sábado, 26 de abril de 2014

La reina del mambo

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
Pude escuchar ayer las declaraciones de Mónica Oriol, la presidenta del Círculo de empresarios. Especifico lo de escuchar porque no es lo mismo leerlas que ver y oír los tonos y maneras que la letra fría e igualitaria dejan por el camino al imprimirse. Las cosas se puede decir de muchas maneras. Los gestos de desprecio y el tono empleados decían tanto o más que las palabras que se recogen en los medios. Incluso el fondo suave de golpes con el canto de la mano que recogen los micrófonos mientras habla tiene un componente significativo, tajante, en la forma de expresarse. "Todos compramos cuando lo que se nos ofrece es razonable de precio (pausa). Por eso vamos a las rebajas"*, ha dicho. La pena es que se esté refiriendo al trabajo de las personas; quizá a las personas mismas, pues es difícil separar el trabajo de quien lo realiza en estos tiempos en el que paga no solo manda sino que se considera con derecho a tratarte como una mercancía de su propiedad. 
Ayuda, Señor, a los buenos empresarios porque quedan pocos. Y distingue a los empresarios buenos de los buenos empresarios; a ser posible, salva primero a los que tengan las dos características. 


Tras escuchar en los Desayunos de RTVE al presidente ecuatoriano, Rafael Correa, invitar a los empresarios españoles a invertir en su país, en donde —nos dice— a las empresas españolas les va muy bien (pone el ejemplo de Telefónica, en la que gana la empresa y gana el país) e invitar a los profesionales españoles a ir a trabajar a Ecuador, en donde dejan muestras de su cualificación (pone el ejemplo de un médico, director de un importante hospital). Correa nos dice que "son bienvenidos, con los brazos abiertos"*. Tras esto, escuchar a la señora Oriol y su desprecio hablando de la "gente que no vale para nada"* o de aquellos que "dejaron de formarse" porque preferían trabajar en el sector de la construcción y alardear el fin de semana de los mil euros que ganaban. Eran, según ella, "los reyes del mambo", "sus amigos en el cole sin un puñetero duro y ellos... ¡jo!... llegaban el viernes e invitaban a todas las niñas". Y se pregunta: "¿qué hacemos con esa gente, ¡cero cualificación!" Y el salario mínimo que "te obligan a pagarles aunque no valgan pa' nada".*


Habrá que decirle a la Presidenta del Círculo de Empresarios, como acaba de señalar, que quienes acogieron a esos "reyes del mambo", por usar su expresión, fueron los empresarios de la construcción. Los que abandonaron la formación lo hicieron al llamado de constructores, inmobiliarias, etc., cuyos hijos no ponían a vender para que se pudieran formar en buenos colegios y administrar las fortunas familiares (los Oriol son una familia que sabe de eso). Esa generación de "ni nis", término insultante en su boca, la creó un empresariado sin escrúpulos que les ofreció esos "mil euros o mil quinientos" porque era más barato (sus "rebajas") que contratar a otros exigiéndoles formación. Ella lo explica muy claramente: "compramos" lo más barato. Y venden lo más caro. A eso le llaman "mercado". Y no hay ninguna moralidad en ello, según nos defienden cada día los que solo usan a Adam Smith para lo que les interesa.

Lo impresentable del discurso de Mónica Oriol es su tufo a moralina, a ejemplaridad o a la falta de ella. Esa generación de la que habla despectivamente como una "carga", como "perdida" es el resultado de la especulación inmobiliaria en España, que no la han creado los trabajadores, sino los empresarios y banqueros, gente como los Oriol y demás personas que hoy nos lanzan sermones. Algunos lo hicieron, pero ya no pueden porque están en la cárcel y tendrán que esperar a salir para hacer partidos políticos y contar sus andanzas en libros de memorias. Contrate o no contrate en sus empresas, pero no haga moralina cuando no  tienen ningún derecho a hacerlo.
Ya es bastante con aguantar una crisis y dramas familiares con los hijos como para aguantar también discursos moralistas recriminatorios de aquellos que han creado la crisis. Por supuesto, ellos son los emprendedores, partiendo de cero o de fortunas familiares. Ellos, como nos dice el diario ABC de Mónica Oriol, son congruentes con sus normas:

De tendencia muy neoliberal, de la que hace orgullosa gala, la presidenta del Círculo de Empresarios es una persona fría y distante en las distancias cortas, llegando a ser ruda en algún momento. Con su familia se jacta de llevar a la práctica su ideología predilecta, con pocas reglas pero claras, y así les da préstamos a sus hijos (adelanta la paga a cambio de futuras pagas), penaliza las llegadas a deshoras con recortes en el horario de salidas futuras, etc.**

¡Feliz ella!, que puede reproducir el mercado en casa. Al menos, una parte, claro; puesto que no habrá mucho paro o no pedirá el desahucio de sus hijos si no le devuelven el préstamo dado. Solo les recorta el horario y no el sueldo. Sus hijos, como ella, son muy afortunados. La familia que comercia unida, permanece unida.


Nos perfila su trayectoria ABC:

Licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid y diplomada por la London School of Economics, Mónica Oriol fue nombrada presidenta del Círculo de Empresarios en sustitución de Claudio Boada en el año 2012, quien abandonó el cargo tras los ocho años de máximo al frente de la institución. De poco más de 50 años, casada y con seis hijos, ya era vicepresidenta del Círculo en ese momento. Además es presidenta de Seguriber Umano, la empresa encargada de la seguridad exterior del Madrid Arena el día de la fatídica avalancha, y consejera de Indra.**

Es una pena que la empresa presidida por ella fallara en uno de esos accidentes simbólicos de la realidad española, el caso del Madrid Arena, en la que murieron algunos miembros de esa generación que no vale para nada más que para asistir a las macrofiestas con la que los emprendedores neoliberales hacen su agosto, gracias a sus precios competitivos y amigos competentes. El detalle ya ha sido resaltado por la prensa, como no podía ser de otra manera. No creo que le importe.


No sé qué les pasa a nuestros empresarios y a sus discursos, que parece que son los únicos con derecho a hablar y los demás solo a contestarles. Han conseguido echarle la culpa de la crisis de este país a todos menos a ellos. Los discursos cínicos, de una hipocresía hiriente, se acumulan en un mundo con noticias de fraudes constantes por parte de dirigentes de las patronales y afiliados. No son los únicos, pero sí bastante, bastante responsables. Sí, también hay una generación "ni ni" empresarial: ni han creado empleo ni han sabido conservarlo. No solo los "ni nis" no hacen nada; tampoco lo pueden hacer muchas personas muy cualificadas que tendrán que aceptar la invitación de Ecuador o de cualquier otro sitio en donde se les acoja y necesite. Aquí no se les necesita, parece, y además se les insulta y explota. Como "ni nis" se les aprovecha, como materia prima, en los fraudes de la formación —¿se refiere a que hacen falta más "cursos"?—, meros nombres en una lista de la que algunos emprendedores se han beneficiado. Esos también fueron a las "rebajas" siguiendo los dictados del mercado.


Se puede discutir sobre el salario mínimo y sus efectos. Pero no es lo que ha hecho. Demasiado desprecio y prepotencia en esa caricatura de dirigente neoliberal dando golpecitos sobre la mesa mientras sermonea. Ella ha hecho una caricatura de los demás, pero se ha retratado a sí misma.
No se puede hablar de las personas diciendo que vamos a las "rebajas" a "comprar", o que "no valen para nada". No es lícito, justo ni ético; nada elegante. Tampoco es piadoso. Es cínico e hiriente, ofensivo.  Injustificable. ABC titula diciendo "saca el látigo neoliberal", pues que lo use en sus consejos de administración, pero que fuera de allí se lo guarde porque los demás no tienen porqué aguantarlo. Se ha ganado que se hable de ella con el mismo desprecio con el que ella habla de los demás. 
Ella sí es la reina del mambo.



* Los desayunos de RTVE "Rafael Correa, presidente de Ecuador, y Diego Carcedo, excorresponsal en Lisboa" 25/04/2014 http://www.rtve.es/alacarta/videos/los-desayunos-de-tve/

** "Mónica Oriol, la presidenta del Círculo de Empresarios, saca el látigo neoliberal" ABC 25/04/2014 http://www.abc.es/economia/20140425/abci-monica-oriol-presidenta-circulo-201404242133.html





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.