sábado, 14 de febrero de 2015

Erdogan y el autoritarismo educativo

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
Si ayer comentábamos el provecho que algunos pretenden sacar de la trágica muerte de los tres jóvenes musulmanes en los Estados Unidos, la prensa turca de hoy abre con la recriminación por ello del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, a Barack Obama. Es un episodio más de la carrera hacia el vacío islamista por parte del dirigente turco.
El diario turco Hurriyet Daily News recoge las recriminaciones de Erdogan durante la cena ofrecida al presidente mejicano, de visita en el país, lanzando uno de sus inspirados discursos:

Turkish President Tayyip Erdoğan on Feb. 12 criticized U.S. President Barack Obama for his silence following the killings of three young Muslims in North Carolina this week, in the latest sign relations between the two leaders have become strained.
Speaking alongside Mexican President Enrique Pena Nieto during a state visit to Latin America's No. 2 economy, Erdoğan said the silence of Obama, Vice President Joe Biden and Secretary of State John Kerry was "telling" and they should take a position following such acts.
"If you stay silent when faced with an incident like this, and don't make a statement, the world will stay silent towards you," Erdoğan said, condemning those responsible for the crime.*


Quiere la casualidad que junto a sus declaraciones aparezcan la del presidente Obama condenando las muertes de los tres jóvenes musulmanes. Un poco más abajo otra interesante noticia: la presentación de un proyecto de mezquita en Cuba al presidente Raúl Castro. La imagen que acompaña a la noticia no muestra a un siniestro Erdogan bajo una figura del Che Guevara. ¡Quién se lo iba a decir al capitalista Erdogan que pondría en la atea Cuba su pica en Flandes! Erdogan sigue con su idea de que Colón escribió en su diario que vio una mezquita en lo alto de una montaña. Según él, los turcos llegaron allí en el siglo XII, en 1178.

Speaking to reporters after meeting with Castro in Havana on Feb. 11, Erdoğan said Cuban officials had already made an agreement with Saudi Arabia for the construction of a mosque in Havana.
“We want to build the mosque ourselves. We don’t want a partner. If you find it appropriate, we would like to build it in Havana. But if you have promised a Havana mosque to other people, then we can build our Ortaköy Mosque in another Cuban province,” Erdoğan quoted himself as saying to Castro.
Mustafa Tutkun, the vice general manager of Turkey’s Directorate of Religious Affairs (Diyanet), announced in November 2014 that Ankara had been negotiating with Cuban officials to build a mosque on two hectares of land in Havana’s historic center. The Diyanet had proposed the construction of a mosque similar to the picturesque Ortaköy Mosque in Istanbul, which was built by Ottoman Armenian architects Garabet and Nigoğayos Balyan in 1856.**


Eliminando la Ciencia de las escuelas y suplantándola por adoctrinamiento, falseamientos históricos, etc., el futuro turco es la oscuridad. Pero esa oscuridad impuesta es el estado deseable desde sus planteamientos. Convertir América en "tierra prometida" es convertirla en tierra de reconquista musulmana. Dentro de su mente y sobre todo, dentro de la de los que le creen, la Historia se transforma y la "evangelización" debe ser sustituida por una "reislamización", de la misma forma que los partidarios del califato exigen que se les devuelva Al-Ándalus y lo repiten para fomentar la creencia y extender el odio por el agravio histórico. Nos parece tan ridículo —y lo es— que no valoramos que pueda haber millones de personas que estén convencidos de ello. Pero las hay. La mezquita cubana es un símbolo que Erdogan, rodeado de personas adoctrinadas, irá invocando en el futuro si llega a construirla. Por eso es una réplica de la existente en Estambul. Su nombre completo es Büyük Mecidiye Camii, la Gran Mezquita Imperial del Sultán Abdülmecit. Es  a la que iban a rezar los sultanes; lo hacían llegando en góndola. Todo un símbolo.


La insistencia, más allá de la anécdota, en la chifladura de la mezquita cubana fantasma, solo tiene sentido en ese carácter simbólico que le servirá a Erdogan para proseguir su reislamización nacionalista otomana. Erdogan se presenta como aquel que logrará devolver al imperio su poderío. No se trata de que lo logre, sino de desarrollar la idea en las mentes de quienes le escuchan.Es importante entender la fuerza de estas imágenes para los que creen en esa islamización final del mundo, algo de lo que no dudan porque está escrito y les ha sido prometido. Dudar de ella es dudar de todo lo que creen. Que lo crea realmente Erdogan o no es irrelevante; lo importante para él es la motivación con la que lograr mantener unidos a sus adeptos
La situación en Turquía se complica tras una huelga en el sector de la enseñanza con motivo de la creciente islamización del sector educativo, que pasa a ser esencial para transmitir las fantasías islamistas de Erdogan. Oficialmente, Turquía es un estado laico; en la realidad, Erdogan está haciendo la purga islamista del estado, usando las instituciones para reislamizar la sociedad convirtiéndola en un país dictatorial, a su imagen autoritaria y semejanza. De todas las especies de dictadura, la de Erdogan es de las más peligrosas porque ha conseguido crear el clima receptivo a sus manejos, que presentan como un paso hacia un bien final.
Erdogan ha conseguido el objetivo de todo dictador astuto: camuflarse de defensor de la comunidad, su protector y guía hacia el futuro. Erdogan ha desarrollado una dictadura ideológica desmantelando las instituciones y haciendo que converjan con su partido islamista. Su discípulo egipcio, Mohamed Morsi, falló por las prisas que tenía y la soberbia que le rebosaba. Quizá quiso alcanzar rápidamente el papel protagonista de la cofradía internacional. Le falló la "hermanización" emprendida y tiró por tierra la astuta campaña realizada del "gobernaremos para todos". Si hubiera escuchado a su amigo Erdogan, lo habría hecho poco a poco, como él.


El plan de Erdogan y los suyos es muy elaborado, pero claro. Lo han percibido todos, pero la debilidad de la oposición no le puede frenar en las urnas. Las posibilidades son cada vez menores, pues el plan consiste en la castración mental de los futuros votantes a través de la implantación de la religión en las aulas de forma obligatoria. Si un partido religioso, en un país oficialmente laico, hace obligatoria la enseñanza de la religión está violando los principios básicos. El rechazo de las clases de religión, además, es una forma de quedar marcados socialmente y el partido de Erdogan controla ya todas las instituciones después de las brutales purgas realizadas para erradicar cualquier posibilidad de filtraciones o núcleos de resistencia internos.
Señala el diario El País tras la huelga de ayer en la educación:

La obligatoriedad de la asignatura de religión fue establecida tras el golpe de Estado de 1980 para ciertos cursos, y ahora el AKP la ha ampliado a los primeros cursos de primaria (de cinco a ocho años). Además, la nueva normativa implica que sólo podrán quedar exentos de esta asignatura los alumnos en cuyos carnés de identidad esté especificado que son cristianos o judíos, mientras que aquellos que optan por no incluir su fe en la identificación deberán cursarla.
Pero la asignatura de religión no es la única cuestión problemática. Los sindicatos de Turquía —un país constitucionalmente laico— se quejan de la creciente influencia islamista en la educación. Bajo el Gobierno del AKP se ha multiplicado por siete el número de institutos imam hatip —en los que la formación es directamente religiosa—, mientras la inversión en escuelas públicas normales ha sido mucho menor. Además, en los colegios públicos se han abierto salas de rezo y cada vez son más las actividades religiosas que se celebran en horario escolar. Karaca se queja también de que los libros de texto han sido modificados para incluir referencias religiosas y de que se ha retirado la enseñanza de la teoría de la evolución. "Ahora se enseñan sólo teorías creacionistas e incluso se han dado casos en los que algunos profesores que intentan explicar la evolución a sus alumnos son multados por el ministerio", afirma. "La educación pública, desde la educación primaria a la Universidad, se está convirtiendo en una educación religiosa de una forma en que no se había visto hasta ahora", añade.***


Cercenando la educación, Erdogan se asegura la eficacia del poder manipulador que le mantendrá a él y a su partido en el futuro. No hay democracia con los islamistas, solo negocios y sonrisas hasta que consiguen lo que quiere: el control del país.
El hecho de que no se pueda enseñar evolucionismo y que se sancione a quien lo hace, que se borre el conocimiento científico y sus formas de actuar críticamente son formas de lavado de cerebro para asegurarse la sumisión futura. El islamismo es una forma totalitaria; nunca amplía las libertades, siempre las reduce.
Occidente —los Estados Unidos, para ser más precisos— comete una y otra vez el mismo error con los islamistas: cree que son de fiar. Turquía es parte de la OTAN y, por ello, forma parte de la defensa de Europa. Mal socio, muy poco de fiar, como se ha podido ver con la cuestión del Estado Islámico.


Samim Akgönül profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad de Estrasburgo, historiador y politólogo especializado en Turquía, publicó en la revista OrientXXI un artículo a finales de enero ("Ce que cherche Recep Tayyip Erdogan en Afrique")  con una interesante síntesis de los conflictos en los que en estos momentos tiene Turquía abiertos. Tras un primer análisis en el que habla de "divorcio con la Unión Europea", Akgönül pasa a señalar los conflictos vecinales de Erdogan:

Le deuxième échec concerne la politique régionale et surtout la doctrine du «  zéro problème avec les voisins» développée par Ahmet Davutoğlu, le ministre des affaires étrangères de l’époque désormais premier ministre. Les relations avec la Géorgie ont été quasiment suspendues après l’invasion de l’Ossétie du Sud par la Russie; celles avec l’Arménie en sont au point mort, avec des protocoles signés mais jamais ratifiés et une frontière toujours fermée. Les relations avec l’Iran sont tendues, d’une part à cause de la crise syrienne et de l’autre parce que la Turquie est devenue une plateforme du blanchiment d’argent de l’Iran soumis à un embargo. Les relations avec l’Irak sont ambiguës car « la ligne rouge » de la Turquie était la partition de l’Irak et la fondation d’un État kurde dans le nord, chose désormais réalisée, du moins de facto car en réalité, les milieux d’affaires turcs se moquent de cette ligne rouge et font des affaires fructueuses dans le Kurdistan irakien. Enfin, last but not least, Ankara a soutenu fermement l’opposition syrienne contre Bachar Al-Assad (après avoir soutenu ce dernier pendant longtemps!), et surtout l’État islamique en Irak et au Levant (EIIL). Aujourd’hui, comme Al-Qaida pour les États-Unis, le monstre — désormais l’Organisation de l’État islamique (OEI) — menace son créateur et la Turquie semble extrêmement isolée sur la scène internationale et peu crédible dans ses appels à la lutte contre le « terrorisme ». Bref, les terrains d’influence d’Ankara se réduisent comme peau de chagrin, la Turquie ayant perdu son aura en Asie centrale et au Proche-Orient et épuisé son crédit en Europe.****


Si todos estos factores, muchos de extrema gravedad, están minando la situación anteriormente privilegiada de Turquía y los problemas externos e internos crecen —como lo están haciendo—, la salida de Erdogan es el reforzamiento de las fantasías imperiales, el aumento de la censura, y la búsqueda de conspiradores, que es exactamente lo que está haciendo. Internacionalmente, como ya está haciendo, acercar lazos con la Rusia de Putin, casa de acogida del descontento occidental. Como tituló en diciembre The Washington Post, la Rusia de Putin y la Turquía de Erdogan están hechas la una para la otra. Se acercan tiempos duros para Turquía y para los turcos.


Hemos comenzado con un Erdogan constituyéndose en paladín del islam recriminando al poderoso presidente de los Estados Unidos no valorar la muerte de los tres jóvenes musulmanes asesinados. Erdogan se apuntará a todas las causas posibles para reforzar su imagen interior ante el deterioro absoluto de la exterior. El problema es que sus salidas son hacia adelante. Y lo que es peor: es dudoso que se pueda salir de esa situación a la que lleva Turquía —con el agrado de muchos, todo hay que decirlo— de una forma democrática. No porque los demás no lo quieran, sino porque será difícil controlando él el aparato del Estado. Cualquier derrota que pudiera sufrir en las urnas será siempre presentada como una conspiración no solo contra él, sino contra el islam, de quien se ha erigido en faro.
En 2012, The Financial Times informaba de un incidente escolar en Turquía: unos libros de texto había incluido una visión peculiar de Charles Darwin.

A series of books for primary schoolchildren, describing Charles Darwin as a Jew with a big nose who kept the company of monkeys and other historical figures in anti-Semitic terms, has caused outrage in Turkey amid fears of rising religious intolerance.
A teachers’ union is taking legal action over the distribution of the books last week to about 1,000 schoolchildren in the Maltepe district of Istanbul. The local education authority, which approved the books and ultimately answers to the central government, has denied knowledge of their content.
But the incident has already made waves far beyond Maltepe. It follows previous attacks in Turkey on the theory of evolution; last year, an internet filter briefly restricted access to evolutionist websites.*****


Nada nuevo, pues. La caricatura del malvado judío llamado Charles Darwin pasa a ser el mensaje; no alguien cuyas teorías estudiar, sino alguien de quien hay que protegerse y reírse, a ser posible. En 2014, los profesores se encontraron con que habían desaparecido de las nuevas ediciones de los libros de Biología las imágenes de los órganos sexuales, que habían sido sustituidas por fotos de animales y plantas.
Recep Tayyip Erdogan puede falsear, censurar, erradicar todo lo que considere un obstáculo en su camino islamizador. Ciencia, Historia, Biología... nada que contradiga su integrismo con trajes finos. No encaja en el estereotipo del fundamentalista, pero lo es. Personas e ideas acaban en las cárceles o en la hoguera. Es difícil mostrar indiferencia ante lo que está haciendo con un gran país. 
¿Su próximo sueño? Rezar en la mezquita cubana.Y Erdogan no para.



* "Turkish President Erdoğan chides Obama for silence on Chapel Hill Muslim murders" Hurriyet Daily News 13/02/2015 http://www.hurriyetdailynews.com/turkish-president-erdogan-chides-obama-for-silence-on-chapel-hill-muslim-murders.aspx?pageID=238&nID=78298&NewsCatID=510
** "Turkish President Erdoğan presents Cuba mosque project to Castro" Hurriyet Daily News 12/02/2015 http://www.hurriyetdailynews.com/turkish-president-erdogan-presents-cuba-mosque-project-to-castro.aspx?pageID=238&nID=78254&NewsCatID=338
*** "Grupos laicos se alzan contra la islamización en las escuelas turcas" El País 13/02/2015 http://internacional.elpais.com/internacional/2015/02/13/actualidad/1423847878_710489.html
**** Samim Akgönül "Ce que cherche Recep Tayyip Erdogan en Afrique" Orient XXI 28/01/2015 http://orientxxi.info/magazine/ce-que-cherche-recep-erdogan-en,0800

***** "Turkish book on Darwin sparks outrage" 19/09/2012 Financial Times http://www.ft.com/cms/s/0/f27adba8-1a01-11e2-a179-00144feabdc0.html#axzz3RiXODprl






 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.