sábado, 27 de diciembre de 2014

Una época de paz y amor o el sueño del Papa Tadeo II

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
Mientras conocíamos ayer que Egipto prohíbe oficialmente la película de Ridley Scott "Exodus: dioses y reyes", nos quedamos asombrados por la declaraciones del máximo dirigente de la iglesia copta, el papa Tadeo II, en entrevista publicada por el diario El Mundo y que ha tenido repercusiones internacionales. No podía ser de otra forma atendiendo simplemente al titular: «'El IS es una maquinación de Occidente para trocear Oriente Próximo'»*. Si se sobrevive al titular y se tiene el valor de adentrarse en la entrevista, no apta para cardiacos, se lleva uno descomunales sorpresas. O quizá no tantas si se tiene en cuenta el delirio constante que se percibe en el ámbito egipcio.
En la entrevista de Francisco Carrión, Tadeo II, que afortunadamente no es "infalible" se hace escaparate de las versiones oficiales con las que se racionaliza lo que ocurre en Egipto. La primera andanada es contra la revolución del 25 de enero. Desde una perspectiva político-poética, a Tadeo II le parece mal que se le llame "primavera".

P - Por sus palabras se deduce que no es muy partidario de las revueltas que estallaron en 2011 a lo largo y ancho del mundo árabe...
Es que aquello, en ningún caso, fue una primavera. La primavera es una estación hermosa, con flores, verdor y sonido de pájaros. Un tiempo de paz y amor. Lo que hemos visto durante estos últimos cuatro años no es la primavera sino el otoño.*


El sentido estacional de las personas no debe ser cuestionado. Se puede ser un poco baudeleriano, un poco aquejado de Spleen otoñal, pero esa imagen de primavera Disney queda también bastante alejada de lo actual. El problema reside ahí. A Tadeo II no le parecía mal lo de Mubarak porque le servía de protección frente a los islamistas, algo comprensible desde la elección del mal menor. También tiene su lógica que le sentara fatal la llegada de Morsi y los Hermanos al poder, como históricamente se puede comprobar por los ataques a las iglesias cristianas. Lo que no tiene lógica ninguna es que pueda llamar "un tiempo de paz y amor" a lo que Egipto vive en estos momentos.


Si hubo un momento de "paz y amor" —¡qué lástima que no lo recuerde!— fue precisamente cuando los cristianos coptos —desoyendo a sus tibios líderes— y los musulmanes que quería un cambio real y más libertades y convivencia, se juntaron en las plazas, hermanados, con cánticos conjuntos y velando unos el sueño de los otros, en acción de hermanamiento. En aquel momento se llamaron unos a otros "egipcios" reivindicando su unidad frente a los intentos constantes de enfrentarlos.


Cuando el faraón Morsi llegó de visita a Europa, se le recordó que debía proteger a las minorías religiosas. Se pensaba, evidentemente, en la población copta. Fue Angela Merkel la que se lo tuvo que decir con contundencia: no haga una constitución sectaria, proteja a las minorías y respete los derechos de las mujeres. Con la misma soberbia actual, el electo presidente Morsi dijo que Occidente se metiera en sus asuntos, que eran cosas de los egipcios. Pero las "cosas de los egipcios" nunca son realmente "suyas"; siempre son maquinaciones de los demás. Morsi no llegó al poder porque le votaran, no. Llegó fruto de una conspiración internacional. La revolución del 25 de enero, la que desplazó unos metros a Mubarak, también fue una conspiración internacional. Los muertos fueron obra de los Hermanos Musulmanes mientras el Ejército y la Policía besaban a los manifestantes. Todos aquellos que se manifestaron eran agentes extranjeros intentando molestar a ese patriarca dulce y amoroso que era Hosni Mubarak. Porque faltó el padre, los hijos —¡ay, los hijos!— perdieron el rumbo hasta que fue posible recuperar el orden y la cordura con la llegada de otro padre, esposo, amante de las masas, el deseado. Por fin llegó "un tiempo de paz y amor".


Lo anterior es opinable. Puede Su Santidad, opinar sobre las estaciones del año como quiera y elegir las condiciones climáticas más acordes para con sus estados de ánimo y físico. Pero las declaraciones sobre el Estado Islámico son una grandísima irresponsabilidad, un perfecto reflejo de la deriva delirante:

P - Durante 2014 el autodenominado Estado Islámico, que ha declarado un califato en amplias zonas de Siria e Irak, ha obligado a cientos de miles de cristianos a abandonar sus hogares... ¿Quién se esconde detrás de los yihadistas?
No soy un hombre de política pero creo que algunos países occidentales están intentado ejecutar un plan urdido para trocear Oriente Próximo en naciones más pequeñas y débiles con el objetivo último de proteger a Israel.
P - ¿Considera entonces a Occidente culpable del nacimiento y desarrollo del IS?
Sí. En Irak o Libia se está aplicando la misma estrategia que ya hemos observado en Sudán. Grupos violentos como el IS son una maquinación de Occidente. [¿Con la financiación de países de la zona como Arabia Saudí?] Quizás pero no lo sé a ciencia cierta.*


Es una verdadera pena que Tadeo II no sea un hombre de política, porque se le da muy bien. Para "no saber a ciencia cierta" posee muchos conocimientos. Cuando se escuchan estas cosas y viendo el sufrimiento que se está creando por parte del Estado Islámico, se produce cierta indignación ante las palabras irresponsables del que dice no saber "a ciencia cierta". Uno ya no se extraña nada de lo que escucha desde Egipto. dado la burbuja en la que viven constantemente y el clima de unanimidad necesario para sostenerla. Para que una burbuja aislante se mantenga es necesario el refuerzo constante para evitar que la realidad o, al menos, la duda entre por alguna grieta. El incidente con la novela 1984, con el estudiante detenido, es una anécdota, pero tiene mucho de simbólico, de ahí su éxito.

En Muftha se titulaba así un artículo hace unos días: "Egyptian Media Paints Rosy Picture of UNHRC Review of Egypt’s Human Rights Record". Se refiere especialmente a las 300 recomendaciones hechas sobre los derechos humanos a Egipto y de las que tendrá que dar cuenta pronto. El control casi absoluto sobre los medios de comunicación a fuerza de expulsar las voces críticas y potenciar espectáculos tan vergonzosos como el de la retransmisión de la "redada homosexual" en unos baños de El Cairo (por cierto, a su responsable la presentadora Mona Iraqi, la han despedido de la empresa suiza para la que también trabajaba por el escándalo de su falta de ética) para mostrar la eficacia del Estado erradicando los foco del mal, ha hecho que la realidad sea irreconocible pero sí digerible por el país. Han tenido más condena los autores del video llamado de la "boda gay" que el dictador corrupto de 30 años contra el que se sublevaron. ¡Una época de paz y amor!
En Muftha se analizan las reacciones ante los varapalos internacionales dados a Egipto en todos los órdenes y cómo los medios han desarrollado una retórica nacionalista y defensiva para justificar las constantes violaciones de los derechos humanos y el control absoluto del Estado:

What makes this rhetoric important is its implications in an international context. It is, in fact, neither new nor unique to Egypt. In her television program Hona Al Asema, Lamees Al Hadeedy drew parallels between Egypt today and the United States following the 9/11 attacks, when the Patriot Act was passed to give the government exceptional powers.
Couching Egypt’s human rights performance in terms of national security creates a dramatic “with us or against us” dynamic. In an interview with TV personality Ibrahim Issa, Mervat al-Talawi, head of Egypt’s National Council for Women and member of the Egyptian delegation to the UNHRC, described the 125 member countries who participated in the review as belonging to one of three blocks: “supportive,” “biased,” or “hostile.” In the same interview, she called human rights a “weapon” that countries use to “attack” others they dislike.
Many articles drew a line between countries who “recognize,” “appreciate,” and “understand” the security and stability challenges Egypt faces and those who did not. One columnist for Al Shorouk, generally perceived as more progressive than other mainstream media outlets, characterized the UNHRC review as a “battle to determine the powers that stand with Egypt and those that stand against her on the foreign policy stage.” An opinion piece published by Al Ahram entitled “Human Rights…the Muslim Brotherhood’s Last Card” took it one step further and accused the MB and their “Turkish and Qatari followers” of using the UNHRC review to launch a desperate war against Egypt.
What emerged from this commentary was a dossier of international friends and foes. The United States, most European countries, Tunisia, and Turkey were at the top of the black list. Criticism from the United States and Europe was attributed to Western meddling, while those from Tunisia and Turkey were often portrayed as part of a global Islamist plot to undermine Egypt.**


Es difícil encontrar una maniobra de aislamiento de tal calibre, de distorsión de la realidad tan increíble como la que Egipto vive. No hace mucho recogimos aquí la petición oficial insólita de disculpas de Al Ahram a The New York Times (otra bestia negra difamadora) por haber manipulado la información de su corresponsal haciendo ver que el mundo entero estaba seducido por el presidente Al-Sisi.
Es un estado hipnótico de fascinación en el que se rebozan constantemente bombardeando a la población. Las cosas de Tadeo II no son más que un ejemplo notable  y penoso de lo mismo que una mayoría de la población recibe y percibe. Están firmemente convencidos de que son los demás los causantes de sus males, conspiraciones constantes con no se sabe muy bien qué fin, aunque el objetivo final lo tienen claro: evitar que Egipto reine en el mundo. Hasta de eso se les ha convencido. El foco de la culpabilidad se va desplazando de unos a otros según esa "lista negra" de la que hablan acertadamente en Muftha.


Nadie está a salvo de esa lista, ni lo de dentro ni los de fuera. Lo más lamentable que he podido ver estos días es la noticia  sobre el cambio de trabajo de Wael Ghoneim. Para los que no lo recuerden, Ghoneim fue una de las figuras clave en la revolución del 25 de enero, lo que al papa Tadeo II le parece que se llama mal como "primavera". Ejecutivo de Google en Egipto, fue el creador de la página "Todos somos Khaled Said", en nombre del joven bloguero torturado y asesinado por la humanitaria Policía egipcia y arrojado su cadáver a la calle. Wael Ghoneim fue detenido y estuvo 11 días desaparecido. Las imágenes de su llegada a la Plaza de Tahrir son parte de la historia, tal como lo fueron sus lágrimas incontrolables ante la televisión cuando le iban leyendo los nombres de los jóvenes muertos en esos días. Es una lástima que Tadeo II no se acuerde de esto.
Ahram Online daba noticia de que Wael Ghoneim dejaba su trabajo en Google Venture para nuevas aventuras. El final de la breve nota me produjo profunda tristeza: «Once lauded as a hero, Ghoneim, like many other youth activists, has since fallen foul of pro-government media and has been portrayed as a traitor serving foreign agendas.»***


Difícilmente se puede resumir en dos líneas, con tanta precisión y naturalidad causal, el cambio egipcio. De "héroe" a "traidor". Con la misma concisión, Egipto va deshaciéndose de lo mejor que tiene, aquella juventud que hizo lo que sus padres no tuvieron el valor de hacer, reclamar justicia, pan y libertad. Lo hicieron con la esperanza de que esa "primavera" que reclamaban llegaría para quedarse, pero fue efímera, sí. La retórica que sostiene que todo esto es parte de una hoja de ruta que les lleva a la libertad y la grandeza no es más que una engañifa para recuperar el control que estuvieron a punto de perder. No es posible progresar así. Solo se conseguirá, como están consiguiendo, que los que tengan algo que decir se callen y que los que puedan aportar algo se vayan.
Primero fueron los esbirros de Mubarak los que boicoteaban la revolución; después fueron los Hermanos Musulmanes los que mataban a los revolucionarios; después han sido agentes extranjeros los que hicieron la revolución para molestar al venerable anciano que les había servido fielmente durante treinta años con la ley de excepción en la mano. Ahora, el único cambio es que allí donde Mubarak dejaba un poco de cancha a los islamistas para aparentar cierta democracia y mantener inquieto a Estados Unidos por Israel, el régimen actual, después de verse desbordado en las urnas, ha decidido exterminarlos y encarnar ellos la ortodoxia islámica controlando desde Al-Azhar la doctrina de las mezquitas. La historia de Tadeo II no es más que la confirmación de esa absorción del estado de todos los ámbitos religiosos.


Egypt Independent recogía un artículo publicado por la Carnegie Foundation en el que se recomendaba al papa Tadeo II que no se dedicara, por el bien de los coptos, a mantener una postura política unificada y oficialista:

[...] the Carnegie Endowment for International Peace has advised against emboldening this image, warning the church that “engagement in deals with the state or political parties” could have “drastic consequences because it makes the Church a part of the political regime”.
In an article published on 18 December, Georges Fahmy, a fellow researcher at Carnegie said this position “leads to a situation in which Church decisions can put the lives and property of any individual Copt at risk, even if he or she did not actually participate in making a political choice.”
According to Fahmy, Copts should be free to adopt varied political positions and form groups and movements accordingly.
“Rather than trying to unify Egypt’s Christians under its leadership, the Church should withdraw from the political sphere and allow Copts to defend their interests themselves by joining political parties and movements.”
Fahmy’s article came days before Pope Tawadros II, head of the Coptic Orthodox Church, said in an interview with Spanish El Mundo published on Tuesday, that he supports the release of former president Mubarak from prison.****


¡Otra conspiracion! Me temo que lo que le reclaman a Tadeo II sea lo contrario del camino que ha elegido para la comunidad: liderazgo y control unificados, oficialismo. Con eso dará armas a los que ven en los coptos el peligro, convirtiéndolos en objetivo de los islamistas, que saben que siempre tiene buena aceptación acusar a los cristianos de intentar "recuperar" Egipto mediante conspiraciones. Eso les repetía no hace muchos días el imam de una mezquita en Cremona, Italia, a sus feligreses. Así explicaba que estuvieran en contra de los anticonceptivos: tienen que tener muchos hijos porque quieren echar a los musulmanes. Y visten de negro constante, porque están de duelo por la pérdida de Egipto. Cada uno tiene la teoría conspiratoria que más le satisface, la que mejor le viene a sus fines de manipulación.


No sabemos cuánto durará la fantasía, probablemente mucho. Será necesario mantener esta alucinación con una mezcla de miedo y grandilocuencia, de paranoia conspirativa y cosmética para que no se vean las grietas del sistema, su aislamiento internacional. Solo Putin, ese gran amigo liberal, les tiende la mano para que le compren trigo y armas. La promesa de millones de turistas rusos disfrutando del espectáculo de "paz y amor" es muy poderosa y, ¿por qué no? creíble.
Censurar "Exodus: dioses y reyes" por falta de rigor histórico —dicen que las aguas no se separan, que es inexacto lo del terremoto; que los actores no son egipcios, que no fueron los judíos los que construyeron las pirámides...— es una de esas bromas que el sentido del humor egipcio nos deja de vez en cuando. ¡Qué pena! ¡Y qué pena porque Tadeo II, papa de la comunidad copta, crea que los que persiguen, matan a los cristianos seamos nosotros, los "occidentales", "algunos países europeos", camuflados de integristas islámicos! ¡Esa sí es una buena película!


Afortunadamente sigue habiendo egipcios a los que no les importa (o sí, pero lo llevan con dignidad), que los llamen traidores y vendidos, que siguen pensando que Mubarak no era un buen padre, que Morsi fue un gobernante sectario y que lo que tienen ahora es un régimen que reúne los vicios y virtudes de ambos. Afortunadamente quedan periodistas que son capaces de decir lo que piensan de lo que tienen delante con riesgos laborales y personales. Que duren.
Poco a poco Egipto se va perdiendo dentro de su propia película.



* 'El IS es una maquinación de Occidente para trocear Oriente Próximo'El Mundo 22/12/2014 http://www.elmundo.es/internacional/2014/12/22/5496c75b268e3e395f8b457a.html?a=5b63ee7ee66f433728f8230661071506&t=1419236664
** "Egyptian Media Paints Rosy Picture of UNHRC Review of Egypt’s Human Rights Record" Muftha 19/12/2014 http://muftah.org/egyptian-media-paints-rosy-picture-unhrc-review-egypts-human-rights-record/#.VJ6E0l4DQ
*** "Egypt's Wael Ghoneim quits Google to found start-up" Ahram Online 24/12/2014 http://english.ahram.org.eg/NewsContent/1/64/118721/Egypt/Politics-/Egypts-Wael-Ghoneim-quits-Google-to-found-startup.aspx

**** "US-based think tank urges Coptic church to curb political involvement" Egypt Independent 24/12/2014 http://www.egyptindependent.com//news/us-based-think-tank-urges-coptic-church-curb-political-involvement




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.