domingo, 4 de enero de 2015

Egipto y Marruecos, la guerra de los medios

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
Las relaciones entre Egipto y Marruecos no pasan precisamente por un buen momento. Las relaciones exteriores egipcias se basan en dos principios fundamentales: el primero es no dudar de la legitimidad del "no-golpe" (no-coup) dado por el mariscal al-Sisi, considerándolo una segunda "revolución" popular; y el segundo es no tener gobiernos islamistas. Como el segundo principio suele traer el primero —el ejemplo más evidente es el de Turquía, cono Recep Tayyip Erdogan—, las relaciones entre Egipto y Marruecos son francamente malas.
Es un hecho aceptable que las relaciones entre países pueden tener altibajos. Lo interesante del caso egipcio-marroquí es el papel impropio de los medios de comunicación. En ocasiones, se recurren a argumentos y maneras que hacen enrojecer a la musa de la profesión.
En este caso, el primer encontronazo —que tengamos registrado— se produjo en julio de 2014 con las protestas oficiales contra la presentadora egipcia de televisión Amany A-Khayat. Mada Masr lo explicaba así:

Khayat, who presents the daily morning show on the privately-owned channel ONtv, criticized Morocco last week for its support of Islamist movements in the region and for Hamas’ call for its support in the wake of the Israeli attacks in Gaza. Khayat said Morocco played a “questionable” role in the Arab Spring revolutions and slammed the King of Morocco, Mohamed the Sixth, for collaborating with Islamists around the region and in his own country.
She also said the Moroccan economy is built on prostitution and that this is why the country ranks so highly for HIV/AIDS infections in the world.
The Association of Moroccan community in Egypt also filed a complaint against the TV presenter on charges of libel and defamation of the king and the people of Morocco, through her TV show on “Online TV “*


La mezcla extraña de argumentos recuerda hace perder eficacia y razón a las críticas. Los motivos que pueden ser analizados con seriedad se anulan ante lo señalado en el párrafo segundo, claramente inexacto, ofensivo y tendencioso. Cuando el periodismo pierde perspectiva ocurren este tipo de cosas. La pretensión de los gobiernos de los países de ser "incriticables", que no se pueda cuestionar su legitimidad, etc., es absurda y autoritaria. La opinión sobre si lo que ocurrió en Egipto fue un golpe o no es legítima, sujeta a valoraciones distintas, tal como lo era si lo ocurrido en España en 1936 fue un golpe militar o un "alzamiento nacional". Pretender que el universo vea las cosas tal como nosotros deseamos que las vean es ingenuo, viéndolo desde la perspectiva benévola.
Los medios marroquíes, como es lógico, lo veían de otra manera. Acusar a un país de vivir de la prostitución y que esa sea la causa de las cifras del SIDA es un golpe bajo indecente, como lo hubiera sido recordar a Egipto que tiene las cifras más altas del mundo en hepatitis C y convertirlo en un problema "moral". En la prensa marroquí se recogió el ataque y se vivió como una ofensa:

According Alyaoum24, three representatives of the Embassy of Morocco in Cairo visited the office of the Attorney General of the Republic of Egypt Hisham Barakat to file a complaint and a request for compensation against the Egyptian TV presenter, who lashed out at Morocco’s King and ruling Islamists party on the plateau of the ON TV channel
Amid a storm of controversy over the offensive remarks made by Amany El-Khayat in her Daily TV show, Egypt’s Foreign Minister Sameh Shokri denounced the TV host’s comments, saying that he was “deeply angered by comments made by private Egyptian news anchor insulting the Moroccan people.”**


Khayat no fue despedida, pero sí retirada del primer plano. Era julio de 2014 y las relaciones no han mejorado mucho. La tensión sigue entre los medios de ambos países como reflejo de las malas relaciones  políticas.
Los medios de Marruecos recogen un nuevo incidente en el que se vuelve a incidir en las malas formas. De nuevo es la televisión el medio elegido y de nuevo han tenido que pedir disculpas a Marruecos por lo dicho en los programas por presentadores locuaces.
Tras meses de relaciones tensas, hace apenas unos días se acaba de producir otro caso de insultos desde los estudios de los canales egipcios:

Rabat – A group of Egyptian journalists sent a complaint to the Egyptian Journalists Union on Tuesday evening to protest the offensive remarks of Egyptian TV presenter Wafaa ElKilany, who said in her show on the MBC network that Morocco and Africa are the “land of sorcery.”
In coordination with the Union of Independent Journalists, Mohamed Abdel Shakur, member of the Egyptian Journalists Union, said that he is leading a campaign to collect signatures from journalists to file a lawsuit against the TV presenter for attacking Moroccans.
Noonpress quoted Jamal Abdel-Rahim, a board member of the Egyptian Journalists Union, as saying, “we do not accept such encroachment from any Egyptian journalist in various media against a brother country like Morocco in particular, and the Arab countries in general.”
Known for her treatment of sex-related topics, Egyptian TV presenter Wafaa ElKilany described Morocco and Africa as a land of sorcery and black magic, overlooking the fact that Egypt is also an African country.
After a string of Egyptian journalists and actors making aggressive remarks against Morocco in recent months, ElKilany comes along now to add insult to injury.***


Los medios recogen de nuevo las disculpas de directivos de la cadena por las opiniones disparatadas e insultantes de la presentadora Wafaa Elkilany.

Donde antes se hablaba de "prostitución" y "SIDA" ahora es la "brujería". El retrato que se quiere hacer de Marruecos es claramente ofensivo desde una especie de superioridad "moral", que es lo más irritante.  Las "acusaciones" de tienen un sentido específico en cada contexto y en este caso no son faltas de intención, sino manifiestamente denigrantes. Se trata de humillar a Marruecos acusándole de país de "brujería y magia negra", de país atrasado (brujería) y pervertido (su lectura del SIDA, que es sinónimo de prostitución en su mente estrecha).
El hecho de que periodistas egipcios se hayan levantado contra este tipo de opiniones es al menos salvar la cara de una profesión que en Egipto está dejando héroes y villanos. La queja de los periodistas egipcios por los insultos a Marruecos, en cualquier caso, se basan en unos principios extraños al periodismo. La crítica y el análisis son necesarios y parte consustancial de la tarea periodística, un servicio a la propia ciudadanía. Eso de los "países hermanos" y demás retórica es, eso, retórica. En el fondo, lo que existe es una especie de sistema de particiones o categorías en las que se incluyen países "criticables" y "no criticables" en función de criterios sectarios, las más de las veces. Se vive en una extraña ficción que oscila entre el panarabismo de los países hermanos, la comunidad (umma) de los países musulmanes y el nacionalismo de cada uno. Son tres corrientes existentes: la hermandad árabe, la religiosa y la nacional, que a su vez administra su propio grado de "arabidad" y "religiosidad". El despropósito de insultar a Marruecos y a África como tierras de brujería, siendo Egipto parte de África, es una muestra de la confusión, incluso geográfica.
Pero la lucha continúa y Mada Masr no cuenta hoy mismo la respuesta dada desde los medios marroquíes, que esta vez han sembrado las protestas de los egipcios:

Hostilities between Egyptian and Moroccan media outlets continued to mount this weekend, after Morocco’s Channel One broadcast a reportage on Thursday denouncing former President Mohamed Morsi’s ouster as a “coup,” and enumerating the transitional government’s subsequent rights violations.
Despite warm relations on the official level, the two countries have been sparring with each other through the media since the summer of 2013. In remarks to the state-owned news site Ahram Gate, an unnamed Moroccan diplomat underscored his nation’s support of Egypt and President Abdel Fattah al-Sisi, despite Thursday’s reportage.
Moroccan Ambassador to Egypt Mohamed al-Eleimy blamed an “unknown entity” for trying to strain Egypt-Morocco relations through the broadcast, according to the privately owned newspaper Youm7.
The segment featured a Moroccan analyst proclaiming that Sisi’s coup aborted Egypt’s democratic transformation and went against the demands of Egyptians.
The video also highlighted the violent dispersal of Muslim Brotherhood protests in August 2013, in which more than 1,000 people were killed, asserting that the military’s intervention in politics was a cause for concern.
The analyst went on to argue that Egypt was far from a return to stability, as the opposition is now radicalized and a security vacuum prevails.****


Mada Masr sitúa en julio de 2013 el comienzo de las hostilidades, es decir, cuando se produce el "no-coup" que lleva al poder a Abdel Fattah al-Sisi. Volvemos al principio: todo el que cuestione no solo la legitimidad de su ascenso al poder se convierte en objetivo de los medios afectos al régimen, que son casi todos, pues los que no se han cerrado se han callado, dejando una leve y arriesgada posibilidad de crítica o discrepancia en manos de los más osados.
Pero lo que ocurre en la "superficie" de los medios suele ser reflejo de lo que ocurre en la profundidades. Hay una visita del rey de Marruecos a Turquía que será motivo de nuevas polémicas. Turquía siempre está ahí y quizá parte de la clave la encontremos en los medios turcos. World Bulletin señala:

Perceived coordination between Egypt and Algeria to support the Polisario Front – which has long fought Morocco over the Western Sahara region – along with recent attacks on Rabat by Egypt's media, appear to be behind Moroccan state TV's increasingly critical tone vis-à-vis Egypt's leadership.
"The visit to Algiers last week by an Egyptian delegation to attend an international conference in support of the Polisario Front has angered Rabat," a Moroccan diplomat, who declined to be named, told The Anadolu Agency.
"The Egyptian media's continuous attacks on Rabat and the Moroccan people," the diplomat said, was another reason for the Moroccan state media's recent change in tone regarding the Egyptian leadership.*****


Como puede apreciarse, el grado de complejidad de la situación aumenta, aunque no siempre es fácil discernir dónde van los bueyes y dónde el carro. ¿Marruecos cuestiona, a través de los medios, la "legitimidad" del gobierno egipcio y Egipto le devuelve la pelota a través de los medios primero y, lo que puede traer más complicaciones, cuestionando la "legitimidad" de la ocupación del Sahara por parte de Marruecos? De ser así, se esperan nuevos conflictos y el caso está lejos de calmarse.
La polémica a través de los medios refleja el manejo que los estados hacen de ella, por un lado, pero también su propia debilidad. Una prensa débil, manipulada y manipuladora, es un mal para cualquier país, pues se convierte en un elemento de "agitación", no de reflexión.




* "Host stops appearing on TV following Morocco comments" Mada Masr 20/07/2014 http://www.madamasr.com/news/host-stops-appearing-tv-following-morocco-comments
** "Morocco files a law suit against Amany El Khayat" Marocco World News  20/07/2014 http://www.moroccoworldnews.com/2014/07/134952/morocco-files-a-law-suit-against-amany-el-khayat/
*** "Egyptian Journalists Union to File Complaint against MBC Anchor Wafaa ElKilany" Morocco World News 30/12/2014 http://www.moroccoworldnews.com/2014/12/148483/egyptian-journalists-union-to-file-complaint-against-mbc-anchor-wafaa-elkilany/

**** "Egypt-Morocco media war heats up with anti-Sisi broadcast" Mada Masr 2/01/2015 http://www.madamasr.com/news/egypt-morocco-media-war-heats-anti-sisi-broadcast
***** "Egypt-Algeria cooperation on W. Sahara irks Morocco" World Bulletin 3/01/2015 http://www.worldbulletin.net/world/152130/egypt-algeria-cooperation-on-w-sahara-irks-morocco





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.