sábado, 16 de agosto de 2014

La Wikipedia y la perspectiva de género

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
El diario El Mundo nos da cuenta de algunos de los retos y problemas que se han planteado en el congreso "Wikimanía", celebrado en Londres hace unos días por la fundación Wikimedia, el centro de todos los proyectos en marcha. Según su propia definición, "Wikimedia is a global movement whose mission is to bring free educational content to the world.".
La Wikipedia es un desafío intelectual gigantesco, el equivalente hoy a lo que hicieron Diderot y D'Alembert en el siglo XVIII. Es el intento de reunir los saberes, por un lado, pero también el de hacerlos llegar a todas partes. La tecnología permite que ese conocimiento se aporte a través de una comunidad más amplia, debilitando la idea de una comunidad cerrada que controle el conocimiento y lo restrinja en su beneficio. También la enciclopedia dieciochesca tenía una visión política, una intencionalidad clara de romper barreras.
El conocimiento ha sido poder cuando se ha ocultado; de ahí venía su fuerza. Los viejos gremios se juramentaban para transmitir las informaciones solo entre sus miembros, manteniendo ocultos sus saberes al resto. La enciclopedia dieciochesca ya supuso una revolución del conocimiento como proyecto de reunión, estructuración y difusión de los saberes, mediante los que se pretendía una mayor liberación de los espíritus y una mejor capacitación para los oficios. Estaban las ideas, pero también las enseñanzas prácticas de los oficios, de la construcción de los objetos.


La Wikipedia es un desafío amparado en las posibilidades tecnológicas, una superación de lo que supuso la imprenta. En la batalla de los libros con los dispositivos electrónicos de lectura, los primeros que recibieron el golpe en la línea de flotación fueron las enciclopedias. Ningún libro puede competir con la capacidad de corrección de errores y de actualización del conocimiento de las enciclopedias online. Es un hecho puramente tecnológico. Las primeras enciclopedias digitales que se produjeron en CD contenían ya ventajas multimedia: podías ver y escuchar a los pájaros o cantantes de los que la enciclopedia impresa solo te hablaba, ver bailar a Astaire y escuchar decir a Rhett Butler que, francamente, le importaba un bledo. La escritura y los dibujos eran sucedáneos explicativos de muchas cosas de la realidad. La fotografía se incorporó posteriormente y fue una gran aportación al conocimiento almacenado. El lenguaje  es bueno para el pensamiento abstracto, para exponer ideas, interpretaciones, etc., pero son sustitutos descriptivos de la realidad material o de los acontecimientos de la historia. Los dispositivos multimedia digitales permitían ir más allá de palabras, dibujos y fotografías, que es lo más que podía acoger el dispositivo "libro", el codex, e incorporar los sonidos y las imágenes en movimiento, además de su facilidad de reescritura, lo que permite su actualización constante, algo muy importante en materiales de este tipo. 


Lo que la Wikipedia incorporaba, además de estas cuestiones, era una voluntad política doble: abrir la escritura más allá de las comunidades habituales y expandir el conocimiento aprovechando una tercera tecnología, la de las redes de comunicaciones. Es la tecnología de redes la que permite su peculiar formato abierto partiendo de un principio social: el saber está repartido en un universo de especialistas. Los criterios de selección de los materiales que se deben incorporar son decididos desde abajo y no desde arriba. Es la democratización del conocimiento en su doble vertiente, creación y recepción.
Por mucho conocimiento que una enciclopedia tradicional pueda contener, tiene los límites de su propio soporte material. Cabe lo que cabe. Eso significa procesos que determinan qué queda dentro y qué se deja fuera. La Wikipedia no tiene en cambio ese problema y puede expandirse sin límites conforme a los propios intereses de los usuarios que incorporan conocimientos.


Es en este punto en donde se crean los problemas que el diario El Mundo nos transmite que se han planteado en el congreso de Londres:

"Queremos que la comunidad crezca y se diversifique. La expansión y la diversificación ayudara a mejorar la calidad en el resto de áreas y a cubrir todos los campos del saber", señala [Jimmy] Wales. El objetivo de diversificación es geográfico- hay un mayor activismo en Estados Unidos y Europa que en el resto del planeta- pero el desequilibro de género ha tomado urgencia en el encuentro de Londres.
La Fundación aspiraba a inclinar la balanza sexual de sus editores, los voluntarios que alimentan Wikipedia y resto de webs de la familia wiki. Se había fijado un crecimiento mínimo del 25% de mujeres para el 2015 pero este horizonte no se va a alcanzar. "Hemos fallado completamente en esta meta que nos autoimpusimos", reconoce Wales.*


Ante un proyecto de carácter titánico, como es la Wikipedia, no es de extrañar que surjan los problemas de la objetividad del conocimiento. Lo primero que hemos aprendido a través de la globalización es la diversidad de planteamientos que es posible percibir en función de las diferencias culturales. El hecho de que Estados Unidos y Europa sean los mayores aportadores de conocimientos a la Wikipedia es un reflejo de lo que en la realidad ocurre. Es allí donde se concentra el conocimiento y también el interés por su transmisión. Esto es una cuestión que obedece a diversas cuestiones. La gente sabe de lo que sabe y eso es lo que aporta. Hay culturas en las que esa idea de la colaboración, de la construcción en común, está más menos asentada. Wikipedia es activismo en sentido puro. Dedicar horas a la investigación de un tema o a su descripción requiere de voluntad; no se hace solo. Hay países con más arraigo del altruismo que otros. No es solo cuestión de aquellos lugares en los que se concentra la investigación científica, teórica o práctica. La Wikipedia se ocupa de las cosas más pequeñas hasta detalles increíbles. Cabe una "teoría", una "batalla" o una vieja canción de la que se nos cuenta quién fue su autor y quién el primero en grabarla. La aspiración de la Wikipedia no es selectiva sino acumulativa: que cada cual aporte de lo que sabe, sea lo que sea, cómics o física cuántica. Todos sabemos de algo o conocemos algo que podemos poner en manos de los demás.
Pero es precisamente en esas grandes cifras donde surgen los desequilibrios, el geográfico —que afecta a los sesgos e intereses culturales— y a los de género, que son por los que manifiestan mayor preocupación. Es 25% de participación femenina en las entradas de la Wikipedia para 2015, nos dice, no se va a cumplir.


Como todo lo que surge de grandes número, revela tendencias profundas que no me considero capacitado para interpretar. Simplemente están ahí, como un reto. ¿Es importante? Sí. Para los que creen que el conocimiento es el que es y que es indiferente quién lo exprese, le diré que eso es una visión naif del conocimiento que hoy ha sido dejada en evidencia por diferentes estudios que muestran que el sexo de las personas determinan ciertos aspectos, que son sensibilidades distintas, procesos perceptivos distintos e interpretaciones desde mentalidades diferentes. Por lo tanto, sí tiene una influencia importante.

En el manual publicado por el Gobierno de España y la Comisión Europea (Investigación e Innovación), con el título "El género en la investigación" (2009) podemos leer en su presentación:

La investigación más reciente ha demostrado como en muchos campos del conocimiento científico, desde las humanidades, hasta la medicina, pasando por las ciencias sociales y la ingeniería, las variables de sexo y género no son todavía suficientemente consideradas. Perviven estereotipos y sesgos en la investigación y en los desarrollos tecnológicos, que muchas veces construyen como norma universal lo que son las realidades, experiencias y expectativas de un grupo de personas, mayoritariamente varones, y también habría que decir de raza blanca y de un cierto nivel socioeconómico, y consideran como desviaciones de la norma las realidades de otras personas.
En medicina abundan los ejemplos: desde los ensayos clínicos realizados sólo con varones, que no generan suficiente evidencia sobre los efectos de los fármacos en mujeres, hasta el no reconocimiento de los síntomas diferentes de las dolencias cardíacas, y el incremento consecuente de diagnósticos erróneos en mujeres. La ciencia, como cualquier otro campo de la actividad humana, no está libre de los condicionantes culturales y sociales de su tiempo: los estereotipos de género y la menor valoración social de que son objeto las mujeres se trasladan a menudo a una consideración estereotipada y menor de sus realidades específicas, sean de orden social o de orden biológico, en la investigación.**

Es el mismo problema que se plantea en la Wikipedia: la acumulación que desequilibra las perspectivas. Ante esto la solución de la Wikipedia es aumentar el número aportaciones de mujeres. Es la política del equilibrio numérico, que es una forma de abordarlo. Junto a esto cabe también la posibilidad de una mayor sensibilidad hacia estas cuestiones, es decir, ser conscientes de que lo que creemos no es una "verdad objetiva", sino el resultado de nuestras posibilidades de pensar, que vienen determinadas por nuestra formación y cultura, dentro de la que se inscriben las diferencias de género. "Yo" no pienso objetivamente; pienso como he sido programado para pensar, dentro de los límites culturales en que me encuentro. Por eso es tan importante una educación abierta, que trate de combatir los estereotipos y no de reforzarlos, que busque crear un menor número de muros de cristal. El primer prejuicio, el más importante, es el de la objetividad, que universaliza mis propios principios. Esto no es "relativismo", sino la constatación de que entre muchos otros condicionantes contra los que luchamos para intentar alcanzar conceptos manejables, estamos nosotros mismos, campo de batalla de lo que somos y lo que podríamos ser.

Por eso no basta con incorporar más aportaciones de mujeres a la Wikipedia —o a cualquier otro campo— sino tratar de detectar los límites culturales del género. Esto ha ocurrido en campos como la Historia, la Economía, la Sociología, la Antropología, etc., en los que se ha introducido una perspectiva de género que ha servido para constatar la existencia de áreas y problemas invisibles hasta el momento. No ha afectado solo a las Ciencias Sociales o las Humanidades, también ha entrado en otras ciencias más "duras" metodológicamente, como ponía de relieve el texto citado anteriormente en el campo de la Medicina. Ha sido la incorporación de la mujer a todos estos campos lo que ha sacado a la luz esta ceguera de género. Y se va ampliando a otros campos, pues determina los enfoques particulares, la selección de los territorios que explorar, etc.
Si la Wikipedia recibe aportaciones de más lugares, tendremos acceso a conocimientos de cosas que desconocemos absolutamente. Si además aumenta el número de mujeres que intervengan, tendremos también otra forma de ver las cosas, otros ángulos y perspectivas. ¿Habrá más "verdades"? No lo sé, pero habrá más puntos de vista, otras miradas a rincones que no se nos habrían ocurrido, nuevos enfoques de problemas. Con eso ya sería bastante. Todos nos enriqueceríamos.

* "Wikipedia se lanza a la captación de activistas femeninas" El Mundo 12/08/2014 http://www.elmundo.es/tecnologia/2014/08/12/53e9a1a722601d01248b456b.html 
** "El género en la investigación" (2009) Gobierno de España / Comisión Europea (Investigación e Innovación) http://www.idi.mineco.gob.es/stfls/MICINN/Investigacion/FICHEROS/El_genero_en_la_investigacion.pdf







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.