jueves, 22 de octubre de 2015

Las elecciones egipcias o quién se burla de quién

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
Egipto sigue su particular lucha contra el mundo. Es más correcto decir que es el gobierno egipcio, pues los egipcios tienen su propia lucha con él también, aunque de un orden distinto.
El hecho cierto es el siguiente: los egipcios han votado muy poquito. Al gobierno le ha sentado bastante mal y desde fuera se ha tomado esto bastante a "broma", no por los egipcios, desde luego, sino por las pretensiones del gobierno.
En general, con razón o sin ella, no hay que irse fuera, pues los propios egipcios lo suelen hacer. Egypt Independent señala:

Turnout was so low in the first round of Egypt's parliamentary elections, that satirist Bassem Youssef derided it as an ingenious strategy to show the world Egypt had rid itself of its notorious overcrowding.*


Lo que no es impedimento para que los siguientes párrafos sean ya de preocupación por la forma en que se puede interpretar por parte del propio gobierno o el grupo de sus animadores:

Empty polling stations highlight disillusionment with Egypt's chaotic political transition but could have the surprise effect of bolstering President Abdel Fattah al-Sisi's authority by suggesting that, four years after they revolted against one-man-rule, Egyptians still look to the presidency as the main seat of power.
Voting in the first of two election rounds took place on Sunday and Monday but lack of interest from voters, even many who support the former general, could be interpreted as a green light to consolidate his own rule.
"This adds to his mandate and takes away from that of the parliament. This is part of this depoliticalisation process within which Sisi rose to power. All in all, I don't think he is a loser from what happened," said Amr Adly, non-resident scholar at the Carnegie Middle East Centre.*


Si esta es la respuesta a las urnas vacías, Egipto se encamina una vez más hacia el vacío. Sin la necesidad de que el pueblo se manifieste porque su aburrimiento o indiferencia se interpreta como adhesión y plena confianza en el líder que no quería ser presidente pero Sadat se le presentó en sueños para convencerle de ello, el futuro se esclarece y se oscurece en un solo movimiento. La política se convierte entonces en un arte de ventriloquía en el que el presidente, moviendo poco los labios, pone voz al pueblo, muñeco sobre sus rodillas. La política se convierte así en un diálogo con uno mismo en donde el pueblo sobra.
El llamamiento de al-Sisi a las urnas entra en contradicción con esto, pero ¿qué no arregla una buena propaganda? Igualmente es un revés que los jóvenes no respondieran a su llamamiento. Tampoco es problema si se explica que la juventud tiene tanta confianza en el presidente que ignora las elecciones parlamentarias.
Lo cierto es, más bien, que el propio sistema está generando esta apatía y desilusión respecto a las expectativas creadas. El hecho de que el gobierno se siga enfadando porque nadie entienda a Egipto debería hacerles reflexionar y pensar en algún momento del día que a lo mejor están en un camino equivocado.


El enfado del gobierno por no ser tomado en serio ha sido recogido por Egyptian Streets, que ha hecho una recolección de puntos de vista foráneos sobre ese "exceso de confianza" de los egipcios en su presidente y gobierno. Con el titular "Foreign Coverage Paints Gloomy Picture of Egypt’s Elections" presentan el siguiente panorama sobre la prensa internacional:

A “meaningless” election featuring a “low turnout” signalled the beginning of an Arab Winter and prompted “sarcasm and mockery,” international media outlets said of Egypt’s legislative elections, just as authorities accused them of attempting to tarnish the country’s image.
Egyptians have voted inside Egypt and abroad from Saturday to Monday, in the first of two phases which end in November.
The New York Times said there was “never much suspense” about the elections, noting that the voting system put in place by President Abdel Fattah al-Sisi “seemed designed to virtually eliminate policy debate or ideological competition.”
The Times added that “most of the candidates are local notables without known ideologies or platforms.”
Similar to the Time’s take on the elections, Bloomberg View proposed that the, “the election is structurally identical to the sorry affairs in dictatorships before the Arab Spring” explaining that “the point of the vote is simply to show that the government can engage in the charade of democracy.”
Egypt’s “meaningless” elections “set the scene perfectly” for an Arab Winter, Noah Feldman wrote.
However, the Egyptian government was quick to defend the poll and the political scene surrounding it.
Foreign Ministry Spokesman Ahmed Abu Zeid said in a statement late on Monday that Western media’s attempts to “to jump to conclusions regarding the results and significance of the elections before the end of the first day … to meet publication deadlines, indicates these reports’ inaccuracy.”
“Anyone with a basic knowledge of Egypt’s political landscape should know that this year’s parliamentary elections are subject to many complex factors,” said Abu Zeid, adding that these factors are linked to “electoral fatigue experienced by Egyptians after participating in eight polls in four years” and the “absence of the polarisation that marred” previous elections.
Abu Zeid took the foreign media coverage to task for “implying that Egypt’s political opposition is absent because the terrorist Brotherhood is not participating,” which he says demonstrates this media’s “lack of credibility.”
Indeed this was the first parliamentary race to be held in three decades with the complete absence of the Muslim Brotherhood, which was designated a “terrorist organization” only months after the military removed Islamist President Mohamed Mursi from power one year into his term following protests against his rule.
But Egyptians seemed to be refusing to play along in what Bloomberg View described as a “familiar farce.”**


El argumento de la "fatiga electoral" se presta realmente al sarcasmo, por lo que pronto el gobierno se quejará de que no solo no se entiende lo que significa que solo vote el 25% (según las cifras del gobierno), sino que empezará a hacerlo de que no se entienden sus explicaciones.
Hemos interpretado siempre la manía de la queja por no ser entendido como una forma de autoritarismo interpretativo que trata de imponer una visión unilateral del mundo. Por eso se dio el caso insólito de un ministro dando a la prensa internacional un listado sobre cómo debía llamar cada cosa según sus propios, verdaderos y únicos principios. Ahora el ridículo se extiende. No se trata de que la prensa se burle de los egipcios, se trata de que su gobierno se presta al ridículo. Sin tener en cuenta que ha tenido que cambiarse antes de las elecciones por los casos de corrupción en el Ministerio de Agricultura (y con sospechas de corrupción en otros ministerios, presentadas por la prensa egipcia), intentan aparentar una seriedad que no resiste muchos análisis ante las críticas constantes. Siguen sin entender que son las peregrinas explicaciones que dan, como ahora ocurre, las que provocan el rechazo en los que tienen que contarlo. Y eso va desde el sueño de Sadat por parte de quien dijo dar un golpe de Estado (el "no-coup") para evitar una guerra civil y después se presentó como presidente. Millones de egipcios debieron tener un sueño en el que Sadat se les presentó para decirles que no hacía falta que fueran a votar al parlamento porque el país ya estaba en buenas manos con el presidente.


El único que no tuvo ese onírico encuentro con Sadat debió ser el ministro que ha amenazado con hacer cumplir la ley y multar con una cantidad considerable de libras a los que no voten. ¡Qué injusto multar a los que confían ciegamente en el presidente y piensan que no es necesario el parlamento, que tienen demasiados poderes en la constitución que ellos mismos hicieron! El hecho de que muchos de los candidatos se mostraran partidarios de recortar sus poderes para aumentar los presidenciales es un absurdo más que nadie entiende. Pero el problema lo tiene el resto de la humanidad.
Un ejemplo de porque la gente no ha ido a votar y de lo que ocurre cuando lo hacen nos lo da el propio diario estatal Ahram Online que cuenta un caso que veremos en qué acaba por las personas involucradas en la elección:

Ahmed Mortada Mansour and Amr El-Shobaki are set to compete in a runoff for the remaining spot on the individual-system seats in the Dokki and Agouza constituency of Giza in the first phase of Egypt's parliamentary elections, which contradicts official prelimenary numbers suggesting a four-person runoff in the district.
Egypt's High Elections Committee (HEC) announced on Wednesday that Abdel-Rehim Ali has secured one of the two seats reserved for independents in the district.
The HEC had announced on Monday that Ali received 45,490 votes, followed by Mansour with 24,607, El-Shobaki with 19,638 and Sayed Gohar with 10,853 votes. The figures suggested that no one candidate won an absolute majority in the district, thus making a four-way runoff imminent.
However, tallies of ballots finalised late on Monday showed that Ali garnered more than the 50 percent necessary to make it to parliament without a runoff.
The constituency has been described as the "celebrity constituency" due to competition between four well-known public figures.
Ali is a controversial TV host known for his anti- 25-January Revolution stances. Mansour is the son of the Zamalek Club chairman and sits on the board, El-Shobaki is a renowned liberal political scientist who sat in the 2011 parliament and Gohar is a former-NDP MP who had occupied the Dokki and Agouza seat for 20 years.
The run-off will take place on 27 and 28 October.***


Aquí hay algo más que contradicciones entre las cifras oficiales y quién ha salido elegido. Con los votos contados, nadie habría salido y tendrían que ir a una segunda vuelta. Pero lo significativo es que una personalidad política, el analista Amr El-Shobaki tenga que disputar un segundo escaño mientras que el tipo que oficialmente se dice que ha ganado directamente el escaño es un personaje del antiguo régimen muy conocido y por nada bueno.
Sabemos quién es Amr el-Shobaki, pero ¿quién es el candidato proclamado diputado por la Comisión electoral aunque no coincidan los votos según las cuentas? ¿Quién es Abdel-Rehim Ali, más allá de lo dicho en el texto, un miembro del antiguo régimen, anti revolución de enero de 2011, etc.?
En agosto de 2014 se produjo un rifirrafe entre el presentador de televisión y el conocido magnate egipcio, Naguib Sawiris. Mada Masr tras contar el cierre del programa de Ali, señalaba:

Ali and his show have always sparked controversy, as he has frequently leaked private phone calls and messages from major political dissidents, mostly belonging to the ousted Muslim Brotherhood group, as well as activists backing the January 25 revolution.
In the last episode aired, Ali leaked a phone call between Sawiris and former vice president Mohamed ElBaradei, who he considers a traitor and part of a Western plot against Egypt.
Sawiris tweeted again in response, “If I am defamed by someone with little prestige, you know I am reputable.”****


Que el ganador sorprendente (primero nadie había ganado oficialmente un asiento, finalmente él sí) sea una persona que se dedica a pinchar teléfonos para atacar a las personalidades de la oposición, a difamar a las personas usando sus programas de televisión, etc., nos dice algo más sobre ese futuro parlamento que se está formando a través de este goteo electoral que es el sistema egipcio. Es un partidario más del antiguo régimen, de los de manera sucias y considerado por todos como un "informador" de los oscuros aparatos del Estado.
El final de la información citada de Mada Masr concluía:

Ali’s show drew major condemnation from anti-regime activists and rights groups, who deemed his leaks a flagrant violation of personal freedoms.
There has been speculation that Ali cooperated with state security — which has been accused of wiretapping phone calls and other communications of political dissidents — as part of a systematic smear campaign against the January 25 revolution and its symbols.
Political activists Mostafa Al-Nagar and Abdel Rahman al-Qaradawy both filed a lawsuit against Ali after he leaked a phone call between them. However, Dokki Misdemeanor Court acquitted Ali of all charges in May.****


¿Pretenden que alguien se tome en serio las elecciones, incluidos los propios egipcios? El proceso egipcio es dramático por lo que tiene de callejón sin salida, cada paso de la hoja de ruta se ha ido confirmando que traía de vuelta el autoritarismo, las cárceles de nuevo llenas y no solo de "terroristas", restricciones en los derechos humanos denunciadas por todas las instancias internacionales, etc. Solo el egotismo (idea stendhaliana que viene bien aquí) del gobierno se toma en serio a sí mismo, provocando la hilaridad de muchos. No es risa alegre ni satisfecha; es constatación penosa de la grandilocuencia y de la oportunidad perdida de haber desarrollado una revolución que aspiraba a más que esto, a más que a esta representación esperpéntica de democracia reflejada en espejos curvos y sucios. ¿Cómo tomarse en serio que compitan esos cuatro candidatos y salga elegido el informante de los gobiernos, el pinchador de teléfonos, el periodista sin escrúpulos, el usado para desprestigiar y difamar a las personas que pedían democracia?


La estrategia del gobierno, por supuesto, es decir que se burlan de "Egipto" y no de su "gobierno". Pretenden con esto, como el informador Alí, seguir viviendo de las denuncias de conspiraciones contra Egipto. Lo real es que a muchas personas del mundo, incluidos muchos egipcios, les gustaría que el país tuviera un sistema plenamente democrático, donde se pudiera debatir en paz las mejores soluciones, que votar fuera realmente un acto festivo y no penoso por los resultados. Mucha gente habrá ido a votar honestamente, se merecen algo más. No son los medios extranjeros los que le faltan al respeto a los egipcios; son sus propios políticos los que les ningunean y les usan para satisfacer su ego al sentarse en un parlamento que ellos mismos han convertido en inútil.



* "Poor election turnout in Egypt might strengthen Sisi's hand: analysis" Egypt Independent / reuters 21/10/2015 http://www.egyptindependent.com//news/poor-election-turnout-egypt-might-strengthen-sisi-s-hand-analysis
** "Foreign Coverage Paints Gloomy Picture of Egypt’s Elections" Egyptian Streets / Aswat Masriya 20/10/2015 http://egyptianstreets.com/2015/10/20/foreign-coverage-paints-gloomy-picture-of-egypts-elections/
*** "Runoff between 2 not 4 in Agouza and Dokki's 'celebrity constituency'" Ahram Online 21/10/2015 http://english.ahram.org.eg/NewsContent/1/5/161460/Egypt/Egypt-Elections-/Runoff-between--not--in-Agouza-and-Dokkis-celebrit.aspx

**** "Talk show suspended after spat between Sawiris and anchor" Mada Masr 18/8/2014 http://www.madamasr.com/news/talk-show-suspended-after-spat-between-sawiris-and-anchor







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.