domingo, 14 de septiembre de 2014

Turquía, Egipto y el Estado Islámico

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
Dentro de la compleja operación para intentar reunir fuerzas contra el Estado Islámico, resaltan las reticencias, condiciones y argumentos de dos países de la zona, uno a cada extremo del conflicto: Turquía y Egipto. Mientras los Estados Unidos intentan lograr el compromiso de los países árabes y mostrar una imagen conjunta de que no es una cuestión "occidental" sino de la zona, van saliendo las peculiaridades del caso.
La BBC analiza la reticencia turca:

Turquía insiste en que su frontera de 900 kilómetros de largo con Siria es un baluarte contra Estado Islámico (EI) y los otros grupos yijadistas que se han desarrollado durante la guerra en ese país vecino.
Pero su historial no respalda esa afirmación.
Turquía ha sido, durante la mayor parte de este conflicto de tres años y medio, el principal punto de entrada a Siria de armamento, recursos y combatientes extranjeros.
Por ser un oponente acérrimo del gobierno sirio, la política adoptada por Ankara parecía ser: "Cualquiera menos el presidente sirio Bashar al Assad".
Los dirigentes turcos fueron ampliamente criticados por no prestarle atención al crecimiento de los grupos militantes o, peor, por respaldarlos.
Sin embargo, en los últimos meses la situación ha cambiado: 49 turcos -diplomáticos y sus familias- fueron secuestrados por EI en la ciudad iraquí de Mosul en junio y aún siguen cautivos.
Ese incidente y la rápida progresión de EI en Irak y Siria parecen haber alertado a Turquía de la amenaza que tiene a puertas. Ahora empezó a combatir.*


Toda la política que se mueve en la zona de oriente medio y el norte de África tiene un componente maquiavélico por el entretejido de causas oscuras, de políticas basadas en "los amigos de los amigos", "los enemigos de los enemigos" y "los amigos de los enemigos" que hace que los conflictos sin resolver vayan acumulando problemas.
La BBC se limita a poner un problema real sobre la mesa: su pertenencia a la OTAN y su compromiso con la defensa del frente del sureste europeo. Sin embargo, estos elementos que han contribuido fundamentalmente al desarrollo de Turquía, se ven comprometidos por la cuestión kurda y por su enemistad profunda con el régimen de Al-Asad. Turquía ha sido la principal fuente de entrada de materiales y personas en Siria.
Tras escuchar las excusas oficiales turcas frente a las acusaciones que le dejan caer los reporteros de la BBC, el artículo se cierra así:

Ankara quiere parar el flujo de refugiados sirios y teme que los grupos kurdos en Siria pasen armas a los rebeldes kurdos del PKK, considerados una amenaza terrorista.
Debido a esas preocupaciones, altos funcionarios turcos indican que su país no tomará parte en las operaciones de combate y no permitirá que sus bases sean usadas en los ataques aéreos.
Pero el país jugará un importante papel humanitario, y su respaldo a la coalición liderada por occidente será crucial.
Al alejarnos de la frontera, pudimos ver de repente un camión del lado sirio que transportaba rebeldes armados de al Nusra.
Dimos la vuelta y aceleramos, pero desaparecieron rápidamente en el bosque. Cerca ondeaba su bandera negra sobre un edificio cercano.
Era un recuerdo de lo cercana que se encuentra la amenaza, y de cómo Occidente confía en la habilidad turca para confrontarla.*


Quizá demasiada confianza. La idea de la "ayuda humanitaria" —también Putin manda ayuda humanitaria" a Ucrania— no parece ser suficiente y la excusa de los rehenes no creo que sea las más adecuada. No creo que lo países que ven decapitar a periodistas y cooperantes —el último ayer mismo— entiendan demasiado las reticencias turcas y su carácter humanitario. El amenazante Erdogan parece tener un interés relativo en el asunto, lo cual deberá ser tenido en cuenta en el futuro, pues deberá tener consecuencias que siendo un país de la OTAN no permita usar sus bases para los ataques aéreos.


El otro caso llamativo es el de Egipto, cuyo ejército está financiado por los Estados Unidos desde hace décadas, lo que ha servido para fomentar un antiamericanismo pronunciado del que ya hemos dado cuenta aquí en muchas ocasiones. Para Kerry que acaba de estar en El Cairo, la implicación de Egipto es esencial por, como ha señalado, el referente cultural que Egipto y especialmente las instituciones suníes que allí se encuentran, como la Universidad de Al-Azhar.
En la entrevista concedida al periodista de Euronews, Charles Salamé, por el Gran Muftí de Egipto, jeque Chawki Allam, tras condenar enérgicamente las acciones del llamado Estado Islámico, se lanza una advertencia a Europa especialmente:

Charles Salamé, Euronews: Hablemos, ahora, de un tema de preocupación a nivel europeo: el terrorismo. ¿Qué le diría a todos aquellos que combaten o piensan unirse a las organizaciones terroristas en los países en guerra?
Jeque Chawki Allam : “Existen diferentes peligros cuando miramos con detenimiento las informaciones recientes que se hacen eco de la capacidad de convocatoria que tienen esos grupos para atraer a tantas personas dispuestas a luchar por una causa que ellos perciben como un acto de jihad.
Su concepción no tiene nada que ver con la verdadera jihad, tal y como es explicada a través de los textos jurídicos y científicos que explican la charia. Este fenómeno es realmente alarmante en Europa. Esperamos que los europeos sean conscientes de ello porque se trata, realmente, de un problema muy grave ya que el terrorismo no se circunscribe a una zona sino que puede propagarse a todos los países.
Charles Salamé, Euronews: Cuando usted dice a los europeos que no pierdan la vigilancia, ¿qué les sugiere que hagan?
Jeque Chawki Allam: “Lo que los europeos deben hacer es pedir consejo a las instituciones que se ocupan de la verdadera enseñanza del islam como la Universidad Al-Azhar en el Cairo. Esa sería la buena opción. La explicación y la comprensión del islam se consiguen a través de las instituciones forjadas a través de la historia de ese estudio de la religión islámica.”
Charles Salamé, Euronews: ¿Cree usted que la legitimidad de Al-Azhar Al-Charif tendrá una influencia en los imanes que predican en Europa?
Jeque Chawki Allam: Nosotros advertimos a los europeos de estos peligros, luego ellos deben evaluar la situación. Las informaciones con las que nosotros contamos son inquietantes.**


Nada es sencillo, como ya señalamos. La argumentación del gobierno egipcio para su reticencia es que Egipto está sumido ya en su propia guerra contra el "terrorismo". Esa fue la primera respuesta: nosotras ya estamos luchando. Mediante esta hábil estrategia se consiguen dos cosas: la primera de ellas es legitimar la situación de autoridad en Egipto convirtiéndolo en parte de una guerra global contra el terror, en la que unos luchan en Irak y otros en Egipto. El titular del diario Ahram Online de hoy reproduce de forma clara y sintética lo que opina el gobierno egipcio por boca de su presidente: " All terrorists must be targeted, not just IS: El-Sisi". *** En esas palabras se establece un posibilidad para que Egipto ocupe el papel que se le pide dentro de la estrategia diseñada por los Estados Unidos para hacer frente a lo que se ha convertido en un desafío global.


Lo segundo que se obtiene con la estrategia es asegurarse que los Estados Unidos dejan de apoyar las estrategias de los islamistas, la Hermandad Musulmana, y le cierran las fuentes. De esta forma, Egipto fija el precio de su intervención y apoyo prácticamente sin riesgo, ya que tendrá la posibilidad de centrarse en los grupos que le molestan internamente y señalar que son su contribución a la causa general.
Desde el punto de vista del resurgido nacionalismo egipcio, algo que se usa como retórica de fondo, los Estados Unidos ha ido a Egipto a pedirles el favor de participar y han escenificado esta escena de la reticencia y las condiciones. Así se indica el Ahram Online:

According to a presidency statement, Kerry highlighted that Egypt would be playing a key role in the coalition and that there were strong ties between Egypt and the US.
Egypt and the US have had a patchy relationship since the ouster of president Mohamed Morsi in July of last year. The US temporarily suspended military aid to Egypt amid a crackdown on Morsi's supporters.
Upon the election of former army chief El-Sisi as president in June, the US Congress unfroze $1.5 billion in mostly military aid.***


Pero hay un párrafo interesante en la declaración conjunta, que enlaza con lo escuchado anteriormente en la entrevista con el Gran Muftí de Egipto: la necesidad de borrar las influencias de los grupos radicales a través de una potenciación de la Universidad de Al-Azhar:

The Egyptian president and the top US diplomat agreed that the strategy to combat terrorism should not only include military tactics, but also initiatives by religious entities like Al-Azhar to raise awareness in the Middle East of the danger of terrorist groups.  
Kerry said there were some issues that may represent an obstacle to the resumption of any cooperation between the US and Egypt, particularly regarding freedom of expression and the detention and trial of journalists.
On his behalf, El-Sisi stressed that Egypt was paving the way to establishing the rule of law which respects the judiciary and its provisions, as well as respecting the separation of powers and the new constitution with all its rights. ***

Hace unos días comentábamos cómo la Universidad de Al-Azhar había sido minada en su autoridad al pasar a depender del Estado egipcio mediante la maniobra realizada por Gamal Abdel Nasser a principio de los 60. Desde entonces, los que han querido desmarcarse de sus doctrinas oficiales les ha bastado con señalar que se han vendido al poder faraónico, es decir, que no representan al islam verdadero, proclama que hace todo grupo que se separe de la ortodoxia. El-Azhar solo puede jugar un papel de control si se reconoce su autoridad exterior, pero ¿por parte de quién? La respuesta es evidente: de los gobiernos occidentales, que deben dejar de tener como interlocutores a los grupos islamistas, de los que posteriormente salen los yihadistas. Lo que se propone desde Egipto es aumentar la presencia institucional del islam suní ortodoxo allí donde su poder no puede llegar, hasta los países que hasta el momento han sido cuna de los yihadistas. La ilusión de que todos son inmigrantes o hijos de inmigrantes se ha desvanecido con los datos de la realidad.
Lo que pide Egipto —y a la vez ofrece— es que la misma labor de desmantelamiento de los grupos islamistas que está realizando, se siga también fuera mediante la extensión de la influencia de Al-Azhar. Algo que no es sencillo a estas alturas y, especialmente, porque los sistemas de libertades de que gozamos son bien aprovechados para los que usan occidente como base de operaciones. La idea de que mientras se maten fuera de nuestras fronteras, lo mejor es vigilarlos a distancia, se ve que ha sido una estrategia equivocada.
La estrategia egipcia puede parecer extraña, pero los desfiles por Oxford Street, en pleno Londres, de partidarios del Estado Islámico ha hecho cundir el pánico a unos y reflexionar a otros. El titular del artículo de Charles Cooper, en The Independent, es claro: "Isis supporters are on the streets of London — but the media needs to stop panicking"****


Occidente se ha empezado a preocupar por esta cuestión en el momento en el que se ha despertado el temor al regreso de los yihadistas. Es lo que hemos planteado aquí tantas veces: la ilusión de la distancia, el creer que aquello está lejos y que no nos afectará. Es la miopía política que considera que siempre juegas con blancas y siempre has de ganar o que las cosas se solucionarán allí donde comienzan. Pero esa ilusión se debería haber desvanecido tras los atentados de Nueva York, Londres y Madrid. Nuestros políticos siguen sin ser conscientes de que el mundo no es la tranquila Europa de turismo y comercio.
Turquía y Egipto tienen cuestiones propias que insertan dentro de su acciones contra el Estado Islámico. Son motivos unos más claros que otros, pero que están sobre el tapete. Son además, dos países con trayectorias divergentes y enfrentados: Turquía tiene gobierno islamista (que va a más) y es el enemigo declarado de Egipto, que se deshizo de los Hermanos Musulmanes, apoyados con firmeza por Erdogan. Es una muestra más de la complejidad del mundo islámico.


Los dos países juegan con que son piezas importantes en la zona, —por motivos muy distintos— y piensan que siempre tendrán esa baza en su mano, pues es una cuestión geoestratégica; son las retaguardias de Europa y de Israel. En cualquier caso, las condiciones de ambos tienen su lógica interna y buscan satisfacer sus propios objetivos dentro del conflicto general. Cuando se extienda el conflicto, quizá tengan que modificar sus actitudes y establecer diferentes jerarquías en sus prioridades. Egipto sigue su lucha contra el terror, en la que tiene apoyos, pero se le pide que mejore sustancialmente su actitud hacia los derechos humanos —algo que le ha recordado John Kerry en su visita; la actitud de Turquía es la más sospechosa porque los que ha salvado dado la cara ante el avance de Estado Islámico han sido los kurdos y tendrán derecho a un trato futuro distinto al que Turquía ha exigido como miembro la OTAN y aspirante a la Europa que tanto le inquieta. Los recelos de la BBC sobre el papel de Turquía no son baladíes. La estrategia de Egipto es más inteligente para conseguir sus propios objetivos, aunque no está claro que vaya a conseguir que bajo la etiqueta de terroristas elimine la crítica de los que no quieren un gobierno de autoridad a la vieja usanza.
Como decíamos al principio, nada es sencillo en esa parte del mundo. Los problemas crecen cuando se les deja crecer. Los problemas crecen cuando piensas que no van contigo. Los problemas crecen cuando miras para otro lado. Al final estallan, te afectan y ya no te quede dónde mirar.



* "¿Despertó Turquía ante la amenaza de Estado Islámico?" BBC 13/09/2014 http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2014/09/140912_turquia_estado_islamico_dv.shtml
** "“El Estado Islámico” se atribuye una denominación falsa" Euronews 12/09/2014 http://es.euronews.com/2014/09/12/el-estado-islamico-se-atribuye-una-denominacion-falsa/
*** "All terrorists must be targeted, not just IS: El-Sisi" Ahram Online 14/09/2014 http://english.ahram.org.eg/NewsContent/1/64/110690/Egypt/Politics-/All-terrorists-must-be-targeted,-not-just-IS-ElSis.aspx
**** "Isis supporters are on the streets of London — but the media needs to stop panicking" The Independent 14/09/2014 http://www.independent.co.uk/voices/comment/isis-are-on-the-streets-of-london--but-theres-no-need-to-panic-9668746.html







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.