jueves, 8 de octubre de 2015

Europas

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
Las noticias de hoy nos traen las dos caras de la moneda europea. Mientras David Cameron hace su juego frente a sus acólitos conservadores, Angela Merkel y François Hollande intentan mantener una imagen de unidad y responsabilidad ante el parlamento europeo.
Es difícil encontrar dos visiones tan diferentes en una misma sentada. Cameron vuelve a la estrategia del desafío y desprecio a Europa, política y como idea. Representa el modelo que tantas veces hemos criticado aquí de la "política contra Europa", definiendo perfectamente su visión ante sus correligionarios. A Cameron le importa mantenerse en el poder y si ha de hacerse contra Europa, lo hará. Euronews cita sus palabras ante el congreso conservador:

“Ya sabemos qué está mal en la Unión: demasiado grande, mandona y entrometida. Creedme, no tengo ninguna atadura romántica con la Unión Europea y sus instituciones. Solo estoy interesado en dos cosas: la prosperidad de Reino Unido y la influencia de Reino Unido. Y por eso voy a luchar en la renegociación para tener un mejor acuerdo y lo mejor de los dos mundos”, ha dicho.
Tiene previsto convocar la consulta a finales de 2017.*


Es difícil construir Europa con una mentalidad isleña como la de Cameron. La definición de sus "intereses" no puede ser más clara: solo le interesa su prosperidad y su influencia. Sus ideas son las de un falso liderazgo que nadie le ha pedido. A Cameron no le importa lo que ocurra en Europa, aunque esto no sea cierto. Pero es lo que cuenta para que le vaya bien. "Demasiado grande, mandona y entrometida" es su descripción de Europa; es una ajustada descripción de lo que fue el Imperio Británico.
Lo peligroso es que ya se define —y pide a los británicos que lo hagan— contra EuropaEsta idea implica que, para congraciarse con sus adoctrinados votantes, Cameron tiene que traer cada día ante ellos la piel del oso europeo. 
Su versión del Rule Britannia! es ahora contra Europa: When Britain first, at heaven's command, / Arose from out the azure main, / This was the charter of the land, / And Guardian Angels sang this strain: / Rule, Britannia! Britannia, rule the waves! / Britons never, never, never shall be slaves. Cameron lo debe cantar todas las mañanas. Hay dirigentes que piensan que la grandeza de sus países consiste en tener sus propios intereses bien diferenciados. Un  gran error. Eso le está costando a los Estados Unidos el liderazgo mundial y la animadversión de zonas enteras del planeta. Hay que saber ser poderoso. Y Cameron está copiando los errores sin ninguno de los beneficios.
Francia y Alemania son países grandes y son capaces de dar una imagen conjunta ante un problema europeo. Cameron no es capaz. Es solo un líder local. Podemos identificarnos o no con Merkel u Hollande, pero nunca con Cameron, porque el no se dirige a nadie más que a sus votantes. No tiene mensaje europeo. Y eso al final se transforma en mensaje contra Europa, aunque lo haga a través de eufemismos.


Lo que ha hecho es decirle a sus seguidores que los británicos nunca serán esclavos... de Europa. Con ello prepara a sus votantes diciéndoles lo que muchos quieren escuchar y, especialmente, lanza una advertencia a Europa de que o se hace lo que él dice (en el fondo ceder a los intereses que ha dicho tener: la prosperidad británica y aumentar su influencia) o Gran Bretaña saldrá de Europa.
Que las naciones o los estados se consideren creadas por mandato divino o de cualquier otra instancia mítica no deja de ser un auténtico incordio para los demás, que siempre ser verán como pálidas caricaturas de pueblos y estados. De esa concepción fundadora surge el rechazo, escepticismo o cualquier otra variante que hace a los británicos considerar con distancia a Europa. Por supuesto, esto no es más que retórica, pero retórica que hace daño e impide que la idea europea se desarrolle.


Frente al nacimiento divino de algunas naciones o estados, Europa es una idea. No depende de la voluntad de los dioses o cualquier otra instancia sobrenatural su existencia. Europa es, por el contrario, una idea que desarrollar desde la voluntad y los principios. Y esa voluntad surge del hecho de considerarse "europeos". Por eso es tan importante darle un sentido pleno más que, como hace David Cameron, imponerle un sentido de "otredad": Europa son los otros; nosotros, británicos, estamos porque nos interesa.
La intervención de Merkel y Hollande está marcada por unas consideraciones muy distintas. Así nos lo cuenta también Euronews:

Angela Merkel ha pedido solidaridad y respecto para recibir a estas personas: “Solamente juntos vamos a conseguir gestionar la enorme tarea de integración que nos espera. Podemos esperar que estas personas se integren en nuestra sociedad. Pero a cambio tenemos que tratar a estos refugiados que vienen huyendo de la pobreza y de las dificultades con respeto y no como si fuera una masa anónima, independientemente de si van a quedarse o no”.
Merkel ha señalado también que el procedimiento de Dublín está obsoleto y se ha pronunciado a favor de un nuevo sistema de distribución porque “Europa es una unión de valores, de derecho y de responsabilidad” ha dicho.**


No está mal lo que Merkel ha dicho en el plano general. La actitud es la opuesta a lo que David Cameron dice en el Reino Unido: para Merkel lo países deben ceder en beneficio del conjunto, es decir, de una idea de Europa más allá de un agregado; para Cameron,  en cambio, Europa se debe debilitar para que se fortalezca Gran Bretaña. La intervención de euroescéptico británico Nigel Farage a la intervención de los presidentes Merkel y Hollande: “Esta es una Europa de división, de falta de armonía, una Europa que es una fórmula para el resentimiento y ante a todo este fracaso los dos dicen lo mismo hoy, usted dice que Europa no funciona, así que necesitamos más Europa. Más del mismo fracaso”***


¿Hay diferencia entre lo que dice Cameron y lo que dice el euroescéptico Farage? No. Compiten por el mismo electorado y sus discursos se acaban confundiendo; el uno extrema el del otro. Cuando quede poco tiempo para el referéndum, Cameron propondrá unas medidas para pedir el "sí" británico a la estancia en la Unión a sabiendas de que no serán aceptadas muchas, pero que puede que le acepten lo suficiente para que no se vayan. Pero el discurso de Cameron va en progresión según le disputen el voto interior. Estas últimas declaraciones son difíciles de superar porque es él mismo el que dice que está en Europa para debilitarla, el mismo mensaje que los Le Pen y compañía.


Creo que Angela Merkel y Hollande han asumido un discurso responsable, de liderazgo europeo. Y eso es lo que molesta mucho dentro y fuera. The Washington Post recoge el escándalo que se ha formado en Alemania por el uso en la televisión pública de unas imágenes trucadas con un parlamento tras el que asoman minaretes y medias lunas y sobre el que acaba apareciendo la imagen de Angela Merkel con un niqab. El periódico recuerda que es la misma dirigente que "puso de rodillas a Grecia" en el verano y que ahora, en cambio, se enfrenta al desgaste de la "crisis de los refugiados". Y recogen estas palabras de Merkel:

In the face of domestic criticism, she has remained unbowed: “If we have to apologize for showing a friendly face in emergency situations, then this is not my country,” Merkel recently said.****



De nuevo el contraste con Cameron, alguien que no es capaz de dar el salto de líder local a líder europeo. Europa necesita líderes europeos, no políticos que utilicen Europa para ganar votos en sus países, unas veces presumiendo de sacar mejor tajada que los demás y otras presumiendo de lo contrario.
Puede cuestionarse el papel de Alemania y Merkel en muchas ocasiones, pero esta crisis actual requiere otro tipo de planteamientos y actitudes, incluso de principios, en donde se vea realmente qué tipo de Europa es posible construir. Europa no es un continente aislado, ni geográfica ni política ni culturalmente. Europa se ha ideado como alternativa a los errores del nacionalismo, de la doctrina de las influencias, de las luchas religiosas y políticas, del imperialismo, etc. Europa quiere ser lo contrario de lo que ha sido; dejar de ser un campo de batalla y ser un campo de concordia. Su estado es imperfecto, pero su ánimo debe ser claro para saber cuál es el camino que le lleva al futuro deseado y no de vuelta al pasado del que huye para evitar que se repitan los siglos de guerras y conflictos.
Europa se puede equivocar, como todos los países en la historia. Pero Europa no debe negarse. Debe proponerse como ideal de futuro y no crear sus cimientos con mezquindades. Es en los retos donde se muestran las actitudes. Los que han nacido por mandato divino, lo tienen sencillo. Los que se construyen día a día, con errores y aciertos, dependen de su voluntad de ser. Hay que querer ser Europa, una Europa en la que se quiere vivir con principios comunes y no solo con intereses particulares que se imponen a los otros. Es en estos ejercicios históricos, en estas crisis, donde se forja la voluntad.



* "Cameron carga contra la UE y Corbyn en la conferencia anual de su partido" Euronews 7/10/2015 http://es.euronews.com/2015/10/07/cameron-carga-contra-la-ue-y-corbyn-en-la-conferencia-anual-de-su-partido/
** "Mensaje de unidad de Merkel y Hollande en el Parlamento Europeo" Euronews 7/10/2015 http://es.euronews.com/2015/10/07/mensaje-de-unidad-de-merkel-y-hollande-en-el-parlamento-europeo/
*** "Reacciones de los eurodiputados tras el discurso de Merkel y Hollande" Euronews 7/10/2015 http://es.euronews.com/2015/10/07/reacciones-de-los-eurodiputados-tras-el-discurso-de-merkel-y-hollande/
**** "Image of Merkel in Muslim veil sparks wider refugee debate in Germany" The Washington Post 7/10/2015 https://www.washingtonpost.com/world/europe/image-of-merkel-in-muslim-veil-sparks-wider-refugee-debate-in-germany/2015/10/07/d545d8e6-6d03-11e5-91eb-27ad15c2b723_story.html




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.