jueves, 9 de enero de 2014

El camino al referéndum egipcio

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
Hace apenas unas horas que una serie de periódicos independientes han acordado da su apoyo a la constitución que se va a someter en una semana a votación en Egipto. Tras un intenso debate crítico sobre el borrador mientras se ha ido configurando, han llegado a que la mejor opción es el sí. La noticia es escueta, apenas dos breves párrafos, tal como nos la cuenta el diario Egypt Independent (Al-Masry Al-Youm):

Chief editors of independent and partisan newspapers announced their support for the Constitution on Wednesday in response to a call made by the Al-Wafd Party. Editors consider the call the first step towards implementing the roadmap of the future and attaining lasting stability and security and economic growth.
 They agreed to print the slogan “Yes to the Constitution” on their print editions, post it on their electronic editions and send it as an SMS message from 12 to 15 January. They also agreed to print a poster on the first pages of papers on the first day of the referendum urging citizens to vote “yes.”*


La noticia es significativa porque supone, como se señala, el reconocimiento de la necesidad de empezar a dar los pasos para poder seguir con la hoja de ruta que contó con el apoyo de la mayoría de las fuerzas políticas y sociales egipcias con la excepción de los Hermanos Musulmanes, desalojados del poder.

Ha habido otras muestras de apoyo al texto constitucional, como la petición del "sí" de la Federación Egipcia de Sindicatos**, realizada a finales de diciembre. También manifestaron su apoyo a seguir el camino marcado por la "hoja de ruta" que se ofreció como salida a la situación compleja y complicada de la política egipcia.
No ha sido fácil la tarea de la comisión encargada de la redacción de las enmiendas de la constitución anteriormente aprobada. Solo se puede decir una cosa: que al menos se ha debatido, que es más de lo ocurrido con la anterior, de la que se retiraron todos ante la cerrazón y maniobras constantes islamistas. Ellos decidieron hacer su constitución, una herramienta para la islamización del país y este ha sido el resultado.
Los que en cambio han dicho "no" a la nueva constitución son los del "Frente del Camino de la Revolución", creado en septiembre de 2013, y que agrupa a detractores de los islamistas y de los militares. Lo han manifestado públicamente y consideran que la propuesta constitucional no recoge las reivindicaciones de la Revolución, centradas en la tradicional reivindicación de "pan, libertad y justicia social".
Ahram Online recoge sus pegas:

"The draft constitution does not include any demands that we have been calling for since 2011 -- bread, freedom and social justice; it doesn’t include enough rights for workers, farmers and many other poor segments that are a huge part of the Egyptian society," said Khaled Sayyed, a member of the group who read the statement at a press conference on Wednesday.
[...] The front includes leading members of the Strong Egypt Party, the Revolutionary Socialists and the Justice and Freedom Youth activist group, as well as independent political figures.***


Por contra de lo que ocurría en la calle, en donde la violencia se cobraba muertos con demasiada facilidad, proliferaban los asaltos a comisarías o se producía el terrible atentado de la ciudad de Mansura, con una quincena de muertes y decenas de heridos, la comisión constitucional que reunió a miembros de una amplia base política, generacional y religiosa ha tenido un comportamiento más próximo al acuerdo de lo que se esperaba, algo esperanzador para el futuro pues significa una forma de diálogo, que es posible el debate político en Egipto. Lo que ha tenido que discutirse se ha discutido y se han aclarado las posturas hasta los límites. Incluso los salafistas del Partido Nour han aguantado el tipo a sabiendas de que no saldrían muchas de sus propuestas y puntos de vista.
Los salafistas de Nour han jugado sus bazas, nadando y guardando la ropa porque les interesaba capitalizar parte de lo perdido por los islamistas, a sabiendas de que el gobierno necesitaba de un grupo que permitiera la máxima representatividad. La salafistas han jugado unas cartas arriesgadas y todavía está por ver los resultados.

Lo que sí parece claro es el rechazo a la Hermandad Musulmana, que se ha quedado fuera en todos los sentidos. Está por ver cuánto pueden aguantar así. Lo que están haciendo, lejos de hacerles ganar alguna credibilidad, convierte en más complicado su regreso a la arena política. La Hermandad ha mostrado todas sus caras, de la sonriente de la mano tendida en los carteles electorales, a imponer férreamente sus mayorías desde el poder o el lado sangriento en las calles. Las estrategias que está desarrollando demuestran la misma falta de inteligencia que los caracterizó cuando llegaron al poder. La llamada a ocupar Tahrir cuando se esté realizando el referéndum constitucional es un intento más de cubrir de sangre el proceso y recuperar protagonismo a través de los muertos.
Lo que urge es llevar el proceso constitucional adelante para poder recuperar algo de la paz que se les escapa a los egipcios en esta lenta y larga sangría en que se convirtió la revolución, mal gestionada por la SCAF primero y por los islamistas después. La padece el pueblo a través de la violencia y de una pérdida de recursos económicos que dificultan el presente y el futuro.
Queda una semana dura, con el intento de amedrentar a la población para que no vaya a votar y deslegitime el proceso, palabra clave porque toda la argumentación islamista se centra en la legitimidad de Morsi. La llegada de una nueva constitución votada por el pueblo egipcio marcará el inicio de una nueva legitimidad que podrá ser esgrimida por sus defensores como un orden que borra legalmente al anterior. Si la nueva constitución logra más apoyos que el texto islamista, la Hermandad habrá perdido gran parte de sus argumentos. Perdido el tren de los apoyos internacionales que esperaban —prácticamente solo Qatar sigue haciendo manifiestos oficiales en favor de Morsi—, los islamistas no quieren que se avance en la hoja de ruta propuesta, postura políticamente suicida para su futuro. Hasta los salafistas lo entendieron. Ahora la pregunta es cuánto le costará a la Hermandad entenderlo.

La suspensión del juicio programado ayer para juzgar al ex presidente Morsi, aduciendo problemas atmosféricos para su traslado ante el Tribunal, y su cambio a febrero —después del referéndum— puede ser entendido de varias formas, pero lo importante es cómo lo entiende la Hermandad. Puede ser un aviso destinado a hacer que se piensen dos veces lo que tengan pensado o el reconocimiento de lo poco conveniente de entremezclar el proceso judicial con las votaciones del referéndum tanto desde una perspectiva política como de orden público.
Este breve periodo constitucional para enmendar el texto previo ha sido tan insólito como todo lo que acontece en Egipto, donde no se pueden hacer nunca lecturas ingenuas, donde nada es sencillo. No hay ningún precedente de una situación como la egipcia, ningún caso en el que apoyarse para su comprensión. 
Una vez sentado el principio de que no son solo las urnas las que legitiman, sino también lo que después se hace con la autoridad recibida, los dirigentes egipcios están obligados no solo a sacar una constitución a la medida de todos los egipcios, que permita la convivencia, sino a dar ejemplo de ello con sus acciones día a día. Egipto necesita urgentemente ver salidas a una situación que se prolonga demasiado, de terrible desgaste diario. Esperemos que, esta vez, la constitución permita construir esas bases mejorables de un futuro posible.
El egipcio es un proceso único, siempre en el filo de la navaja.


* "Independent and partisan newspapers agree to support Constitution" Egypt Independent 8/01/2014  http://www.egyptindependent.com//news/independent-and-partisan-newspapers-agree-support-constitution
** "Vote Yes to the constitution: ETUF" Daily News Egypt 24/12/2013 http://www.egyptindependent.com//news/independent-and-partisan-newspapers-agree-support-constitution

*** Way of the Revolution Front to vote no to constitution Ahram Online 8/01/2014 http://english.ahram.org.eg/NewsContent/1/64/91136/Egypt/Politics-/Way-of-the-Revolution-Front-to-vote-no-to-constitu.aspx



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.