sábado, 8 de noviembre de 2014

La verde Irlanda y el estereotipo de la bebida

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
Entre el revuelto de noticias excéntricas, exóticas y anecdóticas en que se está convirtiendo la BBC Mundo en español (debe ser que los hablantes de español son cada vez más difíciles de atraer con lo que ocurre en el mundo), encuentro una noticia sobre los estereotipos. No sé si es realmente una noticia, pero sí que es sobre los estereotipos, un tema en el que estoy trabajando en diversas investigaciones con mis alumnos chinos de doctorado. La globalización de las comunicaciones y las desigualdades en el potencial informativo (la capacidad de crear mensajes y ponerlos en circulación) hacen que estos se refuercen en vez de disminuir su efecto.
La noticia de la BBC es la siguiente:

Katie Mulrennan es irlandesa y por años ha trabajado como profesora de inglés en distintos lugares del mundo.
Pero recientemente, fue rechazada en un empleo en Corea del Sur debido a la "naturaleza alcohólica" de quienes nacen en la República de Irlanda.
La agencia le explicó que su cliente no contrataba a irlandeses debido a sus hábitos de bebida.
La joven de 26 años le dijo a la BBC que en un principio creyó que el correo electrónico donde le comunicaban la noticia era falso.*


En realidad, todo lo que hay que saber nos lo daban ya en un largo y explicativo título: " La joven que perdió un trabajo en Corea del Sur por el estereotipo de que los irlandeses son alcohólicos". En realidad, no "perdió" el empleo —solo era una aspirante más—, sino que no fue seleccionada o fue "rechazada", pero esos son "detalles" informativos. La BBC, casi siempre un modelo de información, incide cada vez más en estas cosas, aumentando una pizca el dramatismo de los casos. La BBC también tiene su propio estereotipo, esta vez positivo, de cadena seria y rigurosa.

La base es la ingesta de alcohol que se presume realizan los irlandeses. La propia BBC en su información dice haber revisado los datos de consumo de alcohol puro por año de los países y los resultados son otros: " 1. Bielorrusia 17,5 / 2. Moldavia 16,8 / 3. Lituania 15,4 / 4. Rusia 15,1 / 5. Rumania 14,4 / 6. Ucrania 13,9 / 7. Andorra 13,8 / 8. Hungría 13,3 / 9. República Checa 13 / 10. Eslovaquia 13 [...] 17. Corea del Sur 12,3 [...] 21. Irlanda 11,9 [...] 25. Reino Unido 11,6 [...] 30. Sudáfrica 11 [...] 45. Chile 9,6 [...] 48. Estados Unidos 9,2".* La sorpresa salta cuando comprobamos que los datos nos dicen que en Corea del Sur ¡se bebe más alcohol que en Irlanda!
Si vamos al mapa que la Organización Mundial de la Salud ha realizado para mostrarnos el consumo por países vemos, de hecho, que el color con el que se representa a Irlanda es el mismo con el que está marcado Corea del Sur. Pero seguro que a ningún surcoreano se le pasará por la cabeza. Esa es la diferencia entre los "datos" y los "estereotipos". Los datos son cambiantes y proceden de la realidad. Los estereotipos, en cambio, son fijos y pueden no tener nada que ver con la realidad, sino con unas ficciones elaboradas en cada cultura, país o sector respecto a otros. 


A nadie, por ejemplo, se le ocurriría pensar que "Andorra la bella" estuviera en el puesto séptimo de la lista. También podemos pensar que los Estados Unidos tendrían un puesto más adelantado en la lista a partir de las informaciones elaboradas por temas como "la ley seca", "Alcohólicos Anónimos" o la abundante aparición del alcohol y el alcoholismo en su cine, ya sea con la copa al volver a casa o dramas como "Días de vino y rosas". Sin embargo, está en el puesto 48, treinta por detrás de Corea del Sur y veintisiete por detrás de Irlanda.
En el mismo informe de la OMS se señala lo siguiente en cuanto a las diferentes zonas y el tipo de alcohol consumido:

Geographical differences exist regarding the type of alcohol people consume – beer, wine, spirits or other alcoholic beverages (e.g. fortified wines, rice wine or other fermented beverages made of sorghum, millet or maize), as shown in the country profiles section of this report.
Globally, 50.1% of total recorded alcohol is consumed in the form of spirits, which are also the most consumed beverage type in the WHO South-East Asia and Western Pacific regions (see Figure 4). The second most consumed beverage type is beer, which accounts for 34.8% of all recorded alcohol consumed in the world. It is the most consumed type of beverage in the WHO Region of the Americas (55.3%). Only 8.0% of total recorded alcohol is consumed in the form of wine. However, consumption of wine represents one fourth of total consumption in the WHO European Region (25.7%) and one ninth of total consumption the WHO Region of the Americas (11.7%) notably due to the high share of wine consumption in Argentina and Chile. “Other” beverages only represent 7.1% of all consumption, but constitute the most popular beverage type in the African Region (51.6% of total recorded consumption).**


Según los datos de este informe, la realidad parece ser otra muy distinta a la que llevó a discriminar en Corea del Sur a la profesora de inglés por el estereotipo de los irlandeses bebedores. Los datos, sencillamente, no cuadran. Pero ese es precisamente el funcionamiento del estereotipo.
Los estudiosos establecen tres niveles: a) el estereotipo, que es un elemento textual (narrativo, gráfico, etc.), es decir, una representación, con un contenido que se reproduce y transmite de soporte en soporte (artículos, películas, chistes, imágenes, publicidad...) y tiene un valor cognitivo; b) el prejuicio, que es una actitud hacia algo condicionada por los estereotipos; y c) la discriminación, que es una acción resultado del prejuicio causado por el estereotipo. En el caso de la joven irlandesa podemos apreciar perfectamente los tres niveles, el estereotipo de los "irlandeses bebedores", el prejuicio que crea y la discriminación laboral que finalmente padece por ello.


Aunque ella no hubiera bebido una sola gota de alcohol en toda su vida, daría igual. Ella forma parte de una "categoría" amplia que es la de "lo irlandés", uno de cuyos rasgos semánticos asociados es precisamente la "bebida".
"Prejuicios" y "discriminaciones" son el resultado de la existencia de esos estereotipos, discursos circulantes con los que reflejamos a grupos externos o internos. Los estereotipos no solo se aplican a los extranjeros, sino que se pueden aplicar a todo aquello susceptible de serle aplicado. Basta con establecer una distinción entre un "nosotros" y un "los otros" para que los estereotipos se pongan en marcha constituyendo un universo de discursos que nos dirigen en una dirección determinada. Sin salir de nuestras fronteras, hay un este estereotipo del "andaluz", del "catalán", del "madrileño", del "vasco", del "gallego", etc. Localmente igual; en Madrid puede haber sobre el "barrio de Salamanca", de "Chamberí" o de "Vallecas", etc... Estos elementos constituyen unidades de información resistentes a la evidencia y difíciles de controlar.


El estereotipo surge por múltiples causas y algunos tratan de aprovecharlo, incidiendo en él por la facilidad comunicativa que supone. Si los demás te ven así, ¿por qué oponerte y no aprovecharlo? Esto es peligroso en muchas ocasiones. Por no salir del caso "irlandés", encontramos este problema en sus propios medios, en The Journal, cuando se enfrentan al aprovechamiento económico del estereotipo, es decir, a cuando en vez de intentar combatirlo, se intenta rentabilizar:

FASHION RETAILER URBAN Outfitters has been criticised for selling items which present a “clichéd” depiction of Irish people as drunk.
Dublin city councillor Naoise Ó Muirí has said the image of Irishness portrayed on the clothing line could be “very damaging” to Ireland as it seeks to rebuilt its image as a place to do business. He called on the retailer to withdraw the items.
He was speaking after it emerged Urban Outfitters was selling t-shirts and hats featuring “Irish yoga” – an image of a person on their hands and knees being sick – and women’s tops reading “Kiss me. I’m drunk or Irish, or whatever.”
The items are available on the retailer’s online store in the US. Cllr Ó Muirí said:
"While we as a society have to acknowledge that we have our demons to confront regarding our relationship with alcohol, this clichéd depiction of the Irish on an international stage is very damaging to us."
He added that this was especially important in the run-up to St Patrick’s Day when “all eyes will be on Ireland”, and said Irish people should be aiming to move on from the “drunken Paddy” stereotype.
Several Irish-American members of Congress have also called on Urban Outfitters to stop selling the Irish-themed apparel, which they said represented “stereotyping and denigration”, Politicker reports.***


Los primeros interesados en mantener el estereotipo de lo irlandés y la bebida son los cientos de miles de bares irlandeses (no lo son realmente) repartidos por todo el mundo, aunque no tengan que ver con Irlanda más que el verde de la decoración y la cerveza sin límite que sirven en ellos.
Es interesante estudiar tu propia relación con el estereotipo que te afecta. Normalmente se estudia cómo te perciben los demás a través de estas imágenes estereotipadas, pero no se suele incidir tanto en cómo acaban condicionando tus propias reacciones. La reacción de los que se quejaban de que se hagan gorras y camisetas con lemas identificando a los irlandeses con el abuso del alcohol está clara; no quieren que se repita el estereotipo que entienden les causa un grave perjuicio.
En ocasiones, la forma de enfrentarse a lo que llamaban "our demons" puede llegar a ser un tratamiento de choque. The Irish Times daba cuenta en septiembre de la aparición de un controvertido reality en la cadena RTÉ Two con el título "Drunk":

Presented by Eoin McDermott, Drunk, a two-part series – Malone calls it a “social experiment” – will take a group of young people, over 18 obviously, and get them drunk.
Then in a setting monitored by medics they will be tested to see how they perform various tasks while under the influence of alcohol. It’s one that could prove controversial.****


La propia cadena lo presentaba así:

Drunk is a brand new science-based television series for RTÉ Two that will explore what happens to us when we drink. Presented by Eoghan McDermott this groundbreaking new show will broadcast later this year on RTÉ Two.
In a country where getting drunk is considered by some as a national pastime the series will put our commonly held perceptions and beliefs about alcohol under the microscope. In a controlled environment volunteers will be invited to drink, and possibly get drunk, in front of the cameras. While under the influence of alcohol, these volunteers will take on a range of specially designed tasks and challenges which will help the programme explore, explain and illustrate the effect of drinking on the body and mind.
Drunk will focus on facts and evidence, providing answers to a very wide range of questions, some seemingly silly and some deadly serious; how exactly does alcohol effect us - in the short and long term? What does it do to our motor skills? Why do we get hangovers? Do beer goggles really exist? Is it a bad idea to mix your drinks? How does alcohol affect your emotions, your judgement or your sex life? This series may not stop you from sending embarrassing drunken texts but it will help you understand why you did it!*****


¿Tendrá eficacia? Es dudoso porque lo que se muestre será interpretado de forma diferente según cada percepción. Para unos será un refuerzo del propio estereotipo, que no tiene que ver con el problema real de la bebida, sino con la construcción de la categoría de "lo irlandés". Aunque todo el país se volviera abstemio en cuestión de una semana y no se volviera a tocar un vaso de ninguna bebida alcohólica, el estereotipo del bebedor irlandés seguiría.

Las imágenes que salgan de ese "Drunk" serán leídas interesadamente, no de "forma científica", como pretenden sus autores. Se puede controlar difícilmente el consumo de bebidas, pero controlar las imágenes estereotipadas en prácticamente imposible. Observar la disminución de muchas funciones o habilidades bajo los efectos del alcohol es algo que muchos jóvenes realizan sin necesidad de verlo en una pantalla. Lo tienen cerca cada día. Pero ya nos contarán los resultados del programa "científico". También "Gran Hermano" comenzó diciendo que era un "experimento social".
En tiempo de comunicación global, los estereotipos no se limitan sino que aumentan por la reproducción constante de los medios o la industria que los usan en cualquier momento como parte de sus estrategias comunicativas o empresariales. Usar los estereotipos es barato porque requiere menor cantidad de refuerzo de la información. Cambiarlos, en cambio, es carísimo, por decirlo así.
El estereotipo puede llegar a ser indignantemente injusto para quienes lo padecen, global y personalmente. Comprendemos la irritación de la joven que quería ser profesora de inglés y que fue discriminada por el estereotipo del bebedor irlandés. Las cifras que se dan sobre Corea del Sur y su propia relación con la bebida podrán hacer parecer más irritante el asunto. Es probable que los que la discriminaron por "irlandesa" estuvieran "sensibilizados" ante el alcohol por los propios problemas que padecen en Corea. Basta con hacer un pequeño recorrido gráfico para ver que aunque la joven irlandesa no hubiera bebido una gota de alcohol, difícilmente dejarían de creerlo los que están acostumbrados al bombardeo constante del estereotipo. Oficialmente y sin importar los que beban los demás, el estereotipo "verde" marca a los irlandeses beban o no.
Durante décadas los "pubs irlandeses", el "café irlandés", etc. han establecido una asociación de lo "irlandés" con el alcohol. Muchos se han beneficiado de esa asociación, generando una verdadera industria no solo del alcohol (la cerveza), sino los beneficios de asociar lo irlandés con "pubs", camisetas, festividades, celebraciones, etc. Los que llenaban esos pubes por todo el mundo no eran irlandeses, sino gente que recibía lo que quería, alcohol, bajo una etiqueta. "Irlanda" era el reclamo; vestirse de verde formaba parte del espectáculo.
Si alguien quiere encontrar un buen bar irlandés en Seoul, a los coreanos les encanta The Wolfhound Pub.



* "La joven que perdió un trabajo en Corea del Sur por el estereotipo de que los irlandeses son alcohólicos" BBC 7/11/2014 http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2014/11/141107_irlanda_consumo_alcohol_paises_en
** "Global status report on alcohol and health" World Health Organization 2014" UN  p. 31 http://www.who.int/substance_abuse/publications/global_alcohol_report/msb_gsr_2014_1.pdf?ua=1
*** "Urban Outfitters criticised over ‘drunk Irish’ themed clothing" The Journal.ie 5/3/2014 http://www.thejournal.ie/urban-outfitters-criticised-over-drunk-irish-themed-clothing-374454-Mar2012/
**** "‘Connected’ and ‘Drunk’: RTÉ Two looks to become ‘Irish voice’ aimed at under-35s" The Irish Times 11/09/2014 http://www.irishtimes.com/business/sectors/media-and-marketing/connected-and-drunk-rt%C3%A9-two-looks-to-become-irish-voice-aimed-at-under-35s-1.1924001
***** "Drink" RTÉ Two http://www.rte.ie/tv/audienceparticipation/drunk.html








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.