viernes, 27 de junio de 2014

Ego cero

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
El mundo está lleno de buenos ejemplos, pero solo nos fijamos en las malas noticias. Preferimos un incidente con el primo del cuñado del vecino del piso de arriba del ministro a mirar lo positivo que pueda haber en las personas a las que catalogamos con la mirada cómplice de "¿a dónde irá este?"
Me ha alegrado el día —no como a Harry el Sucio— una noticia ejemplar que nos llega desde un sitio desde Costa Rica, lugar en que solo hay que fijarse durante la Copa del Mundo mientras dé la sorpresa futbolera; para lo demás, no existe. Y no debe ser así.
La BBC Mundo nos trae esta noticia desde Costa Rica, para ejemplo de todos:

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, emitió un decreto que prohíbe la inclusión de su nombre en placas en lugares de obras públicas, como inauguraciones de puentes, carreteras y edificios.
También dijo que no quería que su retrato fuera colgado en las oficinas del gobierno.
Solís, que asumió la presidencia el mes pasado, expresó que el culto la imagen del presidente era cosa del pasado.*


Ya hemos tratado en este rincón de la ejemplaridad inútil en alguna ocasión el caso de los retratos con los que a los políticos les gusta ser despedidos de las instituciones más pequeñas, que necesitan paredes y más paredes para satisfacer el ego de los que las ocupan. Ellos se van, pero dejan a sus retratos mirando por los pasillos y despachos, en galerías y salones, con mirada desafiante. Se gastan un pastón en inmortalizarse da igual en qué estado se encuentre las arcas públicas. Ellos no quieren ser nunca los que se queden sin ser colgados en las paredes.
Por eso el presidente Luis Guillermo Solís, un académico que no esconde que lo es pero no necesita plasmarse en retratos o placas, da un ejemplo estupendo, aunque probablemente inútil para el resto de la humanidad mediática en donde no eres nadie sin que tu foto circule y la repartan.


Solís va más allá de lo habitual y se niega a estar en efigie en las paredes de los despachos, ni para mirar desafiante a los que entran, ni para espiar a los que trabajan o parecen hacerlo. Luis Guillermo Solís quiere acabar, como dice, con el "culto a la personalidad", una cosa que antes entraba en lo de la autocrítica marxista cuando los dirigentes se dedicaban a imponerse a los demás a base de retrato y estatua, de pintura dirigiendo a los pueblos con un dedo señalando al horizonte o cualquier otro lado por donde estuviera el destino. Solís es de izquierda consecuente. El no necesita que le pongan ni en las papeletas ni en los sellos. No necesita que le miren sino que lo juzguen por lo que haga. Como debe ser.
Los costarricenses lo explican así a la BBC:

"Eliminamos las fotografías porque el presidente no quiere que le rindan pleitesía", expresó a BBC Mundo Melvin Jiménez, ministro de la Presidencia de Costa Rica, quien ayudó a Solís a redactar el acuerdo.
Según Jiménez, el mandatario considera que él es un costarricense más y no quiere un culto a su persona. En cuanto a la decisión de que su apellido no aparezca en obras públicas nuevas el ministro manifestó que Solís quiere que los ciudadanos recuerden que quien hace posible la construcción de infraestructura no es el gobierno sino el dinero de los impuestos de todos los contribuyentes. Es por eso que las placas conmemorativas solo llevarán la fecha de construcción.*


¡Estupendo! ¡Más razón que un santo! Los políticos quieren que les deban todo, que piensen que sin ellos nada es posible. Solís aboga por la invisibilidad política en los tiempos en los que se da, por el contrario, el narcisismo de los políticos que buscan darse baños de masas cuando les va bien, rebozados de militancia cuando no les va muy bien, y comparecencia de prensa sin preguntas cuando les va mal.

Muchas veces la prensa misma titula mal, señalando que son los gobiernos los que "dan", como si hubiera que deberles algo de su patrimonio. Tendríamos más sentido de las instituciones y de lo que se hace con nuestros impuestos si no nos hicieran pensar mediante estas trampas retóricas que son ellos los que nos dan. Lo que eso encubre es un cierto sentido arbitrario de la acción política, que hoy da y mañana quita. Por eso, egos fuera, y solo la fecha de la inauguración.
¡Qué duro para algunos! ¡Qué terrible derechazo al ego de muchos! El crecimiento de los populismos se basa en la identificación de los líderes carismáticos con unas masas que besan sus carteles electorales —como la "Sisimanía" en Egipto o la mitomanía del chavismo venezolano—, que viven de suscitar emociones solo con su presencia, con su nombre instalado permanentemente en las bocas de discípulos, herederos y seguidores.
Costa Rica, país pequeño, apuesta por los grandes gestos, que son los que quedan. Dicen en la BBC:
Esta decisión ha sido recibida con beneplácito por una parte de la población. "Especialmente los jóvenes de Costa Rica, que no comulgan con los caciquismos o caudillismos que a veces imperan en América Latina", expresó a BBC Mundo Francisco Barahona, analista político y catedrático de la Universidad de Costa Rica.
Según Barahona, esta decisión de Solís va en concordancia con los postulados de la agrupación política que lo llevó al poder, el Partido Acción Ciudadana (PAC), que predica que la soberanía está en la acción de los movimientos sociales, no en figuras específicas.
Esta no es la primera vez que un presidente de Costa Rica decide eliminar el nombre de su administración de las placas conmemorativas de obras públicas nuevas. Anteriormente ya lo había hecho el presidente Rodrigo Carazo, quien gobernó entre 1978 y 1982.
En esa oportunidad, Carazo mandó a colocar placas en las nuevas obras que decían "Construido por el pueblo de Costa Rica".
Lo que sí es una total novedad es el hecho de que Solís haya eliminado que sus retratos estén presentes en las oficinas públicas.*


Todas estas cosas —ejemplos contracorriente— se nos esconden, mientras que se nos llenan los ojos y oídos con imágenes y palabras que intentan convencernos de que estamos ante líderes únicos, personas excepcionales, a las que debemos dar las gracias todos los días por dignarse trabajar y pensar (para algunos son dos cosas distintas) para nosotros.
¡Pues, sí! Debemos saber que hay personas que dedican su vida a servir a su pueblos mientras estos lo estimen pertinente; que lo hacen en silencio, dejando que los hechos hablen por ellos; y que se sienten honrados por poder hacerlo lo mejor que pueden. Solís, además de no querer más protagonismo del necesario, prometió en su campaña un cincuenta por ciento de mujeres en su gobierno y un treinta por ciento de jóvenes, hacer desaparecer el ministerio de Comunicación. Consiguió el 77 por ciento de los votos.


Cuando visitamos la página oficial del gobierno de Costa Rica, un gran letrero de "en construcción" sobre una sola foto del acto de nombramiento junto a su esposa, un vídeo de YouTube con su discurso de 33 minutos y una brevísima declaración:

Asumiré la Presidencia de la República con esfuerzo, trabajo y dedicación. Espero no defraudar la esperanza de un pueblo que decidió por un cambio basado en la lucha contra la corrupción, el desarrollo económico con equidad social y el diálogo como principal herramienta para la toma de decisiones.
En esa tarea no estaré solo. Me acompañará un equipo de hombres y mujeres, cuyos atestados personales y profesionales los hacen idóneos para estar presentes en mi gabinete. Ellos y ellas son también depositarios de la confianza de los costarricenses y la gran responsabilidad que aceptan los obliga a una completa entrega y compromiso con el país.*


Y no hay más.  Esperemos que dentro cuatro años, cuando se cierre su mandato, se hayan cumplido las expectativas del pueblo que confió en él y las promesas de no defraudar. Deseamos que pueda mantener a lo largo de su mandato tan loables principios y que el pueblo de Costa Rica tenga siempre quien le hable sinceramente y actúe con transparencia. Por lo pronto, está bien que los políticos, al igual que se fijan un objetivo de déficit, se fijen también un objetivo de ego. 




* "Presidente de Costa Rica prohíbe el culto a su nombre e imagen" BBC Mundo 26/06/2014 http://www.bbc.co.uk/mundo/ultimas_noticias/2014/06/140626_ultnot_costa_rica_solis_wbm.shtml






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.