sábado, 22 de noviembre de 2014

La segunda muerte de la niña Sohair

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
Lo trae toda la prensa egipcia. Los titulares son casi los mismos y reflejan la "preocupación" de Naciones Unidas por la desestimación de la corte judicial del caso por la muerte en junio de 2013 de una niña de trece años al practicarle la Mutilación Genital, es decir, la ablación. Todos los periódicos reflejan la "preocupación" de Naciones Unidas en una especie de respuesta coral y manejan las mismas fuentes pues repiten los mismos datos.
Estos son los titulares de algunos periódicos egipcios: "UN 'deeply concerned' over Egypt FGM acquittal" (Ahram Online); "UN ‘deeply concerned’ after court dismisses FGM case" (Daily News Egypt ); "UN denounces acquittal in female genital mutilation case" (Mada Masr); "UN condemns acquittal of fatal FGM Egyptian doctor" (Egypt Independent); "UN voices concern over defendants' acquittal in Egypt's first FGM trial" (Aswat Masriya); y por último "Doctor acquitted after 13-year-old Egyptian girl dies from female genital mutilation" (Egyptian Streets).
Las imágenes que utilizan cada uno de ellos para ilustrar la noticia son: una mano sosteniendo unas tarjetas con dibujos utilizadas en las campañas contra la ablación (Ahram Online); ninguna en Daily New Egypt; un nicho con unas flores secas (Mada Masr); la foto de la niña muerta (Egyptian Streets y Egypt Independent); y la fotografía de un barbero con pinza y tijeras mostrando la posición para realizar los cortes en la ablación. Egypt Streets añade una segunda imagen: una célebre fotografía realizada por un reportero de la CNN en la que se ve el terror en el rostro de una niña que va a ser sometida al corte de sus genitales por un barbero.


Me detengo en la forma del tratamiento y en cómo se ha ilustrado porque era el primer caso en el que alguien era llevado ante los tribunales por la mutilación genital, prohibida por ley desde 2008. El primer caso se ha saldado con el escándalo del "acuerdo" entre la familia y el médico que practicó la ablación. Ambos, el padre y el médico, estaban acusados y ahora todo se ha resuelto con una pequeña compensación económica a la madre por la pérdida de la hija. Dicen que la madre y los hijos no han aceptado el acuerdo, no se especifica si es porque la cantidad no les parece suficiente.


El caso es un verdadero escándalo que, sin embargo, aparece casi de puntillas, limitándose algunos medios a la repetición de la nota que recoge la "profunda preocupación" de las Naciones Unidas. Pero ¿y la "preocupación" de la sociedad egipcia? Los datos que dan todos los medios es que se practica la ablación de una forma escandalosa: 91% de la población femenina entre 15 y 50 años. Con esas cifras, ¿qué "protesta" más allá de los grupos que lo han tomado como objetivo se puede esperar? ¿Quién queda para protestar si la práctica es masiva? Sencillamente las víctimas, las que lo han padecido y logran después coger la fuerza necesaria para intentar cambiar lo que nadie en su entorno quiso cambiar y se les practicó cuando no podían defenderse.
Ahram Online, por ejemplo, recoge la nota de repulsa emitida por las Naciones Unidas:

The United Nations has expressed its "deep concern" over the acquittal of defendants accused of carrying out FGM on a girl who later died from her injuries, the first trial of its kind in Egypt.
"There is no moral, religious or health reason to cut or mutilate any girl or woman. Traditions that demean, dehumanise and injure are human rights violations that must be actively opposed until they are ended," the UN said in a statement on Thursday.
An Egyptian court dropped charges against a doctor who carried out the circumcision of 14-year-old Soheir El-Bataa, who died in the operation. Charges against the girl’s father were also dropped.
A Misdemeanour Court said on Thursday that the criminal case had "expired" after "reconciliation" with the victim's family, and ruled that the doctor must pay LE5,000 as compensation to the girl’s mother.*


No hay una palabra propia de condena, nada que se salga del entrecomillado correcto en el que se ha convertido la noticia. No se dan los nombres de los implicados en la muerte ni de la víctima. Todo es velo. El escándalo de que el crimen se pueda resolver entre los dos criminales, puesto que ambos infringieron la ley, uno por llevar a su hija y otro por realizar la operación, se salda con un acuerdo económico. Esas 5.000 libras de compensación a la madre les han debido parecer suficientes. La familia se libra y además obtiene una pequeña ganancia. En Egipto pueden morir sin consecuencias, y se confirma a menudo, manifestantes y mujeres. No se condena a nadie ni por una cosa ni otra, según parece.
Ahram Online señala para terminar la noticia:

The UN also said it "encourages review of current legislation to ensure that it fully protects the rights of women and girls, and that the perpetrators of such heinous crimes are brought to justice."
FGM was banned in Egypt in 2008, but it is still a common practice among both Muslims and Christians, especially in rural areas.
According to the UN, the Demographic and Health Survey of 2008 shows that at least 91 percent of Egyptian women aged 15 – 49 have undergone female genital mutilation. 
The operation involves the removal of the clitoris and sometimes even more extreme mutilation, which proponents argue “purifies” women and prevents sexual temptation.*

Lo de la revisión de la legislación debe ser una broma. ¿Y revisar a los "jueces"? Es frecuente que en Egipto se repita como excusa que siempre hacen caso a los jueces. Pero los jueces toman decisiones como esta. ¿Tampoco se puede criticar esta decisión judicial? A la ONU le preocupa, sí, ¿pero y a ellos?
La explicación final de en qué consiste la operación de mutilación es casi un sarcasmo. Con una aplicación al 91% de las mujeres, es difícil que alguien no sepa de qué le están hablando y haya que explicarlo.
Mada Masr, en cambio, da otra información. Los dos hombres fueron llevados a juicio pese a haber llegado a un acuerdo entre ellos, gracias a las denuncias de asociaciones de derechos de las mujeres y la infancia que luchan contra la mutilación genital:

After the girl’s death, her family had reached a settlement with the doctor and did not press charges. However, a case was subsequently filed against the two men by the National Council for Motherhood and Childhood, the Center for Egyptian Women’s Legal Assistance (CEWLA), the Women’s Center for Legal Aid and Counseling (WCLAC) and the Equality Now organization.
WCLAC head Reda al-Danbouqy said that they would appeal the verdict, and called for the harshest possible sentence for the defendants.
An appeal is possible as the settlement between the physician and the victim’s family was not agreed upon by the victim’s siblings and her mother, according to Danbouqy.
Souad Abou Deya of Equality Now called the verdict “shocking.”
“What looked like serious steps toward a positive result failed to get Soheir her rights and justice,” said the activist. She added that Equality Now would discuss further steps concerning the case with their lawyers.
During the hearing, Fadl [el médico] claimed that Soheir died due to a penicillin allergy, and denied performing any medical procedures on the girl.
However, an autopsy had revealed that the victim died due to a failure in blood circulation caused by anesthesia, according to media reports.
Reports related to the case have stated that the victim was forced to undergo FGM by her father.**


El caso judicial revela el caso familiar, los lazos y conflictos, el acuerdo entre los hombres y la imposición de la voluntad del padre. Muestra el entramado de las leyes y las familias en el sistema de la tradición patriarcal. Al final es el acuerdo entre el médico, el padre y el juez. El patriarcado al completo defendiendo la autoridad y la tradición. Da igual las leyes que se aprueben en defensa de las mujeres: el sistema no las quiere libres, solo dependientes, sumisas y mutiladas. Como terminaba la nota de Ahram Online, sus defensores «argue “purifies” women and prevents sexual temptation.»*  Ninguna de esas ventajas las podrá apreciar la niña Soheir, quien ha quedado definitivamente pura y sin tentaciones de ningún tipo.


Mada Masr termina su información señalado los males de la mutilación: « FGM has proven fatal, as it may cause a sudden drop in the blood pressure causing instant death. FGM has been shown to cause psychological damage and distress.»** Mueran o no, la secuelas físicas y psicológicas duran toda la vida. Pero ¿a quién le importa? Pesan más los aspectos sociales que los individuales, No son personas con derechos, son miembros secundarios de las familias. El derecho a decidir sobre la ablación no existe para quien lo recibe. Es una obligación de la familia hacer que se cumpla. Los datos de salud posteriormente son ignorados. Cosas de mujeres.
En Aswat Masriya encontramos más datos del caso añadidos a la nota repetida. El padre denunció inicialmente al médico, pero cuando vio que así se acusaba él mismo, decidió cambiar.

During investigation, the father retracted from his initial police report statements where he had accused the doctor. Instead, he claimed his daughter was suffering from pelvic pain, and was diagnosed with having "excess" skin that had to be surgically removed.
Halawa has denied carrying out FGM. Instead, he stated that the victim suffered from "excess" skin which he had removed by cauterisation. He insisted that she died because of an allergic reaction to the anesthetic medication.
The coroner, assigned by the public prosecution, held the doctor responsible for failing to test Batea for allergic reactions. However, he reported that medical intervention to remove "excess" skin was "right".
Based on the results of the investigation, the doctor was charged with manslaughter. He was also charged, along with the father, with performing FGM and referred to trial.
The punishment for performing FGM is a prison sentence ranging from three months to two years or a fine of 5,000 Egyptian pounds.***


Sorprende el informe de la "correccalergia. Si se hace la mutilación correctamente, no hay problema. El médico hace "profesionalmente" lo que le piden; la familia pide lo que es tradición. Y una vez más lo que no debe ocurrir ocurre. Tratamos aquí, ya hace tiempo, las críticas de las asociaciones de mujeres a la "buena disposición" de los médicos egipcios a realizar ellos las mutilaciones con el argumento de que ellos son "buenos profesionales" y que siempre será mejor que lo hagan ellos a que lo hagan las comadronas o los barberos. ¡Cuánta diligencia! ¡Si la emplearan en convencer a los padres de que no lo hagan o se negaran a hacerlo! Pero, no ello, son también los guardianes de la tradición, su brazo ejecutor. 
El gremio médico siempre ha estado controlado por los islamistas y no debe sorprender esta buena disposición entre la clase médica. Ya trajimos aquí las polémicas (más bien absurdas) declaraciones del presidente del sindicato médico hablando de la inconveniencia de trasplantes de sangre y órganos entre cristianos y musulmanes [ver Las otras víctimas]. Los "ricos cristianos", argumentaban, podrían comprar los órganos de los "musulmanes pobres". ¡Y cuánta caridad! Pero tenemos que recurrir a un diario extranjero, The Guardian, para enterarnos de un dato más sobre el médico:


Raslan Fadl, a doctor and Islamic preacher in the village of Agga, northern Egypt, was acquitted of mutilating Sohair al-Bata’a in June 2013. The 12-year-old died during the alleged procedure, but Fadl was also acquitted of her manslaughter.
No reason was given by the judge, with the verdict being simply scrawled in a court ledger, rather than being announced in the Agga courtroom.****

No he encontrado este dato entre la prensa local. No debe parecerles relevante, pero sin duda lo es. El titular de The Guardian es directo, sin necesidad de mostrar la preocupación de Naciones Unidas: "Egypt’s first female genital mutilation trial ends in not guilty verdict", Y añade junto a él: "Dr Raslan Fadl and father of girl who died during the procedure have been acquitted, dashing hopes for a nationwide crackdown". Sí, son las esperanzas de muchos lo que se han roto con este vergonzoso veredicto. 
Lo cierto es que ni la ley aprobada en 2008 ni las llamadas de las autoridades religiosas han conseguido frenar esta práctica que refleja el domino patriarcal absoluto sobre la mujer. La llegada de los islamistas al poder hizo temer por la lucha llevada hasta el momento por los grupos y asociaciones. Egyptian Streets termina así su información:

Despite the practice being condemned by Al-Azhar, Egypt’s top Islamic authority, as un-Islamic and becoming illegal, FGM continues to be widely practised across Egypt by doctors and also traditional midwives and health barbers.
In an incident that sparked outrage across the globe, a CNN reporter photographed a young girl in 1996 being mutilated at a barbershop in Cairo.
Famous photograph taken by a CNN reporter in the 1990s of female genital mutilation being performed in Egypt.

Famous photograph taken by a CNN reporter in the 1990s of female genital mutilation being performed in Egypt
Many activists and women’s rights had hoped this trial would set a precedent. Instead, the result means that the mutilation of girls across the country will continue without any action being taken to curb it.
On Twitter, feminist writer Mona Eltahawy tweeted that the acquittal is a “Rest in Peace Sohair al-Bata’a. We will not forget you. One of these days, we will stop brutalizing and killing our girls.”*****

La niña Sohair es un víctima múltiple. Lo es de su familia, que no tuvo inconveniente en mandarla a la tortura para asegurarse que no tendría tentaciones que les causaran vergüenza y que pasaría el examen cuando la colocaran un marido, que sería lo primero que comprobaría; lo es del médico, que en lugar de explicar a su familia los peligros que tenía la vergonzosa operación, les hizo un buen precio y se ahorró realizar una prueba para ver si era alérgica, algo que ella misma ignoraría y no tenía por qué saber; es víctima de los jueces, que liberan a sus asesinos permitiéndoles burlar la ley y sancionando en cambio la otra ley, la de la tradición en la que siempre tienen razón los hombres, interlocutores frecuentes de Dios. La niña Sohair ha sufrido también la vergüenza de la indiferencia  y del miedo informativo. Los que se han limitado a decir que la Naciones Unidas estaban "preocupadas" escondían el alcance social de lo que ha ocurrido, su significación y —como bien han señalado los grupos de derechos— el mensaje nefasto que se envía a la sociedad y el que se envía —aunque a ellos no les importe— al resto del mundo. La niña Sohair ha muerto dos veces. La primera a manos de sus carniceros y familiares; la segunda a manos de jueces y cómplices.


Los egipcios se han sentido muy ofendidos cuando las Naciones Unidas les han hecho 300 recomendaciones sobre los Derechos Humanos hace apenas unos días en Ginebra. Entre ellas se encuentran los derechos de las mujeres, ahora pisoteados por familias, médicos y tribunales. También se sintieron ofendidos cuando resultó ser el "peor país" del mundo árabe para las mujeres, según el ránking establecido por los expertos en cuestiones de género. Pero Egipto acepta mal los consejos y avisos.
La conclusión es que Egipto no cuida a sus mujeres o que el sentido de "cuidar" está tan pervertido que apenas es reconocible con el diccionario en la mano. La niña Sohair se preguntará qué clase de protección y cuidado fue el que la arrastró hasta una clínica en la que ya no despertó. El forense dice que lo hicieron bien; el padre, que cumplió con la tradición y el médico que se limitó a quitar un poco de "piel sobrante" que le producía dolores de pelvis.
Si todo está bien, ¿a qué tanto lío?


* "UN 'deeply concerned' over Egypt FGM acquittal" Ahram Online 21/11/2014 http://english.ahram.org.eg/NewsContent/1/64/116068/Egypt/Politics-/UN-deeply-concerned-over-Egypt-FGM-acquittal-.aspx
** "UN denounces acquittal in female genital mutilation case" Mada Masr 21/11/2014 http://www.madamasr.com/news/un-denounces-acquittal-female-genital-mutilation-case
*** "UN voices concern over defendants' acquittal in Egypt's first FGM trial" Aswat Masriya 21/11/2014 http://en.aswatmasriya.com/news/view.aspx?id=e46c1392-3826-4836-b9b5-3c88b814a95a
**** "Egypt’s first female genital mutilation trial ends in not guilty verdict" The Guardian 20/11/2014 http://www.theguardian.com/world/2014/nov/20/egypt-first-female-genital-mutilation-fgm-trial-not-guilty
***** "Doctor acquitted after 13-year-old Egyptian girl dies from female genital mutilation Egyptian Streets 21/11/2014 http://egyptianstreets.com/2014/11/20/doctor-acquitted-after-13-year-old-egyptian-girl-dies-from-female-genital-mutilation/







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.