.
Con la misma energía con que se puede negar lo que los demás aceptan como más probable o incluso evidente, algunos egipcios, en cambio, son capaces de elaborar complejas teorías sosteniendo las cosas más inverosímiles que se aceptan con poca dificultad. Son dos facetas totalmente complementarias que convierte a muchos egipcios en negadores de obviedades y enérgicos defensores de fantasiosas teorías de la conspiración constante contra ellos. La última es la ofensiva emprendida contra el activista de la revolución Wael Ghoneim, uno de sus rostros más interesantes.


Como se trata de que los egipcios crean que la revolución de enero de 2011, en la que se derribó (aparentemente) a Hosni Mubarak, fue una conspiración occidental y sionista para acabar con la paz, riqueza y felicidad que disfrutaban todos bajo el mandato de 30 años del amado presidente, hay que convertir en agentes extranjeros a los que la encabezaron. Ghoneim era un ejecutivo de Google en Egipto que creó la página "Todos somos Khaled Said", que fue un llamamiento a la protesta ante la tortura y muerte del joven a manos de la corrupta policía de Alejandría. Ghoneim fue detenido y luego puesto en libertad y recibido como un héroe. Pero los tiempos cambian y se tuvo que ir ante los ataques a los revolucionarios por parte de los miembros del antiguo régimen que iniciaron la ofensiva contra los revolucionarios desprestigiándolos.

Para ello Egipto tiene un especialista: el abogado "patriota" Samir Sabry, especializado en presentar denuncias ante los tribunales. Una de las últimas medidas que ha pedido esta lumbrera jurídica es que se quemen los cadáveres de los terroristas ejecutados. A esto lo ha llamado "un toque hindú" y es la aplicación de la venganza post mortem.
La pretensión de Sabry es que a Wael Ghoneim le quiten la nacionalidad egipcia por conspirador y traidor a la patria. 
Cuentan en Egypt Independent:

The lawsuit states that Ghoneim claims being a nationalist and revolutionist but actually incited against former president Hosni Mubarak’s regime. He is accused of colluding with external forces to spread chaos in Egypt. The US forces were the first to search for Ghoneim when he was taken by the Egyptian forces for 12 days.
It also states that Ghoneim was never part of the 25 January Revolution in 2011 and did not witness Egyptians suffer to represent them.**


Para extender el caos por Egipto no hace falta una conspiración internacional; se suelen bastar los gobiernos, como acusan todos los días en la prensa. No hace muchos días, Ramy Galaal hacía un llamamiento desde las páginas de Egypt Independent pidiendo que fusionaran los ministerios de Aviación y Turismo. Comenzaba así:

In any country, the number of crises should decrease as the number of ministries increases, because this means more ability to control. 
But the opposite happens in Egypt, where we have as many as 33 ministers, while countries like the United States, China and Japan have less than 20 ministers. These countries have a limited number of ministries, yet an unlimited number of creative solutions to crises.**


Con el fondo de la crisis del avión ruso y la consiguiente del turismo, la separación de los ministerios ya es una fuente de problemas por sí misma. Los ministros afectados pensarán que mejor por separado hasta que se les ocurra algo, porque si además de los turistas te tienes que responsabilizar de los aviones que los traen y los llevan desde tus aeropuertos, es un ministerio complicado y poco deseable.
Pero las "soluciones creativas" a diferencia de las antes citadas "respuestas creativas" necesitan de la prueba de la eficacia. No vale solo el ingenio, sino que además hay que resolver el problema.
Galaal terminaba su artículo señalando: «The problem is not the fall of the Russian plane from the sky to the ground. It is our inability to come up with bright ideas that take us from the ground up to the sky.»**


El negar las cosas empecinadamente no resuelve ningún problema, como hemos repetido muchas veces. No resuelve nada y crea, en cambio, múltiples problemas de credibilidad y dudas sobre la eficacia general del conjunto.

La facilidad con la que se aceptan ideas inverosímiles y la resistencia a aceptar las razonables dan un perfil agotador, perdiendo energía constantemente que se podrían destinar a resolver problemas reales, que no faltan.




* "‘IS’ releases photo of ‘Sinai jetliner bomb’" Daily News Egypt  18/11/2015 http://www.dailynewsegypt.com/2015/11/18/is-releases-photo-of-sinai-jetliner-bomb/"
** "Merge the two ministries" Egypt Independent 17/11/2015 http://www.egyptindependent.com//opinion/merge-two-ministries

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.