martes, 9 de junio de 2015

Otro turismo es posible o el ideólogo y el descolonizador

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
Una de las cosas más tontas que hay es el sectarismo, especialmente porque suele ser bastante injusto y cierra la vista y la mente. El sectarismo es la versión ideológica de la Ley del Embudo o al revés, que da igual, porque el efecto es el mismo.
Las personas que critican a Felipe González como lo hace el señor Monedero por ir a Venezuela aludiendo que podrían ir a China o a Egipto, no consiguen nada más que dejar en evidencia la pobreza de los argumentos y la cortedad sectaria de su mirada. ¡Como si no fuera posible pensar que en esos sitios se cometen también injusticias y se pisotean los derechos humanos! La verdad es que cuanto más escucho al señor Monedero, más antiguo y ajado me parece su discurso maniqueo. Al principio pensé que le gustaba hablar en clave, pero luego he llegado a la conclusión de que no puede hacerlo de otra manera porque es lo que entiende por "discurso inteligente".
El diario El Mundo recoge así la cuestión:

El ex número tres de Podemos, Juan Carlos Monedero, ha criticado el viaje a Venezuela del ex presidente del Gobierno Felipe González y ha asegurado que le "encantaría" que estuviera en China o en Egipto, "donde están asesinado a gente".
En declaraciones a los medios, tras el debate del Círculo Renta Básica, Monedero se ha mostrado contrario a la visita de González y ha afirmado que sería mejor que estuviera "en otros países donde están asesinado a gente con juicios falsos". "Creo que sus razones para estar en Venezuela son otras de las que cuentan", ha afirmado.
"Las minorías del piso de arriba han sido capaces de convencernos de que sus intereses son los intereses de la mayoría y de que estemos discutiendo acerca de lo que ha hecho un consejero de Gas Natural yendo a un país a 7.000 kilómetros de distancia", ha señalado Monedero.*


Al final todo queda reducido a una cuestión de patio de vecinos, por lo que parece. El señor Monedero —el señor de la mayoría del piso de abajo— realmente tiene un problema verbal, su deseo de ser claro se queda en deseo. Tiene además esa fea costumbre de estar siempre sembrando suposiciones, más que sospechas, como eso de las otras "razones para estar en Venezuela". Normalmente este tipo de claridad oscura se nota —sospechamos— porque suelen acabar las frases con un "yo me entiendo" o "ya me entienden", algo que no suele ocurrir.
Pero lo del señor Monedero se queda corto con lo del señor Cayo Lara, que no ha tenido bastante con lo que le han dicho sus electores. No sabemos si es sintonía o pacto, dado el ambiente actual negociador. Nos recoge el mismo diario:

Paralelamente, el líder de IU, Cayo Lara, ha arremetido contra el ex presidente Felipe González por su "injerencia" en Venezuela y le ha criticado que se crea que aún está en la época "colonial" por no respetar el Estado democrático y de derecho del país caribeño.
"Creo que se le ha parado el reloj y se ha situado en el periodo colonial, pero ese tiempo ya ha pasado", ha dicho Lara en una rueda de prensa en la sede de Olimpo tras afear al "consejero delegado de Gas Natural" -cargo que ostenta el ex presidente- que haya viajado a Venezuela y no, por ejemplo, a México, donde han sido asesinados una veintena de candidatos a las elecciones al Congreso y locales.*


Es sorprendente la capacidad de recomendar destinos turísticos que tienen Monedero y Lara. Antes se decía simplemente aquello de "¡Váyase, ser González!", pero ahora se precisa con más detalle el destino del viaje con recomendaciones. Irse no es bastante. "¡Váyase, señor González..., a Egipto, a China o a México!" Por supuesto, la lista de donde se puede ir se complementa con las de "¡No vaya, señor González!..." a Venezuela", por ejemplo. No sabemos si hay más lugares a los que no debe ir "el señor de la minoría del piso de arriba", por usar la nomenclatura de "¡Aquí no hay quien viva!" que parece que se impone en nuestro patio vecinal.
Es sorprendente que la gente no solo tenga claras sus cosas (suponemos), sino que se pase el día diciéndole a los demás lo que tienen que hacer. Pero para algunos eso parece ser la política, un constante indicar. En Podemos se debe estar ahora en la gloria, aunque no sé si estas cosas de Monedero entorpecen las negociaciones o sumen en el desconcierto a los que no tienen porque considerar a Maduro un modelo de demócrata ni el estado actual de Venezuela como un paraíso.


Mucho me temo que el señor Monedero va a alcanzar protagonismo mediático como siga recomendando lugares a los que se puede ir y a los que no. Aquí, como vean que das juego, enseguida te enchufan el micrófono y no te sueltan. Empiezas como un ideólogo y acabas promocionando destinos turísticos.
En realidad me importa muy poco lo que pueda decir el señor Monedero; allá él. Molesta por los venezolanos a los que el señor Monedero no reconoce el derecho a que alguien se preocupe por su situación. El argumento "colonial" del señor Lara es el que repiten algunos cada vez que se les menciona o critica; es muy facilón y siempre gusta a los afectos. La novedad del caso es que sea un español quien lo aplique. En este caso, creo que el que actúa colonialmente es el señor Lara, que decide quién tiene derecho y quién no a ir o hablar de Venezuela.
La rabieta chavista venezolana la entiendo. No entiendo la española. No entiendo —o , diría Monedero— por qué estos señores, queridos compatriotas, se enfadan tanto.


Dejen al señor González que vaya a donde quiera y si creen que hay que hacer más denuncias o defender detenidos, aprovechen para viajar a Egipto o a China o a México o simplemente digan algo en favor de los que, estén donde estén, padecen restricciones a sus libertades. Nunca viene mal. La disculpa de que había sitios peores de los que quejarse solo ha servido para perpetuar a dictadorcillos amigos en los que no se ha querido reconocer sus abusos y errores.
Si creen que en Egipto, China o México o en cualquier lugar del mundo se está mal, invitamos a los señores Monedero y Lara a que se presenten allí a decirlo en rueda de prensa y aguanten que les digan de todo. Aplaudiremos su buena voluntad y acción valerosa.
Sí, otro turismo es posible.


* "Monedero 'invita' a Felipe González a visitar también China o Egipto, 'donde se asesina con juicios falsos'" El Mundo 8/06/2015 http://www.elmundo.es/internacional/2015/06/08/5575a60d46163f0f3c8b4585.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.