lunes, 23 de septiembre de 2013

El burro

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
No hace mucho tiempo recogí en mi repertorio de noticias sobre Egipto una información referida a la exposición que se celebra en Londres, en el interior de la Catedral de St. Paul, de veinticinco esculturas de burros realizadas en fibra de vidrio y de tamaño natural. La escultura original es del artista egipcio Reda Abdel Rahman y cada uno de ellos ha sido decorado con distintos motivos por otros artistas. La exposición, llamada "Caravana" llega directamente desde Egipto, desde la iglesia anglicana de St John, que se ha convertido en un centro de diálogo interconfesional, en un espacio de encuentro para la paz.
La elección del burro como motivo central tiene su explicación:

The donkey symbolises peace in both Christianity and Islam, and is found in both the Bible and in the Qur’an. Examples are numerous, such as both Jesus and Omar Ibn El Khattab, the second caliph, each riding donkeys when they entered Jerusalem. The donkey also represents the poor, as it is an animal of burden, and this is especially the case in Egypt.*


Los burros forman parte de esa caravana a la que alude el título de la iniciativa, un intento de superar el sectarismo a través del diálogo que se ejemplifica en ese animal humilde y trabajador. Es una buena elección la del sencillo burro para significar meta tan noble como es el diálogo que lleve a la paz.
Pero los símbolos tienen siempre su otra cara y pueden ser usados con sentidos muy diferentes. Al Arabiya nos trae la noticia de la detención de un campesino en Egipto:

An Egyptian farmer has been arrested for putting the name of the country’s military chief General Abdel Fattah al-Sisi and an army cap on his donkey, state media said Saturday.
Omar Abu al-Magd Ali al-Saghir was arrested late on Friday in the central province of Qena for allegedly insulting the general, state news agency MENA reported.
The farmer was noticed by authorities after he rode the donkey through his home village in an act deemed “directly insulting” to the army, MENA said.**


No sé qué ha sido más determinante en la detención, si el nombre y grado del burro o la gorra militar que el hombre le puso en la cabeza. Y es que, en esto de los conflictos, no se sabe nunca cómo acertar. Alguna consideración se merece el detenido, digo yo, por el atenuante de sentido del humor. Se nota que los que le detuvieron no se han dado una vuelta por la exposición dialogante de los burros que ahora se encuentra en Londres.

La CNN nos mostraba hoy mismo la división simbólica de Egipto entre los que han convertido la imagen del General al-Sisi en motivo de regocijo —la cadena americana nos mostraba su retrato estampado en todo tipo de materiales o dando nombre a un bocadillo— y, por el otro lado, el signo de los cuatro dedos, usado por los partidarios de Morsi y al que los egipcios contrarios le han sacado variantes jocosas que son utilizadas como iconos en Facebook.
El que el granjero haya puesto a su burro el nombre del general podía haber quedado en un chiste privado de no dedicarse a recorrer el pueblo, arriba y abajo, al grito de "¡Arre, Sisi!", que habrá acabado por despertar las iras de los subordinados y seguidores que, temerosos de ser acusados de transigencia con la iconoclastia, se han decidido a detener al peligroso jinete.
El sentido del humor de algunos egipcios es sobradamente conocido, al igual que la falta de sentido del humor de los que no lo tienen. No sabemos si se le ha "requisado" el chiste —es decir, el burro— o si solo se le ha detenido a él, exculpando al animal.


El drama egipcio tiene estas cosas de vez en cuando, dignas de ser retratadas por un Berlanga o un De Sica a la egipcia que nos mostrara la historia del burro Al Sisi y su amo, detenidos por pasear demasiado por la calle de su pueblo. La mitomanía egipcia es proverbial y afecta a cantantes, actores, militares y presidentes, si hace al caso. Los chistes y chanzas son la contrapartida del mito, su reverso.
Algunos medios extranjeros han reproducido la historia del burro y me imagino que si se llega a celebrar un juicio acudirán en masa a este acto que promete enjundia y sentar jurisprudencia. En cuanto al amo, si no se remedia, será un chistoso más encarcelado. El burro, por su parte, se hará célebre y pasará a engrosar la lista de animales políticos.
Los animales siempre han jugado un papel en la política —me refiero a un papel simbólico— y han servido para representar virtudes y defectos por igual.  Para los británicos que invadieron Egipto, por ejemplo, ellos eran el "león británico" mientras que Egipto era el "cocodrilo del Nilo" y así los representaba el Punch en sus caricaturas de la época.


Mi admirada y querida Ana Blandiana, la gran poeta rumana, un símbolo nacional, consiguió por medio de su arte literario que todos sus lectores inteligentes identificaran a Ceacescu con un gato, Arpagic. Blandiana camufló su crítica al régimen comunista en los poemas infantiles del gato "Cebollino", algo que hizo la delicias de los niños —a quienes iban dirigido—, de los adultos —que comprendieron su significado— y provocó la irritación de los poderosos del momento, que se vieron reflejados en aquel personaje ridículo y pretencioso. También supuso disgustos para la autora, claro.

Son muchas las voces que advierten de la "al-Sisi-manía" y la detención del granjero es una manifestación más, esta vez de exceso de celo por parte de sus admiradores que ven en la humorada una grave amenaza. ¡Ojalá todo se quedara en poner a un burro con gorra "al-Sisi! o a un camello "Morsi", por ejemplo, y dedicarse a dar paseos por las calles dándoles con la vara!
En nombre de los burros de fibra de vidrio, de los burros dialogantes y humildes, de los que forman la caravana que recorre el mundo buscando paz y acuerdos, no hagamos mucho caso a ese otro de nombre ilustre y gorra militar que recorre el pueblo de arriba abajo y de abajo arriba. Egipto necesita reformar muchas cosas, pero no su sentido del humor.
Cuando uno se toma demasiado en serio las bromas, está perdido. ¡Señores, seamos serios: riámonos!



* "From Cairo to London: 25 life-size painted donkeys arrive at St Paul's from Egypt" artdaily.org http://artdaily.com/news/64700/From-Cairo-to-London--25-life-size-painted-donkeys-arrive-at-St-Paul-s-from-Egypt#.Uj9B9Ib13uZ

** "Egypt farmer held for naming donkey after top general" Al Arabiya 21/09/2013 http://english.alarabiya.net/en/variety/2013/09/21/Egypt-farmer-held-for-naming-donkey-after-top-general.html






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.