martes, 30 de diciembre de 2014

El falso recuerdo de Maspero o la invención de la Historia

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
Las declaraciones realizadas por el Papa copto Tadeo II al diario español El Mundo siguen dando que hablar en Egipto. Lo comentamos el otro día aquí y ya salen las reacciones en la prensa egipcia a las declaraciones, realmente desafortunadas, de un hombre que dice no saber nada de política pero que señala que el Estado Islámico es una invención de Occidente, de algunos países europeos, para dividir Oriente Medio. No sé sí el papa Tadeo II estaba ese día especialmente relajado, pero las declaraciones han causado reacciones en la línea de las que señalamos. Tratan de evitar que los cristianos coptos sean identificados con las líneas políticas oficiales que se están trazando para el conjunto de Egipto.
La columnista Karima Kamal deja las cosas bastante claras en su artículo en Egypt Independent, con el título directo "It's time to stop".

If you were not shocked by Pope Tawadros' recent statements to the Spanish newspaper El Mundo — especially if compared to the statements of Bishop Paul — others were not only shocked, but attacked him severely. For their beloved ones died in the Maspero events.*


Lo primero que resalta tras ver las diferentes críticas que se le dirigen al mandatario copto es que se centran en el caso de Maspero, las muertes de cristianos a manos del ejército el 9 de octubre de 2011, tras la revolución del "25 de enero" y en pleno reinado del mariscal Tantawi y la SCAF, la Junta Militar, que toma el poder tras la caída de Mubarak.
Son tantas las vueltas y revueltas en Egipto, tantas veces cambian las tornas que se hace difícil mantener las iras de la culpabilidad en la misma dirección. Se sublevan contra unos a los que poco después alaban, eligiendo a otros a los que después derriban para que todo se parezca extrañamente a lo que había al principio. ¿Confuso? Pues sí. En Egipto, como en las telenovelas, no te debes perder ningún capítulo si quieres seguir enganchado a la historia.


En su momento (siempre es importante precisar esto por los cambios interpretativos), octubre de 2011, así se describía la matanza de Maspero:

Egyptians are pulling together after a bout of violence at the state television building Maspero, engineered to pit Muslim against Christian and vice versa. The clashes between protesters and the military police during a Coptic protest to demand answers over the burning of churches in Sohag and Aswan resulted in around 25 deaths and 200 injuries.
What was schemed as sectarian vandalism and a plot against the unity of Egyptians, has turned out to be a unifying force and a concrete wall to prove that what happened on the night of Black Sunday in Egypt is a Governor versus People clash rather than Christian versus Muslim one.
Despite the fact that there are people who still favor sectarianism and believe the army is sacred and can do no wrong, many netizens agreed that what had happened at Maspero was a massacre and an attack on all Egyptians.**


Esto se escribe tres días después de la matanza. No hay duda de quién es el criminal (el ejército, lo pudo ver todo el mundo), de su objetivo (sembrar el caos y en enfrentamiento sectario entre musulmanes y cristianos) y la reacción del pueblo (la unidad frente a los que les querían dividir). El Ejército, se nos dice, no es sagrado.

El problema es que ahora sí lo es. El mismo ejército que cargó contra los manifestantes coptos dejando 25 (otras fuentes posteriores suben a 28) y más de 200 heridos. La estrategia del ejército egipcio ha sido siempre la misma, la del bombero pirómano, incendio y después apago. Es la forma de llevar hasta el extremo el caos para después regresar aclamado.
Pero los coptos (la mayoría de los egipcios) no se pueden olvidar de lo que ocurrió en Maspero. Hace falta retorcer mucho los hechos (y en Egipto se retuercen muy bien) para llegar a creerse la versión que el papa copto ha transmitido a través de la entrevista con El Mundo (un auténtico éxito informativo y un detonante político). Ocurre además tras la exoneración de Hosni Mubarak, familia y sus compinches económicos corruptos (Hussein Salem). Las palabras de Tadeo II sobre la bondad del régimen de Mubarak y lo horrible ("otoño", decía) de las "mal llamada primavera" egipcia han sembrado la indignación entre los coptos, Y con razón.
El artículo de Karima Kamal es de gran claridad en la exigencia de la limitación de la iglesia copta en su afán por mantener una portavocía política de sus miembros. Esto es un efecto perverso de la política egipcia que ha causado ya bastantes problemas porque convierte —como señalamos el otro día— a los coptos en un todo susceptible de pagar en su conjunto los errores de sus dirigentes. Eso ya ocurrió con el apoyo a Mubarak y la tibieza que tuvieron sus dirigentes, frente a la participación activa de los cristianos de calle, comprometidos con la revolución junto a los demás egipcios. Señala Karima Kamal:

The position of the Church should be commensurate with the two revolutions, which ostensibly established new standards that should prevail. The most important of these standards is not to mix religion with politics.
When Bishop Paul says political parties should take the church's opinion regarding the parliamentary candidates, and when Pope Tawadros says freedom has limits and that the Internet should be controlled — not to mention his remarks about the verdict on Mubarak — it's a sign that we are moving nowhere.
We demanded several times under Mubarak that the church stop interfering in political affairs. After Mubarak left and Pope Shenouda died, we demanded that the church and the pope limit their role to preaching.
All Coptic Christians have the right to adopt a political inclination just like any other Egyptian, separate from the church and its leadership. But it seems that Bishop Paul wants the Church to maintain the role it has been playing for too long, completely oblivious of the fact that the revolution has affected the Copts along with all other Egyptians. The Copts do not need any political direction from the church, they only need spiritual guidance.
Does the intervention of church leaders mean they want to have an influence? Did Pope Tawadros not know that the church should not be involved in politics? Why did he not decline to answer the political questions of the Spanish journalist in order to spare himself controversy?
The pope cannot swim in the quicksand of today's politics. He should realize that the church has no political role anymore. The Copts paid a dear price when the church was involved in politics. It may have been the wish of the church and the regime at one point in time, but now it is time for both to stop.*


Son muchos intelectuales los reclaman en el mundo islámico una separación entre religión y estado similar a la ocurrida en Occidente con el cristianismo. Ven en la absorción de lo religioso de todas las facetas de la vida pública y privada la fuente de su conflictiva situación y del atraso histórico respecto a Occidente.
No ha gustado nada las loas a Mubarak (es negar sentido a la revolución) ni el canto a una situación que para muchos es opresiva y cuyos derroteros les parecen cada día más oscuros. Pero el oficialismo es una epidemia endémica en Egipto; la racionalización para adaptarse a las situaciones lleva a extremos como que el máximo dirigente de la iglesia copta dude de la masacre de sus propios fieles.


En Mada Masr se recogieron también reacciones y testimonios ante las palabras de Tadeo II. Con el título "Coptic activists outraged by pope's remarks on Maspero massacre", se da espacio a esa manifestaciones indignadas de aquellos que se ven manipulados como coptos y ofendidos como revolucionarios:

Activist Vivian Magdy, whose fiancée was killed in the Maspero clashes, wrote an article published on the privately owned site Yanair Gate, castigating Tawadros for his statements.
“What about the blood of those who died? What about his blood [her fiancée’s] pouring from his mouth as he took his last breath in this life? The blood that I left on my hands for two days to show everyone … Was their blood sacrificed so the pope can talk about them as if they were nothing?” Magdy asked.
The harshest criticism came from Gamal Eid, the executive director of the Arab Network for Human Rights Information (ANHRI): “Dear Pope Tawadros, you have my full appreciation as a religious cleric. As for your political ideas, and your talk about Maspero martyrs, it is too bad. Shame on you!” he tweeted.
Tawadros went on to say in the El Mundo interview that he had endorsed President Abdel Fattah al-Sisi’s presidential campaign in his personal capacity as an Egyptian citizen, despite attacks against him by Coptic youth.
“Those youth lack knowledge and experience,” he claimed, adding that the church is engaged in heated dialogue with them.***


El oficialismo del Papa Tadeo II no le hace ningún bien ni a los coptos ni a la memoria de Egipto. Cuando la historia se reescribe con aviesas intenciones cada día, intentando que lo que fue deje de ser, declaraciones como las suyas son un flaco favor a la situación. No es posible decidir o pensar con claridad meridiana si se vive en esa burbuja cambiante de decoración. La indignación de aquellos que sufrieron la pérdida de familiares y amigos, de los que estuvieron allí y lo vieron con sus propios ojos es comprensible.
No es casual que se haya puesto de moda hablar en Egipto de la novela de Orwell, 1984, a raíz de la detención de un estudiante. Lo importante no es que fuera la causa real de su detención o que fuera un objeto más que llevara encima, sino el refresco de la memoria de lo que en sus páginas se describía: el monopolio de la verdad por parte del Estado.


Especialmente heridos se deben sentir los jóvenes cristianos coptos a los que su "padre" espiritual descalifica en la mejor tradición patriarcal (en el doble sentido de la palabra). Si la revolución fue la "revolución de los hijos", como la definimos en su momento, hoy se asiste a la "contrarrevolución de los padres", con el regreso de Mubarak, el gran padre y de otros padres espirituales, como el Papa Tadeo II.
Un año después de la masacre de Maspero, con el islamista Mohamed Morsi en el poder, nadie había respondido por las muertes de los coptos en Maspero. Morsi no tenía ganas de enfrentarse con el Ejército y discutir por la muerte de un puñado de cristianos coptos. Ni los jueces ni los políticos estaban dispuestos a comprometerse en la exigencia de verdad y justicia para los muertos.


Con motivo de la celebración del primer aniversario, los que mantenían el recuerdo, escribían pidiendo justicia:

@hebamorayef: No se depurarán responsabilidades por los crímenes del ejército egipcio hasta que los oficiales militares puedan ser procesados en los Juzgados Civiles #Maspero
@hebamorayef: Los abogados de los Derechos Humanos insistieron al Comité de Investigación de Morsi para que examinara la retirada del caso Maspero después que el juez rechazara la investigación completa.
@MinaNaguib90: Nunca olvidaré al bastardo que dijo que «si quisiéramos matar hubiéramos matado a 200 o 300 personas, pero el conductor del coche blindado tenía miedo». Me encantaría ver que alguien es juzgado seriamente en este país
Mientras tanto, se llevó a cabo una marcha desde Shubra a Maspero en memoria de los mártires. Ragia Omran escribe:
@rago_legal: Procesión funeraria desde Shubra a Maspero en memoria de nuestros mártires. Que el SCAF juzgue a los responsables de las muertes. Pedimos justicia****


Hoy, pasados varios aniversarios, el Papa Tadeo II ha enterrado un poco más a los que murieron en Maspero. Los ha echado a la fosa común del oficialismo que todo lo devora. Hoy, el que presumía —como se recoge en el tuit— que de haber querido habrían matado a 200 o 300 personas, puede que no se quedara con las ganas de hacerlo en las matanzas posteriores que han ensombrecido a Egipto.
Las peticiones de que el papa copto se limite a ser guía espiritual y no portavoz oficial o director político de sus feligreses llegan desde múltiples puntos, dentro y fuera de Egipto. No ha hecho un favor a nadie; quizá ni siquiera a sí mismo. Sus delirantes declaraciones sobre el Estado Islámico como un instrumento de Occidente no le van a crear mucha simpatía fuera ni en aquellos que padecen los efectos terroríficos del islamismo, incluidos los cristianos que son perseguidos y asesinados en Siria e Irak. Se ha limitado a reproducir la paranoia oficial para cerrar más Egipto al exterior. En el interior ha causado la irritación de los que están comprometidos con la justicia y el deseo de un país más justo y moderno, respetuoso de los derechos de todos.


* Karima Kamal. "It is time to stop" Egypt 29/12/2014 Independent http://www.egyptindependent.com//opinion/it-time-stop
** Nermeen Edrees "Egypt: Mourning the Heros of Maspero's Battle" Global Voices 12/10/2011 http://globalvoicesonline.org/2011/10/12/egypt-mourning-the-heros-of-masperos-battle/
*** "Coptic activists outraged by pope's remarks on Maspero massacre" Mada Masr 25/12/2014 http://www.madamasr.com/news/coptic-activists-outraged-popes-remarks-maspero-massacre
**** Amira Al Hussaini "Egipto: Recordando Maspero; esperando que se haga justicia" Global Voices 12/10/2012 http://es.globalvoicesonline.org/2012/10/11/egipto-recordando-maspero-esperando-que-se-haga-justicia/


 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.