jueves, 17 de septiembre de 2015

En la cabeza del presidente

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
En Egipto empiezan a preocuparse por la palabras sobre la constitución que recogimos el otro día del presidente: «Egypt's 2014 constitution was written with good intentions but is not enough», decía el titular de Ahram Online (13/09/2015). Como llevamos un tiempo diciendo, el ambiente está bastante enrarecido más allá de huelgas, manifestaciones, detenciones de ministros, altos cargos, periodistas, etc. Pero podría decirse que todo eso forma parte de la "normalidad" egipcia. Lo realmente importante, lo que les importa a todos es: ¿qué tiene el presidente en la cabeza? Esta pregunta suele ser relevante allí donde los presidentes representan lo que representan en Egipto, es decir, todo. La sisimanía genera ese problema al relativizar la importancia de todo lo demás.
Esta pregunta sobre la cabeza presidencial como espacio contenedor se traduce en otras como la que sirve de titular en Mada Masr: "Why is Sisi afraid of the Constitution and parliament?". La pregunta es correcta y puede que ya hayan dado algunas respuestas en forma de "acciones". Como enseñó Austin, existen los "actos de habla", hacer cosas con palabras; pero también hay "palabras en actos", en las que las acciones son enunciados. Eso permite dedicarse al deporte de interpretar cualquier gesto, acto o posición, que pasan a ser significantes para los demás. Son preguntas como "¿quién es ese joven con el que está hablando el presidente?". Hacerse preguntas e interpretar al presidente pasa a ser entonces una obsesiva tarea nacional.


Las explicaciones dadas en Mada Masr por los expertos no son de psicología presidencial sino de primero de Derecho. Por ejemplo:

Parliament, according to Article 161 of the Constitution, can withdraw confidence from the president and hold early presidential elections based on a request signed by a majority of the parliament and approved by two-thirds of its members.
As soon as a proposal to withdraw confidence is approved, the question of withdrawing confidence from the president and holding early elections is presented in a general referendum, announced by the prime minister. If the majority approves the withdrawal of confidence, the president shall be relieved from the post and the position will be considered vacant. Afterward, early elections should be conducted within 60 days of the date of the announcement of the referendum results.
That hundreds of laws have been issued since the ouster of former President Mohamed Morsi and in the absence of a sitting parliament, makes the question of what powers parliament has a very loaded one.
“The president doesn’t want a parliament that has the power to review all the legislation he has issued,” Sayed says.*


Lo que cuentan aquí que pudiera preocupar al presidente —que el parlamento presente una moción de censura y le retire el apoyo con resultado de una convocatoria de elecciones presidenciales— es una tontería porque forma parte de las funciones de todos los parlamentos democráticos del mundo la posibilidad de retirar su confianza a un gobierno o a un presidente si fuera necesario y tuviera los apoyos previstos.
Quizá el presidente Abdel Fatah al-Sisi se acaba de dar cuenta de que empezó la casa por el tejado, es decir, que es un presidente sin un partido de apoyo detrás. Cuando se disolvió el parlamento no lo necesitaba, pero ahora sí. Cuando un sistema no es presidencialista, es el jefe de gobierno el que tiene esta necesidad de apoyo (lo que llamamos el "partido del gobierno"). Pero el de Egipto es algo más que presidencialista. Proviene de una tradición en la que el apoyo del Presidente se llama "tierra, mar y aire", es decir, el Ejército. Luego el pueblo te jalea y aplaude, pero tu apoyo real es el ejército.


Los que enmendaron la constitución de Mubarak, la hicieron islamista. Morsi tenía detrás un fiel parlamento que le sostenía. Y lo disolvieron. El artificial partido de Mubarak también fue disuelto y mal visto. No se podía recurrir a él, además de por corrupto, porque la Revolución se hizo contra ellos. Por ello ha tenido que buscar alternativas:

The For the Love of Egypt coalition is widely believed ‎to be supported by President Abdel-Fattah El-Sisi, ‎though El-Sisi has denied that he supports any electoral bloc over another. ‎**

Pero lo necesita con urgencia. Necesita que le filtren el futuro parlamento en los mecanismos previos de selección de candidatos y asegurarse después de su control electoral. En la misma información se nos dice:

Initial news Wednesday shows that the ‎applications of a number of high-profile candidates were ‎rejected, including Ahmed Ezz, the former leading official ‎of former president Hosni Mubarak's ruling party, and ‎Tawfik Okasha, the owner of the independent television ‎channel Al-Faraeen.‎
The applications of other high-profile figures, including ‎Mortada Mansour, chairman of Zamalek Sporting ‎Club, and Sama Al-Masry, a belly-dancer, were accepted.‎**


Hemos dado cuenta aquí de los casos de Ezz y de Okasha.
Creo que lo que el presidente tiene en la cabeza no es doctrina constitucional ninguna, sino más bien política práctica egipcia. Ha descubierto que carece del aparato de captación de votos que tenía Mubarak, que no era tan tonto como sus chistes querían reflejar. Ningún tonto dura treinta años en el poder.
Mubarak separó el poder político (básicamente la corrupción electoral lograda por gente como el rechazado Ahmed Ezz, un civil, un magnate empresario) del poder militar, que es el poder de la fuerza y de una parte muy importante de la economía egipcia. Controlaba los dos, pero los mantenía separados por pura supervivencia, dejando que se alimentaran en abrevaderos separados.


Egipto ha sido un gran negocio para una clase depredadora que creció a la sombra del poder, que dice la manida metáfora. Hoy es el poder en la sombra. Y puede que el presidente se haya dado cuenta de ello.
Sin un partido detrás, hay que tener mucho cuidado con quién consigue el asiento, no vaya a ser que se queden con el tuyo. Aunque en declive lento, la figura de al-Sisi sigue siendo la que ha sido convertida en icono del Egipto actual.
No sé si el presidente tiene miedo al parlamento, en un sentido democrático del término o si, por el contrario, la preocupación (indudable) proviene de saber quién se va a sentar en cada escaño. También puede ser por las dos cosas juntas, claro.



* "Why is Sisi afraid of the Constitution and parliament?" Mada Masr 15/09/2015 http://www.madamasr.com/sections/politics/why-sisi-afraid-constitution-and-parliament

** "Egypt's initial list of 2015 parliamentary ‎candidates announced" Ahram Online 16/09/2015 http://english.ahram.org.eg/NewsContent/1/64/141685/Egypt/Politics-/Egypts-initial-list-of--parliamentary-%E2%80%8Ecandidates-.aspx


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.