viernes, 21 de noviembre de 2014

¿Aló?

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
Como ya señalamos el otro día, la BBC en español está dispuesta a que nuestro concepto de información, actualidad y realidad evolucione. Ya no conseguimos enterarnos de mucho de lo que ocurre en el mundo, pero sí de un montón de curiosidades. En este caso nos proponen una pregunta inquietante: ¿qué estamos haciendo mal como para que los extraterrestres no nos devuelvan las llamadas?
En efecto, son ya décadas de enviarles mensajes de todo tipo para que al final los guionistas y escritores de todo el mundo tengan que seguir especulando sobre esto. Spielberg lo hizo con las lucecitas bailonas en "Encuentros en la tercera fase", pero nos sigue pareciendo un poco influencia de la era "disco". Nolan lo ha intentado ahora, pero nos queda algo confuso y al final lo de los extraterrestres es más bien un "¡Vente a Alemania, Pepe!" que otra cosa.


La BBC recoge las dudas de los científicos al respecto. ¿Qué hacemos mal?, se preguntan los impacientes y los inseguros. Hemos mandado al espacio todo lo que se nos ha ocurrido y ¡nada! Seguimos igual que al principio, pero con más "incomunicación" que en una película de Antonioni.
Se preguntan:

¿Qué pasaría si los alienígenas con los que nos intentamos comunicar fuesen muy distintos a nosotros, tanto física como mentalmente?
Supongamos que un humano que pueda hablar en alienígena quiere explicar a alguien que no es de nuestro planeta el concepto de la reproducción sexual: ¿tendría alguna posibilidad de ser comprendido?, se preguntan los expertos.
Aparentemente, compartir un mismo contexto es esencial para la comprensión.*


No sé muy bien cuál es la necesidad de explicarle a un extraterrestre que recién llega lo de la reproducción sexual. Sinceramente, me resulta un poco raro que eso tenga que ser lo primero que se le explique. Incluso, me parece inadecuado.
En El pueblo de los malditos, nadie les explicaba nada y se las apañaban muy bien dejando embaraza a la población. En Alien también han hecho sus pinitos sexuales sin que nadie les explicara nada. Es abundante la literatura y filmografía sobre posesiones extraterrestres y es que debemos tener algún tipo de prevención ante los posibles abusos de las civilizaciones exteriores. Será mala conciencia proyectada.


En realidad, lo de explicar le debería tocar al que llega. Por llegar primero se supone que es más inteligente, digo yo. Así que debería ser la civilización más avanzada la que se dedicará a explicar lo de la flor y la abejita a la civilización receptora. No sé. La verdad es que esto es complicado. Eso lo reconoce la BBC:

Entonces, ¿cuál es la mejor manera de comunicarse? Eso todavía está por verse.
A lo mejor es a través del olor, o de otras técnicas que todavía no hemos descubierto.
Claramente, crear un mensaje que sea atemporal, que no esté culturalmente condicionado y que sea universalmente comprensible es una verdadera hazaña.*


¡Pues, sí! La verdad es que el mensaje iba a quedar un poco soso. Nuestros mensajes suelen ser temporales y culturales, el aquí y el ahora. No les hemos llenado los oídos de problemas personales como para que no vengan. Tampoco me queda claro lo del olor. Nada hay más confuso que nuestro olfato y si queremos ser una civilización respetada en el exterior, debemos cuidar estas cosas. La verdad es que el olor me parece el menos adecuado de los sentidos para enviar mensajes porque es muy primitivo y, ¿quién dice que no tiene también sus propios contextos interpretativos?
Lo que está muy claro y avalado por casi todas las teorías comunicativas es que hay que compartir ciertas cosas para poder entenderse, que cuanto menos se tiene en común más difícil resulta esto. Por eso nos inventamos extraterrestres que en cuanto que les rascas un poco resultan ser de por aquí, muy humanos, con su corazoncito.

En cuanto al olor, ¿por qué deducimos que tienen narices? Es otra pregunta que queda en el aire. Y además, ¿quién dice que en esto de los olores no hay diferencias debidas a la cultura? ¿Y si les olemos mal o son alérgicos a algunos de los olores que les enviamos? Conozco un caso de piso compartido por estudiantes Erasmus de procedencias muy diferentes en donde se discutía si un determinado pescado olía bien, como pretendía su propietaria, o si inducía al vómito como se quejaban el resto de las inquilinas. También el olor forma parte de nuestro sistema cultural.
¿Qué mandar: Channel nº 9 o una zapatilla vieja? Ese es el dilema. No creo que por cambiar de sentido se facilite el mensaje. Lo bueno de los extraterrestres es que nos estimulan la imaginación y seguiremos intentándolo.
Al menos desde la BBC nos avisan de que la cuestión comunicativa no es sencilla:

Si tenemos en cuenta lo fácil que es tener un malentendido en una comunicación con un humano a través de un email, entonces podemos darnos una idea de la dimensión de un malentendido interestelar.*

A mí siempre me han dado miedo los malentendidos interestelares; más que los de aquí. Mira que que si vienen pensando en una cosa y se encuentran otra. Yo me los imaginaba de otra manera, pensarían en su idioma incomprensible para nosotros. Pero volvemos a lo mismo: hasta un malentendido camusiano implica una parte que se entiende. Yo, con tener un signo de que existen, me conformo. Luego ya nos las apañaremos.




* "¿Estamos enviando los mensajes adecuados a los extraterrestres?" BBC 20/11/2014 http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2014/11/141120_vert_fut_aliens_mensajes_lp




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.